Determinación de la ecogenicidad, tamaño y relación corticomedular renal, mediante ultrasonido en modo B, en los pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal del Servicio de Nefrología del Hospital Eugenio Espejo, mayo-agosto 2016

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 6–Junio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº6: 60

Autor principal (primer firmante): Dennis Gabriela Chamba Cuenca

Fecha recepción: 14 de Mayo, 2021

Fecha aceptación: 8 de Junio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(6): 60

To determine the echogenicity, size and renal corticomedullary relationship by means of B-mode ultrasound in patients with a diagnosis of kidney failure pertaining to the Nephrology Department of Hospital Eugenio Espejo during the period May-August 2016.

Autores:

  • Dennis Gabriela Chamba Cuenca (1)
  • Erika Johanna Bonifaz Manzano (2)
  • Patricio Ricardo Quishpe Donoso (3)
  1. Médico Especialista en Imagenología, Universidad Central del Ecuador.
  2. Médico Especialista en Imagenología, Universidad Central del Ecuador.
  3. Médico Especialista en Imagenología, Docente de la Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central del Ecuador.

Resumen

Determinar la ecogenicidad, tamaño y relación corticomedular renal, mediante ultrasonido en modo B, en los pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal del servicio de nefrología del hospital Eugenio Espejo, mayo-agosto 2016.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Estudio prospectivo de tipo descriptivo de secuencia transversal, en el cual se evaluaron 184 pacientes con diagnóstico de enfermedad renal aguda y crónica, en quienes se realizó un estudio ecográfico renal, evaluándose tres parámetros morfológicos: el primero, la ecogenicidad cortical en comparación con la ecogenicidad del bazo e hígado; segundo, el tamaño en base al volumen y longitud renal, y tercero la relación corticomedular, estos hallazgos fueron analizados de forma independiente en función al tipo y grados de insuficiencia renal.

Del total de pacientes evaluados, el 92% presentaron insuficiencia renal crónica, de los cuales el 59% se encontraban en los estadios 5 y 5D, presentando una mayor taza de disminución del tamaño renal en función al volumen, en estos subgrupos.

El incremento de la ecogenicidad cortical se observó en un 43% de los pacientes con insuficiencia renal crónica y en un 14% de la aguda.

En el 69% de los pacientes evaluados se pudo obtener los valores necesarios para establecer la relación corticomedular, de los cuales un 19% presento alteración de la misma, en el 31% restante no se pudo obtener ya que no existía una clara diferenciación corteza-medula.

Existen cambios morfológicos específicos en el curso de la insuficiencia renal en asociación al tiempo de evolución y grados.

Palabras clave: INSUFICIENCIA RENAL, ECOGENICIDAD RENAL, RELACIÓN CORTICOMEDULAR, DIFERENCIACIÓN CORTICOMEDULAR, TAMAÑO RENAL.

Abstract

publica-articulo-revista-ocronos

To determine the echogenicity, size and renal corticomedullary relationship by means of B-mode ultrasound in patients with a diagnosis of kidney failure pertaining to the Nephrology Department of Hospital Eugenio Espejo during the period May-August 2016.

This is a prospective-descriptive study of cross sequence in which 184 patients were diagnosed with acute and chronic kidney disease. These patients underwent a renal ultrasound study where three morphological parameters were evaluated: first, the corticalechogenicity compared to the echogenicity of the spleen and liver; second, size based on the volume and length of the kidney; and third,the corticomedullary relationship. These findings were analyzed separately based on the type and degree of renal failure.

From the total of evaluated patients, the 92% had chronic renal failure, from whom the 59% were in the tages 5 and 5-D, presenting a higher rate of decrease in kidney size based on the volume.

The increase of the cortical echogenicity was observed in a 43% of the patients that had chronic kidney failure, and in a 14% of the patients with acute kidney failure.

In the 69% of the evaluated patients, the necessary values to establish the corticomedullary relationship could be obtained, from whom a 19% presented an alteration; whereas in the remaining 31% of the patients, these values could not be obtained since there was no clear differentiation between the cortex and the marrow.

There are specific morphological changes in the course of renal failure associated with the degree and time of evolution.

Keywords: KIDNEY FAILURE, RENAL ECHOGENICITY, CORTICOMEDULLARY RELATIONSHIP, CORTICOMEDULLARY DIFFERENTIATION, KIDNEY SIZE.

Introducción

La ecografía en modo B es el método de elección en la evaluación inicial del paciente con enfermedad renal, en embarazadas y en pacientes críticos que no pueden ser movilizados. Además, el estudio de la anatomía renal con la ecografía nos permite conocer tamaño, localización, número, diferenciación corticomedular y ecogenicidad. En la actualidad los avances en la resolución espacial ultrasonográfica han permitido que este sea el primer método para evaluación anatómica renal.

