Factores de riesgo asociados a malnutrición en niños de la escuela fiscal mixta Héroes de Paquisha, Machala, El Oro – Ecuador, 2023

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 94

Autor principal (primer firmante): Gabriela Esthefania Hernández Vargas

Fecha recepción: 28/01/2024

Fecha aceptación: 08/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 94

https://doi.org/10.58842/GHFL2776

Autores:

Gabriela Esthefania Hernandez Vargas 1

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Jazmin Edita Ojeda Tenemaza 2

Alexander Oswaldo Ojeda Crespo 3

  1. Estudiante de Medicina, Universidad Técnica de Machala, El Oro, Ecuador.
  2. Estudiante de Medicina, Universidad Técnica de Machala, El Oro, Ecuador.
  3. Doctor y profesor de investigación, Universidad Técnica de Machala, El Oro, Ecuador.

Categoría profesional:

Pediatría. Nutrición

Resumen

La malnutrición refleja una alimentación incompleta, ya sea por una ingesta excesiva o insuficiente de micronutrientes y macronutrientes. Incluye tres grandes grupos de alteraciones: desnutrición, malnutrición silenciosa o hambre oculta y obesidad.

Se han identificado factores de riesgo asociados a malnutrición y se encuentran ligadas a: trastornos fisiológicos, relacionados con la interrupción temprana de la lactancia materna y la sustitución de esta por leche de fórmula; factores demográficos, como es la edad de la madre y número de hijos; factores higiénico-dietéticos, ligados al saneamiento, el no acceso a agua potable y el desconocimiento de hábitos alimenticios saludables; y factores socioeconómicos, como la situación laboral de la madre.

El proyecto investigativo se realizó en la Provincia de El Oro, Ciudad de Machala, en la Escuela Fiscal Mixta ‘ Héroes de Paquisha’ en el periodo junio-agosto del año 2023 con 117 estudiantes; obteniendo como resultado que el 48,72% de los escolares se encuentran en un peso ideal, sin embargo, el 29,06% de los alumnos tienen obesidad, el 18,80% presentan sobrepeso y una minoría del 3,42% tienen bajo peso.

publica-articulo-revista-ocronos

Palabras clave:

Niños, factores de riesgo, desnutrición, obesidad.

Abstract

Malnutrition reflects an incomplete diet, either due to excessive or insufficient intake of micronutrients and macronutrients. Includes three large groups of alterations: malnutrition, hidden hunger and obesity.

Risk factors associated with malnutrition have been identified and are linked to: physiological disorders, related to the early interruption of breastfeeding and its replacement with infant formula; demographic factors, such as the mother’s age and number of children; hygienic-dietary factors, linked to sanitation, lack of access to drinking water and lack of knowledge of healthy eating habits; and socioeconomic factors, such as the mother’s employment situation.

The research project was carried out in El Oro Province, Machala City, at ‘Héroes de Paquisha’ School in June-August 2023 with 117 students; obtaining as a result that 48.72% of schoolchildren are at an healthy body weight, however, 29.06% of students are obese, 18.80% are overweight and a minority of 3.42% are underweight.

Keywords:

Children, risk factors, malnutrition, obesity.

Introducción

El hombre a lo largo de la historia siempre se ha enfrentado a problemas de carencia o exceso de nutrientes. A partir de los homínidos que vivían en el Gran Valle del Rift hace aproximadamente 3,6 millones de años e inclusive el Homo sapiens se han presentado individuos donde el exceso o carencia de alimentos se reflejaron en enfermedades como la desnutrición o la obesidad. (1)

Las estadísticas mundiales del año 2016 señalan que 52 millones de niños padecen desnutrición (bajo peso para la estatura) siendo estos menores de 5 años. Las tasas más altas están en la India y en el Sur de Asia donde por encima de 25 millones de niños tienen emaciación. (2)

Al mismo tiempo, entre el rango de edad de 5 a 19 años, el 33,6% de los niños, niñas y adolescentes presentan sobrepeso u obesidad, y el 8% de los infantes menores de cinco años, según UNICEF, la OMS y el Banco Mundial. (3)

