Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 9–Septiembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº 9: 26

Fecha recepción: 27 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 1 de septiembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(9): 26

Palabras clave: Cirrosis hepática alcohólica, Várices esofágicas. Hemorragia gastrointestinal. Gastritis crónica antral.

Keywords:

Alcoholic liver cirrhosis Esophageal varices. Gastrointestinal hemorrhage. Antral chronic gastritis.

Introducción: La cirrosis hepática es una enfermedad crónica e irreversible del hígado que se caracteriza por la sustitución de la arquitectura normal del hígado por bandas de tejido fibroso que da como resultado una función hepática anormal como consecuencia de una lesión hepática crónica.

publica-TFG-libro-ISBN

Objetivo general: Presentación de un caso clínico de cirrosis hepática alcohólica, varices esofágicas, hemorragia gastrointestinal no especificada y gastritis intestinal crónica en paciente masculino de 58 años, que acude a consulta dolor abdominal, melenas y hematemesis.

Métodos: Revisión retrospectiva, descriptiva y transversal de una historia clínica perteneciente a un paciente de 58 años, ingresado al servicio de urgencias por presentar dolor abdominal, melenas y hematemesis, durante el periodo de junio de 2022 en el Hospital General Isidro Ayora de Loja.

Resultados: Se realizó un eco de abdomen con el que se confirmó el diagnóstico que se sospechaba por la clínica del paciente, lo que ayudó a afianzar el caso.

Conclusiones: Diagnóstico definitivo, cirrosis hepática alcohólica, varices esofágicas, gastritis crónica antral y hemorragia gastrointestinal no especificada, según la escala de Glasgow- Blatchford, el paciente se encuentra en bajo riesgo con una puntuación de 13/23 y según la escala pre-endoscópica de Rockall, el paciente se encuentra en riesgo bajo con una puntuación de 2/3. Se descartaron diagnósticos presuntivos mediante ecografía abdominal.

Gastrointestinal hemorrhage secondary to esophageal varices due to alcoholic liver cirrhosis.

Introduction: Liver cirrhosis is a chronic, irreversible disease of the liver characterized by the replacement of normal liver architecture by bands of fibrous tissue resulting in abnormal liver function because of chronic liver injury.

General Objective: Presentation of a clinical case of alcoholic liver cirrhosis, esophageal varices, unspecified gastrointestinal hemorrhage, and chronic intestinal gastritis in a 58- year-old male patient, who presented with abdominal pain, melena and hematemesis.

Methods: Retrospective, descriptive and cross-sectional review of a clinical history belonging to a 58-year-old patient, admitted to the emergency department due to abdominal pain, melena and hematemesis, during the period of June 2022 at the Isidro Ayora General Hospital in Loja.

Results: An abdominal ultrasound was performed that confirmed the suspected diagnosis based on the patient’s symptoms, which helped confirm the case.

Conclusions: Definitive diagnosis, alcoholic liver cirrhosis, esophageal varices, chronic antral gastritis and unspecified gastrointestinal hemorrhage, according to the Glasgow- Blatchford scale, the patient is at low risk with a score of 13/23 and according to the pre- endoscopic Rockall scale, the patient is at low risk with a score of 2/3. Presumptive diagnoses were ruled out by abdominal ultrasoun

Introducción

La cirrosis hepática es una enfermedad crónica e irreversible del hígado que se caracteriza por la sustitución de la arquitectura normal del hígado por bandas de tejido fibroso que da como resultado una función hepática anormal como consecuencia de una lesión hepática crónica 1; es decir, se presenta como la etapa final de diversas enfermedades hepáticas de distinto origen. La OMS define a la cirrosis hepática como un proceso difuso que se caracteriza por fibrosis y conversión de la estructura normal del hígado en una disposición nodular anormal 2.

La cirrosis hepática es un problema de salud pública. Suele presentarse asociado con enfermedades infecciosas transmisibles como hepatitis virales, consumo de alcohol, síndrome metabólico, procesos autoinmunes, enfermedades de depósito, tóxicos y medicamentos 3. La cirrosis alcohólica es el tipo más grave de un conjunto de enfermedades hepáticas y está estrechamente relacionada al consumo de alcohol. Los principios de cirrosis en este caso se producen cuando se bebe cantidades excesivas de alcohol por tiempos prolongados, contribuyendo al desarrollo de enfermedades como la enfermedad del hígado graso o hepatitis 4.

