Sensibilidad y especificidad de la medicina nuclear y resonancia magnética en la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 6–Junio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 6: 917

Autor principal (primer firmante): Cristina Arriagada

Fecha recepción: 24/05/2024

Fecha aceptación: 21/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(6): 917

https://doi.org/10.58842/USMV8383

Cristina Arriagada U 1, Eliana Gallardo H 2, Lucía Azócar-Aedo 3, Kirsten Bauer B 4, Carlos Cisterna G 5,

1 Estudiante de Tecnología Médica, mención Imagenología y Física Médica, Facultad de Medicina y Ciencia, Universidad San Sebastián, sede de la Patagonia. Puerto Montt, Chile.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

2 Estudiante de Tecnología Médica, mención Imagenología y Física Médica, Facultad de Medicina y Ciencia, Universidad San Sebastián, sede de la Patagonia. Puerto Montt, Chile.

3 MV, MSc. Dr. Cs. Veterinarias. Facultad de Ciencias de la Naturaleza, Universidad San Sebastián, sede de la Patagonia. Puerto Montt, Chile.

4 TM. Mg. Facultad de Medicina y Ciencia, Universidad San Sebastián, sede de la Patagonia. Puerto Montt, Chile.

5 TM, MSc, Centro Médico Sinapsis, Otto Bader 810, Puerto Varas, Chile.

Resumen

Introducción: En la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes (LCP) existe pérdida de flujo sanguíneo hacia el tejido óseo que irriga la cabeza femoral, afectando el desarrollo de la cadera en niños. Habitualmente la radiografía se utiliza como método diagnóstico.

Objetivos: Evidenciar la utilidad de la Medicina Nuclear (MN) y resonancia magnética (RM) para el diagnóstico de la enfermedad de LCP; exponer medidas de desempeño diagnóstico de la MN y RM y describir sus ventajas y desventajas en el diagnóstico de la enfermedad.

Métodos: Revisión sistemática mixta de literatura publicada entre los años 2012-2021. Se consultaron seis bases de datos electrónicas y un motor de búsqueda. Los documentos estuvieron basados en la utilización de la MN y RM como modalidades de diagnóstico de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes.

publica-articulo-revista-ocronos

Resultados: Se seleccionaron 54 artículos. La utilidad de la gammagrafía ósea como examen de MN, es estudiar la limitación de la vascularización al inicio de la enfermedad, y la revascularización observada en la recuperación, posibilitando la evaluación precoz de la epífisis femoral superior 6 a 8 semanas antes de la aparición de los signos radiográficos. La RM es útil en las primeras fases de la enfermedad, cuando la manifestación radiográfica no es aún concluyente, porque deja ver cambios producidos por la isquemia. Al aplicar contraste con gadolinio puede delinear aún más la extensión de la necrosis avascular.

Conclusiones: La MN y RM son modalidades de imagen útiles, con alta Sensibilidad, Especificidad y Valores predictivos para el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes.

Palabras clave: Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, Resonancia Magnética, Medicina Nuclear, Sensibilidad, Especificidad.

Abstract

Introduction: In Legg-Calvé-Perthes (LCP) disease there is a loss of blood flow to the bone tissue that supplies the femoral head, affecting the development of the hip in children. The diagnostic test usually used is radiography.

Objectives: To demonstrate the utility of Nuclear Medicine (NM) and Magnetic Resonance Imaging (MRI) for the diagnosis of LCP disease; to expose some performance measures of NM and MN and, to describe the advantages and disadvantages of this diagnostic modalities in LCP disease.

Methods: The study is a systematic review with a mixed approach, of the literature published between the years 2012-2021. Six electronic databases and one search engine were consulted. The documents were based on the use of NM and MRI as diagnostic modalities for LCP disease.

Results: 54 scientific articles were selected. The usefulness of bone scintigraphy as examination of MN is to study the limitation of the vascularization that occurs at the beginning of the disease, and the revascularization observed in the recovery, which makes an early evaluation of the disease possible in the upper femoral epiphysis between 6 and 8 weeks before the appearance of radiographic signs. MRI is useful in the early stages of the disease, when the radiographic manifestations are not yet conclusive, since it reveals changes by ischemia, and by applying gadolinium contrast, it can delineate the extension of the disease and the avascular necrosis.

