Estigma en la formación del médico residente con depresión: percepción del personal de salud

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 427

Autor principal (primer firmante): Juan Hernández Domínguez

Fecha recepción: 26/06/2024

Fecha aceptación: 08/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 427

https://doi.org/10.58842/EROY3175

Stigma in the training of resident doctors with depression: perception of health personnel

Autores:

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Hernández Domínguez Juan 1

Hernández Palafox Ángel Manuel 2

Ovando Diego Liliana 3

Ramírez Dueñas Luz Karina 4

Rugerio Ramos Marina 5

Cabrera Jiménez Miriam 6

Categoría profesional:

publica-articulo-revista-ocronos
  1. Médico Familiar, Centro de Investigación Educativa y Formación Docente, Puebla, México, Instituto Mexicano del Seguro Social.
  2. Médico de Servicio Social; Centro de Salud Tlanepantla, Puebla, México, Secretaría de Salud.
  3. Medicina Familiar, Unidad de Medicina Familiar 66, Xalapa, Veracruz, Instituto Mexicano del Seguro Social.
  4. Medicina Familiar, Centro de Investigación Educativa y Formación Docente, Puebla, México, Instituto Mexicano del Seguro Social.
  5. Médica en Radiología e Imagen, Centro de Investigación Educativa y Formación Docente, Puebla, México, Instituto Mexicano del Seguro Social.
  6. Médica en Anestesiología, Centro de Investigación Educativa y Formación Docente, Puebla, México, Instituto Mexicano del Seguro Social.

Resumen

Estigma en la formación del médico residente con depresión: percepción del personal de salud

Durante el proceso de formación el médico residente puede sufrir depresión por ser una actividad académica compleja; en consecuencia, puede sufrir de estigma por su condición de depresión siendo el personal de la salud en general participe de la estigmatización del médico residente o incluso de la sociedad en general. El objetivo de esta investigación es determinar la percepción del estigma del personal de la salud respecto a los médicos residentes que padecen de depresión.

El diseño del estudio de investigación es observacional, transversal, retrospectivo, realizado en las instalaciones del Centro de Investigación Educativa y Formación Docente (CIEFD) en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, Puebla. Se recabaron datos de 38 participantes que acudieron al curso de formación docente de ambientes clínicos de aprendizaje analizando los resultados del instrumento Percepción del Estigma por el Personal de la Salud respecto a los Médicos residentes con depresión (PEPS-MRD) como parte de las estrategias desarrolladas en el curso.

El instrumento PEPS-MRD tiene coeficiente de validez de contenido de 0.90 y confiabilidad con alfa de Cronbach de 0.92, conformado con tres dimensiones: 1) Ideas Discriminatorias (ID), 2) Discriminación por Valoración de Capacidades (DVC) y 3) Factores Desencadenantes de Discriminación (FDD) distribuidas en 26 ítems valorados con una escala tipo Likert de respuesta totalmente de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo y totalmente en desacuerdo con puntuación máxima de 104 y mínima de 26 para clasificar la percepción de estigma en muy baja, baja, alta y muy alta percepción del estigma según puntaje obtenido.

Los resultados de los participantes muestran una percepción de estigma muy baja o baja, pero existe diferenciación entre las dimensiones del instrumento con percepción muy alta o alta del estigma. La percepción de cada individuo es diversa, pero en base a los resultados obtenidos se identifican áreas de oportunidad para evitar la estigmatización en médicos residentes.

Palabras clave:

Estigma, depresión, médicos residentes, PEPS-MRD, educación médica.