La evolución clínica de los pacientes con cirrosis avanzada se complica a menudo con una serie de secuelas importantes, independientes de la etiología de la hepatopatía subyacente. Estas complicaciones son hipertensión portal (HP), hemorragias por várices, ascitis, peritonitis bacteriana espontánea (PBE), síndrome hepatorrenal (SHR), coagulopatía, esplenomegalia y encefalopatía hepática (EP) 5.

Las varices son una respuesta a la hipertensión portal para descomprimir la vena porta y regresar la sangre a la circulación sistémica. Se forman cuando el gradiente entre la vena porta y hepática aumenta a más de 12 mmHg. Un tercio de los pacientes con varices sufren hemorragia. El riesgo de hemorragia se relaciona con las dimensiones y apariencia de las varices, así como con el grado de encefalopatía.

La hemorragia se manifiesta con hematemesis indolora, por lo regular masiva, con melena o sin ella, acompañada de taquicardia ortostática leve o hasta un choque hipovolémico grave. La endoscopia es el método de elección para confirmar el diagnóstico y es necesario practicarla de modo urgente

La gastritis crónica es la inflamación inespecífica de la mucosa gástrica, de etiología múltiple y mecanismos patogénicos diversos. La gastritis antral es un tipo de gastritis en la que las lesiones y el infiltrado los encontramos circunscritos en el antro gástrico. La colonización gástrica comienza en el antro, debido a la actividad del tipo ureasa, penetrando en el epitelio, con lo que consigue desencadenar una cascada inflamatoria. El germen más frecuentemente asociado a las gastritis crónicas antrales con úlcera duodenal es el Helicobacter pylori  7.

Objetivo general

Presentación de un caso clínico de cirrosis hepática alcohólica, varices esofágicas, hemorragia gastrointestinal no especificada y gastritis intestinal crónica en paciente masculino de 58 años de edad, que acude a consulta dolor abdominal, melenas y hematemesis.

Objetivos específicos

Establecer como diagnóstico definitivo cirrosis hepática alcohólica, varices esofágicas y gastritis crónica antral.

Determinar las acciones terapéuticas y farmacológicas para el paciente en base a la clínica y hallazgos obtenidos en los exámenes complementarios.

Precisar el pronóstico del paciente mediante la escala de Child-Pugh, Rockall pre-endoscópica, Glasgow- Blatchford y Baylor.

Métodos

Revisión retrospectiva, descriptiva y transversal de una historia clínica perteneciente a un paciente de 58 años de edad, ingresado al servicio de urgencias por presentar dolor abdominal, melenas y hematemesis, durante el periodo de junio de 2022 en el Hospital General Isidro Ayora de Loja.

Presentación del caso

Paciente masculino de 58 años de edad, con antecedentes personales de importancia alcoholismo crónico desde los 20 años, acude a emergencias por presentar desde hace aproximadamente 3 días y teniendo como causa aparente ingesta periódica de alcohol, dolor abdominal, tipo pulsátil, en hipocondrio derecho con irradiación hacia epigastrio,

de gran intensidad en escala de EVA 8/10 que no se atenúa en ninguna posición; acompañado de ictericia en escleras, escala de Kramer 1/5; hace 24 horas el cuadro se exacerba presentando hematemesis de consistencia líquida, coloración negra, por 4 ocasiones y melenas de color negro alquitrán con olor fétido y de consistencia pastosa, por 5 ocasiones. Refiere no haber ingerido ningún medicamento para atenuar los síntomas.

Figura 1. Paciente de cincuenta y ocho años de edad ingresado en el Hospital General Isidro Ayora de Loja por presentar dolor abdominal.

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

*Imagen tomada de: Hospital General Isidro Ayora, Loja, Ecuador.

Antecedentes personales patológicos

  • No refiere.

Antecedentes familiares

  • Madre: No refiere
  • Padre: No refiere

Examen físico

  • Tensión arterial (TA): 125/85 mmHg
  • Frecuencia cardiaca (FC): 100 lpm (latidos por minuto)
  • Frecuencia respiratoria (FR): 22 rpm (respiraciones por minuto)
  • Temperatura axilar: 36,2 °C
  • Saturación de oxígeno: 98%
    • Llenado capilar: <2 segundos
    • Peso: 54 kg
    • Talla: 1,68 m
    • Índice de masa corporal (IMC): 19,1 kg/m²

Examen físico regional

Tórax

No palpable Grado 0. Signo de Brudzinski: Negativo

  • Tráquea: sin desviación, tiroides: no palpable.