Conclusions: MN and MR are useful imaging modalities for the diagnosis of LCP disease with high Sensibility, Specificity and Predictive Values.

Keywords: Legg-Calvé-Perthes disease, Magnetic Resonance, Nuclear Medicine, Sensitivity, Specificity.

(Ver tablas en: Anexos – Sensibilidad y especificidad de la Medicina nuclear y resonancia magnética en la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, al final del artículo)

Introducción

La enfermedad de Leg-Calvé-Pethes (LCP) es una afección que se caracteriza por una pérdida del flujo sanguíneo hacia el tejido óseo que irriga la cabeza femoral, afectando el desarrollo de la cadera en los niños (Padilla-Santamaría et al., 2019; Joseph et al., 2023). Se caracteriza por la pérdida de convexidad de la cabeza femoral, por lo que se acostumbra a llamarla “coxa plana” (Vargas-Carvajal y Martínez-Vallesteros, 2012). La epífisis femoral afectada sufre diversos grados de necrosis, dando lugar a un amplio espectro de la patología y evolución, desde formas leves sin secuelas, hasta deformidades graves con limitación del rango de movimiento y artrosis temprana de la articulación de la cadera (Rampal et al., 2012).

La pérdida de flujo sanguíneo hacia el tejido óseo y cartílago articular induce la proliferación de condrocitos en las capas superficiales, evidencia de tejido muerto en la capa profunda con posible fractura subcondral del hueso contiguo y rotura de la placa de crecimiento, lo cual evoluciona a una la resorción ósea, que concluye en una reosificación (Padilla-Santamaría et al., 2019).

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes se categoriza dentro de las enfermedades musculoesqueléticas pediátricas no traumáticas, específicamente en patologías de la cadera, reportándose una incidencia de 5,1-15,6 casos por cada 100.000 niños en el mundo (Hodler et al., 2021; Mínguez y Salom, 2015). Las regiones ecuatoriales tienen una baja frecuencia comparado con lo que ocurre en el norte de Europa, en donde se observa una mayor incidencia (Joseph et al., 2023). Casi todas las personas afectadas son diagnosticadas entre los 2 y los 14 años, con una presentación máxima alrededor de los 5-6 años (Mínguez y Salom, 2015). Los niños tienen cinco veces más probabilidades de verse afectados que las niñas, y aproximadamente el 90% de los casos son unilaterales (Pinheiro et al., 2018). Sin embargo, cuando son bilaterales, las cabezas femorales se ven afectadas con mayor frecuencia de forma asincrónica (Dillman y Hernández, 2019).

La patogénesis de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes es compleja y se sugiere que tiene una etiología multifactorial donde múltiples elementos ambientales, agentes metabólicos y genéticos podrían estar involucrados (Basit y Khoshhal, 2022; Rodríguez-Olivas et al., 2022), como por ejemplo: isquemia de la epífisis femoral que causa necrosis de la cabeza femoral, sinovitis, obesidad, alteración de la coagulación, trombofilia, traumatismos, bajo peso al nacer, osificación epifisaria tardía y tabaquismo en el embarazo, entre otras. Todos estos factores se basan en la hipótesis de un desarrollo inadecuado del niño, que sumado a algún factor anteriormente mencionado puede afectar la evolución vascular del fémur proximal (Frías, 2009).

Los principales síntomas que se observan son claudicación del lado afectado y dolor en la cadera, muslo o rodilla. El examen físico puede arrojar datos como limitación de la movilidad de la cadera (principalmente en la abducción y rotación interna) y discreta hipotrofia del muslo. Por lo regular, este cuadro se presenta en niños muy activos, de talla baja para su edad y con exceso de peso (Martínez, 2003; Achar y Yamanaka, 2019; Hernández-Durán y Romero-Rodríguez, 2021).

Usualmente se trata de una alteración con recuperación espontánea, pero es crucial que se detecte a tiempo y exista un seguimiento estricto para garantizar su resolución (Achar y Yamanaka, 2019). Por esto, es importante clasificar la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes de manera adecuada y temprana, para guiar un pronto diagnóstico y tratamiento y evitar secuelas en el paciente (Hernández-Durán y Romero-Rodríguez, 2021).

