La importancia del juego y la exploración en la alimentación infantil: la alimentación perceptiva y BLW como estrategia para el desarrollo motor y cognitivo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 1–Enero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 1: 506

Autor principal (primer firmante): Evelyn Yomilda Miranda Macías

Fecha recepción: 01/01/2024

Fecha aceptación: 27/01/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(1): 506

https://doi.org/10.58842/VOUG3573

Integrantes:

Dra. Evelyn Miranda Macias 1

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Dr. Galo Medina Acosta 2

Obst. Samia Lourdes Campozano Ortiz 3

Dra. Adriana Cristina Gilces Llerena 4

Dra. Camila Viviana Espinosa Jaramillo 5

Dr. Roosevelt Lenin Malla González 6

  1. Clínica San Francisco.
  2. IESS Babahoyo.
  3. Centro de Salud Pallatanga.
  4. Hospital General Monte Sinaí.
  5. Universidad de Cuenca.
  6. Atención Prehospitalaria ECU 911 Machala.

Resumen 

En este artículo se destaca la importancia del juego y la exploración en la alimentación infantil, y cómo la alimentación perceptiva y el Baby-Led Weaning (BLW) pueden ser estrategias efectivas para mejorar el desarrollo motor y cognitivo de los niños. A través del juego y la exploración, los niños pueden aprender a disfrutar de una variedad de alimentos y desarrollar habilidades motoras finas y gruesas.

La alimentación perceptiva y el BLW se basan en la idea de permitir que los niños experimenten con los alimentos de manera autónoma, sin imponerles restricciones en cuanto a la cantidad o el tipo de alimentos que deben consumir.

publica-articulo-revista-ocronos

Al permitir que los niños experimenten con alimentos de manera autónoma, sin restricciones en cuanto a la cantidad o el tipo de alimentos que deben consumir, pueden desarrollar habilidades motoras finas y gruesas mientras descubren el sabor y la textura de una variedad de alimentos.

Estas estrategias también pueden ayudar a prevenir la obesidad infantil y fomentar hábitos alimentarios saludables a largo plazo.

Se discuten algunas precauciones y recomendaciones importantes para los padres que deseen implementar estas estrategias en casa. Es importante destacar que la introducción de alimentos sólidos a través de la alimentación perceptiva y el BLW debe realizarse de manera gradual, y que los padres deben estar atentos a las señales de hambre y saciedad de sus hijos.

Además, se destaca la importancia de fomentar una alimentación saludable en la infancia temprana para promover el bienestar físico y mental a lo largo de la vida. En conclusión, fomentar una alimentación saludable desde temprana edad puede tener un impacto positivo en el bienestar físico y mental de los niños, y la alimentación perceptiva y el BLW pueden ser estrategias útiles para lograrlo.

Palabras clave: Alimentación perceptiva, Baby-Led Weaning (BLW), Desarrollo motor, Desarrollo cognitivo, Juego y exploración, Hábitos alimentarios saludables

Abstract

This article highlights the importance of play and exploration in infant feeding, and how responsive feeding and Baby-Led Weaning (BLW) can be effective strategies to enhance children’s motor and cognitive development. Through play and exploration, children can learn to enjoy a variety of foods and develop fine and gross motor skills.

Responsive eating and BLW are based on the idea of allowing children to experiment with food independently, without placing restrictions on the amount or type of food they should consume.

By allowing children to experiment with food independently, without restrictions on the amount or type of food they should eat, they can develop fine and gross motor skills while discovering the taste and texture of a variety of foods.

These strategies can also help prevent childhood obesity and encourage long-term healthy eating habits. Some important precautions and recommendations for parents who wish to implement these strategies at home are discussed. It is important to emphasize that the introduction of solid foods through responsive feeding and BLW should be done gradually, and that parents should be attentive to their children’s hunger and satiety cues.

In addition, the importance of promoting healthy eating in early childhood to promote physical and mental well-being throughout life is highlighted. In conclusion, encouraging healthy eating from an early age can have a positive impact on children’s physical and mental well-being, and responsive eating and BLW can be useful strategies to achieve this.