Mencionando las estadísticas a nivel Nacional, en Ecuador la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) señala que, en el año 2018, 4 de cada diez niños (donde un 50% son de áreas rurales) presenta algún tipo de desnutrición. (4) En la provincia del Chimborazo hay una prevalencia del 52,6% de desnutrición, mientras que en la provincia de El Oro es del 15.2%. (2)

A referencia de las estadísticas de sobrepeso y obesidad según la ENSANUT del 2018 indica que 35 de cada 100 niños ecuatorianos de 5 a 11 años manifiestan esta condición. (4)

La desnutrición infantil a pesar de ser causada por la ingesta inadecuada de nutrientes, existen otras causas como el saneamiento deficiente, calidad del agua, condiciones de la vivienda. Por ejemplo, si un infante consume agua contaminada puede padecer una parasitosis lo que lo conlleva a tener diarrea, y esta situación le impide a que pueda absorber los nutrientes necesarios.

Si la diarrea la presenta de forma frecuente principalmente en los primeros años de vida, el niño puede dar como resultado retraso en el crecimiento o desnutrición crónica. (5)

Se considera que la mujer que está embarazada y su producto, deben ser beneficiarios de los programas de salud para que garanticen un desarrollo adecuado.

Por lo tanto, los primeros 1000 días de vida de un infante son una oportunidad para evitar la desnutrición crónica en el futuro, teniendo en cuenta que los recién nacidos normalmente aumentan de peso aproximadamente 30 g por día en los primeros 2 meses y 0,5 kg al mes a partir del tercer mes. (5)

Por otra parte, el sobrepeso se ocasiona cuando el consumo de calorías sobrepasa al gasto energético y cuando excede el umbral este se transforma en obesidad.

Antiguamente, este problema correspondía a los países industrializados, pero ahora también afecta a los países en desarrollo, lo que condujo a una reducción en la productividad e incrementa el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transferibles en relación con los alimentos (enfermedad cardíaca, hipertensión arterial, diabetes y algunos tipos de cáncer), que pueden ser tan graves como los causados ​​por la falta de peso. (6)

Aunque la obtención de alimentos en Ecuador es adecuada, las personas no siguen una dieta variada ni con calidad nutricional como resultado de un acceso limitado a diversos alimentos por parte de la población y la falta de conocimiento sobre los hábitos alimenticios nutricionales y saludables que les permiten cumplir con sus requisitos diarios.

Se considera que la comida tradicional ecuatoriana consiste principalmente en carbohidratos (arroz y fideos), siendo alimentos muy poco nutricionales. (7)

A pesar de ello, la cultura no es la única fuente del problema. Una dieta equilibrada requiere una cantidad importante de recursos financieros.

El costo de una dieta diaria que solo satisface las necesidades energéticas ($2,5) es 3.4 veces menos que el costo de una dieta nutritiva para cinco personas ($8.6). (7)

De acuerdo con el informe de Naciones Unidas presentado en el año del 2022, el Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional indica que un 22.5% de los habitantes del Caribe y América Latina se les dificulta acceder a una dieta sana. El porcentaje de afectación en Mesoamérica es del 27%, en el Caribe un 52% y en América del Sur el 18.4%. (8)

Una causa adicional de obesidad y sobrepeso a parte del consumo de alimentos con alto índice calórico, es la inactividad física, debido a la tecnología de la actualidad los niños tienen un fácil acceso a videojuegos y a la televisión por lo que aumenta el sedentarismo. (9)

Factores de riesgo asociados a la malnutrición 

Factores de riesgo fisiológicos 

Estos factores se interrelacionan con la función del organismo del individuo, es decir su biología. Los factores de riesgo más importantes asociados a la desnutrición en los niños: insuficientes alimentos; ablactación antes del quinto mes de edad; tiempo corto del consumo de leche materna; aumento de peso inadecuado durante el estado de gestación; y patologías del tracto digestivo (10)

Según el estudio realizado por Saavedra, José M es importante la lactancia materna especialmente en los 6 primeros meses de edad ya que contiene los micronutrientes y complementos vitamínicos que necesita el infante, también regula los procesos metabólicos del recién nacido, que controla la cantidad y el tamaño de adipocitos, reduciendo el riesgo de sobrepeso.

