Situación del acoso laboral en el sector de la sanidad

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 12–Diciembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 12: 314

Autor principal (primer firmante): Luis Miguel Riestra Fernández

Fecha recepción: 22/11/2023

Fecha aceptación: 19/12/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(12): 314

Autor: Luis Miguel Riestra Fernández – Logopeda – Celador

Introducción

En los últimos años, se han intentado mejorar las condiciones y derechos de los trabajadores/as en general y actualmente tras muchas medidas y estudios sobre el tema, es un buen momento para realizar una “radiografía” de la situación del acoso laboral en España, más concretamente en el sector de la sanidad.

Definiremos qué entendemos por acoso laboral y mediante la recogida de información de diversas fuentes, exploraremos cómo se encuentra nuestra sanidad en juicio de expertos y experiencia del personal que trabaja en este sector.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Desarrollo

En los centros médicos desde hace años, se poseen protocolos propios y planes específicos basados en la comunicación y la prevención, con vistas a mejorar el clima laboral y así evitar las situaciones de acoso. Los departamentos de Recursos Humanos comentan que herramientas como la mediación y la intervención, son claves para solucionar un caso de acoso laboral.

Algunos sindicatos sanitarios del sector solicitan la creación de un comité de seguridad para estudiar diversos efectos negativos (como la falta de descanso sobre la salud de los trabajadores entre otros), considerando un posible acoso laboral reiterado por parte de sus superiores tales efectos, en especial hacia el personal eventual.

Podemos entender el término acoso laboral en el sector de la salud, como aquellas prácticas o conductas persistentes y demostrables que buscan la desmotivación en el trabajo, el miedo, la angustia o incluso inducir a la renuncia del trabajador/a. El acoso laboral puede ser ejercido tanto como por un jefe inmediato, un compañero de trabajo, un subalterno o un superior jerárquico independientemente del cargo que desempeñe.

Es importante identificar las conductas que pueden ser consideradas acoso laboral y son:

  • Agresiones físicas
  • Comentarios hostiles y humillantes de descalificación profesional y/o personal
  • Amenazas de despido injustificadas
  • Burlas sobre la apariencia física y/o la forma de vestir
  • Imposición de deberes ostensiblemente extraños a las obligaciones laborales
  • Exigencia de trabajar en horarios excesivos respecto a la jornada laboral contratada o legalmente establecida
  • Cambios sorpresivos del turno laboral o del lugar de trabajo sin ningún fundamento objetivo en las necesidades de la empresa
  • Negativa a suministrar materiales e información absolutamente indispensables para el cumplimiento de la labor, entre otras acciones.

Para enfrentar el acoso laboral, el aspecto probatorio de los hechos (recordamos que muchos de ellos están en la ley y pueden ser hechos delictivos), es fundamental y se debe conseguir cualquier tipo de documentación o prueba que puedan sustentar los hechos que se intentan reclamar o denunciar. Un ejemplo de ello pueden ser los correos electrónicos, tener testigos o los cuadros de turnos.

Finalmente, el objetivo a lograr es una orientación que garantice el trabajo en condiciones dignas y justas, en donde las entidades tienen la obligación de tomar medidas preventivas, correctivas y/o sancionatorias necesarias, con el fin de que estas conductas no se presenten o persistan en el tiempo.

En la comunicación de una supuesta situación de acoso laboral, los Recursos Humanos deben comprobar los hechos y en caso de confirmar una situación no deseada o no permitida por el reglamento o la ley, se deberán tomar las acciones disciplinarias necesarias para reclamar responsabilidades. Sin embargo, existen sanitarios que afirman que pese haber denunciado la situación y activar el protocolo ante situaciones de acoso laboral, no se ha obtenido la respuesta adecuada.

publica-articulo-revista-ocronos

Una queja común entre los trabajadores es que la administración no ve forma de sancionar a los causantes de los hechos si son de la parte alta de la cadena de mando, y muchas veces lo que se logra es vaciar el servicio, es decir, que al poco tiempo se marchen o se despidan a todos esos trabajadores. La conclusión que tienen es de quedar todos fuera menos los denunciados.

Conclusiones

Sobre las relaciones laborales dentro del campo de la sanidad, tanto los trabajadores como los empleadores pueden verse inmersos en conductas reiteradas en el tiempo que vulneran sus derechos fundamentales, como son la libertad, la intimidad, la honra y la salud mental entre otros. Este tipo de violaciones de derechos pueden ser consideradas como constitutivas de acoso laboral conforme a la ley, y se deben denunciar y gestionar debidamente para tratar de disminuir y acabar con el acoso laboral ya no solo en la sanidad, si no en todos los sectores en general.

Bibliografía

  1. https://www.redaccionmedica.com/seccione s/derecho/cuando-denuncias-acoso-labor al-en-el-hospital-tu-pasas-a-ser-el-pr oblema–3658
  2. https://www.asistenciamed icolegal.com/single-post/c%C3%B3mo-act uar-ante-una-situaci%C3%B3n-de-acoso-l aboral-en-el-sector-salud
  3. https://www. ultimahora.es/noticias/local/2021/07/3 1/1288823/sanitarios-denuncian-casos-a coso-laboral-personal-eventual.html