Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Análisis sobre los efectos del contacto piel con piel tras el nacimiento

piel-con-piel

piel-con-piel

Autoras

María Gómez de Cos, matrona Hospital San Agustin; Elena Sánchez Huerta, matrona Hospital San Agustin; Alba Couce Pérez, matrona Hospital Arriondas; Almudena Díaz González, matrona Hospital Cabueñes; Sandra Fernández Fariña, Hospital San Agustin; Beatriz Busto López, matrona y EIR enfermería Comunitaria en Asturias; Marina Rodríguez Suárez, matrona Hospital San Agustín; María Menéndez Granda, matrona Hospital San Agustín.

¿Qué es el contacto piel con piel?

Se define como contacto piel con piel (CPP) al contacto directo de la piel del niño con la piel de su madre. Dependiendo del momento en que se produzca se habla de CPP inmediato cuando es inmediato al nacimiento y de CPP precoz, cuando tiene lugar durante la primera media hora 1.

Fisiología del contacto piel con piel (CPP)

Tras las dos primeras horas después del nacimiento, el recién nacido (RN) está inmerso en una fase llamada fase de alerta tranquila. Es un periodo sensitivo que aparece como consecuencia de la descarga de noradrenalina que se produce durante el proceso del parto.

Todos los seres vivos que acaban de nacer, necesitan de manera innata a su madre para sobrevivir tras el parto, es una necesidad fisiológica. Por lo tanto, estos seres vivos, nacen con una habilidad especial que les permite reconocer a su madre para así hacer posible esa supervivencia.

El cachorro humano, es el ser más indefenso y desprotegido de toda la naturaleza. Durante las 40 semanas de duración del embarazo, ha estado oyendo y oliendo a su madre dentro del vientre materno, lo que le lleva a ser capaz de reconocerla tras el parto.

Los niveles elevados de noradrenalina en el encéfalo del recién nacido durante el proceso de parto, facilitan a este bebé el reconocimiento de su madre tras el nacimiento y le ayudan a su proceso de adaptación en la vida extrauterina 2.

Si nada más nacer dejamos al recién nacido en decúbito prono con su madre en contacto piel con piel (CPP) con ambos cuerpos desnudos, el recién nacido permanecerá un rato inmóvil, y después, de manera gradual,

comenzará a reptar hacia el pecho de su madre realizando movimientos de flexión y extensión de sus extremidades inferiores. Comenzará a buscar el pezón seguido de su instinto innato, su olor… y pondrá en marcha los reflejos de búsqueda.

El contacto piel con piel (CPP), a través de estímulos sensoriales como el tacto, el calor y el olor, es un potente estimulante. Entre otros efectos, libera la oxitocina materna. Esta hormona, además de producir contracciones uterinas que son muy importantes tras el parto porque hacen que el útero se contraiga e involucione adecuadamente, produce un incremento de la temperatura de la piel de las mamas de la madre, lo que proporciona calor al recién nacido; también reduce la ansiedad materna y aumenta la tranquilidad y la receptividad social, así como es posible que durante las primeras horas del nacimiento estimule las conductas de crianza 3. También el contacto piel con piel (CPP) y la succión del pecho materno son estímulos vagales para que el recién nacido se recupere antes del estrés del parto (1).

El contacto estrecho entre la madre y su bebé recién nacido es la norma biológica en la especie humana 2

Durante la historia de la humanidad, esta práctica se realizó sin tener evidencia científica de sus efectos, pero si por experiencia cultural y transmisión de unas generaciones a otras.

Con el auge de la asistencia hospitalaria y el cambio de tipo de asistencia en los partos, está práctica hasta entonces utilizada de manera natural e innata como es colocar al recién nacido sobre su madre inmediatamente tras el nacimiento, cayó en desuso, dando paso a nuevas tecnologías que fomentaron la separación de madre-recién nacido tras el nacimiento. Mayor intervencionismo en los partos, incubadoras más sofisticadas, aumento del uso de leche de fórmula con la falsa creencia que era más beneficiosa para el recién nacido.

En la actualidad, y principalmente desde la última década, la publicación de nuevos estudios con fuerte evidencia científica ha hecho, que la red sanitaria de todo el mundo esté volviendo a la realización del contacto piel con piel, humanización del nacimiento, limitar en lo posible las intervenciones tras el parto… para favorecer el vínculo madre recién nacido.