Summary

Stigma in the training of resident doctors with depression: perception of health personnel

During the training process, the resident doctor may suffer from depression because it is a complex academic activity; Consequently, they may suffer from stigma due to their condition of depression, with health personnel in general participating in the stigmatization of the resident doctor or even society in general. The objective of this research is to determine the perception of stigma of health personnel regarding resident doctors who suffer from depression. The design of the research study is observational, transversal, retrospective, carried out at the facilities of the Center for Educational Research and Teacher Training (CIEFD) at the Mexican Social Security Institute (IMSS) in Puebla, Puebla. Data were collected from 38 participants who attended the teacher training course on clinical learning environments, analyzing the results of the instrument Perception of Stigma by Health Personnel regarding Resident Doctors with Depression (PEPS-MRD) as part of the strategies developed. in the course. The PEPS-MRD instrument has a content validity coefficient of 0.90 and reliability with Cronbach’s alpha of 0.92, made up of three dimensions: 1) Discriminatory Ideas (DI), 2) Discrimination by Assessment of Capacities (DVC) and 3) Triggering Factors of Discrimination (FDD) distributed in 26 items evaluated with a Likert-type response scale of totally agree, agree, disagree and totally disagree with a maximum score of 104 and a minimum of 26 to classify the perception of stigma as very low, low , high and very high perception of stigma according to the score obtained.

The results of the participants show a very low or low perception of stigma but there is differentiation between the dimensions of the instrument with very high or high perception of stigma. The perception of each individual is diverse but based on the results obtained, areas of opportunity are identified to avoid stigmatization in resident doctors.

Keywords:

Stigma, depression, resident doctors, PEPS-MRD, medical education

Introducción

La educación médica hace referencia al proceso formativo de los futuros profesionales en Medicina que incluye los niveles pre clínicos, posgrado y la educación médica continua.

Actualmente en educación médica tiene una perspectiva de humanización con visión holística del ser humano, incluir valores morales que adopte la persona que estudia y fortalezca su multiculturalidad, integridad, derechos humanos, no ser discriminada, ser incluida, de esta manera el profesional especialista en la Medicina requiere de respeto, empatía , promover su autonomía en el proceso de enseñanza aprendizaje con la intención de ampliar sus capacidades cognitivas, capacidad de ser hábil en el manejo de técnicas y procedimientos inherentes a su profesión médica para que sea un profesional capaz, comprometido y confiable para atender las necesidades de salud de la población (1).

Es requerido tener concordancia con el trabajador de la salud y el médico residente con lo establecido en su programa formativo; lógica deber ser de una educación superior con un enfoque centrado en el aprendizaje, con prospectiva al desarrollo de capacidades (2) además de la vinculación con los elementos que conforman un entorno académico en una institución de salud. Un elemento que se relaciona en la formación del médico residente, aunque no directamente el área cognitiva es el trabajador de la salud para que el alumno realice adecuadamente sus actividades contempladas en su programa operativo.

Consideremos que los trabajadores de la salud también están expuestos al mismo clima y ambiente laboral que los médicos residentes, expuestos a conductas sociales adversas, violencia en el trabajo que incluso estigmatiza a la persona o la institución o la atención médica como entes con prácticas de baja deseabilidad social. Estás prácticas se vuelcan hacia el interior de las personas que conforman una organización causando incidente o prevalente daño psicológico como la depresión, daño físico, sexual o incluso económico afectando el patrimonio de las personas e institución.

La identificación temprana de estigma puede ayudar a mejorar la formación de la persona que cursa una especialidad médica, propiciar medidas proactivas a su educación, disminuir conductas ofensivas o de discriminación, acciones inadecuadas que se han normalizado, naturalizado o tergiversado que repercuten en la salud de la persona (3).

Ser una persona especialista en Medicina en una institución de salud requiere de compromiso, de profesionalismo que implica esfuerzo mental (Bienestar psicológico), físico (Bienestar biológico) y socio-laboral (Bienestar social) considerando que la educación médica en sí es compleja; quienes consideren que la educación médica en un rol de alumno (a) como algo sencillo esta forma de pensar puede interpretarse como una forma violenta de gaslighting o discriminación por capacidades o exclusión socio laboral o ser estigmatizante olvidando que el alumno (a) puede quedar vulnerable a sufrir de ansiedad o depresión enfermedades frecuentes en esta población en el desarrollo de su rol fundamental; el propio trabajo es un generador de condiciones desfavorables de salud o enfermedad (4).