Para el diagnóstico de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, en primera opción se utiliza como técnica imagenológica la radiografía. Según Vargas-Carvajal y Martínez-Ballesteros (2012) el inconveniente principal de la radiografía convencional es su ineficacia para el diagnóstico precoz de la necrosis ósea. Otras modalidades complementarias son la Medicina Nuclear (MN) (Cámara et al., 2019) y la Resonancia Magnética (RM) (Banuin et al., 2014).

Los objetivos de este estudio son:

1) determinar la utilidad de la MN y RM en el diagnóstico de la enfermedad de LCP,

2) evidenciar medidas de desempeño diagnóstico de la RM versus la MN como examen complementario en la enfermedad de LCP y,

3) describir ventajas y desventajas de la MN y la RM para el diagnóstico de la enfermedad de LCP.

Materiales y métodos

Tipo, enfoque y diseño de investigación

El presente estudio es de tipo observacional no experimental, en el cual se utilizó un diseño de revisión sistemática con un enfoque mixto (cualitativo y cuantitativo) (Hernández et al., 2010).

Perfil de búsqueda y recolección de datos

La búsqueda bibliográfica se realizó mediante la utilización de las bases de datos documentales electrónicas EBSCO Host, PubMed, SciELO, Redalyc, Proquest y Sciencedirect, además del motor de búsqueda Google Académico. La búsqueda abarcó documentos publicados desde enero del año 2012, hasta el mes de junio del año 2021.

Las palabras clave empleadas fueron: Enfermedad de Perthes, Enfermedad de Perthes o necrosis de la cabeza femoral avascular en niños (en idioma español), bone scintigraphy with radiography in Perthes disease, Legg-Calve-Perthes Disease/MRI, Legg-Calve-Perthes Disease/diagnosis, bone scintigraphy and magnetic resonance and Perthes disease, Perthes x-ray (en idioma inglés).

Además, se utilizaron los operadores booleanos AND, para incluir aquellos documentos que tuvieran información sobre resonancia magnética y MN y NOT para excluir aquellos documentos que hicieran referencia a la enfermedad de LCP en adultos.

Criterios de inclusión

La búsqueda bibliográfica incorporó publicaciones científicas en idioma español e inglés, entre los años 2012 a 2021. Además, se incluyeron libros electrónicos sobre Medicina, revistas científicas, artículos originales, revisiones sistemáticas, guías de práctica clínica, enciclopedias, estudios observacionales (prevalencia o transversales, casos y controles y cohorte) y estudios experimentales (ensayos clínicos).

Criterios de exclusión

Los tipos de artículos científicos que se excluyeron fueron: resúmenes o abstracts, material audiovisual, entrevistas, metaanálisis, cartas al editor, comentarios, conferencias, tesis universitarias, revistas de índole periodística y documentos por pagar (sin acceso libre).

Análisis crítico de la calidad metodológica de los documentos incluidos

Se empleó el documento, “Lectura crítica de artículos originales en salud” (Bobenrrieth, 2001). Esto tuvo el objetivo de valorar los documentos concernientes empleados en esta revisión sistemática de forma crítica. La evaluación se realizó considerando el resumen, la metodología/materiales y métodos, la discusión, los resultados y conclusión de cada documento considerado catalogando como “Sí”, cuando el texto cumplió con el punto a evaluar; “Dudoso”, cuando el documento cumplió parcialmente el criterio y “No”, al no existir relación con el criterio, de acuerdo con la pauta. Sólo los documentos con buena calidad metodológica fueron incorporados en el estudio.

Aspectos éticos

Esta investigación se dirigió según los principios que corresponden con los aspectos éticos de cada estudio utilizado: de autonomía, de beneficencia, de no maleficencia, de justicia, los cuales fueron definidos por los comités de bioética correspondientes de cada uno de los artículos científicos y documentos incluidos en la revisión sistemática (Martín, 2013).

Presentación de resultados

En la presentación de los resultados se utilizaron técnicas gráficas como diagramas y tablas. La redacción del documento se construyó de forma argumentativa, explicativa y descriptiva.

Resultados

Proceso de búsqueda bibliográfica

A partir de la búsqueda bibliográfica, se encontró un total de 624 resultados, de los cuales finalmente fueron seleccionados 54 artículos científicos. En la Figura 1 se puede observar el proceso efectuado en la búsqueda de la literatura.

Figura 1. Diagrama de flujo del proceso de selección de artículos científicos. Fuente: (Elaboración propia a partir de los resultados del estudio).

