Patologías asociadas al abatimiento funcional agudo en ancianos hospitalizados

https://doi.org/10.58842/WJWF1234

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 12–Diciembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 12: 80.2
Autor principal (primer firmante): Lozano-Blancas Carol Janet
Fecha recepción: 28 de noviembre, 2023
Fecha aceptación: 3 de diciembre, 2023
Ref.: Ocronos. 2023;6(12): 80.2

Autores:

Lozano-Blancas Carol Janet 1, Del Moral-Stevenel Czestochowa 2, Martínez-Marín Dolores Guillermina 3, Ordoñez-Huetle Carolina 1, Villalba-Martínez Dulce Crystal 1.

Categoría profesional

1 Médico Residente de Geriatría

2 Médico Especialista en Geriatría

3 Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia

Resumen

El envejecimiento es un proceso gradual y adaptativo de tipo biológico, psicológico y social, como consecuencia de cambios genéticamente programados En general se caracteriza por una disminución en la eficiencia del funcionamiento físico y metal. La hospitalización puede afectar la capacidad de realizar las actividades básicas de la vida diaria, resultando en abatimiento funcional y con ello, la incapacidad para mantener una vida independiente.

El objetivo de este trabo fue determinar las patologías asociadas a abatimiento funcional agudo en ancianos hospitalizados para lo cual se realizó un estudio de tipo observacional, analítico, prospectivo, longitudinal, unicéntrico y homodémico.

En 369 pacientes de ambos sexos con una edad igual o mayor a los 65 años, con comorbilidades asociadas y un cuidador primario hospitalizados en el servicio de Medicina interna del Hospital General de Zona Número 20, Puebla, Puebla.

Resultados: La edad media fue de 78.31 años, donde el 47.42% fueron mujeres versus el 52.57% hombres. Las enfermedades del aparato genitourinario representaron la mayor patología asociada en un 23.8%, seguido por orden descendente las enfermedades del aparato digestivo 20.6% y enfermedades del aparato circulatorio 20.1%. De la población total la mayoría presentaba al menos una comorbilidad previa al internamiento hospitalario siendo la diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial las más comunes.

Conclusiones: Las enfermedades que mayormente se relacionaron a una dependencia total y severa fueron las del aparato genitourinario, seguidas de las del digestivo, circulatorio y las metabólicas.

Palabras clave

Geriatría, abatimiento funcional, envejecimiento, dependencia, Índice de Barthel.

Introducción

El envejecimiento humano es un proceso gradual y adaptativo de tipo biológico, psicológico y social, resultado de cambios genéticamente programados, estilos de vida, ambiente y condiciones sociales a las que estuvo expuesta la persona. En general se caracteriza por una disminución progresiva en la eficiencia del funcionamiento físico y cognitivo y a la vez, por un incremento del riesgo para adquirir enfermedades agudas y crónicas (1).

El modelo internacional de la Clasificación de Funcionamiento, Discapacidad y Salud de la Organización Mundial de la Salud, define la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria como parte esencial del funcionamiento y salud del ser humano. Por lo anterior, el estado funcional definido por la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria es un factor crucial, en el pronóstico del paciente anciano durante la hospitalización (2).

La funcionalidad permite a las personas llevar a cabo las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD) relacionadas con seis aspectos como bañarse, vestirse, usar el sanitario, desplazarse, alimentarse y tener presente la continencia fecal y urinaria, de esta manera la ejecución independiente de las ABVD favorece el mantenimiento de los patrones de percepción de la salud, eliminación intestinal/urinaria, actividad/ejercicio y el patrón cognitivo/perceptual.

El valorar dichas actividades es importante debido a que estas son predictoras para la admisión de los ancianos a hogares de cuidado, atención domiciliaria privada, arreglos de vivienda y de hospitalización. Igualmente, se pueden utilizar para evaluar el resultado de un tratamiento. Entre las actividades básicas de la vida diaria se incluyen la capacidad de ambular, alimentarse, vestirse, bañarse, vestirse, controlar los esfínteres e ir al baño (3,4).         

La hospitalización por alguna enfermedad aguda o crónica puede afectar la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria, resultando en una incapacidad para mantener una vida independiente. Se ha visto que la pérdida de la ejecución de las actividades de la vida diaria durante un año se asocia de manera independiente con el ingreso hospitalario por alguna enfermedad aguda. También se ha observado que varios ancianos hospitalizados son egresados con una función de las actividades básicas de la vida diaria peor que su función inicial (3).