No olvidemos que los ambientes de trabajo o académicos cada vez son más indignantes e inestables por diferentes circunstancias (5) como bajos recursos económicos, aumento en las horas de trabajo o aumento de actividades a ejecutar secundario a la carencia de médicos existentes en las instituciones de salud , dudas si se respetan o no las garantías operativas sin dar valor a la fuerza de trabajo de los médicos(as) residentes por lo que puede hasta cierto punto ser increíble la existencia de una educación artesanal (6).

Es importante que se tenga empatía por parte de los trabajadores de la salud hacia la formación de persona especialista en Medicina o denominados médicos(as) residentes, fomentar su bienestar psicológico y por ende evitar repercusiones futuras en la relación médico paciente ya que es sabido que durante su proceso formativo pueden desarrollar depresión, ansiedad, estrés, burnout e ideación suicida (7,8). Si la salud del médico residente se encuentra afectada por acciones inherentes a su práctica profesional en consecuencia la atención al paciente no podrá ser de calidad; ya que no sólo decaen en su razonamiento y juicio médico, sino también en la paciencia, la amabilidad y la empatía al tratar con los pacientes, así como con los colegas u otras personas trabajadoras del equipo de salud (9).

La percepción que tenga el trabajador de la salud sobre las personas que se especializan en una área de la Medicina con algún problema de alteración mental como lo es la depresión puede ser de gran ayuda para identificar y establecer estrategias que ayuden a la disminución del estigma es esta población, para medir el estigma en esta población de médicos residentes lo abordamos desde la presencia de ideas discriminantes, discriminación por valoración de capacidades y factores desencadenantes de discriminación (10).

Las interacciones en el área laboral son vitales, una de ellas es la interacción docente-alumno que puede influir en la presencia de estigma dependiendo de su actuar; el docente puede solicitar al alumno cumplir con su jornada académica operativa laboral, atender con calidad a los pacientes, compromiso por aprender ante el paciente en lo esencialmente necesario, evitar el error médico y retroalimentar las acciones con su docente. Esta multiplicidad de actividades puede afectar su rendimiento, desarrollar depresión y estar expuesto al estigma por el personal de la salud, es todo un desafío vincular enseñanza-aprendizaje-servicio asistencial al paciente y que esto responda a los intereses de la institución formadora (11).

Una ventana de riesgo en el proceso formativo del médico residente es que el docente puede estar despersonalizado, no tener presentes las necesidades formativas de sus alumnos o incluso detectar un problema de salud generado por la presión de ese proceso formativo como es la depresión (12), en una situación extrema llegar al suicidio (13).

El docente al implementar actividades educativas activas y participativas puede ayudar a prevenir la aparición de depresión en los médicos residentes (14), mejorar la percepción del ambiente académico, detección y manejo del trastorno mental y la atención oportuna de aquellos médicos residentes que lo requiera (15). El ideal de la imagen de un médico residente socialmente aceptable es un sujeto con conocimiento científico, pero dentro de este ideal no se contempla que es un ser humano que también es sensible a enfermar como cualquier ser humano y requiere de atención en la salud por otros profesionales de la salud para restablecer su bienestar en caso de ser requerido (16,17)

El estigma social indagado en esta estudio versa sobre la percepción del trabajador de la salud hacia el médico residente; se conocen en salud mental tres tipos de estigma: 1) Estigma social (social stigma), 2) Auto-estigma (self-stigma) y 3) Estigma por búsqueda de ayuda (label avoidance) dicho personal de la salud participa de manera indirecta en el ambiente de formación médica propiciando desde su rol laboral generar sensaciones de deterioro y discriminación, que se traduce en un estudiante que se siente débil y con menos resiliencia, asociado a baja autoestima, disminución de la calidad de vida y una asociación creciente con el riesgo de suicidio (18,19).

Se entiende por estigma lo relacionado a algún atributo usado de forma despectiva por las personas o establecido por la sociedad o entorno social determinado y específico con la intención de desacreditar a la persona de quien recibe este atributo; el estigma al igual que las sociedades son dinámicas y van cambiando conforme al desarrollo de las mismas de acuerdo a sus pautas de conducta de convivencia social, normas, valores que cada individuo puede estar vulnerable a ser rechazado o en caso contrario ser aceptado pero dependiendo de las demandas socioculturales establecidas. Estas demandas pueden resultar en la exclusión y marginación (real y/o simbólica) de las personas (20).