Ver: Anexos – Sensibilidad y especificidad de la Medicina nuclear y resonancia magnética en la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, al final del artículo.

Utilidad de la Medicina Nuclear y la resonancia magnética en el diagnóstico de la enfermedad de enfermedad de Legg-Calvé-Perthes

MN en la enfermedad de LCP:

La MN es una modalidad de imagen de relevante como ayuda en el diagnóstico de la enfermedad de LCP, tal como se describe en la Tabla 1.

Tabla 1. Descripción de la utilidad de la MN en el diagnóstico de la enfermedad de LCP.

Utilidad de la MN en el diagnóstico de la enfermedad de LCP:

  • La técnica de gammagrafía ósea es útil para estudiar la limitación de la vascularización que se produce al inicio de la enfermedad de LCP, como también para ver la revascularización generada en la recuperación, lo cual hace posible la evaluación seriada y la objetivación precoz de las alteraciones morfoestructurales de la epífisis femoral superior entre 6 y 8 semanas antes de la aparición de los signos radiográficos (Cámara et al., 2019).
  • El uso del colimador pinhole, permite conocer si el paciente está transitando por un episodio isquémico o por la fase de revascularización, así como diferenciar la enfermedad de LCP de otras afecciones que radiográficamente se le asemejan (Marrero et al., 1999).

Uso de la RM en la enfermedad de LCP:

En la Tabla 2 se expone la aplicabilidad de la modalidad RM en el diagnóstico de la enfermedad de LCP.

Tabla 2. Descripción de la utilidad de la RM en el diagnóstico de la enfermedad de LCP.

Utilidad de la RM en el diagnóstico de la enfermedad de LCP:

  • La RM es útil especialmente en las primeras fases de la enfermedad, cuando la manifestación radiográfica no es aún concluyente, ya que deja ver cambios producidos por la isquemia, o en las fases en que, por existir una gran destrucción de la epífisis femoral, la radiografía simple no es capaz de mostrar su contorno ni su relación con el acetábulo (Miranda y Martin, 2005; Frías, 2009).
  • La RM con gadolinio puede delinear aún más la extensión de la necrosis avascular, especialmente en las primeras etapas de la enfermedad (Jamil et al., 2019).
  • Por otro lado, la RM mejorada con gadolinio con una técnica de sustracción, denominada “RM de perfusión”, proporciona información más específica sobre el flujo sanguíneo a la cabeza femoral y se ha utilizado para detectar isquemia temprana o hipoperfusión, en pacientes con enfermedad de LCP, siendo esto uno de los primeros cambios que se pueden detectar. En esta etapa, las imágenes multifásicas dinámicas proporcionan una evaluación precisa de la perfusión epifisaria proximal (Kim et al., 2014).
  • Un estudio demostró que la extensión de la avascularidad (falta de perfusión epifisaria) medida con el uso de RM de perfusión en la etapa temprana de la enfermedad de LCP, se correlacionó con el grado de deformidad radiográfica de la cabeza femoral en el momento de un seguimiento de dos años. El propósito de este estudio fue determinar si la resonancia magnética de perfusión realizada en la etapa de fragmentación inicial o temprana de la enfermedad de LCP, puede predecir la afectación del pilar lateral radiográfico en la etapa de máxima fragmentación (Kim et al., 2014).
  • La RM tiene una alta sensibilidad y permite el diagnóstico precoz de la enfermedad cuando la radiografía es todavía negativa (Carreras et al, sin fecha).

Medidas de desempeño de la RM versus la MN como examen complementario en la enfermedad de LCP

Se encontraron siete estudios que describían las siguientes medidas de desempeño diagnóstico: Sensibilidad, Especificidad, Valor predictivo positivo y Valor predictivo negativo para la MN y la RM en el diagnóstico de la enfermedad de LCP (Tabla 3).

Para la Medicina Nuclear, un total de cuatro artículos especificaban medidas de desempeño. La Sensibilidad (medida en gammagrafía ósea) varió entre un 86% y 98%; la sensibilidad estuvo entre un 88% y 97%; el Valor predictivo positivo se reportó en un rango entre 85% y 97% y el Valor predictivo negativo fue de un 98% (Tabla 3).

En cuanto a la RM, tres artículos especificaron medidas de desempeño. La Sensibilidad varió entre un 97% y 100% y la especificidad entre un 80% y 98% (Tabla 3).