La interrupción temprana de la lactancia materna está asociada a que los hijos desarrollen sobrepeso y obesidad ya que generalmente las madres optan por fórmulas infantiles que son consumidas con mayor frecuencia y además poseen componentes excesivos de proteínas y vitaminas. (11)

Factores de riesgo demográficos 

Este tipo de factor está relacionado a cualidades de un grupo de personas que pertenecen a una determinada población considerando datos como la edad, sexo, entre otras.

Uno de los factores de riesgo de esta categoría es el sexo, según la investigación publicada por Sosa en el año 2015, indica que hay un porcentaje mayor de alteración del estado nutricional en niños a razón de que consumen mayor energía debido a la actividad física más extenuante a diferencia de las niñas. (12)

Otro factor a tener en cuenta es la edad de la madre, el estudio realizado por Gálvez y Rodríguez, determinaron que aquellas madres que son muy adultas, es decir mayor a 35 años de edad es más frecuente el riesgo donde puede presentarse un recién nacido con bajo peso lo cual conlleva a alteraciones nutricionales en el futuro y por otro lado las madres que son muy jóvenes la tasa de desnutrición crónica en los hijos son mayores, siendo un problema el embarazo en adolescentes debido a las complicaciones obstétricas asociadas generalmente a alteraciones en el feto como bajo peso al nacer. (13)

La investigación realizada por Agüero Palacios demostró que la desnutrición crónica está asociada significativamente al orden de nacimiento porque se ha demostrado una menor tasa de desnutrición en niños primogénitos.

La prevalencia de desnutrición aumenta junto al incremento del orden de nacimiento. (14)

Stamenkovic Z en su estudio ‘’The role of mother’s education in the nutritional status’’ concluye que los niños de madres con mayor nivel de educación tienen una ingesta adecuada de alimentos con proteínas y vitaminas que aportan a su desarrollo tanto físico como cognitivo.  (15)

En madres cuyo nivel educativo fue hasta primaria o no cursaron ningún nivel instructivo, los hijos presentan mayor tasa de desnutrición. Esta información también es concordante según lo establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) donde las progenitoras con mayor nivel educativo tienen mejor estatus socioeconómico y por tanto mayor posibilidad que la condición nutricional del hijo sea mejor. ​ (16)​

El bajo nivel educativo materno se relaciona a una sala situación económica, deficiente atención prenatal, recién nacido con bajo peso. (17)

Factores higiénico – dietéticos 

Los sectores rurales presentan ciertas desventajas con respecto al saneamiento ya que generalmente carecen de una infraestructura adecuada, acceso de agua potable y centros de salud. Estos servicios son importantes para evitar manifestaciones clínicas como diarrea o enfermedades parasitarias las cuales no permiten la absorción de nutrientes necesarios que permitan un óptimo desarrollo tanto físico como mental en los infantes. (18)

Cuando el agua no recibe el tratamiento adecuado, con el respectivo análisis químico, físico, microbiológico, no hay garantía de ser apta para su consumo por ende es muy posible que la calidad de la misma no sea buena y esto conlleva a un mayor riesgo de presentar patologías entéricas que afecten en la salud de los niños, siendo las diarreas o vómitos que debilitan el estado nutricional de los niños.

Los hogares que carecen de un sistema de agua potable o entubado tienen mayor número de casos de desnutrición crónica en infantes con menos de 5 años. (19)

Factores socioeconómicos 

Este tipo de factor hace referencia a las condiciones sociales y situación económica de la persona debido a que los escasos recursos financieros disminuyen la obtención de alimentos de cantidad y calidad. Actualmente, la mayoría de las mujeres se desempeñan laboralmente, lo que las convierte en la principal fuente de ingresos para la familia., a pesar de ello, esto conduce que en el aspecto del núcleo familiar disminuyan su tiempo de calidad con los hijos.

Estos cambios contribuyen a que tanto la madre como el hijo se alimenten inadecuadamente ya que la mayor parte del tiempo la mujer se enfoca en el trabajo restándole importancia a la calidad de alimentación de los hijos, como consecuencia aumenta el consumo de comida procesada, frituras, adquiriendo el niño malos hábitos alimentarios que perjudican directamente en su estado nutricional.

