Tumor del estroma gastrointestinal (GIST), revisión bibliográfica

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 12–Diciembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 12: 134

Autor principal (primer firmante): Grecia Pavlova Salazar Gutiérrez

Fecha recepción: 12/11/2023

Fecha aceptación: 08/12/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(12): 134

https://doi.org/10.58842/AEJW6766

Autores:

Salazar Gutiérrez Grecia Pavlova 1, Ibáñez Cruz Edgar Alejandro 2

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Categoría profesional:

1. Médica residente de Cirugía Digestiva y Endocrina de la Unidad Médica de Alta Especialidad no. 25 Monterrey, Nuevo León, México.

2. Médico residente de Cirugía Digestiva y Endocrina de la Unidad Médica de Alta Especialidad no. 25 Monterrey, Nuevo León, México.

Resumen

Los tumores del estroma gastrointestinal son los tumores mesenquimales más frecuentes del tracto gastrointestinal, siendo la localización más frecuente en el estómago. Se caracterizan por la expresión de KIT (tirocinasa). El propósito del siguiente artículo es la revisión de la patología, incidencia, diagnóstico y tratamiento.

Palabras clave: GIST, estroma, gastrointestinal, KIT

Fisiopatología e incidencia

El tumor del estroma gastrointestinal (GIST) es un tipo de tumor perteneciente a la familia de los sarcomas de tejidos blandos, que afecta al tejido conectivo del tubo digestivo y estructuras aledañas, pudiendo surgir en cualquier punto desde el estómago hasta el ano, apareciendo cuando las células nerviosas del tejido, también llamadas células intersticiales de Cajal, se transforman en cancerosas. Las células son parte del sistema nervioso autónomo, encargadas de mandar señales al aparato digestivo para ayudar al movimiento de los alimentos. (1-3).

En cuanto a su fisiopatología, se ha visto que más del 90% de los pacientes que padecen de esta enfermedad, están relacionados con la mutación en el gen del receptor KIT, que está implicado en la regulación de la proliferación de las células intersticiales de Cajal, provocando que la célula se transforme en maligna, provocando proliferación incontrolada. (1, 4-6).

publica-articulo-revista-ocronos

La incidencia estimada es de 457 casos al año, 1.11 casos por cada 100,000 habitantes al año, creyéndose que representa entre un 1 a 3% de todos los tumores malignos gastrointestinales; aunque dependiendo también su ubicación, puede aumentar, como por ejemplo en el intestino delgado puede suponer hasta un 20% de los casos.

Suele aparecer a partir de los 50 años de edad y en aparénteme la misma proporción de hombres y mujeres. La localización más frecuente de aparición es el estómago (55%), seguido del intestino delgado (30%), esófago (5%), recto (5%), colon (2%), entre otras menos comunes. De manera ocasional, pueden aparecer en peritoneo u otros órganos como ovario, útero, próstata, hígado o páncreas. (1, 3, 7)

Diagnóstico

Uno de los principales inconvenientes de la enfermedad, es que el diagnóstico se realiza en una etapa avanzada, ya que, al ser un tumor de consistencia blanda, no interrumpe el tránsito intestinal, por lo que no produce síntomas en etapas tempranas, siendo frecuente que se detecte durante una exploración o procedimiento destinado a otro fin.

El síntoma más frecuente es el dolor abdominal, en un principio leve que va aumentando con el paso del tiempo, siendo frecuente también la aparición de anemia por pérdida sanguínea de manera crónica. En ocasiones también se llega a presentar pérdida de peso, así como náuseas y vómitos. (2, 8)

El diagnóstico se puede realizar con técnicas de imagen como serie esofagogastroduodenal o colon por enema, sin embargo, no ofrece ninguna información sobre el tipo de tumor. Por lo que se prefiere una tomografía computarizada, una resonancia magnética nuclear o una tomografía de emisión de positrones, siendo esta última una de las mejores ya que tiene la ventaja de dar información adicional sobre el tumor, ya que al consumir más azúcar que las células normales, se puede inyectar azúcar marcado radioactivamente observando la posible progresión de la enfermedad.