Cabe destacar que la evaluación de la combinación entre Gammagrafía ósea y RM evidenciada en el estudio realizado por Balsa y Garcerant (2014) fue de un 100% de Sensibilidad (Tabla 3).

Tabla 3. Medidas de desempeño en el diagnóstico de MN y RM, descritas para la enfermedad de LCP.

Ver: Anexos – Sensibilidad y especificidad de la Medicina nuclear y resonancia magnética en la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, al final del artículo.

*Se= Sensibilidad, #Sp= Especificidad, +VPP= Valor Predictivo Positivo, &Valor Predictivo Negativo. Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados del estudio.

Ventajas y desventajas de la MN y la RM en el diagnóstico de la enfermedad de LCP

A partir de la búsqueda bibliográfica realizada, se determinaron las ventajas y desventajas que poseen las técnicas imagenológicas: Medicina Nuclear y resonancia magnética, las cuales son presentadas a continuación (Tabla 4):

Tabla 4. Resumen de ventajas y desventajas de la MN y RM para el diagnóstico de la enfermedad de LCP.

Ver: Anexos – Sensibilidad y especificidad de la Medicina nuclear y resonancia magnética en la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, al final del artículo.

Fuente: Elaboración propia, basado en Hernández-Durán y Romero-Rodríguez (2021); Arce (2008); Quinaluisa et al (2020), Raudales (2014); Sociedad Española de Rehabilitación Infantil (2011), Ávila et al (2011).

Discusión

Esta investigación se enfocó en las medidas de desempeño (Sensibilidad, Especificidad, Valor predictivo positivo y Valor predictivo negativo) que se describen para las técnicas imagenológicas de MN y RM sobre la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, por medio de la revisión de la literatura disponible entre los años 2012 y 2021.

En los artículos mencionados en la tabla 3, sobre medidas de desempeño, con respecto a MN, los autores Cámara et al (2019); Garro y Jiménez (2014); Balsa y Garcerant (2009); Comte et al (2003); dedujeron que la gammagrafía ósea tiene una alta sensibilidad y especificidad.

En adición a lo anterior, Comte et al (2003), concluyeron que la gammagrafía ósea es útil como herramienta clínica, no solo para confirmar el diagnóstico de la enfermedad de LCP, sino también para obtener un buen pronóstico por medio de la precisión que se obtiene a través de la clasificación de Conway, en la que muestra hiperactividad de la placa de crecimiento en controles a pacientes en un tiempo menor a 5 meses.

Esto en contraste con la técnica de radiografía, aunque tiene muchas clasificaciones para evaluar el valor pronóstico de la enfermedad, sus signos radiográficos están limitados por el retraso en el tiempo que aparecen, ya que para ser eficientes se detectan luego de 7-8 meses después de la necrosis inicial.

De la misma forma, Cámara et al., (2019), recalca la utilidad de gammagrafía ósea, señalando que puede estudiar la reducción de la vascularización que se produce al inicio de la enfermedad y también ver la revascularización en la recuperación de la enfermedad de LCP. Asimismo, Garro y Jiménez (2014), establecieron que aparecen zonas hipocaptantes, observándose un déficit de revascularización de la columna lateral y una disminución de la actividad de la fisis femoral. Así de este modo, Balsa y Garcerant (2009), concluyen que la capacidad de detectar los cambios funcionales, que preceden a los cambios estructurales, es lo que hace a esta técnica ser más precoz y sensible que la radiología, siendo la gammagrafía ósea positiva a las pocas horas del inicio de los síntomas clínicos, mientras que la radiología puede persistir sin cambios de 10 a 20 días.

Por el contrario, los autores Carreras et al (Sin fecha); Baunin et al (2014) y Jaramillo y García (2000), llegaron a la conclusión que la RM tiene una alta sensibilidad y especificidad para detectar la enfermedad de LCP. Por un lado, Carreras et al (Sin fecha), aludieron que, en el diagnóstico de la necrosis avascular de la cadera en pacientes con radiografía normal o dudosa, el desempeño de la RM es mejor para obtener un diagnóstico precoz, la estadificación, la diferenciación con otros procesos patológicos y la determinación de la probabilidad de colapso de la cabeza femoral (pronóstico), concluyendo que la RM es importante para diagnosticar cambios en ambas caderas.

