Efecto de la sobrecarga antes y después de la osteointegración

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 10–Octubre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº10: 103

Autor principal (primer firmante): Antonio Javier Royo Conde

Fecha recepción: 12 de septiembre, 2022

Fecha aceptación: 8 de octubre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(10) 103

Autores

  1. Antonio Javier Royo Conde. TCAE. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  2. Álvaro Aznar Marzo. Celador. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  3. Jessica Aranda Anadón. TCAE. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  4. María Jesús Muñoz Andrés. TCAE. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  5. Verónica Gaspar Duque. TCAE. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  6. Monika Antonova Taushanska. Celador. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

Resumen

La pérdida ósea debido a una carga oclusal excesiva antes o después de la osteointegraciónpuede hacer que la superficie del implante quede expuesta y poblada por microorganismos, lo que provocará una mayor pérdida ósea.

Palabras clave

publica-TFG-libro-ISBN

Osteointegración. Sobrecarga.

Objetivo

Explicar la sobrecarga oclusal y su relación con el fracaso en implantología antes y después de la osteointegración.

Introducción

La magnitud de la tensión está directamente relacionada con el esfuerzo aplicado sobre el hueso, como, por ejemplo, a través de la carga de un implante.

Discusión

En los años 90, la llamada “sobrecarga” mecánica se consideró como una de las principales razones de la pérdida ósea del peri implante y el fallo del implante. Se señaló que el traumatismo quirúrgico excesivo junto con una capacidad de curación deteriorada, carga prematura e infección son las causas más comunes de pérdidas tempranas de implantes. Por otro lado, se pensó que la infección marginal progresiva crónica (periimplantitis) y la sobrecarga junto con las características del huésped son los principales factores etiológicos de la pérdida tardía de implantes.

Carga del implante antes de la osteointegración

Es lo mismo que hablar de Carga Inmediata o Implantes Inmediatos. Justo después de la instalación del implante oral, se inicia del proceso de osteointegración, a través de la clásica cascada de cicatrización de heridas, seguido de una remodelación y una regeneración óseas combinadas. Como el tamaño del sitio de osteotomía es generalmente más pequeño que el diámetro externo del implante, algunas partes del implante están en contacto directo con el hueso huésped.

En esas áreas de contacto directo con el hueso se produce remodelación ósea. En las áreas sin contacto directo con el hueso, se produce la regeneración ósea.

La estabilidad primaria del implante es un factor importante para lograr resultados de tratamiento predecibles en protocolos de carga inmediata.

El enclavamiento implante-hueso creado por la estabilidad primaria del implante inhibe el micromovimiento perjudicial y las fuerzas de corte relacionadas en la interfaz, por un lado, y permite una transferencia eficiente de fuerzas potencialmente estimulantes a los tejidos circundantes, por otro lado.

Como la estabilidad primaria del implante depende directamente de la conexión mecánica entre implante y el hueso circundante, puede verse fuertemente influenciada por el diseño del implante, la calidad y cantidad del hueso y la técnica quirúrgica (diámetro fresado, profundidad de la preparación, golpeteo del sitio del implante). En este contexto, la preparación insuficiente del sitio del implante puede aumentar la estabilidad primaria del mismo.

Por otro lado, otros estudios han sugerido que los altos valores de los pares de inserción producen fuertes fuerzas de compresión sobre el hueso periimplantario, un entorno de tensión mecánica alterado y la posible inducción de efectos nocivos sobre la microcirculación local y las respuestas celulares óseas, que pueden conducir a la necrosis ósea, y en última instancia, a una osteointegración retardada o comprometida del implante. Por lo tanto, mientras que una alta estabilidad del implante primario bajo carga inmediata es un requisito previo para la inserción del mismo, esto está referido bajo niveles de tensiones de compresión inmediatamente después de la colocación del implante.

Carga del implante después de la osteointegración

Se define con el concepto de “carga diferida”. La carga diferida se definiría como la colocación de las prótesis sobre implantes transcurridos los períodos de osteointegración habituales, 4 meses en la zona mandibular y 6 meses en la zona maxilar; período de espera recomendado por los primeros implantólogos.

Las observaciones clínicas han alimentado la idea de que las fuerzas oclusales en los implantes orales osteointegrados pueden provocar una pérdida ósea marginal o incluso el fallo del implante. Por lo tanto, varios estudios evaluaron el efecto de la llamada sobrecarga en el comportamiento óseo periimplantario y el pronóstico del implante. Sin embargo, el término ‘’sobrecarga del implante’’ como se usa con frecuencia en la literatura, puede ser engañoso por varias razones.

  1. En primer lugar, aunque la carga del implante oclusal se puede medir al nivel de la prótesis o pilar, no está claro cuáles son las tensiones y tensiones resultantes al nivel de la interfaz hueso-implante. Por lo tanto, mientras las tensiones y deformaciones no puedan medirse en la interfaz en sí, el impacto de una cierta carga oclusal en la interfaz sigue siendo incierto.
  2. En segundo lugar, incluso si se considera la magnitud de sobrecarga (> 3000 le) según lo acuñado por Frost, pasa por alto la influencia de los otros parámetros de carga (como la frecuencia de carga, la duración, etc.) que se sabe que afectan el peri implante comportamiento óseo y pronóstico del implante.

Explicación: los mecanostatos de Frost sólo tiene en cuenta la magnitud de la carga y este parámetro no es suficiente para explicar la sobrecarga oclusal del implante.

Se han realizado estudios sobre el efecto de las fuerzas de mordida y el bruxismo, pero todos estos estudios clínicos no pudieron evidenciar ni refutar una relación de causa y efecto entre la pérdida ósea y la llamada sobrecarga, ya que se consideraron propensos a un alto riesgo de sesgo.

Conclusiones

Existe un consenso de que la carga mecánica afecta al tamaño y a la arquitectura del hueso antes y después de la osteointegración. La carga mecánica evoca el estrés y la tensión en el hueso, que puede ser estimulante óseo (anabólico) o negativo para el tejido óseo neto (catabólico).

Bibliografía

  1. Brizuela-velasco A, Pérez-pevida E, Jiménez-garrudo A, Gil-mur FJ, Manero JM, Punsetfuste M, et al. Mechanical Characterisation and Biomechanical and Biological Behaviours of Ti-Zr Binary-Alloy Dental Implants. 2017;2017.
  2. Remodelación II. Mecanobiología de los huesos maxilares. II. Remodelación ósea. :177– 86.