Se realizó una revisión de la literatura que era relevante para los puntos de investigación, con lo que se pudo determinar que existen diferencias en la ecoestructura renal de los pacientes con diagnóstico de patología renal aguda y crónica. Cambios estructurales que según la evolución de la enfermedad tendrán diferentes manifestaciones ecográficas, lo que constituye un aspecto fundamental en el establecimiento de un diagnóstico definitivo y en la toma de decisiones sobre el manejo y su pronóstico.

No se cuenta en Ecuador con estudios sobre los cambios sonográficos que se dan cronológicamente en los riñones durante el transcurso o progresión de la enfermedad renal.

El presente estudio prospectivo, descriptivo, transversal, tiene como objetivo principal determinar la exactitud diagnóstica de la ecografía en escala de grises para detectar los cambios morfológicos renales con el fin de materializar el hecho de que la ecografía aporta buena información diagnóstica en la evaluación de los pacientes con insuficiencia renal.

El trabajo se llevará a cabo en el Hospital de Especialidades Eugenio Espejo, ubicado en la ciudad de Quito, uno de los lugares con donde se dispone de un importante grupo de pacientes renales.

Mediante pruebas estadísticas se establecerá la correlación entre el tipo de insuficiencia renal y los cambios morfológicos renales.

Los resultados serán ingresados en una base de datos de Microsoft Excel creada exclusivamente para desarrollo del presente trabajo (por parte de las autoras) para el análisis estadístico posteriormente se analizarán las conclusiones y recomendaciones en función de los objetivos planteados y las hipótesis propuestas.

Materiales y métodos

Diseño de la investigación

Estudio transversal, que determina la ecogenicidad, tamaño y relación corticomedular renal, mediante ultrasonido en modo B, en los pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal del servicio de Nefrología del Hospital Eugenio Espejo, mayo-agosto 2016

Población y muestra

El universo hace referencia a los pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal.

El marco muestral de tipo probabilístico, constituirán todos los pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal aguda o crónica que acudan a realizarse el estudio ecográfico renal, referidos del servicio de nefrología por consulta externa y hospitalización del Hospital Eugenio Espejo – Quito en el periodo mayo – agosto del 2016.

Criterios de inclusión

  • Pacientes con diagnóstico de Insuficiencia renal sea aguda o crónica, en cualquiera de sus estadios.
  • Pacientes referidos del Servicio Nefrología del Hospital de especialidades Eugenio Espejo.
  • Aceptación a participar en la investigación.

Criterios de exclusión

  • Negación a participar en la investigación.
  • Pacientes de difícil movilización al servicio de imagen para la realización del ultrasonido renal.
  • Estudios con limitación técnica, en los cuales no se puede visualizar de forma clara la morfología renal.

Instrumentos

Para el presente trabajo se elaboró un formulario de recolección de datos, el mismo que contiene los siguientes parámetros.

  1. Identificación del paciente
  2. Clínica de paciente
  3. Aspectos radiológicos (ecográficos)

Seguimiento

Una vez obtenidos los permisos institucionales, enviamos una carta de solicitud de colaboración y aval institucional al Departamento de Docencia del Hospital Eugenio Espejo. Posteriormente, se procedió a recopilar la información radiológica (ecográfica) correspondientes al periodo establecido para en forma individualizada obtener los datos previamente estandarizados, se procedió a trascribir los datos obtenidos en una base de Excel 2010.

Aspectos éticos

Siendo el presente, un trabajo de tipo prospectivo, transversal, se solicitó los permisos respetivos a las autoridades de la Institución (Hospital Eugenio Espejo), con el compromiso de entregar los resultados al hospital participante de forma escrita, manteniendo en todo momento la confidencialidad de cada paciente. Para hacerlo de mejor manera se sistematizó la toma de medidas radiológicas y se coordinó con cada servicio para evitar desórdenes.

Resultados

Pacientes de estudio en relación al servicio de referencia

Tabla 2. Cantidad de pacientes del estudio de acuerdo al servicio de referencia

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Durante la realización del presente estudio se realizaron ecografías renales a un total de 184 pacientes, de los cuales 38 pacientes fueron referidos desde el servicio de consulta externa de nefrología (21%) y 146 pacientes referidos desde hospitalización (79%). Nuestro mayor grupo de estudio corresponde a los pacientes hospitalizados del servicio de nefrología.

Gráfico 2. Porcentaje de pacientes del estudio de acuerdo al servicio de referencia

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 3. Cantidad de pacientes del estudio de acuerdo a su género

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

De los pacientes analizados se observó un predominio de población femenina con diagnóstico de insuficiencia renal mismo que alcanza un 56% (que corresponden a 103 pacientes) en comparación con un 44% de población masculina (81 pacientes).

Gráfico 3. Cantidad de pacientes del estudio de acuerdo a su género

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Gráfico 4. Porcentaje de pacientes de acuerdo a su lugar de residencia

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

La mayor cantidad de pacientes atendidos, corresponden a pacientes residentes en la provincia de Pichincha alcanzando un 55% del total, seguido del grupo poblacional de la provincia de Imbabura con un 8%, y al ser en Hospital Eugenio Espejo una casa de salud de tercer nivel se observa gran cantidad de pacientes que son referidos del resto del territorio nacional, que corresponden 37%.