Paciente orientado en tiempo, espacio y persona, con razonamiento lógico, comprensión y juicio normal. Presenta un lenguaje fluido, coherente y claro, con un valor de la escala de Glasgow 15/15.

  • Pilificación: sin lesiones en el cuero cabelludo.
  • Cabeza: normocefálica, simétrica.
  • Cara: Forma redondeada, volumen proporcional al resto del cuerpo, simetría entre estructuras de ambas hemicaras con sensibilidad completa.
  • Ojos: Pupilas isocóricas, fotorreactivas, conjuntivas de coloración normal, escleras ictéricas en escala de Kramer 1/5.
  • Oídos: forma y volumen normal, conductos auditivos externos permeables.
  • Nariz: fosas nasales permeables, mucosa no congestiva, y sin desviación del tabique nasal.
  • Cavidad oral: mucosas orales húmedas.
  • Labios: simétricos.
  • Faringe y amígdala sin signos de inflamación.
  • Lengua: húmeda, frenillo lingual normal y movilidad normal.
  • Cuello: Simétrico, móvil, no se palpan adenopatías, tiroides

Inspección

  • Simétrico, elasticidad y expansibilidad conservada.

Palpación

  • No presenta dolor a la palpación superficial y profunda.

Percusión

  • Matidez en zona cardiaca. Sonoridad pulmonar conservada.

Auscultación

  • Aparato cardiovascular Ruidos cardiacos R1 y R2 rítmicos, normofonéticos y sincrónicos con pulsos distales, no se auscultan soplos.
  • Aparato respiratorio

Murmullo vesicular conservado, no ruidos sobreañadidos.

Abdomen

Inspección

  •  Simétrico, de características normales.

Auscultación

  • Ruidos hidroaéreos conservados.

Percusión

  • Timpanismo conservado. Palpación
  • Abdomen distendido, doloroso a la palpación profunda en hipogastrio derecho y epigastrio.

Maniobras: Murphy (-), McBurney (-), Psoas (-), Rovsing (-), Blumberg (-).

Onda ascítica: Negativa (-)

Región Lumbar: puño percusión negativa

Extremidades

  • Miembros superiores:
    • Tono y fuerza conservado, escala de Daniels 5/5.
  • Miembros inferiores:
    • Tono y fuerza conservado, escala de Daniels 5/5
    • Reflejo de Babinski Negativo

Evolución intrahospitalaria

02/06/2022

Día de hospitalización: paciente lúcido, orientada en tiempo, espacio y no es persona. Dolor abdominal de moderada intensidad, hematemesis por 3 ocasiones, melenas por 4 melenas y hematoquecia por 1 ocasión rojo rutilante de 125 ml.

tórax: r1-r2 rítmico normofonético sin soplos pulmones murmullo alveolar conservado sin ruidos. Abdomen distendido doloroso a la palpación generalizada, timpanismo a la percusión. Ruidos hidroaéreos (RHA) conservados. extremidades, tono y fuerza muscular conservado sin edemas.

Tensión arterial (TA): 144/87 mmHg, frecuencia cardiaca (FC): 89 lpm (latidos por minuto), Frecuencia respiratoria (FR): 19 rpm (respiraciones por minuto). SatO2: 91% FiO2: 24% Temperatura: 36.9ºC.

03/06/2022

Día de hospitalización: paciente lúcido, orientado en tiempo, espacio y en persona. Dolor abdominal de moderada intensidad, hematemesis han cesado, melenas por 1

ocasión y hematoquecia por 3 ocasión rojo rutilante de 125 ml pupilas isocóricas fotorreactivas escleras ictéricas. Glasgow 15/15. Tórax: r1-r2 rítmico normofonético sin soplos pulmones murmullo alveolar conservado sin ruidos. abdomen distendido doloroso a la palpación generalizada, timpanismo a la percusión y matidez en flancos. RHA conservados. extremidades, tono y fuerza muscular conservado sin edemas.

tensión arterial (TA): 126/78, frecuencia cardiaca (FC): 71 lpm; frecuencia respiratoria (FR) 19 rpm SatO2: 93% Fio2: 21% Temperatura: 36.9; Child Pugh 10 puntos (Clase C).