Objetivo

Tipo de estudio

Para la realización de este estudio se ha efectuado una revisión bibliográfica. Las bases consultadas han sido las siguientes:

– PubMed.

– ProQuest.

– CINHAL.

– Cochrane.

Las palabras clave utilizadas han sido:

– Skin to Skin

– Kangaroo care.

– Contacto piel con Piel.

METODOLOGÍA

Duración de la lactancia materna

El efecto del contacto piel con piel y su relación con la duración de la lactancia materna, fue medido en 5 de los estudios revisados. En dos de ellos, los niños que recibieron contacto piel con piel tuvieron una duración de la lactancia entre 1.40 y 2.1 meses mayor que el grupo que no lo recibió y fueron destetados 2.10 meses más tarde.

Comportamiento neurosensorial

De los cuatro estudios que se han encontrado y que se centraban principalmente en el comportamiento neurosensorial, dos de ellos evaluaron variables similares, aunque uno de ellos su estudio se inmiscuía en recién nacido pretérminos y el otro de ellos, en recién nacido a término. Aunque los sujetos de estos estudios tenían distintas características, y cabe destacar, una característica muy significativa como es la edad gestacional, los resultados encontrados fueron similares. En ambas investigaciones los niños tuvieron un mayor tiempo de sueño tranquilo (p=0.018 – 0.016) y durmieron durante más tiempo (p=0.0044) que los niños de los grupos controles.

Regulación de la temperatura

Se encontraron cuatro estudios que midieron el efecto del contacto piel con piel en la termo- regulación. Eran estudios con recién nacidos sanos, sin ninguna patología asociada. Dos de los estudios eran en recién nacidos de pretérmino (entre la semana 34 y 37 de gestación, por lo que no se incluían a grandes pretérminos. Todas las investigaciones que estudiaron el efecto del contacto piel con piel en la regulación de la temperatura en niños sanos, concluyeron que el método permite al recién nacido regular su temperatura y mantenerla dentro de los rangos normales, y con mayor fuerza en recién nacidos de baja edad gestacional.

Interacción madre e hijo y desarrollo infantil

Dos de los estudios revisados, relacionaban los efectos del método canguro con la futura interacción afectiva madre-hijo. Uno de ellos señala que las madres que realizaban contacto piel con piel, mostraron un mayor vínculo emocional.

No se encontraron más estudios en relación a este tema, por lo que sería necesaria la realización de más estudios relacionados con este factor.

Resultados

Duración de la lactancia materna

Aumento significativo de la duración de la lactancia materna en recién nacidos con contacto piel con piel, estadísticamente más significativo a los 3 meses de su instauración.

Importante factor a estudio, ya que tanto la OMS como la AEP recomiendan con fuerte evidencia científica la lactancia, materna exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta al menos los dos años.

Comportamiento neurosensorial

Menor llanto, mayor tranquilidad, mayor sueño profundo. Regulación de la temperatura: menor tasa de hipotermia en relación a recién nacidos en cuna térmica. La oxitocina es la hormona encargada de este beneficio termo-regulador.

Aparato respiratorio

Mejora la respiración del neonato, disminuyendo los episodios de apnea. Respiración más relajada debido a los niveles hormonales.

Sistema emocional

Favorece el desarrollo del vínculo emocional entre el recién nacido y su madre.

Bibliografía

  1. M. Sánchez Luna, C.R. Pallás, F. Botet, I. Echaniz, J.R. Castro, E. Narbona, Comisión de Estándares de la Sociedad Española de neonatología. Recomendaciones para el cuidado y atención del recién nacido sano en el parto y en las primeras horas después del nacimiento. An pediatric, 71 (2009), pp. 349-361.
  2. Iniciativa para la humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia (consulado 17 febrero 2014). Disponible en http://ihan.es/
  3. Estrategia nacional de Salud Sexual y Reproductiva. Sanidad 2010. Ministerio de Sanidad y Política Social (consulado 17 febrero 2014).

Disponible en http://www.msps.es/ organizacion/sns/ plancalidadSNS /pdf/equidad/ ENSSR.pdf

Salir de la versión móvil