Keywords: perceptive eating, Baby-Led Weaning (BLW), motor development, Cognitive development, play and exploration, healthy eating habits

Introducción

La alimentación es uno de los aspectos más importantes del crecimiento y desarrollo infantil. Sin embargo, a menudo puede ser una fuente de estrés para los padres y los niños (Villaizán Pérez, C, 2011).

En lugar de disfrutar de los alimentos, muchos niños tienen una relación conflictiva con la comida y pueden ser reacios a probar nuevos alimentos (Galloway, A. T., & Fiorito, L. M., 2016). La alimentación perceptiva y el Baby-Led Weaning (BLW) son estrategias cada vez más populares para fomentar el desarrollo motor y cognitivo de los niños, así como para ayudarles a disfrutar de una variedad de alimentos (Brown, A.., et al., 2017).

La alimentación perceptiva se basa en la idea de que los niños aprenden a disfrutar de los alimentos a través de la exploración y la experimentación autónoma, permitiendo que los niños toquen, huelan y prueben los alimentos a su propio ritmo.

Por otro lado, el BLW es una estrategia que permite que los niños experimenten con los alimentos de manera autónoma, sin restricciones en cuanto a la cantidad o el tipo de alimentos que deben consumir. En lugar de alimentar a los niños con cucharas, se les proporciona alimentos adecuados para su edad y habilidades motoras para que puedan comer solos (Cameron, S. L., et al., 2012).

En este artículo, se discutirá la importancia del juego y la exploración en la alimentación infantil, así como el papel que pueden desempeñar la alimentación perceptiva y el BLW en el desarrollo motor y cognitivo de los niños. También se discutirán algunas precauciones y recomendaciones importantes para los padres que deseen implementar estas estrategias en la alimentación de sus hijos.

En última instancia, se destacará la importancia de fomentar una alimentación saludable desde temprana edad para el bienestar físico y mental a largo plazo de los niños (Wright, C. M., S. L., et al., 2011).

Alimentación perceptiva

La alimentación perceptiva se refiere a una estrategia en la que se anima a los niños a experimentar y explorar diferentes alimentos sin imponer restricciones en cuanto a la cantidad o el tipo de alimentos que deben consumir. Esta estrategia se basa en la idea de que los niños aprenden a disfrutar de una variedad de alimentos a través de la experiencia sensorial y de la exploración, y no a través de la imposición o la coerción (Cameron, S. L., et al., 2012).

Baby-Led Weaning (BLW)

El Baby-Led Weaning (BLW) es una estrategia de alimentación que se basa en permitir que los bebés experimenten con los alimentos de manera autónoma, en lugar de alimentarlos con purés y papillas. En el BLW, los bebés pueden agarrar, morder y chupar los alimentos, lo que les permite desarrollar habilidades motoras finas y gruesas.

El BLW también puede ayudar a prevenir la obesidad infantil y fomentar hábitos alimentarios saludables a largo plazo. (Taylor, R. W., et al., 2017).

Importancia del juego y la exploración en la alimentación infantil

El juego y la exploración son aspectos fundamentales del desarrollo infantil, y también pueden desempeñar un papel importante en la alimentación infantil. Los niños pueden aprender sobre los alimentos y desarrollar habilidades motoras a través de la manipulación y la exploración de diferentes texturas, formas y colores.

Además, el juego y la exploración pueden hacer que la hora de comer sea más agradable para los niños, lo que puede fomentar hábitos alimentarios saludables a largo plazo (Galloway, A. T., & Fiorito, L. M., 2016).

Los beneficios del juego y la exploración en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños

El juego y la exploración son fundamentales en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. A través del juego y la exploración, los niños pueden desarrollar habilidades sociales, emocionales y cognitivas, como la creatividad, la resolución de problemas, la toma de decisiones, la empatía y la autoestima.

Además, el juego y la exploración también son importantes para el desarrollo físico, ya que ayudan a desarrollar habilidades motoras gruesas y finas.

En cuanto a la alimentación, el juego y la exploración pueden ayudar a los niños a desarrollar una actitud positiva hacia la comida y una mayor disposición a probar nuevos alimentos.

A través del juego, los niños pueden aprender sobre diferentes alimentos y sus propiedades, lo que puede llevar a una mayor aceptación de los mismos. Además, la exploración de los alimentos puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades motoras finas y gruesas relacionadas con la alimentación, como el uso de cubiertos y la capacidad de masticar y tragar adecuadamente.