La elección del instrumento denominado Percepción del Estigma por el Personal de la Salud en Médicos Residentes con Depresión (PEPS-MRD) está contextualizado a una institución de salud pública considerando actividades inherentes al proceso formativo de la persona que se especializa en la Medicina y tener un acercamiento a la cuestión indagada.

Objetivos (general y específicos)

Objetivo general

Determinar la percepción del estigma del personal de la salud respecto a los médicos residentes que padecen de depresión

Objetivos específicos

  • Identificar variables sociodemográficas del personal de la salud que acude a cursos CIEFD
  • Analizar los resultados de la aplicación del instrumento de Percepción del Estigma por el Personal de la Salud en Médicos Residentes con Depresión (PEPS-MRD).
  • Evaluar la percepción del estigma del personal de la salud respecto a los médicos residentes que padecen de depresión

Métodos

Diseño de estudio: Observacional, transversal y retrospectivo.

Universo de estudio

Todo trabajador del área de la salud con registro en cursos impartidos en el Centro de Investigación Educativa y Formación Docente (CIEFD) y que cuente con la aplicación del Instrumento de Percepción del Estigma por el Personal de la Salud en Médicos Residentes con Depresión (PEPS-MRD)

Lugar donde se desarrolló el estudio

Centro de Investigación Educativa y Formación Docente (CIEFD)

Período de estudio

Se recaba la información del 01 de enero al 31 de mayo de 2024 del curso “El ambiente clínico académico en el proceso de enseñanza y aprendizaje”

Cálculo tamaño de la muestra

Total de 38 participantes a curso.

Tipo de muestreo

El tipo de muestreo de este estudio es de tipo no probabilístico por conveniencia

Estadística descriptiva

Se usaron medidas de frecuencia medida de tendencia central media, mediana y moda para la identificación de posición de variables cuantitativas como la edad, puntuación del instrumento.

Estadística inferencial

La comparación de medias entre cada una de las dimensiones que integra el instrumento se estableció con la prueba t de Student.

Resultados

Se estudiaron a un total de 36 trabajadores del área de la salud de 28 a 68 años de edad en el CIEFD, con media de 40.92, mediana 42.0, moda 36. En las características generales predominantes fueron el grupo de edad el grupo de 40 a 49 años, mujeres, la antigüedad laboral entre 16 a 20 años, estado civil casado, tipo de actividad con dos o más actividades (tabla 1).

Tabla 1. Características Generales.

Ver: Anexos – Estigma en la formación del médico residente con depresión. Percepción del personal de salud, al final del artículo.

El puntaje obtenido en el instrumento mínimo de 65 y un máximo de 102 teniendo una media de 82.0, mediana y moda de 81.0. Respecto a Ideas Discriminatorias (ID), Discriminación por valoración de Capacidades (DVC) y Factores desencadenantes de Discriminación (FDD) se muestra en la siguiente tabla los puntajes obtenidos (Tabla 2).

Tabla 2. Puntaje por dimensión de instrumento PEPS-MRD

Ver: Anexos – Estigma en la formación del médico residente con depresión. Percepción del personal de salud, al final del artículo.

El valor máximo de las dimensiones ID y DVC es de 36 puntos y mínimo de 9, para la dimensión FDD es de 32 máximo y 8 mínimo. La puntuación total del instrumento es de 104 puntos y una mínima requerida de 26 puntos para la valoración de estigma.

Los ítems valorados para una percepción estigmatizante fueron 4 valorados totalmente de acuerdo y de acuerdo (tabla 3).

Tabla 3. Ítems relacionados a percepción estigmatizante.

Ver: Anexos – Estigma en la formación del médico residente con depresión. Percepción del personal de salud, al final del artículo.

Fuente: Elaboración Propia.

* Debe estar en permanente supervisión por personal de la salud calificado (DVC)

** Debe estar condicionado a recibir tratamiento para continuar con su formación médica (DVC).

*** Sus actividades de formación deben ser al parejo de sus compañeros en formación de especialidad médica (FDD)

**** En cada acción ejecutada ante el paciente debe hacerse revisión de su actuar por otro médico (DVC).

Respecto a los ítems no estigmatizantes están relacionados a ideas discriminatorias y factores desencadenantes de discriminación (Tabla 4).