Asimismo, Baunin et al (2014), mencionaron que el coeficiente de difusión aparente (ADC), básicamente muestra ausencia de difusión o cambios moleculares en la zona necrótica, lo que permite ver si existe fisiológicamente una necrosis. Lograron demostrar que los valores de la proporción de ADC eran significativos en una etapa temprana, y que se mantuvieron a lo largo del tiempo en pacientes con varias resonancias magnéticas, indicando que la proporción de ADC podría proporcionar un pronóstico temprano, llegando a la conclusión que la RM es útil tanto para el diagnóstico como para el pronóstico.

También Jaramillo y García (2000), lo demostraron en el diagnóstico de la necrosis avascular, argumentando que el compromiso de la médula ósea y la morfología de la cabeza femoral, así como también de la congruencia y en la contención de ella dentro del acetábulo, para evaluar el grado de luxación lateral y la hipertrofia del cartílago que son signos básicos en el pronóstico y evolución de la enfermedad.

En síntesis de las observaciones anteriores, Balsa y Garcerant (2009), llegaron a la conclusión que la RM muestra un desempeño diagnóstico similar a la gammagrafía ósea, obteniendo una sensibilidad del 100% al combinar las dos modalidades de exámenes en la detección de la necrosis y en la evaluación del pronóstico, lo que sugiere que el uso de una u otra técnica debe utilizarse evaluando el riesgo del paciente en relación a la radiación que implica la gammagrafía ósea versus la sedación que se debe aplicar a los niños en caso de la RM, entre otros puntos.

Con relación a las ventajas de la MN y de la RM, las dos técnicas tienen gran utilidad en el diagnóstico y en la planeación del tratamiento oportuno antes de cambios radiográficos en la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, por un lado, la Medicina Nuclear aporta información de la perfusión de la cabeza femoral y alta sensibilidad en detectar lesiones óseas.

Por otra parte, la RM aporta con su alta resolución espacial, lo que permite la detección de los cambios tempranos de necrosis en la cabeza femoral, logrando así una estadificación precisa al representar claramente el tamaño y la extensión exacta de afectación de la cabeza femoral, ya que evalúa la posición, forma, tamaño de la lesión y de los tejidos blandos que la rodean (Arce et al., 2008; Quinaluisa et al., 2020, Sociedad Española de Rehabilitación Infantil, 2011; Ávila et al., 2011).

Por otra parte, una de las diferencias importantes es que la resonancia magnética no utiliza radiación ionizante y la Medicina Nuclear sí, aunque en bajas dosis, lo que eso puede implicar un daño al paciente. Lo que sí es un inconveniente de la RM, es que muchas veces por el largo tiempo que duran los exámenes a los niños se les debe anestesiar, lo que puede ocasionar alguna reacción adversa (Raudales, 2014; Hernández-Durán y Romero-Rodríguez, 2021).

Ashrad et al (2024) concluyeron que clínicamente la calidad de vida de los pacientes afectados tratados de forma conservadora mediante el reposo en cama, fisioterapia, el uso de aparatos ortopédicos o yesos es inferior a la de los pacientes tratados quirúrgicamente. Por esta razón, el diagnóstico eficaz de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes cobra aún más relevancia.

Una limitación del proceso de investigación en el presente estudio fue la baja disponibilidad de estudios observacionales relacionados con las medidas de desempeño referente a los exámenes imagenológicos (MN y RM), en la enfermedad de LCP, ya que entre ambos exámenes no se evidenció una diferencia para la enfermedad, al igual que la falta de información en la modalidad de imagen de Medicina Nuclear referente a esta patología, pero se logró soslayar y dar cumplimiento a los objetivos del estudio.

Se sugiere la realización de más estudios de evaluaciones de pruebas diagnósticas de imagen, para establecer cuál es la Sensibilidad y Especificidad de ambos exámenes, como también para comprender la génesis compleja y multifactorial de la necrosis avascular que caracteriza a la enfermedad de LCP.

Conclusiones

Como consideraciones finales, se establece que la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes muchas veces es mal diagnosticada, y tanto los síntomas como los signos son confundidos por los profesionales con otras patologías, ya que el examen diagnóstico que se ha utilizado por muchos años es la radiografía, que puede dar un resultado normal a principios de esta enfermedad, existiendo las pruebas imagenológicas de MN y la RM que presentan una mayor Sensibilidad y Especificidad para detectar la enfermedad en su etapa inicial. Estas dos técnicas han demostrado ser valiosas para establecer el diagnóstico y predecir el resultado de la enfermedad de LCP y su utilidad es evidente.