Se ha demostrado que la gravedad de la enfermedad al momento de la admisión y la edad solamente explican una parte de la supervivencia en los pacientes ancianos y los antiguos sistemas de puntuación de pronóstico comúnmente son inexactos. Se ha visto que, en los pacientes ancianos, su capacidad para afrontar enfermedades, está determinada en su mayor parte por factores como el deterioro cognitivo la fragilidad y el rendimiento en las actividades de la vida diaria (5).

El uso de los instrumentos pronósticos en el ámbito hospitalario es necesario para optimizar las estrategias para la atención médica de pacientes ancianos, existen varios instrumentos de evaluación. Una manera sencilla de valorar el estado funcional del paciente es evaluando las actividades de la vida diaria, que son consideradas un indicador del estado general de salud del paciente. Las actividades básicas de la vida diaria pueden ser evaluadas por medio del índice de Barthel, el cual es considerado por varios estudios y artículos como el Gold estándar (6).

El índice de Barthel es un instrumento que fue creado en el año 1995 por Dorothea W. Barthel, el cual valora el estado funcional y el nivel de autonomía en las actividades básicas de la vida diaria, tales como, el bañarse, vestirse, arreglarse, alimentarse, trasladarse, control de los esfínteres, movilidad y el subir y bajar escaleras. El puntaje va del 0 hasta los 100 puntos, siendo 0 puntos igual a una dependencia total y 100 puntos igual a un paciente independiente.

El proceso de llenado de información de este índice toma pocos minutos y puede obtenerse interrogando al paciente o a su cuidador. Asimismo, la validez de la puntuación del índice de Barthel ha sido descrita en múltiples estudios y ha sido correlacionada con la mortalidad, también ha sido validada en pacientes con ictus y en aquellos que se encuentran en rehabilitación (7).

 En el 2020, Castellanos y cols. realizaron un análisis de estudio longitudinal de 5 años de Salud y envejecimiento de los mexicanos. Dicho estudio el deterioro funcional lo dividió en dificultad para realizar las actividades de la vida diaria y en dificultad para realizar las actividades instrumentadas.

Entre los resultados se encontraron que entre los pacientes el parámetro de las actividades básicas de la vida diaria con una mayor incidencia, es la dificultad para levantarse e ir a la cama presentándose en un 3% de los pacientes. También la pérdida de las capacidades para las actividades de la vida diaria se vio asociada con el dolor, la edad, el estado financiero y las comorbilidades del paciente (8).

 Es imprescindible que derivado de lo anterior, se tenga información acerca de las principales patologías que afectan la funcionalidad de los adultos mayores, para que entonces a partir de dicha información base se establezcan y se analice la necesidad de priorizar el área de hospitalización geriátrica para brindar una mejor atención médica, que se verá reflejado en una disminución en la demanda de recursos humanos, físicos y financieros para el hospital y sobre todo en una mejoría en la calidad de vida del anciano, con mayor independencia física, social y emocional.

Es por ello que la presente investigación se enfocó en la identificar las patologías asociadas a abatimiento funcional agudo en ancianos hospitalizados

Objetivos

El objetivo principal se centró en determinar las patologías asociadas a abatimiento funcional agudo en ancianos hospitalizados. Como objetivos específicos se estableció conocer las patologías de ingreso del paciente al servicio de Medicina Interna, evaluar el estado funcional dos semanas previas a su ingreso y al momento del ingreso.

Métodos

Se realizó un estudio observacional, descriptivo, longitudinal, prospectivo, unicéntrico y homodémico en 369 pacientes mayores de 65 años que fueron seleccionados de manera aleatoria para una muestra finita que ingresaron al servicio de Medicina interna del Hospital General de Zona Número 20 “La Margarita”, ubicado en la ciudad de Puebla, Puebla, durante el 2022.

Los criterios para la elección de pacientes fueron que estuvieran adscritos al IMSS, hospitalizados a cargo del servicio de Medicina Interna, de ambos sexos, edad igual o mayor a los 65 años, con datos de abatimiento funcional agudo y con alguna comorbilidad diagnosticada al momento de su ingreso. Los criterios de eliminación fueron aquellos pacientes que decidieran abandonar el seguimiento, que los datos de su hoja de valoración estuvieran incompletos o que perdieran su derechohabiencia durante el periodo de investigación.