Tabla 4. Ítems relacionados a percepción no estigmatizante.

Ver: Anexos – Estigma en la formación del médico residente con depresión. Percepción del personal de salud, al final del artículo.

Fuente: Elaboración propia.

* Debe evitar relacionarse con el personal de la salud (FDD).

** Debe estudiar otra profesión que no sea del área de la salud (ID).

*** Es intocable por el solo hecho de tener depresión (ID).

El resultado final de la percepción estigmatizante conforme a los resultados del instrumento PEPS-MRD no hay percepción estigmatizante en el trabajador de la salud en general (Tabla 5).

Tabla 5. Escala Percepción del Estigma por el Personal de la Salud en Médicos Residentes con Depresión

Ver: Anexos – Estigma en la formación del médico residente con depresión. Percepción del personal de salud, al final del artículo.

En la comparación de medias se encontró diferencia significativa con prueba t de student entre las dimensiones ID y DVC (p<0.000) así como en las dimensiones ID y FDD (p<0.000) (Tabla 6).

Tabla 6. Comparación de medias ID/DVC.

Ver: Anexos – Estigma en la formación del médico residente con depresión. Percepción del personal de salud, al final del artículo.

t Student

Fuente: Elaboración propia.

En relación a este análisis y los resultados puntuados por cada una de las dimensiones la percepción estigmatizante del trabajador de la salud es por discriminación por valoración de capacidades y factores desencadenantes de discriminación, aunque en la percepción general del instrumento es no estigmatizante.

Discusión

El estigma es una condición social particular que sufre un individuo y es un signo de desgracia social que se encuentra relacionado a muchas afecciones en el área de salud. En un estudio realizado por Taher et al. en Irak se recabaron datos de edad, género, ocupación y se aplicó un instrumento para la valoración del estigma de la diabetes Tipo 2 (DSAS-2). La edad media fue de 56 años siendo que el 65,5% tenían más de 50 años, los hombres representaron 61,8%, casados 57,1%, ocupación tiempo completo 55,4%.

En nuestra investigación obtuvimos datos cercanos a lo mencionado en Irak respecto a la edad la media fue de 40.92% y el grupo de 40 a 49 años representan el 50.0%, a diferencia del estudio de Irak en nuestro estudio predominaron las mujeres siendo el 66,7% pero cifras similares en el estado civil casado en 52,8% y en relación a la ocupación nuestro estudio presentó el 41,7% con dos o más actividades.

Realizamos pruebas de asociación con variables de caracterización de la población siendo todas no significativas quizás debido al tamaño de la muestra a diferencia de Taher et al. que reportó que un nivel educativo más bajo, estar divorciado o viudo, tener más de 50 años, estar desempleado o ama de casa mostraron puntuaciones de estigma significativamente más altas.

Para la valoración del estigma se aplicó el instrumento PEPS-MRD para personal de la salud respecto a la percepción que se tiene en médicos residentes con depresión condición de salud que al igual que la diabetes mellitus tipo 2 es causa de estigmatización en el individuo; concordamos con el estudio realizado por Taher et al. donde se aplicó instrumento para valoración del estigma a pacientes con diabetes teniendo a consideración que la percepción desfavorable no es causado por los síntomas de una u otra enfermedad sino es el desconocimiento o la falta de difusión de la información para no estigmatizar

Tomando a consideración el instrumento DSAS-2 el estigma problemático apareció solo en el 24,71% siendo un porcentaje minoritario de los participantes estudiados a comparación de nuestro estudio en donde no existe percepción estigmatizante conforme a las escalas de valoración del instrumento PEPS-MRD.

Realizando la reflexión entre ambos instrumentos hay aspectos que indagan respecto a las capacidades de la persona estigmatizada; en el DSAS-2 se reportó en la subescala ser tratado de manera diferente los participantes percibieron el sentimiento de ser tratados como enfermos, ser rechazados por los demás, y que algunas personas piensan que no pueden cumplir con sus responsabilidades.