Debido al poco tiempo disponible de la madre a su hogar, los hijos frecuentemente toman hábitos como saltar el desayuno o ingerir un desayuno poco nutritivo el cual es suplido por la colación escolar cuyo valor nutricional no es eficiente; además carecen de un horario fijo para las comidas, prefieren y aumentan la cantidad de alimentos industrializados ricos en grasas y carbohidratos refinados, siendo poco el consumo de frutas, legumbres y fibra. Las actividades sedentarias (mirar TV, videojuegos, uso de computadora) y ausencia de actividad física también están influenciados por la falta de la madre en el hogar. (20)

Objetivos

Objetivo general 

  • Identificar los factores de riesgo asociados a la malnutrición en niños de la Escuela Fiscal Mixta ‘ Héroes de Paquisha’ 

Objetivos específicos

  • Determinar el estado nutricional mediante el Índice de Masa Corporal en niños de la Escuela Fiscal Mixta ‘ Héroes de Paquisha’. 
  • Establecer la prevalencia de malnutrición en los niños y niñas de la Escuela Fiscal Mixta ‘ Héroes de Paquisha’. 

Métodos

El proyecto investigativo se realizó en la Provincia de El Oro, Ciudad de Machala, en la Escuela Fiscal Mixta ‘ Héroes de Paquisha’ en el periodo junio-agosto del año 2023. Una vez obtenida la autorización por parte de la institución educativa, se procedió con el consentimiento informado de las madres de familia donde posteriormente se aplicó la Encuesta de Factores de Riesgo asociados a Malnutrición que consta de 15 preguntas.

Se determinó el peso y la talla de 117 estudiantes de cuarto, quinto, sexto y séptimo grado, cuyo rango de edades es de 7 a 13 años, para la cual se utilizaron recursos como balanza y cinta métrica, se calculó el IMC de los estudiantes y los valores obtenidos se ubicaron en las curvas de crecimiento del Ministerio de Salud Pública del Ecuador para identificar a los niños y niñas de acuerdo a su categoría: bajo peso, peso saludable, sobrepeso u obesidad.

Resultados

Se estudiaron un total de 117 escolares, de los cuales la mayoría fue del sexo masculino (gráfica 1). El grupo de edad con mayor frecuencia fueron niños/as de 10 años representando el 42,7%, siendo la media 9,54, edad mínima 7 años y máxima de 13 (tabla 1).

De acuerdo al estado nutricional, el 48,72% de los escolares se encuentran en un peso ideal, sin embargo, el 29,06% de los alumnos tienen obesidad, el 18,80% presentan sobrepeso y una minoría del 3,42% tienen bajo peso (gráfica 2).

Los 105 estudiantes del sector urbano representan un 89,7% a diferencia de los 12 alumnos que proceden del sector rural corresponde al 10,3% (gráfica 3).

El 49% de las madres encuestadas responden que el orden de nacimiento de su hijo es el primero, el 24% manifiesta que es el segundo hijo, 22 mujeres que representa el 18% mencionan que es el tercer hijo, el 6% indican que es el cuarto hijo (gráfica 4).

El 70% de las madres encuestadas respondieron que la duración de lactancia materna en sus hijos fue más de 6 meses, 19 mujeres lo cual representa el 16% manifestaron que su duración de lactancia fue 6 meses, las que dieron de lactar menos de 6 meses corresponde al 7%, finalmente solo el 5% utilizó leche de fórmula (gráfica 5).

El 62% de las madres manifestó que su familia consume agua de bidón, el 30% indicó que consumen agua potable, el 5% consumen agua de pozo y el 1,7% restante consume de otra fuente de agua (gráfica 6).

El 69% de los estudiantes reciben 3 comidas al día, el 23% recibe 4 comidas al día, el 6,8% consume más de cuatro comidas diarias y el 0,9% consume dos comidas al día (gráfica 7).