04/06/2022

Día de hospitalización: paciente lúcido, orientado en tiempo, espacio y en persona. dolor abdominal de moderada intensidad, no realiza hematemesis, melenas por 2 ocasiones, micción en 3 ocasiones. pupilas isocóricas fotorreactivas escleras ictéricas. Glasgow 15/15. Tórax: r1-r2 rítmico normofonético sin soplos pulmones murmullo alveolar conservado sin ruidos. abdomen distendido doloroso a la palpación generalizada, timpanismo a la percusión y matidez en flancos. RHA conservados. extremidades, tono y fuerza muscular conservado sin edemas.

Tensión arterial (TA): 130/75, Frecuencia cardiaca (FC): 74 lpm (latidos por minuto). Frecuencia respiratoria (FR): 19 rpm (respiraciones por minuto). SatO2: 94%

Temperatura 36.4ºC, Child Pugh 10 puntos (Clase C).

05/06/2022

DÍA DE HOSPITALIZACIÓN: Paciente

lúcido, orientado en tiempo, espacio y en persona. Dolor abdominal de leve intensidad, no realiza hematemesis, melenas por 4

ocasiones, micción en 3 ocasiones. Pupilas isocóricas fotorreactivas escleras ictéricas. Glasgow 15/15. Tórax: r1-r2 rítmico normofonético sin soplos pulmones murmullo alveolar conservado sin ruidos. abdomen distendido doloroso a la palpación generalizada, timpanismo a la percusión y matidez en flancos. RHA conservados.

extremidades, tono y fuerza muscular conservado sin edemas.

Tensión arterial (TA): 125/70, Frecuencia

cardiaca (FC): 74 lpm (latidos por minuto), Frecuencia respiratoria (FR): 19 rpm (respiraciones por minuto), SatO2: 94%. Temperatura: 36.4

Tabla 1. Biometría Hemática

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Conclusión

Se observan niveles bajos de la hemoglobina del paciente, el MCV y MCHC se encuentran elevados, y plaquetas por debajo de su rango normal (trombocitopenia), por lo cual se puede llegar a un diagnóstico de Anemia macrocítica normocrómica. En cuanto a la serie blanca, se encuentra presente una leucocitosis y neutrofilia que probablemente indica que el paciente esté atravesando un proceso infeccioso, aunque en el cultivo realizado no se observó crecimiento de bacterias.

Tabla 2. Química sanguínea

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Conclusión: Al considerar los resultados de la química sanguínea del día de la hospitalización nos indica una disminución de albúmina, elevación considerable de la bilirrubina total, bilirrubina directa e indirecta, debido la falla hepática producto de la cirrosis del paciente.

Tabla 3. Ionograma

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

CONCLUSIÓN: Se pueden evidenciar niveles por debajo del rango normal de Sodio (hiponatremia), potasio (hipocalcemia), lo cual suele presentarse en pacientes con cirrosis y ascitis.

Tabla 4. Examen Coprológico

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

El examen coprológico nos da positivo a la presencia de sangre en heces (liberación de sangre mayor a 125 ml)

Resultados

Exámenes de imagen

INFORMACIÓN CLÍNICA: Paciente con antecedente de cirrosis crónica desde los 20 años, con Glasgow 15/15

Se realizó un eco abdominal con el que se confirmó el diagnóstico que se sospechaba por la clínica del paciente.

Figura 2. Ecografía abdominal.

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Ecografía abdominal

Hígado de ecogenicidad heterogénea con infiltración adiposa, difusa y moderada, alternada con zonas hipoecoicas distribuidas por todo el parénquima hepático, además de sus bordes regulares, al momento sin masas valorables por este método de estudio.

Vesícula biliar de paredes delgadas al momento sin signos inflamatorios, se identifica también vesícula biliar contraído, volumen 3,5 cc, contenido anecoico, alitiásica.

Riñones de forma, tamaño y posición habitual. Adecuada relación cortico- medular. No se observa ectasia ni calcificaciones patológicas.

Vías biliares intra y extrahepáticas de calibre normal. Hepatocolédoco de 3,6 mm.

Diagnóstico presuntivo ecográfico: Hígado de ecogenicidad heterogénea, con bordes irregulares, podría correlacionarse con un proceso cirrótico crónico, a corroborar con clínica y antecedentes del paciente, al momento no identificación de masas por este método de estudio.