En la investigación presente se observó en la dimensión de discriminación por valoración de capacidades respecto a ser tratado como enfermos se tiene la percepción de que el médico residentes con depresión debe estar condicionado a recibir tratamiento, en el caso de ser rechazado por los demás lo vinculamos a que se debe de estar en permanente supervisión por personal de la salud calificado, el pensamiento de que no pueden cumplir con sus responsabilidades el resultado de nuestro estudio muestra que cada acción ejecutada por el médico residente ante el paciente debe hacerse revisión de su actuar por otro médico.

En la dimensión del instrumento PEPS-MRD de factores desencadenantes de discriminación que enuncia las actividades de formación deben ser igual que el resto de los compañeros se vincula con el resultado de DSAS-2 que un bajo porcentaje piensa que las personas los consideraban inferiores (21).

Aunque en nuestra investigación se tiene una percepción no estigmatizante respecto a médicos residentes que sufren de depresión los resultados muestran que existe la idea de que cada acción realizada por el médico residente tiene que ser revisada por otro médico siendo una percepción que corresponde a discriminación por valoración de capacidades; la condición de tener depresión como lo menciona en su estudio Vidigal, A., entre los estudiantes de Medicina es una condición desatendida en el ambiente académico en 56 (42,7%) estuvieron totalmente de acuerdo, 51 (39%) parcialmente de acuerdo: Nuestro estudio contrario a lo reportado por Vidigal, A., en relación a la percepción social sobre la depresión observó un alto grado de acuerdo con algunas afirmaciones relacionadas con el estigma de personas afectadas por la depresión (22).

Conclusiones

La percepción del estigma en el personal de la salud respecto a los médicos residentes con depresión no es una problemática relevante pero sí hay que elaborar acciones para modificar la percepción de que el médico residente es una persona que debe estar en permanente tratamiento para continuar sus estudios, que tiene que estar supervisado en sus acciones y considerar la mediación de las mismas.

Anexos – Estigma en la formación del médico residente con depresión. Percepción del personal de salud.pdf