Tabla 4. Cantidad de pacientes de acuerdo a su grupo etario

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

El mayor grupo etario que es atendido y hospitalizado por problemas de insuficiencia renal corresponde al comprendido entre los 40 a 64 años de edad incluido como grupo de población adulta, mismos que alcanzan un 43% del total de pacientes con 80 pacientes, seguido de la población del adulto joven que alcanza un 28% con 51 pacientes, el tercer grupo lo comprende el adulto mayor con un 25% con 46 pacientes, los adolescentes en su segunda etapa también formaron parte de la población estudiada representado un 4% con 7 pacientes.

Gráfico 5. Porcentaje de pacientes de acuerdo a su grupo etario

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

Tabla 5. Cantidad de pacientes de acuerdo a su nacionalidad

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

El mayor grupo poblacional como era de esperarse correspondía a ciudadanos ecuatorianos, mismos que corresponde al 99% del grupo de estudio, al ser un hospital de servicio público también se contó con la presencia de 2 ciudadanos extranjeros.

Gráfico 6. Porcentaje de pacientes de acuerdo a su nacionalidad

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

Tabla 6. Cantidad de pacientes de acuerdo al tipo de insuficiencia renal

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

De acuerdo al análisis estadístico, el mayor grupo de pacientes con insuficiencia renal corresponde a los que presentan un cuadro de evolución crónica, mismos que alcanzan el 91% del total del grupo de estudio y que corresponden a la cantidad de 168 pacientes, en segundo lugar ocupan con un 8% del total los pacientes con insuficiencia renal aguda, con un total de 14 pacientes y en último lugar los pacientes de etiología crónica con reagudización de su cuadro de insuficiencia con el 1% del total.

Gráfico 8. Porcentaje de pacientes de acuerdo al tipo de insuficiencia renal

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 7. Cantidad de pacientes de acuerdo al tipo de insuficiencia renal dos grupos

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

De forma global si se toma en cuenta la insuficiencia renal crónica reagudizada como parte del espectro de la insuficiencia renal crónica, esta corresponde al 92% del total del grupo de estudio, mientras que la insuficiencia renal aguda alcanzo un porcentaje poblacional del 8%.

Gráfico 9. Porcentaje de pacientes de acuerdo al tipo de insuficiencia renal dos grupos

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

Tabla 8. Cantidad de pacientes de acuerdo al tipo de insuficiencia renal

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

La gradación de la insuficiencia renal de acuerdo a criterios clínicos y de laboratorio nos revela que la mayor parte de los pacientes estudiados corresponden al grupo de pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal grado 5D que están en unidad de diálisis, alcanzando un 35% del total (65 pacientes), seguidos de los pacientes con insuficiencia renal grado 5 que aún no inician diálisis con un porcentaje que llega al 20% (36 pacientes), el grado 4 alcanza un 14% (26 pacientes), el grado 3A (12 pacientes) y 3B (15 pacientes) corresponden al 7% y 8% respectivamente, el grado 2 corresponde al 7% del total , el grado 1 con el 2%. La insuficiencia renal aguda un total del 8%, con 14 pacientes.

Gráfico 8. Pacientes en función al tipo y grados de insuficiencia renal

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

Gráfico 10. Insuficiencia renal crónica en dos subgrupos.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: E. Bonifaz, D. Chamba / Autoras

De 170 pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal crónica los estadios del 1 al 4 en conjunto corresponden a un 41%, siendo los estadios 5 y 5D los que presentan una mayor taza de acuerdo a los subgrupos con un 59% del total de pacientes crónicos.

Tipo y grado de insuficiencia renal en correlación al volumen renal

Tomando en cuenta el volumen renal referencial, que va desde los 120 a 170 cc se obtuvieron los siguientes valores de acuerdo al grado de insuficiencia renal:

Tipo y grado de insuficiencia renal en correlación al volumen renal derecho

Tabla 9. Tipo y grado de insuficiencia renal en correlación al volumen renal derecho

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

(RDER) Riñón Derecho No aplica: paciente monorreno.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 10. Prueba estadística Chi-Square de tipo y grado de insuficiencia renal en correlación al volumen renal derecho

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Análisis estadístico realizado con el Chí cuadrado, demuestra que si existe diferencia significativa del tamaño renal derecho valorado en volumen en los estadios 5 y 5 D.

Gráfico 11. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal aguda.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal aguda el 43% de los mismos presenta volúmenes aumentados, un 29% con disminución de su tamaño en función al volumen, y el 21% restante de tamaño dentro de los rangos normales.

Gráfico 12. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 1

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 1 el 75% de los mismos presenta volúmenes dentro del rango de estudio, y un 25% de la población restante de estudio disminuido.

Gráfico 13. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 2.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 2 el 50% de los mismos presenta volúmenes disminuidos, un 25% presenta volúmenes normales y el 25% de la población restante de estudio presentan volúmenes aumentados.