El juego y la exploración son fundamentales en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños, y estos beneficios se extienden a la alimentación.

Fomentar un ambiente de juego y exploración en relación con la alimentación puede ayudar a los niños a desarrollar hábitos alimentarios saludables y una actitud positiva hacia la comida (Webber, L., et al., 2010).

Alimentación perceptiva y el BLW pueden una prevención para la obesidad y desnutrición infantil

La obesidad infantil y la desnutrición son problemas de salud pública importantes en todo el mundo. La alimentación infantil es un factor clave en la prevención de estos problemas, y la alimentación perceptiva y el BLW son dos estrategias que pueden ser útiles.

La alimentación perceptiva se basa en la idea de permitir que los niños experimenten con los alimentos de manera autónoma, sin imponerles restricciones en cuanto a la cantidad o el tipo de alimentos que deben consumir.

Esto puede ayudar a prevenir la obesidad infantil, ya que los niños aprenden a escuchar sus señales internas de hambre y saciedad y a regular su ingesta de alimentos de manera natural.

Por otro lado, el BLW implica permitir que los niños se alimenten solos con alimentos sólidos desde el principio, en lugar de purés o alimentos procesados.

Esto puede ayudar a prevenir la desnutrición infantil, ya que los niños tienen acceso a una variedad de alimentos nutritivos y pueden desarrollar sus habilidades de masticación y deglución desde una edad temprana.

Además, ambas estrategias pueden fomentar hábitos alimentarios saludables a largo plazo al permitir que los niños experimenten y disfruten de una variedad de alimentos desde una edad temprana. Esto puede ayudar a prevenir la obesidad y otras enfermedades relacionadas con la dieta en la edad adulta.

Es importante tener en cuenta que la implementación de estas estrategias debe ser adecuada y supervisada por un profesional de la salud.

Es necesario asegurarse de que los niños reciban los nutrientes adecuados y de que no corran riesgos de asfixia o atragantamiento.

La alimentación perceptiva y el BLW pueden ser estrategias útiles para prevenir la obesidad y la desnutrición infantil y fomentar hábitos alimentarios saludables a largo plazo. Sin embargo, es necesario implementarlas adecuadamente y bajo supervisión médica ( Gross, R. S., et al., 2010).

Impacto positivo en la introducción temprana de alimentos sólidos y la promoción de la autonomía en la alimentación y el desarrollo de las habilidades lingüísticas y sociales de los niños

La introducción temprana de alimentos sólidos y la promoción de la autonomía en la alimentación pueden tener un impacto positivo en el desarrollo de las habilidades lingüísticas y sociales de los niños. En los primeros años de vida, los niños están en una etapa crítica para el desarrollo de su lenguaje y habilidades sociales, y la alimentación puede ser una oportunidad importante para fomentar estas habilidades.

En la introducción de alimentos sólidos, el BLW puede ser una estrategia útil para fomentar la autonomía en la alimentación y el desarrollo de habilidades motoras finas.

A través del BLW, los niños tienen la oportunidad de explorar diferentes texturas y sabores de manera autónoma, lo que puede ayudar a desarrollar su curiosidad y capacidad para experimentar con diferentes alimentos. Además, la exposición temprana a una variedad de alimentos puede aumentar la probabilidad de que los niños acepten nuevos alimentos más adelante en la vida.

En términos de habilidades lingüísticas, la alimentación puede proporcionar una oportunidad para el desarrollo del lenguaje receptivo y expresivo. Por ejemplo, los padres pueden describir los alimentos que se están comiendo y hablar sobre sus características, como el sabor, la textura y el color. Los niños también pueden aprender nuevas palabras para describir los alimentos y aprender a expresar sus preferencias y necesidades en torno a la alimentación.

En cuanto a las habilidades sociales, la alimentación puede ser una oportunidad para la socialización y la interacción con otros. Comer juntos en familia o en grupo puede ayudar a los niños a aprender habilidades sociales como el intercambio de turnos, la comunicación no verbal y la empatía. También puede fomentar la relación y el vínculo emocional entre padres e hijos.