Para el procedimiento de valoración, a todos los pacientes que cumplieron con los criterios de selección se les realizó el Índice de Barthel aplicado por el propio investigador y contestado de manera mixta por el paciente y el cuidador primario, ajustando su puntación en caso de que los pacientes requirieran silla de ruedas, en este caso su puntaje máximo fue de 90. A las 2 semanas de hospitalización se les aplicó en una segunda ocasión el mismo Instrumento.

Para este punto, en caso de que el paciente se haya encontrado incapacitado para comprender o contestar, el interrogatorio fue contestado por su cuidador primario. Asimismo, se recolectaron los datos propios del paciente patológicos y no patológicos mediante la historia clínica, nota de ingreso y por el propio interrogatorio.

Para las variables de interés, se tomaron en cuenta el grado de funcionalidad, si padecía abatimiento funcional agudo, la edad, el sexo, comorbilidades asociadas y el motivo de hospitalización. Con el programa estadístico SPSS v.25, se procesaron todos los datos. Para determinar la asociación entre nuestras variables principales se utilizó regresión logística lineal y T-pareada de Mc Nemar.

Resultados

Se puede determinar mediante la recolección de datos que, de los 380 pacientes iniciales, 11 pacientes fueron eliminados quedando entonces un total de 369 participantes estudiados de los cuales el 47.4% eran mujeres y 52.6% hombres, con una edad media de 78.31 años (DE= 5.32). La mayoría de la población del estudio para ambos sexos en el rango de edad de 75-84 años representando un total de 45.5% de la muestra total.

De la población total, 72 (20. 1%) pacientes negaron presentar alguna comorbilidad, mientras que en 295 pacientes (79.9%) presentaron una o más comorbilidades (Gráfico 3). De las cuales el 50.4% presentaron únicamente Diabetes Mellitus tipo 2, 61.5% únicamente Hipertensión Arterial Sistémica y 38.5% presentaron Hipertensión Arterial Sistémica junto con Diabetes Mellitus tipo 2.

Respecto a los motivos de ingreso agrupados en categorías de acuerdo con el Catálogo Internacional de Enfermedades (CIE-10), que ocasionaron en los pacientes abatimiento funcional agudo. Se encontraron a las enfermedades del aparato genitourinario como la principal causa con el 23.8%, seguidos por orden descendente enfermedades del aparato digestivo 20.6%, enfermedades del aparato circulatorio 20.1%

De acuerdo con los cambios producidos entre la funcionalidad previa al ingreso medida por Barthel 163 pacientes se encontraron dentro un nivel de funcionalidad independiente, con una reducción 0 pacientes en este nivel a su ingreso hospitalario, observando que al ingreso hospitalario 141 se clasificaron dentro de una dependencia moderada y 135 pacientes en una dependencia severa.

Respecto a las patologías que condicionan una dependencia mayor siendo las Enfermedades del aparato genitourinario con 19 pacientes con una dependencia total. Seguido de las enfermedades del aparato digestivo con 17 pacientes con dependencia total. Siendo las enfermedades del aparato circulatorio aquellas con más pacientes con dependencia moderada con 34 pacientes.

Discusión

El este estudio se analizó sobre las patologías asociadas que condicionaron mayor abatimiento funcional agudos en ancianos hospitalizados, teniendo en cuenta que es el primero en su tipo en el hospital General de Zona No. 20 del IMSS, su trascendencia radica en que la funcionalidad del paciente debe evaluarse, previo al ingreso y al momento de ingreso, debido a que existen patologías con un mayor impacto en la independencia del paciente, haciendo al anciano dependiente del cuidado que reciba por sus familiares, aumentando las probabilidades de complicaciones hospitalarias.

La originalidad de este estudio establece en la posibilidad de identificar las principales patologías que conllevan a una mayor posibilidad de presentar un abatimiento funcional agudo, para en un futuro poder estructurar estudios enfocados en la implementación de una rehabilitación física temprano con una prioridad en aquellos pacientes con patologías con mayor asociación a abatimiento funcional.