Gráfico 14. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 3A.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3a el 50% de los mismos presenta volúmenes disminuidos, un 42% presenta volúmenes normales y el 8% de la población restante de estudio presentan volúmenes aumentados.

Gráfico 15. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 3B

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3B el 40% de los mismos presenta volúmenes normales, un 46% presenta volúmenes disminuidos, un 7% presenta volúmenes aumentados.

Gráfico 16. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 4.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

El mayor porcentaje presenta disminución de su volumen con un 77%, para la disminución del volumen y un 12% está dentro de los rangos utilizados y un 11% con un volumen aumentado.

Gráfico 17. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 5.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

La mayoría de los pacientes (75%) presenta volúmenes por debajo de los 70cc, un 17% de los mismos presentan volumen normal y un 8% del restante volumen incrementado.

Gráfico 18. Volumen renal derecho de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 5D.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

La mayoría de los pacientes (88%) presenta volúmenes por debajo de los 70cc, un 6% de los mismos presentan volumen normal y el porcentaje restante volumen incrementado.

Tipo y grado de insuficiencia renal en correlación al volumen renal izquierdo

Tabla 11. Tipo y grado de insuficiencia renal en correlación al volumen renal izquierdo

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

(RDER) Riñón Izquierdo No aplica: paciente monorreno

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 12. Prueba estadística Chi-Square de tipo y grado de insuficiencia renal en correlación al volumen renal izquierdo.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Análisis estadístico realizado con el chi cuadrado, demuestra que si existe diferencia significativa del tamaño renal izquierdo valorado en volumen en los estadios 5 y 5 D.

Gráfico 19. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal aguda.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 1 el 43% de los mismos presenta volúmenes disminuidos, y un 29% de la población aumentados y un 21% normales.

Gráfico 20. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 1.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

El total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 1 el 50% de los mismos presenta volúmenes aumentados, y un 25% de la población aumentados y un 25% normales.

Gráfico 21. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 2.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 2 el 50% de los mismos presenta volúmenes normales, un 25% presenta volúmenes disminuidos y el 25% de la población restante de estudio presentan volúmenes aumentados.

Gráfico 22. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 3A.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3A el 58% de los mismos presenta volúmenes normales, un 34% presenta volúmenes disminuidos y el 8% de la población restante de estudio presentan volúmenes aumentados.

Gráfico 23. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 3B.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3b el 47% de los mismos presenta volúmenes disminuidos, un 33% presenta volúmenes normales y el 20% de la población restante de estudio presentan volúmenes aumentados.

Gráfico 24. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 4.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 4 el 69% de los mismos presenta volúmenes disminuidos, un 23% presenta volúmenes normales y el 8% de la población restante de estudio presentan volúmenes aumentados.

Gráfico 25. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 5.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5 el 64% de los mismos presenta volúmenes disminuidos, un 22% presenta volúmenes normales y el 13% de la población restante de estudio presentan volúmenes aumentados.

Gráfico 26. Volumen renal izquierdo de acuerdo insuficiencia renal crónica grado 5D.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5D el 88% de los mismos presenta volúmenes disminuidos, un 9% presenta volúmenes aumentados y el 2% de la población restante de estudio presentan volúmenes normales.

Grado de insuficiencia renal en correlación a ecogenicidad cortical renal derecha

Tabla 13. Grado de insuficiencia renal en correlación a ecogenicidad cortical renal derecha

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 14. Prueba estadística Chi-Square de grado de insuficiencia renal en correlación a ecogenicidad cortical renal derecha

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

No se observa diferencia estadísticamente significativa entre la ecogenicidad y los grados de insuficiencia renal tras el ajuste del chi cuadrado.

Gráfico 27. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal aguda.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal aguda un 64% se presentan isoecogenicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 22%.

Gráfico 28. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal crónica grado 1

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 1, el 100% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado.

Gráfico 29. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal crónica grado 2.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 2, un 67% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 33%.

Gráfico 30. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal crónica grado 3A.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3A, un 92% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 8%.

Gráfico 31. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal crónica grado 3B.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3B, un 67% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 20%.

Gráfico 32. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal crónica grado 4.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 4, un 65% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 35%.

Gráfico 33. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal crónica grado 5.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5, un 39% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 58%.

Gráfico 34. Ecogenicidad cortical renal derecha – insuficiencia renal crónica grado 5D.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los pacientes con estadio de insuficiencia renal crónica grado 5D, presentan en un 44% riñones isoecogénicos en relación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 51%.

Grado de insuficiencia renal en correlación a la ecogenicidad cortical renal izquierda

Tabla 15. Grado de insuficiencia renal en correlación a ecogenicidad cortical renal izquierda

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 16. Prueba estadística Chi-Square de grado de insuficiencia renal en correlación a ecogenicidad cortical renal izquierda

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

No se observa diferencia estadísticamente significativa entre la ecogenicidad y los grados de insuficiencia renal tras el ajuste del chi cuadrado.