El 9,4% de los escolares comen frutas entre las comidas, el 15,4% de los estudiantes beben jugos entre comidas, el 10,2   de los niños no consumen alimento entre las comidas, el 17,1% de los niños comen golosinas y el 47,9% ingieren postres entre las comidas esenciales (gráfica 8).

El 71, 8% de los estudiantes no presentó infecciones gastrointestinales en el último mes, el 20,5% de los niños presentó una infección gastrointestinal en el último mes, el 3,4% de los alumnos presentó dos infecciones gastrointestinales en las últimas cuatro semanas, el 2,6% de los escolares tuvieron tres infecciones gastrointestinales, finalmente el 1,7% presentó más de 3 infecciones gastrointestinales en los últimas 30 días (gráfica 9).

Discusión

Los resultados de la presente investigación muestran que el 29,06% de los alumnos tienen obesidad, el 18,80% presentan sobrepeso y una minoría del 3,42% tienen bajo peso, siendo estos hallazgos concordantes con estudios nacionales e internacionales, como se explica a continuación.

Según datos publicados por Aladino 2019, un 40,6% de la población infantil española tiene exceso de peso lo cual comprende sobrepeso y obesidad. (21) Por otra parte, Skelton y Klish (2023) en su estudio de epidemiología y etiología de la obesidad en niños y adolescentes, establece que en Estados Unidos la prevalencia de obesidad aumentó drásticamente en las últimas décadas del siglo XX e inicios del siglo XXI.

Entre los niños en edades comprendidas entre 6 a 11 años, la prevalencia de obesidad aumentó del 6,5% en 1976-1980 al 19,3% el 2015- 2018. (22)

Woolford et al. (2021) detectaron que la prevalencia de la obesidad en California aumentó durante el primer año de la pandemia COVID-19 en todos los grupos de edad, especialmente entre los niños de 5 a 11 años donde el porcentaje pasó del 19% al 26%. (23)

En un estudio descriptivo y transversal realizado por Almanza et al., (2023) en México, siendo su población de estudio 468 niños/as de 9 a 12 años de escuelas públicas, determinaron que durante la pandemia el sobrepeso y la obesidad aumentaron, el 3,8% del 2015 al 2018 y el 6,4% del 2018 al 2022. En cuanto a la ingesta de alimentos, también se observó un aumento en el consumo de bebidas azucaradas (10,7%) teniendo relación con el IMC. (24) Estos resultados coinciden con nuestro estudio donde el 15,4% de los estudiantes beben jugos entre comidas.

Adamo y Garibotti en su estudio publicado en 2023 en relación a sobrepeso y obesidad en infantes de Bariloche (Argentina), hallaron que el 41% de los estudiantes de primer y séptimo grado con edades de 6 a 12 años tienen sobrepeso y obesidad donde la población con obesidad realiza menos actividad física fuera de la escuela y consume menos cantidad de alimentos protectores como frutas, verduras y hortalizas. (25)

En la presente investigación también se determinó una menor ingesta de frutas y un mayor consumo de postres entre las comidas esenciales.

Lema et al., (2021) en Cuenca detectaron en la población de estudio de 238 escolares de edades comprendidas entre 8 y 10 años, que asisten a unidades públicas y privadas del cantón Azogues que el 76,5% tiene IMC normal/ edad, mientras que el 21,8% presenta sobrepeso y obesidad.(26) En un estudio realizado por Montoya y Martínez en el Ecuador en 2021 de ‘’Sobrepeso, obesidad y factores de riesgo asociados en escolares de la Unidad Educativa Padre Jorge Quevedo, Nambacola‘’ en relación a la población de 219 niños/as entre 5 a 11 años, la prevalencia de sobrepeso y obesidad es del 32,87% (22,37% y 10,50% respectivamente), siendo mayor en el sexo masculino 40,63% (23,85% sobrepeso y 16,51% obesidad); frente al sexo femenino 25,45% (20,90% sobrepeso y 4,55% obesidad); el grupo de edad con mayor prevalencia fue entre los 9 y 11 años. (27)

Conclusiones

Los resultados de nuestro estudio muestran una prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil superior al porcentaje nacional del 35,4% publicado por ENSANUT en el año 2018 en cuanto al IMC, en comparación con los resultados de la presente investigación donde la prevalencia de obesidad es de 29,06% y sobrepeso del 18,80%. La prevalencia de bajo peso en Ecuador según los reportes de la ENSANUT 2018 es del 5,2% lo cual es mayor a la prevalencia del 3,42% de los estudiantes de la Escuela Fiscal Mixta ‘ Héroes de Paquisha’. 