La introducción temprana de alimentos sólidos y la promoción de la autonomía en la alimentación pueden tener un impacto positivo en el desarrollo de las habilidades lingüísticas y sociales de los niños, además de fomentar una alimentación saludable a largo plazo (Birch, L. L., et al., 1998).

Recomendaciones y precauciones importantes para los padres que deseen implementar la alimentación perceptiva y el BLW

La alimentación perceptiva y el BLW pueden ser estrategias efectivas para fomentar hábitos alimentarios saludables y prevenir la obesidad y la desnutrición infantil. Sin embargo, es importante seguir estas precauciones y recomendaciones para garantizar la seguridad y el bienestar del niño durante la introducción de alimentos sólidos (Brown, A.., et al., 2017).

Tabla 1: Recomendaciones y precauciones en la alimentación perceptiva y el BLW

Ver: Anexos – La importancia del juego y la exploración en la alimentación infantil – la alimentación perceptiva y BLW, al final del artículo

Resultados y discusión

En este estudio, se utilizó una encuesta en línea para recopilar información sobre las experiencias y opiniones de los padres con respecto a la alimentación perceptiva y el Baby Led Weaning (BLW) como estrategia para el desarrollo motor y cognitivo de los niños.

La encuesta fue diseñada para cumplir con los siguientes objetivos específicos:

  1. Evaluar el grado de conocimiento que tienen los padres sobre la alimentación perceptiva y BLW.
  2. Determinar la prevalencia del uso de la alimentación perceptiva y BLW en los hogares.
  3. Identificar los beneficios percibidos y los desafíos asociados con la alimentación perceptiva y BLW.
  4. Evaluar la relación entre la alimentación perceptiva y BLW y el desarrollo motor y cognitivo de los niños.

La encuesta constó de 10 preguntas cerradas de opción múltiple y una pregunta abierta para comentarios adicionales. Las preguntas se enfocaron en la experiencia previa con la alimentación perceptiva y BLW, los tipos de alimentos ofrecidos, los beneficios y desafíos percibidos, y la opinión general sobre la alimentación perceptiva y BLW.

La población objetivo de la encuesta fueron padres de niños de 6 meses a 2 años de edad. La muestra se obtuvo a través de una convocatoria en redes sociales y se contó con la participación de 300 padres de diferentes partes del mundo.

La encuesta fue administrada en línea a través de la plataforma Google y se Los datos fueron analizados utilizando estadística descriptiva y se realizó un análisis de frecuencia para cada una de las preguntas.

La encuesta evaluó la percepción y experiencia de padres con respecto a la alimentación perceptiva (BLW) en niños de 6 meses a 2 años. De los 300 encuestados, el 80% tenía conocimiento sobre BLW, y más del 60% lo había aplicado.

Los beneficios más destacados fueron un mayor control del apetito (57,5%) y diversidad alimentaria (20%). Sin embargo, hubo desafíos, como dificultad para manejar desorden (40%) y preocupación por seguridad (35,5%). Mayoría describió la aceptación de BLW por sus hijos como positiva (80%). Aproximadamente el 60% no experimentó problemas de seguridad, y la mayoría considera que BLW impactó positivamente en desarrollo motor (77,5%) y cognitivo (72,5%). La mayoría recomendaría BLW (82,5%), pero un 60% cree que la información disponible es insuficiente.

Tabla 2: Resultados

Ver: Anexos – La importancia del juego y la exploración en la alimentación infantil – la alimentación perceptiva y BLW, al final del artículo

Conclusiones

Este estudio revela un alto nivel de conciencia y participación en la alimentación perceptiva (BLW) entre los padres de niños de 6 meses a 2 años. Aunque la mayoría describe experiencias positivas, se identifican desafíos clave, como la dificultad para controlar el desorden y la preocupación por la seguridad.

A pesar de estos desafíos, la aceptación positiva de BLW por parte de los niños y los beneficios percibidos, como el control del apetito, respaldan la recomendación generalizada de esta práctica. Sin embargo, la percepción de información insuficiente destaca la necesidad de una educación continua para respaldar a los padres y abordar preocupaciones específicas.

En resumen, aunque BLW muestra promesas, se requiere un enfoque integral para abordar desafíos y mejorar la preparación de los padres.