Gráfico 35. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal aguda.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los riñones de los pacientes que tenían diagnóstico de insuficiencia renal aguda, se presentan isoecogénicos en un 79% en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 7%.

Gráfico 36. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal crónica grado 1.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 1, el 100% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos.

Gráfico 37. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal crónica grado 2.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

En el estadio de insuficiencia renal crónica grado 2, los pacientes presentan en un 67% riñones isoecogénicos si los comparamos con el bazo e hígado y una relativa hiperecogenicidad en un 33%.

Gráfico 38. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal crónica grado 3A.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Si hablamos de insuficiencia renal crónica grado 3A, un 92% de los pacientes estudiados presentan riñones isoecogénicos si los comparamos con el bazo e hígado e hiperecogénicos a estos en un 8%.

Gráfico 39. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal crónica grado 3B.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3B, un 73% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 20%, así como hiperecogénico heterogéneo en un 7%.

Gráfico 40. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal crónica grado 4.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 4, un 65% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 35%.

Gráfico 41. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal crónica grado 5.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los pacientes que fueron analizados con diagnóstico de insuficiencia renal crónica grado 5, en un porcentaje del 58% presentaron riñones isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado siendo hiperecogénicos en un porcentaje 39%.

Gráfico 42. Ecogenicidad cortical renal izquierda – insuficiencia renal crónica grado 5D.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5D, un 46% se presentan isoecogénicos en correlación con el bazo e hígado e hiperecogénicos en un 49%.

Gráfico 43. Hiperecogenicidad cortical renal bilateral – insuficiencia renal aguda y crónica.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Si analizamos la ecogenicidad de forma global los pacientes insuficiencia renal crónica nos damos cuenta que un 43% presentan un incremento difuso de la misma ya sea de forma homogénea o heterogénea al compararla con el bazo y el hígado, mientras que el 55% se mantiene isoecogénico

Grado de insuficiencia renal en correlación a la relación corticomedular riñón derecho

La relación corticomedular es un índice y corresponde a la relación entre el espesor cortical y la longitud de la pirámide medular o cociente corticomedular, con un valor promedio en la literatura de 0.97 y un rango de 0.5 y 1.4, todos los valores obtenidos por encima balo los mismos fueron tomados como alteración, y los hallados dentro del intervalo como relación corticomedular preservada.

Tabla 17. Grado de insuficiencia renal en correlación a la relación corticomedular renal derecha

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 18. Prueba estadística Chi-Square de grado de insuficiencia renal en correlación a la relación corticomedular renal derecha

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

No se observa diferencia estadísticamente significativa entre la relación corticomedular y los grados de insuficiencia renal tras el ajuste del chi cuadrado.

Gráfico 44. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal aguda.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

En nuestro grupo de estudio un 72% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 7% y no aplica en un 21%, este último valor corresponde al grupo de pacientes en los cuales no existía una clara diferenciación corticomedular para obtener el cociente, en todo caso corresponde a otro espectro igual de alteración.

Gráfico 45. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal crónica grado 1.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 1, en un 100% se observa la relación corticomedular preservada.

Gráfico 46. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal crónica grado 2.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 2 en un 82% se observa la relación corticomedular preservada, y no aplica en un 17%.

Gráfico 47. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal crónica grado 3A.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3A en un 67% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 16% y no aplica en un 17%.

Gráfico 48. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal crónica grado 3B.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3B en un 80% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 7% y no aplica en un 13%.

Gráfico 49. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal crónica grado 4.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Los pacientes con insuficiencia renal crónica grado 4, mantienen una adecuada relación corticomedular alcanzando un porcentaje de un 69% y tan solo se ve alterada en un 8% y no aplica en un 23%.

Gráfico 50. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal crónica grado 5.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5 en un 53% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 11% y no aplica en un 36%.

Gráfico 51. Relación cortico medular derecha – insuficiencia renal crónica grado 5D.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5D en un 37% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 15% y no aplica en un 48%.

Grado de insuficiencia renal en correlación a la relación corticomedular riñón izquierdo

Tabla 19. Grado de insuficiencia renal en correlación a la relación corticomedular renal izquierda

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Tabla 20. Prueba estadística Chi-Square de grado de insuficiencia renal en correlación a la relación corticomedular renal izquierda

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

No se observa diferencia estadísticamente significativa entre la relación corticomedular y los grados de insuficiencia renal tras el ajuste del chi cuadrado.

Gráfico 52. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal aguda.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

De los pacientes analizados con insuficiencia renal aguda en un 64% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 29% y no aplica en un 7%, este último valor corresponde al grupo de pacientes en los cuales no existía una clara diferenciación corticomedular para obtener el cociente, en todo caso corresponde a otro espectro igual de alteración.

Gráfico 53. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal crónica grado 1.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 1, en un 100% se observa la relación corticomedular preservada.

Gráfico 54. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal crónica grado 2.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 2 en un 83% se observa la relación corticomedular preservada, y no aplica en un 17%.

Gráfico 55. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal crónica grado 3A.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3A en un 75% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 8% y no aplica en un 17%.