En cuanto al comparar los exámenes Medicina Nuclear y resonancia magnética, por un lado, la MN aporta información de la perfusión de la cabeza femoral y alta sensibilidad en detectar lesiones óseas, como también puede estudiar la vascularización que se produce al inicio de la enfermedad, como para ver la revascularización en la recuperación de la enfermedad de LCP, siendo la gammagrafía ósea positiva a las pocas horas del inicio de los síntomas clínicos. Por otra parte, la RM permite observar con mayor cobertura estructuras anatómicas que rodean a la cabeza femoral, logrando así una estadificación precisa al representar claramente el tamaño y la extensión exacta de afectación de la cabeza femoral, ya que evalúa la posición, forma, tamaño de la lesión y de los tejidos blandos que la rodean.

Es muy importante prestar énfasis en el diagnóstico, por el posible riesgo de producir complicaciones a largo plazo, como lo es la artrosis de cadera cuando es diagnosticada tardíamente. Durante el desarrollo de la enfermedad, la MN y la RM presentan en conjunto una sensibilidad del 100%.

Se recomienda informar a los profesionales de salud sobre los síntomas y signos clínicos que se deben detectar en la enfermedad de LCP, y la importancia de sugerir al médico tratante un examen más detallado que la radiografía, como lo es la MN o la resonancia magnética y poder aumentar la posibilidad de un diagnóstico a tiempo.

La expectativa en un futuro próximo es que tanto la Medicina Nuclear, como la resonancia magnética sean un método diagnóstico habitual desplazando a la radiografía convencional, puesto que así se obtendrían diagnósticos más certeros, evitando a futuro las complicaciones propias de esta enfermedad.

Anexos – Sensibilidad y especificidad de la Medicina nuclear y resonancia magnética en la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes.pdf