Endoscopia digestiva alta más biopsia de ligadura de varices esofágicas

Duodeno: Bulbo amplio regular. Segunda porción de aspecto normal Píloro: Central y permeable

Estómago: Distensible y contráctil. Mucosa de antro y cuerpo caracterizada por eritema leve. A la retrovisión mucosa de fondo de aspecto endoscópico normal. Cardias cerrado Lago mucoso claro en cantidad normal

Cardias: A 38 cm de la A.D

Esófago: Permeable. Línea Z a nivel del cardias. Presencia de 2 cordones varicosos sinuosos y violáceos sin signos de sangrado reciente se decide realizar ligadura de varices en número de 2.

Diagnóstico: Gastritis crónica antral, varices esofágicas grandes

Diagnóstico final

  • Cirrosis hepática alcohólica
  • Hemorragia gastrointestinal, no especificada
  • Varices esofágicas
  • Gastritis crónica antral

Tratamiento posterior al diagnóstico definitivo

  • Omeprazol 200 mg en 200 ml de solución salina 0,9% IV hora (2/3)
  • Octreotide 1200 mcg en 100 ml de solución salina 0,9% IV 4 ml hora terminar bomba y retirar
  • Acetilcisteína 300 mg IV cada 8 horas
  • Ácido ursodesoxicólico 500 mg VO cada 8 horas
  • Metadoxina 500 mg VO cada 12 horas
  • Furosemida 120 mg VO QD
  • Espironolactona
  • 300 mg VO QD
  • Sucralfato 5 ml cada 8 horas

Discusión

Paciente masculino de 58 años de edad con antecedentes personales de importancia alcoholismo crónico desde los 20 años, acude a emergencias por presentar desde hace 3 días y teniendo como causa aparente ingesta periódica de alcohol, dolor abdominal, tipo pulsátil, en hipocondrio derecho con irradiación hacia epigastrio, de gran intensidad en escala de EVA 8/10 que no se atenúa en ninguna posición; acompañado de ictericia en escleras, escala de Kramer 1/5; hace 24 horas el cuadro se exacerba presentando hematemesis por 4 ocasiones y melenas, por 5 ocasiones.

Refiere no haber ingerido ningún medicamento para atenuar los síntomas. Razón por la cual se consideró los siguientes diagnósticos diferenciales:

  • Úlcera gástrica: se consideró esta enfermedad por el dolor abdominal, distensión abdominal, náuseas, hematemesis y

melenas, pero, se la descarta debido a que se realizó una endoscopia en la que no se evidenció úlceras activas redondeadas con base blanquecina compuesta por fibrina, detritus, bordes eritematosos o sobre elevados.

  • Coledocolitiasis: Se sospechó de esta patología por el dolor abdominal, náuseas, melenas sin embargo se la descarta, debido a que se realizó una ecografía abdominal en la que no se evidenció cálculos pigmentarios en los conductos biliares.
  • Síndrome de Budd Chiari: Se sospechó de esta enfermedad por el cuadro del paciente, principalmente por el dolor abdominal, ictericia y náuseas, se descarta este diagnóstico debido a que en la ecografía abdominal no se evidenció trombosis parcial o completa de las venas suprahepáticas.

Así, en conjunto con la anamnesis y los exámenes de laboratorio se determinó como diagnósticos finales: cirrosis hepática alcohólica, hemorragia gastrointestinal no especificada, varices esofágicas y gastritis crónica antral.

–        Cirrosis hepática alcohólica: Es una enfermedad crónica difusa e irreversible del hígado, caracterizada por la presencia de fibrosis y por la formación de nódulos de regeneración, que conducen a una alteración de la arquitectura vascular. 10 La cirrosis alcohólica se observa fundamentalmente en pacientes con un consumo excesivo y prolongado de alcohol. 10

Es habitual que la cirrosis curse con un período asintomático u oligosintomático, cuya duración es variable y suele conocerse como fase compensada de la enfermedad. Los síntomas mencionados a continuación se presentan en una fase en la que puede existir hipertensión portal y varices esofágicas. 10 (Tabla 5)

Tabla 5. Síntomas de Cirrosis alcohólica 10

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Actualmente la cirrosis hepática puede diagnosticarse atendiendo a una serie de hallazgos clínicos, resultados analíticos y ecográficos. No obstante, el diagnóstico de certeza pasa por el examen histológico del hígado previa biopsia. 10

Tabla 6. Pruebas complementarias para diagnóstico de Cirrosis hepática 10

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Al paciente del presente caso, se le realizó una ecografía abdominal, pruebas hematológicas y pruebas bioquímicas,

con las que se determinó el diagnóstico de cirrosis hepática alcohólica.