Gráfico 56. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal crónica grado 3B.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 3B en un 73% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 20% y no aplica en un 7%.

Gráfico 57. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal crónica grado 4.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 4 en un 62% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 19% y no aplica en un 19%.

Gráfico 58. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal crónica grado 5.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5 en un 44% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 20% y no aplica en un 36%.

Gráfico 59. Relación cortico medular izquierda – insuficiencia renal crónica grado 5D.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal crónica grado 5D en un 40% se observa la relación corticomedular preservada, alterada en un 14% y no aplica en un 46%.

Gráfico 60. Relación cortico medular – diferenciación corticomedular.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

En el 69% de los pacientes evaluados se pudo obtener los valores necesarios para establecer la relación corticomedular, mientras que en el 31% restante no se pudo obtener ya que no existía una clara diferenciación corteza-medula, que aparece con el término no aplica.

Gráfico 61. Relación cortico medular – alteración.

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

De total de pacientes evaluados en los cueles se pudo obtener los valores necesarios para establecer la relación corticomedular, el 19% presento alteración de la misma.

Hiperecogenicidad en comparación bilateral en pacientes con insuficiencia renal aguda

Gráfico 62. Hiperecogenicidad en comparación bilateral en pacientes con insuficiencia renal aguda

Ver: Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido, al final del artículo.

Fuente: Datos de la investigación

Elaboración: Los Autores

Del total de pacientes analizados con insuficiencia renal aguda un 14% presentan un incremento difuso de la ecogenicidad ya sea de forma homogénea o heterogénea en correlación con el bazo e hígado, mientras que el 72% se mantiene isoecogénico.

Discusión

El conocimiento de las principales manifestaciones ecográficas de la insuficiencia renal aguda o crónica constituye es una herramienta indispensable para sugerir al especialista la sospecha de patologías renales, proporcionando al especialista la información necesaria para tomar conductas apropiadas en relación al tratamiento y asegurar el bienestar de la paciente.

Al realizar este trabajo investigativo vemos que las cifras encontradas en bibliografía con respecto a la mayor frecuencia de paciente con problemas renales, se relacionan de manera importante, como vemos el mayor grupo etario que es atendido y hospitalizado por problemas de insuficiencia renal corresponde al comprendido entre los 40 a 64 años de edad incluido como grupo de población adulta, mismos que alcanzan un 43% del total de pacientes (un total de 80 pacientes), seguido de la población del adulto joven que alcanza un 28% (51 pacientes) probablemente debido al inicio de patologías, que las hemos descrito como morbilidades asociadas, como es el caso de la hipertensión arterial y la diabetes mellitus.

Recordando las principales manifestaciones que se producen en la atrofia y fibrosis renal el presente trabajo estuvo orientado a hacer un análisis de las mismas. Determinándose la importancia de conocer con qué frecuencia se presentan dichos cambios morfológicos, es así en el caso del incremento de la ecogenicidad esta estuvo presente en el 43% de los paciente con diagnóstico de insuficiencia renal crónica lo cual para fines diagnósticos y conociendo los antecedentes clínicos de paciente resulta ser una herramienta útil en el diagnóstico de patología renal crónica, que sumado a la evaluación del volumen renal y de la relación y diferenciación corticomedular nos pueden dar ya un diagnóstico claro, sin embargo hay que considerar como se había mencionado la historia clínica del paciente.

En el caso de incremento de la ecogenicidad cortical en los pacientes con insuficiencia renal de carácter agudo, aunque ésta está presente su frecuencia es baja tan solo de un 14% si la comparamos con la nefropatía de carácter crónico. Por lo tanto, existe mayor sensibilidad de este hallazgo ecográfico para el diagnóstico de enfermedad renal crónica que de aguda.

Tras el análisis estadístico se observó que existe una diferencia estadísticamente significativa entre el tamaño renal, expresado en volumen y los grados de insuficiencia tras el cálculo del chi cuadrado y el ajuste del mismo para los estadios 5 y 5D.

Para la ecogenicidad y relación corticomedular en relación los grados de insuficiencia renal se observó que tras el ajuste del chi cuadrado no se encontró una diferencia estadísticamente significativa.

El curso que siguen varias patologías renales nos lleva hasta un estado final en el que están incluidos la atrofia y fibrosis cortical (disminución del volumen renal y del espesor cortical ecográficamente hablando).

Si existen cambios morfológicos ultrasonográficos en cuanto a la ecogenicidad, tamaño y relación cortico medular renal, en los pacientes con diagnóstico de insuficiencia renal dependiendo del tiempo de evolución y grados.