Bibliografía

  1. Achar S, Yamanaka J. Apophysitis and osteochondrosis: common causes of pain in growing bones. American Family Physician. 2019; 99(10), 610-618.
  2. Arce H. Caso radiológico del mes. Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Sociedad Médica del Hospital General de Culiacán. 2008; 2(2), 75-76
  3. Arshad A, Maimaitiyiming A, Li G, Ji B, Wang T, Cao L. Comparison of conservative and surgical treatment in patients with Legg-Calve-Perthes Disease. Scholars Journal of Applied Medical Sciences. 2024; 12(4), 378-384.
  4. Ávila E, Costantini, M, Palma R. Imagen funcional de Medicina nuclear aplicada a la pediatría. Experiencia de 30 años. Acta Pediátrica de México. 2011; 22 (3), 191-205.
  5. Balsa M, Garcerant M. Medicina nuclear en pediatría (I). Anales de Pediatría Continuada. 2009; 7(3), 165-167.
  6. Basit S, Khoshhal K. Clinical and genetic characteristics of Legg-Calve-Perthes disease. Journal of Musculoskeletical Surgery and Research. 2022; 6, 1-8.
  7. Baunin C, Sanmartin-Virona D, Accadbled F, Sans N, Vial J, Labarrea D, Domenech C, Sales de Gauzy J. Prognosis value of early diffusion MRI in Legg Perthes Calvé disease. Elsevier Masson, 2014.
  8. Bobenrrieth M. Lectura crítica de artículos originales en salud. Medicina de Familia. 2001; 2(1), 81-90.
  9. Cámara A, Gorrotxategi P, Muguruza A, Letona M, Montes L. Cojera en la infancia, ¿qué es: enfermedad de Perthes o displasia? Ortopedia infantil. Hospital Universitario de San Sebastián. 2019; 49(1), 17-19.
  10. Carreras M, Urresola A, Sáez F. RM de la Cadera. Hospital de Cruces. Vizcaya. Sin fecha (s.f); 5, 87-108.
  11. Comte F, De Rosa V, Zekri H, Claude M, Dimeglio A, Rossi M. Confirmation of the early prognostic value of bone scanning and pinhole imaging of the hip in Legg-Calve-Perthes Disease. Journal of Nuclear Medicine. 2003; 44 (11), 1761-1766.
  12. Dillman J, Hernández R. RM de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Elsevier. 2019.
  13. Frías R. Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Acta Ortopédica Mexicana. 2009; 23(3),172-181.
  14. Garro M, Jiménez D. Ortopedia. Enfermedad de Legg-Calve-Perthes. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica. 2014; 71, 679-682.
  15. Hernández R, Fernández C, Baptista M. Metodología de la investigación. 6º ed. McGraw-Hill/Interamericana Editores, S.A. 2010.
  16. Hernández-Durán D, Romero-Rodríguez H. Enfermedad de Legg Clavé-Perthes: revisión actualizada con enfoque en la atención primaria. Revista Médica Sinergia. 2021; 5(11).
  17. Hodler J, Kubik-Huch R, Schulthess G. Musculoskeletal diseases 2021-2024. Springer; 2021.
  18. Jamil K, Walker T, Onikul E, Munns F, Little G. A comparison of subtraction MRI with the standard contrast-enhanced imaging in Perthes’ disease. Journal of Child Orthopedics. 2019; 13, 82-88.
  19. Jaramillo N, García R. Enfermedad de Legg-Calve-Perthes: diagnóstico y evaluación del pronóstico por medio de imágenes diagnostica. MedUNAB. 2000; 3(7), 40-46.
  20. Joseph B, Shah H, Perry D. Epidemiology, natural evolution, pathogenesis, clinical spectrum, and management of Legg–Calvé–Perthes. Journal of Children’s Orthopaedics. 2023; 17(5), 385-403.
  21. Kim H, Wiesman K, Kulkarni V, Burgess J, Chen E, Brabham C. Perfusion MRI in early stage of Legg-Calve-Perthes disease to predict lateral pillar involvement, a preliminary study. Journal of Bone and Joint Surgery. 2014; 96(14), 1152-1160.
  22. Marrero L, Álvarez R, Cárdenas O, Roché H, Martínez M. Gammagrafía ósea con pinhole en el estudio de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Revista Cubana de Ortopedia y Traumatología. 1999;13(1-2), 31-42.
  23. Martín S. Aplicación de los principios éticos a la metodología de la investigación. Enfermería en Cardiología. 2013; 58, 27-30.
  24. Martínez A. Enfermedad de Legg-Calve-Perthes. Conceptos actuales. Revista Mexicana de Ortopedia Pediátrica. 2003; 5(1), 5-11.
  25. Miranda L, Bas T, Martin V. Enfermedad de Perthes. Conceptos básicos. Canales de Pediatría Continuada. 2005; 3(5),317-321.
  26. Mínguez M, Salom M. Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Conceptos actuales. Revista Española de Cirugía Osteoarticular. 2015; 50(261), 79-82.
  27. Padilla-Santamaría F, Maya-Franco L, Bolaños-Méndez G, Guerrero-Gómez D. El posible origen de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Revista Médica del Instituto Mxicano del Seguro Social, 2019; 57(1), 36-41.
  28. Pinheiro M, Dobson C, Perry D, Fagan M. New insights into the biomechanics of Legg-Calvé-Perthes disease The role of epiphyseal skeletal immaturity in vascular obstruction. Bone Joint Research. 2018; 7, 148–156.
  29. Quinaluisa C, Veintimilla J, Pérez M, Aldás K. Necrosis avascular de la cabeza femoral. Saberes del Conocimiento. 2020; 4(1), 4-14.
  30. Rampal V, Clément J, Solla F. Legg-Calvé-Perthes disease: classifications and prognostic. Clinical Cases in Mineral and Bone Metabolism. 2012; 14(1), 74-82.
  31. Raudales I. Imágenes diagnósticas: conceptos y generalidades. Revista Facultad de Ciencias Médicas. 2014; 35-43.
  32. Rodríguez‑Olivas A, Hernández‑Zamora E, Reyes‑Maldonado E. Legg–Calvé–Perthes disease overview. Orphanet Journal of Rare Diseases. 2022; 17, 125
  33. Sociedad Española de Rehabilitación Infantil. Jornadas Científicas de la Sociedad Española de Rehabilitación Infantil. Sevilla. 2011; 1, 1-62.
  34. Vargas-Carvajal I, Martínez-Ballesteros F. Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Revisión actualizada. Medicina de Familia Semergen. 2012; 38(3), 167-174.