La posibilidad de efectuar una terapia específica sobre la etiología de la cirrosis es limitada, ya que es relativamente frecuente que la enfermedad se diagnostique cuando ya está avanzada. Es importante que el paciente abandone el consumo de alcohol, la terapia definitiva de la cirrosis es el trasplante de hígado. 10

Para la valoración del paciente con cirrosis existe la puntuación de Child- Pugh.

Tabla 7. Puntuación de Child-Pug 2

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Tabla 7.1 Clasificación según puntaje de Child-Pug2

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Según la puntuación de Child-pg el paciente presenta una calificación de 10 puntos, lo que significa que el paciente tiene un 45% de probabilidades de sobrevivir a 1 año y un 35% de sobrevivir a los 2 años, por lo que es un mal pronóstico.

Hemorragia gastrointestinal no especificada: Es una hemorragia que se origina en cualquier segmento del tubo digestivo, primaria o secundaria a una enfermedad general.

La hemorragia digestiva alta se define como cualquier hemorragia del tubo digestivo que se origine proximal al ligamento de Treitz. presenta los siguientes síntomas, detallados en la tabla 11. (Tabla 8)

Tabla 8. Síntomas de hemorragia digestiva alta 11

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

En el caso del paciente, presentó hematemesis, melena y malestar general.

La endoscopía digestiva alta es el pilar fundamental del diagnóstico y tratamiento. 12

Al paciente del presente caso, se le realizó una endoscopia digestiva alta con la que se diagnosticó la hemorragia digestiva alta.

El tratamiento para la hemorragia digestiva consiste en reanimación inicial, transfusiones, reversión de anticoagulación, endoscopía digestiva alta, inhibidores de bomba de protones,

análogos de somatostatina, ácido tranexámico. 12

La clasificación de la hemorragia digestiva alta se realiza con la escala pre- endoscópica de Rockall 8. (Tabla 9)

Tabla 9. Escala de Rockall pre-endoscópica 8

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Según la escala pre-endoscópica de Rockall, el paciente se encuentra en riesgo bajo con una puntuación de ⅔, lo que significa que el paciente se encuentra en bajo riesgo mortalidad pre- endoscopía

Otra clasificación de la hemorragia digestiva alta es la escala de Glasgow- Blatchford. 9 (TABLA 10)

Según la escala de Glasgow- Blatchford, el paciente se encuentra en bajo riesgo de necesidad de intervención con una puntuación de 13/23.

La hemorragia que presenta el paciente, como es común, se ha dado debido a la presencia de varices esofágicas.

Tabla 10. Escala de Glasgow-Blatchford  9

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Varices esofágicas: Son venas anormalmente dilatadas que se encuentran en la parte final del esófago, por las que circula parte de la sangre que en condiciones normales debería pasar a través del hígado. Su dilatación es consecuencia de la dificultad que el hígado enfermo ofrece al paso de la sangre.

Esta patología tiene un mal pronóstico, esto se debe a que usualmente cuando se presenta un episodio de hemorragia, tienen muchas más probabilidades de volver a sufrir otro episodio, además, es importante tener en cuenta que 1 de cada

3 recaídas de hemorragias por varices esofágicas son mortales. 13

Los síntomas que se suelen presentar en las varices esofágicas son:

Tabla 11. Síntomas de las varices esofágicas 13

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

Las pruebas que se realizan para poder diagnosticar varices esofágicas son 14:

  • Endoscopía digestiva
  • Tomografía computarizada
  • Ecografía

alternativas, las mismas que serán apreciadas a continuación 15 (Tabla 12)

Tabla 12. Tratamiento para las varices esofágicas.

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

En el caso del paciente se optó por realizar la ligadura de varices y se dejó el medicamento Octreotide.

La Gastritis crónica antral, es la inflamación de la mucosa gástrica en el antro gástrico, de evolución progresiva y larga, con una etiología múltiple.

Por lo general las gastritis no presentan síntomas en un inicio, sin embargo, a medida que avanza la enfermedad van apareciendo, sin embargo, a continuación, se colocan los síntomas más frecuentes 16 (Tabla 13)

Al paciente del presente caso se le realiza una endoscopía digestiva en donde se logra obtener como resultado: Varices esofágicas grandes y Gastritis crónica antral.