Sin embargo, siempre será necesaria la realización de biopsia para confirmar el diagnóstico, siendo por endoscopia el procedimiento de elección. En la biopsia se realizan diferentes tinciones inmunohistoquímicas utilizando anticuerpos específicos para cada tipo celular, en este caso se utilizan anticuerpos para detectar células que contengan el receptor KIT. (9)

Tratamiento

En cuanto al tratamiento, este dependerá del grado de extensión y del pronóstico de la enfermedad en el momento que se realiza el diagnóstico. Si se llega a detectar en etapas tempranas, el tratamiento de elección es el quirúrgico.

Para el pronóstico de la enfermedad, dependen: el tamaño del tumor, siendo un diámetro menor a 2 cm en tumores intestinales y menor a 5 cm de los gástricos de buen pronóstico; la velocidad de crecimiento que se realiza contando el porcentaje de células que se encuentran multiplicando en el tumor en cada momento, siendo debajo del 10% de buen pronóstico; y el tipo de mutación, ya que existen diferentes tipos de mutaciones en el receptor KIT, siendo unas de mejor pronóstico que otras. (1, 4, 7, 10)

Es importante recalcar que este tipo de tumores responden mal a tratamiento habituales como quimioterapia o radioterapia; sin embargo, han ido apareciendo nuevas terapias a base de ingeniería molecular que impiden específicamente la acción del receptor KIT, por lo que inhiben la división celular de las células tumorales. (2, 11).

Bibliografía

  1. GIST Editorial Office. The Gastrointestinal Stromal Tumor: the first systematic, comprehensive and professional journal for gastrointestinal stromal tumor. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2018;1:1–1. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist.2018.08. 01
  2. Bülbül Doğusoy G, Turkish GIST Working Group. Gastrointestinal stromal tumors: A multicenter study of 1160 Turkish cases. Turk J Gastroenterol [Internet]. 2012;23(3):203–11. Disponible en: http://dx.doi.org/10.4318/tjg.2012.0342
  3.  Rutkowski P, Debiec-Rychter M. Advances in therapy of succinate dehydrogenase (SDH)-deficient gastrointestinal stromal tumor. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2022;5:5–5. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-22-6
  4. Oli vares-Rivas I, García-Valverde A, Serrano C. Which is the Achilles heel of gastrointestinal stromal tumour and how to use it for the future?—a review of novel therapeutic paradigms. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2022;5:3–3. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-21-11
  5. Mi njares RO, Costa PA, Montoya-Cerrillo DM, Aguirre LE. Primary jejunal gastrointestinal stromal tumor in a patient with phakomatosis: a case report of an uncommon source of massive gastrointestinal hemorrhage. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2022;5:2–2. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-21-13
  6. Ma zzocca A, Minelli A, Paternostro F, Silletta M, Napolitano A, Vincenzi B. New molecularly targeted drugs for gist after imatinib, sunitinib and regorafenib: a narrative review. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2022;5:4–4. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-21-6
  7. Kwo n KY, Iriarte F, Hartman HA, Mittal J, Di Carlo A, Abbas AE-S. Resection of a giant gastrointestinal stromal tumor after failed imatinib treatment during the COVID-19 pandemic: a case report. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2022;5:1–1. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-21-12
  8. Ro y AC, Zalcberg JR. Gastrointestinal stromal tumor (GIST): molecular heterogeneity and current challenges. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2022;5:8–8. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-22-12
  9. Pi zzini P, Coppola S, Ascari F, Manara M, De Pascale S. A narrative review of minimally invasive techniques for treatment of gastric gastrointestinal stromal tumors. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2022;5:7–7. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-21-22
  10. Ex pert Committee of Clinical Practice Guideline for the Pathological Diagnosis of Gastrointestinal Stromal Tumor (2022 version). Clinical practice guideline for the pathological diagnosis of gastrointestinal stromal tumor (2022 version). Zhonghua Bing Li Xue Za Zhi [Internet]. 2022;51(10):959–69. Disponible en: http://dx.doi.org/10.3760/cma.j.cn112151 -20220512-00405
  11. Kalinowska I, Zdzienicki M, Skoczylas J, Rutkowski P. A narrative review of surgical management of gastrointestinal stromal tumors. Gastrointest Stromal Tumor [Internet]. 2021;4:5–5. Disponible en: http://dx.doi.org/10.21037/gist-21-2