En la presente investigación se constata la transición nutricional y epidemiológica que está ocurriendo a nivel mundial, donde existe una disminución de la desnutrición, pero un aumento de sobrepeso y obesidad, lo que conlleva a padecer enfermedades crónicas no transmisibles.

Los principales factores asociados a malnutrición son los trastornos fisiológicos, relacionados con la interrupción temprana de la lactancia materna y la sustitución de esta por leche de fórmula; factores demográficos, como es la edad de la madre y número de hijos; factores higiénico-dietéticos, ligados al saneamiento, el no acceso a agua potable y el desconocimiento de hábitos alimenticios saludables; y factores socioeconómicos, como la situación laboral de la madre.

FACTORES DE RIESGO ASOCIADOS A MALNUTRICIÓN EN NIÑOS DE LA ESCUELA FISCAL MIXTA HÉROES DE PAQUISHA, MACHALA, EL ORO – ECUADOR, 2023 

Anexos

Gráficas y tablas

Gráfica 1. Población de estudio

Tabla 1. Edad del niño(a)

Gráfica 2. Clasificación del IMC

Gráfica 3. Lugar de procedencia

Gráfica 4. Orden de nacimiento del hijo

Gráfica 5. Duración de lactancia materna

Gráfica 6. Procedencia del agua de consumo

Gráfica 7. Cantidad de comidas esenciales al día

Gráfica 8. Tipos de alimentos que ingiere el estudiante entre las comidas esenciales