El tratamiento que se administra para las várices esofágicas consiste en el control de la hemorragia, dentro de esto hay dos

Tabla 13. Síntomas de las varices esofágicas 2

Ver: Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso, al final del artículo

De estos síntomas, el paciente sólo presentaba náuseas y anemia. Al igual que las várices esofágicas, la gastritis se

debe diagnosticar mediante una endoscopía digestiva alta, pese a esto, el diagnóstico fiable es el estudio histológico de la biopsia obtenida por endoscopia, que en este caso no se realizó.

El tratamiento que se debe utilizar son los inhibidores de la bomba de protones y antiácidos 16, en el caso del paciente se decidió administrar Omeprazol en una cantidad de 200 mg/200 ml de solución salina 0,9% IV.

Conclusiones

  •            Mediante la ecografía abdominal y los antecedentes se estableció el diagnóstico de cirrosis hepática alcohólica; y mediante la endoscopia se diagnosticó varices esofágicas y gastritis antral crónica.
  •          Se trató al paciente con diuréticos para la cirrosis hepática, inhibidores de protones para la gastritis y octreotide para las varices esofágicas-
  •         Se estableció una calificación de 10 puntos en escala Child-Pugh, lo que significa que el paciente tiene un 45% de probabilidades de sobrevivir a 1 año y un 35% de sobrevivir a los 2 años.

Conflicto de intereses: En el actual reporte de un caso clínico de un paciente con cirrosis hepática alcohólica, varices esofágicas y gastritis crónica, razón por la cual los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos: Al personal médico del Hospital General Isidro Ayora de Loja por permitirnos la revisión del caso clínico detallado.

Anexos – Paciente masculino de 58 años de edad refiere dolor abdominal, melenas y hematemesis. A propósito de un caso.pdf

Bibliografía

  1. Societat Catalana de Digestología. (2019). CIRROSIS HEPÁTICA. 1–3.
  2. Anthony PP, Ishak KG, Nayak NC, et al. The morphology of cirrhosis: definition, nomenclature, and classification. Bull World Health Organ 1977; 55: 521-40
  3. Bolaños, P. (2009). Epidemiología, pruebas hepáticas, complicaciones y tiempo de sobrevida en cirrosis hepática hospital Vicente Corral Moscoso, Cuenca– Ecuador, Julio 2008-junio 2009. Universidad de Cuenca. Recuperado de
  4. BUPA. (2019). Cirrosis alcohólica: síntomas y tratamiento – Bupa. bupasalud.
  5. Rodríguez, A., Said, H., & Trinidad, J. (2017). Etiología y complicaciones de la cirrosis hepática en el Hospital Juárez de México. Rev Hosp Jua Mex, 75(4), 257–263.
  6. Comar KM, Sanyal AJ. Portal hypertensive bleeding. Gastroenterol, Clin North Am, 2003;32:1079–105.
  7. Prieto, C. (2020). Gastritis crónica. CLÍNICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA.
  8. Infante Velázquez, M., Guisado Reyes, Y., Rodríguez Álvarez, D., Ramos Contreras, J., Angulo Pérez, O., & Domínguez Olabarría, R. (2014). Utilidad de la escala clínica de Rockall en la hemorragia digestiva alta no varicosa. Revista Cubana de Cirugía, 53(3). Recuperado de
  9. Recio-Ramírez, José Manuel, Sánchez-Sánchez, María del Pilar, Peña-Ojeda, José Antonio, Fernández-Romero, Enrique, Aguilera-Peña, Manuel, del-Campo- Molina, Emilio, & Zambrana-García, José Luis. (2015). Capacidad predictiva de la escala de Glasgow- Blatchford para la estratificación del riesgo de la hemorragia digestiva alta en un servicio de urgencias. Revista Española de Enfermedades Digestivas, 107(5), 262-267.
  10. Gómez Ayala A. (2012). Cirrosis Hepática Actualización. Farmacia profesional, 26(4), 45,51.
  11. Alonso Aguirre, Pedro. (2014). Hemorragia digestiva alta no varicosa. Revista Española de Enfermedades Digestivas, 106(1), 63
  12. Chuecas J., Torres T., Cabezas G., Lara B., (2019). Hemorragia digestiva alta. Revista de Ciencias Médicas ARS MEDICA, 44(3), 24,34.
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.