Es destacado el poder evaluar las patologías que generan un mayor impacto agudo en la funcionalidad de los pacientes, que ocasionan que un individuo totalmente independiente pase a la dependencia severa.

En general la presencia la distribución de la muestra en pacientes detectados con abatimiento funcional aguda, fue similar tanto en hombre como en mujeres siendo de 52.6% y 47.43% respectivamente, además de obtenerse un promedio de 78 años, siendo el rango de edad predominante y más afectado para ambos sexos el correspondiente de 75-84 años representado un 45.5% de la población total.

Sin embargo, los rangos poblaciones menos afectados en el grupo de las mujeres correspondió al de 65-74 años en un 31.4% de dicha población, mientras que en hombres fue el rango de 85-99 años el menos afectado.

Asimismo, es importante el tipo de comorbilidades presentadas por los pacientes siendo en su mayoría la hipertensión arterial sistémica y la Diabetes Mellitus tipo 2, las cuales tienen una importancia relación con enfermedades del sistema circulatorio y genitourinario, las cuales fueron parte de las primeras tres categorías con mayor presencia de abatimiento funcional agudo y con mayor grado de dependencia al ingreso.

Respecto a los cambios dados en la funcionalidad de los pacientes nos encontramos que de los 163 pacientes que previamente eran independientes, al momento de su ingreso todos redujeron su funcionalidad, quedando 92 pacientes con una dependencia moderada, 42 en una dependencia severa y 4 con dependencia total.

Dentro de las enfermedades que condicionaron un mayor número de pacientes con dependencia severa se encontraron las enfermedades genitourinarias, las cuales son de una incidencia importante en el adulto mayor, por lo cual este estudio es relevante para reforzar las medidas preventivas para evitar dichas afecciones.

Conclusiones

La principal patología asociada a abatimiento funcional agudo fueron las enfermedades del aparato genitourinario, igualmente fueron aquellas con mayor cantidad de pacientes con dependencia total. Seguida en orden descendente las enfermedades relacionadas con el aparato digestivo y las enfermedades del aparato circulatorio. De la población total la mayoría presentaba al menos una comorbilidad previa al internamiento hospitalario siendo la diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial las más comunes.

Con estos hallazgos, podría iniciarse un preámbulo a la elaboración de estudios para determinar la relevación de la rehabilitación física temprana en estas patologías, además para reforzar las medidas preventivas para combatir las comorbilidades que pudieron llevar a un desenlace de afectación a la funcionalidad del paciente.

Bibliografía

  1. Salech M, Jara R, A. Michea L. Cambios fisiológicos asociados al envejecimiento. Rev Med Clinic Las Condes. 2012; 23(1): 19-29. DOI: 10.1016/S0716-8640(12)70269-9
  2. Heldmann P, Werner C, Belala N. Early inpatient rehabilitation for acutely hospitalized older patients: a systematic review of outcome measures. BMC Geriatr 2019;19:1-24.
  3. Activities of daily living. Stat Pearls 2021[Página de Internet]. EUA: Edemekong P, Bomgaars D, Sukumaran S [fecha de consulta abril 23]. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK47 0404/.
  4. Guidet B, de Lange D, Boumendil A, et al. The contribution of frailty, cognition, activity of daily life and comorbidities on outcome in acutely admitted patients over 80 years in European ICUs: the VIP2 study. Intensive Care Med 2020; 46(2): 57-59. DOI: 10.1007/s00134-019-05853-1
  5. Strini V, Piazzetta N, Gallo A, et al. Barthel index: creation and validation of cut-offs using the BRASS index. Acta Biomed 2020;91:19-26.
  6. Fimognari F, Pierantozzi A, De Alfieri W, et al. The severity of acute illness and functional trajectories in hospitalized older medical patients. J Gerontol A Biol Sci Med Sci 2017;72:102-108.
  7. Ryg J, Engberg H, Maríadas P, et al. Barthel index at hospital admission is associated with mortality in geriatric patients: a Danish nationwide population-based cohort study. Clin Epidemiol 2018;10:1789-1800.
  8. Castellanos-Perilla N, Germán M, Fernández-Quilez A, et al. Factors associated with functional loss among community-dwelling Mexican older adults. Biomed 2020;40:546-556.
Salir de la versión móvil