Gráfica 9. Número de infecciones gastrointestinales en el último mes

Anexos – Factores de riesgo asociados a malnutrición en niños.pdf

Bibliografía

  1. Vega-Franco L. Hitos conceptuales en la historia de la desnutrición proteico-energética. Vol. 41, Salud Publica Mex. 1999.
  2. UNICEF. Desnutrición Crónica Infantil, Uno de los mayores problemas de salud pública en Ecuador. 2021.
  3. Organización Panamericana de la Salud. Prevención de la obesidad [Internet]. 2022. Disponible en: https://www.paho.org/es/temas/prevencion -obesidad.
  4. CEPAL. Malnutrición en niños y niñas en América Latina y el Caribe. 2018; Disponible en: https://www.cepal.org/es/enfoques/malnut ricion-ninos-ninas-america-latina-cari be.
  5. Fernández A, Martínez R, Carrasco I, Palma A. Impacto social y económico de la malnutrición. 2017.
  6. Rivera J. La malnutrición infantil en Ecuador: una mirada desde las políticas públicas. Revista Estudios de Políticas Públicas. 29 de junio de 2019;5(1):89.
  7. Lucero K. El ecuatoriano transita entre la desnutrición y el sobrepeso [Internet]. 2020. Disponible en: https://revistagestion.ec/sociedad-anali sis/el-ecuatoriano-transita-entre-la-d esnutricion-y-el-s obrepeso/
  8. ONU. La inseguridad alimentaria moderada y grave se agudiza en América Latina y el Caribe. 2023.
  9. Lozano A, Zurita F, Ubago J. Videojuegos, práctica de actividad física, obesidad y hábitos sedentarios en escolares de entre 10 y 12 años de la provincia de Granada. 2019.
  10. Cala A, Rodríguez N, Cipriano Z, Quevedo A, Crombet E. Factores de riesgo de malnutrición por defecto en niños de 1 a 5 años. Revista Información Científica. 2015;91.
  11. Saavedra JM, Dattilo AM. Factores alimentarios y dietéticos asociados a la obesidad infantil: recomendaciones para su prevención antes de los dos años de vida. 2012.
  12. Mariela M, Zamora S, Danelly D, Feijoo S, Susana González Pereira D, Ángela D, et al. Characterization of children up to 9 years with protein-energy malnutrition. Vol. 19, MEDISAN. 2015.
  13. Gálvez M, Rodríguez L, Rodríguez C. El embarazo en la adolescencia desde las perspectivas salud y sociedad [Internet]. Vol. 35, Revista Cubana de Medicina General Integral. 2016. Disponible en: http://scielo.sld.cu
  14. Agüero pl Y, Cambillo EM. FACTORES ASOCIADOS CON EL ESTADO NUTRICIONAL DE LOS NIÑOS Y NIÑAS EN EL PERÚ. Lima-Perú; 2013.
  15. Stamenkovic Z, Djikanovic B, Laaser U, Bjegovic-Mikanovic V. The role of mother’s education in the nutritional status of children in Serbia. Public Health Nutr. 1 de octubre de 2016;19(15):2734-42.
  16. FAO FOW y U. Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe. Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2020. FAO, OPS, WFP and UNICEF; 2020.
  17. Paredes M, Benítez A, Meza E. Maternal educational level and socioeconomic status as related to the nutritional status of preschool children attending day-care centers. Pediatría (Asunción). 30 de abril de 2017;44(1):43-8.
  18. Lafuente K V, Rodriguez S, Fontaine V, Yañez R. Prevalencia de la desnutrición crónica en niños menores de 5 años atendidos en el Centro de Salud Tacopaya, primer semestre gestión 2014. Vol. 39, Gac Med Bol. 2016.
  19. ONG. Tipos de desnutrición y sus efectos. Fundación Ayuda en Acción [Internet]. 2018 [citado 27 de junio de 2023]; Disponible en: https://ayudaenaccion.org/ong/blog/derec hos-humanos/tipos-de-desnutricion/
  20. Ecu ador Ministerio de Salud Pública. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición: ENSANUT-ECU 2012. INEC; 2014.
  21. López-Sobaler Ana M, Aparicio Aránzazu, Salas-González María Dolores, Loria Kohen Viviana, Bermejo López Laura María. Obesidad en la población infantil en España y factores asociados. Nutr. Hosp. [Internet]. 2021 [citado 2024 Ene 27]; 38(spe2): 27-30. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?scrip t=sci_arttext&pid=S0212-16112021000500 007&lng=es. Epub 01-Nov-2021. https://dx.doi.org/10.20960/nh.3793.
  22. Kli sh WJ, Skelton JA. Definition, epidemiology, and etiology of obesity in children and adolescents. Up to date (revisión bibliográfica hasta febrero 2020). Disponible en: https://www.uptodate.com/contents/defini tion-epidemiology-and-etiology-of-obes ity-in-children-and-adolescents.
  23. Woolford SJ, Sidell M, Li X, et al. Changes in Body Mass Index Among Children and Adolescents During the COVID-19 Pandemic. JAMA. 2021;326(14):1434–1436. doi:10.1001/jama.2021.15036
  24. Almanza O, Alemán S. Ríos C, Castillo O. Prevalencia y Tendencia de sobrepeso, Obesidad y Consumo de Alimentos no recomendables en Escolares del Norte de México, Archivos Latinoamericanos de Nutrición. 2023. Disponible ent: https://www.alanrevista.org/ediciones/20 23/3/art-5/
  25. D‘Adamo P, Garibotti G, Leive L, Guaresti G, et al. Sobrepeso y obesidad en infancias de Bariloche, Argentina: más allá de la alimentación y la actividad física. Arch Argent Pediatr 2023;121(5):e202202854.
  26. Lema V, Aguirre M, Godoy N, Cordero N. Estado nutricional y estilo de vida en escolares. Una mirada desde unidades educativas públicas y privadas. 2021. Sociedad Venezolana de Farmacología Clínica y Terapéutica. Disponible en: https://www.redalyc.org/artículo.oa?id=5 5971452003
  27. Montoya V, Martínez J. Sobrepeso, obesidad y factores de riesgo asociados en escolares de la  Unidad Educativa Padre Jorge Quevedo, Nambacola. Ocronos. 2021. Disponible en: https://revistamedica.com/sobrepeso-obes idad-factores-riesgo-escolares/