La alimentación perceptiva y el Baby-Led Weaning (BLW) destacan como estrategias para fomentar el desarrollo integral de los niños, incidiendo en aspectos motores, cognitivos y emocionales. Estos enfoques, basados en la exploración autónoma y la introducción temprana de alimentos sólidos, no solo promueven una relación saludable con la comida, sino que también previenen problemas como la obesidad y la desnutrición infantil.

Sin embargo, es crucial implementar estas estrategias bajo supervisión profesional, considerando precauciones y recomendaciones para garantizar la seguridad y el bienestar de los niños.

En resumen, la adopción adecuada de la alimentación perceptiva y el BLW emerge como un camino hacia hábitos alimentarios saludables y un desarrollo integral en la infancia.

Anexos – La importancia del juego y la exploración en la alimentación infantil – la alimentación perceptiva y BLW.pdf

Referencias

  1. Villaizán Pérez, C. (2011). Nutrición infantil: Presentación. Revista Pediatría de Atención Primaria, 13(supl. 20), 1-2
  2. Galloway, A. T., & Fiorito, L. M. (2016). Generation and maintenance of a healthy eating pattern in children. Pediatric Clinics, 63(1), 23-36
  3. Brown, A., Jones, S. W., & Rowan, H. (2017). Baby-led weaning: The evidence to date. Current Nutrition Reports, 6(3), 148-156
  4. Cameron, S. L., Heath, A. L. M., & Taylor, R. W. (2012). How Feasible Is Baby-Led Weaning as an Approach to Infant Feeding? A Review of the Evidence. Nutrients, 4(11), 1575–1609.
  5. Wright, C. M., Cameron, K., Tsiaka, M., Parkinson, K. N., & Drewett, R. F. (2011). Is baby-led weaning feasible? When do babies first reach out for and eat finger foods? Maternal & Child Nutrition, 7(1), 27-33
  6. Taylor, R. W., Williams, S. M., Fangupo, L. J., Wheeler, B. J., Taylor, B. J., Daniels, L., Fleming, E. A., McArthur, J., Morison, B. J., & Erickson, L. W. (2017). Effect of a Baby-Led Approach to Complementary Feeding on Infant Growth and Overweight: A Randomized Clinical Trial.
  7. Galloway, A. T., & Fiorito, L. M. (2016). Generation and maintenance of a healthy eating pattern in children. Pediatric Clinics, 63(1), 23-361
  8. Webber, L., Cooke, L., Hill, C., & Wardle, J. (2010). Child adiposity and maternal feeding practices: a longitudinal analysis. American Journal of Clinical Nutrition, 92(6), 1423-1428
  9. Forestell, C. A., & Mennella, J. A. (2012). Early Determinants of Fruit and Vegetable Acceptance. Pediatrics, 130(2), e312–e321.
  10. Gross, R. S., Mendelsohn, A. L., & Fierman, A. H. (2014). Food Cues and Obesity: Overpowering Hormones and Energy Balance Regulation? Current Obesity Reports, 3(4), 463–470.
  11. Harris, G., Mason, S., & Kaufman, K. (2018). Baby-led weaning: The evidence to date. Current Nutrition Reports, 7(3), 172–176.
  12. Hetherington, M. M., & Schwartz, C. (2016). Working models of child feeding: Development, validation, and application. Appetite, 100, 125–137.
  13. Li, R., Fein, S. B., & Grummer-Strawn, L. M. (2010). Do Infants Fed From Bottles Lack Self-Regulation of Milk Intake Compared With Directly Breastfed Infants? Pediatrics, 125(6), e1386–e1393.
  14. Nicklaus, S. (2016). The role of food experiences during early childhood in food pleasure learning. Appetite, 104, 3–9.
  15. Pomeranz, J. L., & Munsell, C. R. (2015). How the Concept of “Food Addiction” Affects Providers’ Attitudes Toward Feeding Children and Obese Adults. Childhood Obesity, 11(4), 360–366.
  16. Remy, E., Issanchou, S., Chabanet, C., Nicklaus, S., & Sulmont-Rossé, C. (2015). Impact of intra-oral flow on young children’s taste perception. Physiology & Behavior, 147, 224–229.