Bibliografía

  1. Mezzalira DP, Ferreira AC, Andrade GH, Teo CRPA, Mattia BJ. A humanização na educação médica no Brasil. RSD. 15 de enero de 2022;11(1):e57711125337.
  2. García Yáñez Y, Moreno-Candil D, Candil Ruiz A, Macías Ávila S, Jiménez Rodríguez MA. Teorías implícitas sobre el proceso enseñanza-aprendizaje de profesores de Medicina. Inv Ed Med. 6 de enero de 2020;9(33):62-71.
  3. Rohwedder LS, Silva FLD, Albuquerque BB, Sousa R, Sato TDO, Mininel VA. Asociación entre comportamientos ofensivos y riesgo de burnout y depresión en trabajadores de la salud. Rev Latino-Am Enfermagem. diciembre de 2023;31:e3986.
  4. Palma-Contreras A, Ansoleaga E. Asociaciones entre factores de riesgos psicosociales, dimensiones organizacionales y problemas de salud mental, relacionados con la violencia laboral, en trabajadores de tres hospitales chilenos de alta complejidad. Cad Saúde Pública. 2020;36(3):e00084219.
  5. Hernández-Domíngue z J, Ramírez-Dueñas L, Roco-Zúñiga A, Fernández-Vázquez MU. Ambiente clínico académico de las residencias médicas en el Instituto Mexicano del Seguro Social, Puebla. Revista de Educación y Desarrollo. 2022;62:37-46.
  6. Páez Moreno R. Abordaje bioético de “la educación médica desde el enfoque de la salud basado en derechos humanos”. Inv Ed Med. 6 de octubre de 2020;9(36):96-102.
  7. Delgado Domínguez C, Rodríguez Barraza A, Lagunes Córdoba R, Vázquez Martínez FD. Relación entre bienestar psicológico y empatía en médicos residentes en una universidad pública en México. Inv Ed Med. 3 de abril de 2020;9(34):16-23.
  8. Cruz LTS, Gonçalves IM, Moura RS, de Sousa MR, de Figueiredo Júnior HS. Síndrome de Burnout, trastornos mentais e suicídio em médicos: uma revisão de literatura. Revista Eletrônica Acervo Saúde. 2022;15(5):e10218-e10218.
  9. Depresión en médicos que trabajan en un sanatorio privado de Libertador.pdf.
  10. Hernández Domínguez J. Percepción de estigma por el personal de la salud respecto a la formación de médicos residentes con depresión: validez y confiabilidad de un instrumento. OCRONOS. 2023;6(12):207.4.
  11. Oliveira ADS, Bispo EPDF, Omena KVMD, Chaves JB, Souza WSD, Barboza JSDA, et al. Articulação ensino-serviço: desafios e potencialidades no contexto de um Programa de Residência Multiprofissional em Saúde. RSD. 1 de abril de 2022;11(5):e16411527895.
  12. Moreto G, González Blasco P, Piñero A. Reflexiones sobre la deshumanización de la educación médica: empatía, emociones y posibles recursos pedagógicos para la educación afectiva del estudiante de Medicina. Educación Médica. mayo de 2018;19(3):172-7.
  13. Jordán Alfonso A, Arrom C, Capurro MH, Fresco MDP, Arrom Suhurt CM, Arrom Suhurt MA. Riesgo suicida y depresión en Residentes de un Hospital Escuela. Rev cient cienc salud. 28 de octubre de 2022;4(2):74-82.
  14. Romero Leguizamón CR. ¿Medicina: arte o ciencia? Una reflexión sobre las artes en la educación médica. Educación Médica. noviembre de 2018;19(6):359-68.
  15. Hernández GJ, Pizano WLC, García SG. Médicos residentes: relación del clima académico con ansiedad, depresión y riesgo suicidio. Revista Electrónica de Psicología Iztacala. 2021;24(2):645-54.
  16. Mascarúa-Lara E, Vázquez-Cruz E, Córdova-Soriano JA. Ansiedad y depresión en médicos residentes de la especialidad en Medicina Familiar. Atención Familiar [Internet]. 17 de marzo de 2015 [citado 13 de noviembre de 2023];21(2). Disponible en: http://www.revistas.unam.mx/index.php/at encion_familiar/article/view/47919
  17. Váz quez-Ramírez LA, González-Pedraza Avilés A. Ansiedad, depresión y calidad de vida en un grupo de médicos residentes de la ciudad de México. Atención Familiar [Internet]. 17 de marzo de 2015 [citado 13 de noviembre de 2023];21(4). Disponible en: http://www.revistas.unam.mx/index.php/at encion_familiar/article/view/47958
  18. Gon zález-Sancho R, Picado Cortés M. Revisión sistemática de literatura sobre suicidio: factores de riesgo y protectores en jóvenes latinoamericanos 1995-2017. Actualidades en Psicología. 2020;34(129):47-69.
  19. Durango JS, Echeverri PJ, Valencia JG, Uribe E, Cárdenas LG. Autoestigma y estigma por búsqueda de ayuda en estudiantes y profesionales de la salud: una revisión de la literatura. Revista Médica Clínica Las Condes. noviembre de 2023;34(6):400-10.
  20. Eslabão AD, De Pinho LB, Dos Santos EO. Evaluation of stigma in access to the psychosocial care center / Avaliação do estigma no acesso ao centro de atenção psicossocial. Rev Pesqui (Univ Fed Estado Rio J, Online) [Internet]. 30 de octubre de 2023 [citado 18 de junio de 2024];15. Disponible en: https://seer.unirio.br/cuidadofundamenta l/article/view/12882
  21. Taher TMJ, Ahmed HA, Abutiheen AA, Alfadhul SA, Ghazi HF. Stigma perception and determinants among patients with type 2 diabetes mellitus in Iraq. J Egypt Public Health Assoc. 29 de noviembre de 2023;98(1):20.
  22. Soeiro ACV, Flexa CVB, Ferro GB, Lima ILF, Porto JPP. Depressão, estigma e preconceito: o que pensam os estudantes de Medicina? Rev bras educ med. 2022;46(3):e114.