Según nuestro estudio consideramos que el volumen y el espesor de la cortical priman sobre la ecogenicidad renal, ya que son los hallazgos que se manifestaron con mayor frecuencia por sobre la ecogenicidad, aunque esta última también esté presente pero en menor porcentaje. El presente estudio nos ha permitido identificar que a pesar que hayamos encontrado fibrosis cortical y atrofia en los pacientes insuficientes renales crónicos principalmente en los estadios 5 y 5d, no nos es útil para diagnosticar la enfermedad subyacente o causante, misma que depende de la clínica y laboratorio de paciente, incluso en algunas circunstancias del estudio histopatológico que es necesario para conocer el diagnóstico final que encamine a una decisión terapéutica más apropiada

Tomando como base bibliográfica a O’Neill vemos que resulta cierto que el aumento de ecogenicidad es menos sensible a la hora de diagnosticar ecográficamente insuficiencia renal, pues es verdad que es una determinación de carácter subjetivo (e incluso operador dependiente) que puede alterarse por artefactos y no siempre será indicador de fibrosis o esclerosis, pues también está presente en infiltrados celulares.

Por tanto, deberíamos como radiólogos ser más reservados al emitir un diagnóstico de trastorno renal irreversible basándonos meramente en el tamaño renal o en la ecogenicidad.

En ocasiones, los hallazgos de enfermedad renal crónica pueden ser unilaterales, lo que implicaría un trastorno vascular, enfermedad urológica o atresia congénita.

El rastreo ecográfico si resulta indispensable y útil en el seguimiento de la insuficiencia renal, pues como vemos si existen cambios en cada uno de los tipos y estadios de insuficiencia renal, aunque estos sean más notorios en la insuficiencia renal crónica en sus últimas etapas (5 y 5d).

Este estudio nos ha resultado extremadamente importante para identificar los pacientes con trastornos irreversibles específicamente hablando de insuficiencia renal crónica.

Los datos obtenidos en este estudio nos sirven para evitar pruebas diagnósticas adicionales costosas o invasivas en el diagnóstico de insuficiencia renal.

Las limitaciones o posibles errores que encontramos a la hora de la exploración ecográfica que el radiólogo debe tomar en cuenta es comprobar que la reducción del tamaño renal no se trate de una imagen tangencial u oblicua del riñón, puesto que varían los valores de forma significativa si no se toma en cuenta el aspecto central de cada uno de los principales ejes renales, es decir su longitud, ancho y espesor.

La valoración ecográfica renal debe incluir un rastreo adicional y comparativo con el hígado y el bazo, ya que existen posibles trastornos hepáticos o presencia de artefactos que puedan influir en la interpretación de la ecogenicidad de la corteza renal si solamente nos enfocamos en los riñones.

Algo que nos llamó la atención fue que de todos los pacientes analizados en el 99% de los pacientes no se observó esteatosis hepática, en el paciente que la presentaba correspondía a un diagnóstico de insuficiencia renal aguda, hallazgo que deberá ser objeto de análisis más profundos posteriores, puesto que en la bibliografía no se encontró dicho hallazgo.

Convendría la realización de un estudio en el que se analice la ecogenicidad hepática y esplénica en pacientes con insuficiencia renal crónica en todos sus estadios, puesto que en toda nuestra muestra ningún paciente crónico presentó incremento de la ecogenicidad del parénquima hepático y sólo uno mostró disminución de la ecogenicidad esplénica en comparación con el riñón.

Al no existir a nivel Ecuador datos previos consideramos que un valor referencial como un hallazgo común en los pacientes con nefropatía crónica es el volumen renal inferior a los 70 cc y un espesor cortical menor a los 7 mm.

Anexos – Determinación de la ecogenicidad corticomedular renal, mediante ultrasonido.pdf

Referencias bibliográficas

  1. MSP. PROGRAMA NACIONAL DE SALUD RENAL. POWER POINT. MSP; 2015.
  2. Sadler T. EMBRIOLOGÍA MÉDICA. 12th ed.: LIPPINCOT W&W; 2012.
  3. Rumak CWSCW. DIAGNOSTICO POR ECOGRAFÍA. Tercera ed. ELSEVIER, editor. Madrid: ELSEVIER; 2006.
  4. Pharmaceutical C, editor. Anatomy, structure, and embryology. In Netter FH: The CIBA Collection of Medical Ilustration; 1987.
  5. Nielsen MB: Pedersen JF ea. dimensions at sonography: Correlacion with age, sex, and habitus in 665. AJR. 1993;(160): p. 83-86.
  6. Rouviere. ANATOMÍA HUMANA.
  7. JF P, JM R, Bowerman RA ea. The inability to detect kidney disease on the basis of echogenicity. AJR. 1988;(151): p. 317-319.
  8. W. Charles O’Neill M. ecografía renal. The Curtis Center ed. Company WBS, editor. Madrid: MARBAN; 2003.
  9. W. Charles O’Neill M. Ecografía Renal. In MARBÁN SL, editor. Ecografía Renal. Madrid: W. B. Saunders Company; 2003. p. 12.
  10. Moorthy HyVP. Medición de las dimensiones renales en vivo. Moorthy, HK, ya Venugopal, P. (2011). Medición de las dimensiones renales en Revista de la Sociedad de Urología de la India. 2011; 27 (2).
  11. Emamian SyNMyPJ. Las variaciones intra e interobservador en las mediciones ecográficas del tamaño renal en voluntarios adultos: Una comparación de las mediciones lineales y volumétrica Estimates. Acta Radiológica. 1995; 36(4-6).
  12. Departamento de Nefrología HdSBL. PubMed. [Online].; 1994 [cited 2016 10 10. Available from: HYPERLINK «https://www.ncbi.nlm.nih. gov/pubmed/ 8299331» https://www.ncbi. nlm.nih.gov/ pubmed/ 8299331 .
  13. Jing Gao M. Journal of ultrasound. [Online].; 2013 [cited 2016 10 110. Available from: HYPERLINK «http://www.jultrasoundmed.org/ content/32/10/ 1769.full» http://www.jultrasoundmed.org/ content/32/ 10/1769.full
  14. Emamian SA 1 NM,PJ,YL. Sonographic evaluation of renal appearance in 665 adult. Acta Radiológicas. 1993 Sep; 34 (5).
  15. Chertow KDLGM. http://www.news-medical.net/health/Renal-Failure-Causes-(Spanish).aspx. [Online]; 2016 [cited 2016 Abril 11. Available from: HYPERLINK «http://www.mhprofessional. com/downloads/ products/007 1663398/jameson_ nephrology_ ch10_p097-112.pdf» http://www. mhprofessional. com/downloads/ products/0071663398/ jameson_nephrology_ch10_p097-112.pdf
  16. Ricci Z CDRCTRcamiakiAsrKI2, [PubMed] 74. [Online].
  17. Boffa JJ, Cartery C. Insuficiencia renal crónica o enfermedad renal crónica. ELSEVIER. 2015 Septiembre; 19(3).
  18. Alcázar R AM. Nuevas fórmulas para estimar el filtrado glomerular. Hacia una mayor precisión en el diagnóstico de la enfermedad renal crónica. Revista Nefrología. 2010 ABRIL; 30(2).
  19. G M. PUBMED. [Online]; 2006 [cited 2016 ABRIL 11. Available from: HYPERLINK «http://www.clinchem.org/ content/52/1/5.long» http://www.clinchem. org/content/52/1/5.long
  20. Guarache H, González O, Astudillo LRd. Comparación de las ecuaciones de Cockcroft-Gault y MDRD con la fórmula habitual para la estimación del filtrado glomerular en pacientes con enfermedad renal crónica procedentes del Hospital Universitario “Antonio Patricio de Alcalá”, Cumaná, estado Sucre. Scielo. 2013; 25(2).
  21. Aida V, José M. INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA Dra. Aida Venado. [Online].; 2009 [cited 2016 abril 11. Available from: HYPERLINK «http://www.facmed.unam.mx/ sms/temas/2009/02_feb_ 2k9.pdf» http://www.facmed. unam.mx/sms/temas/ 2009/02_feb_2k9.pdf
  22. PL Choyke FH,LT,ySK. Journal of ultrasound in Medicine. [Online]; 1988 [cited 2016 10 10. Available from: HYPERLINK «http://www.jultrasoundmed.org/ search?author1=S+Korec& sortspec=date&submit =Submit» http://www.jultrasoundmed. org/search?author1=S+Korec &sortspec=date& submit=Submit
  23. J L Di Fiori DREMKaPWR. American Journal of Roentgenology. [Online]; 1998 [cited 2016 10 8. Available from: HYPERLINK «http://www.ajronline.org/doi/ abs/10.2214/ajr.171.3 .9725302» http://www.ajronline.org/ doi/abs/10.2214/ajr. 171.3.9725302
  24. Carol M. Rumak SRWJWC. DIAGNOSTICO POR ECOGRAFÍA. Tercera ed. ELSEVIER, editor. Madrid: ELSEVIER; 2006.
  25. Ozmen CA DABSBASS. www.revistanefrologia.com. [Online]. Ozmen CA, D Akin, Bilek SU, Bayrak AH, Senturk S, H.: Nazaroglu ultrasonido como herramienta de diagnóstico para diferenciar aguda de la insuficiencia renal crónica. Clin Nephrol 74: 46-52, 2010 [PubMed]; 2010 [cited 2016 10 20. Available from: HYPERLINK «http://www.revistanefrologia. com/es-publicacion-nefroplus -articulo-diagnostico-diferencial-insuficiencia- renal-aguda-X1888970010000728» http://www.revistanefrologia.com/ es-publicacion-nefroplus-articulo-diagnostico -diferencial-insuficiencia- renal-aguda-X1888970010000728
  26. Ricci Z CDRC. https://www.ncbi.nlm.nih. gov/pubmed/18160961. [Online]; 2008 [cited 2016 10 20. Available from: HYPERLINK «http://www.revistanefrologia. com/es-publicacion-nefroplus-articulo-diagnostico-diferencial- insuficiencia-renal-aguda- X188897 0010000728» http://www.revistanefrologia. com/es- publicacion-nefroplus -articulo-diagnostico- diferencial-insuficiencia -renal-aguda-X1888970 010000728