Dilemas y conflictos de los cuidados en el medio residencial

https://doi.org/10.58842/KOPQ4514

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 7–Julio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº7: 26

Autor principal (primer firmante): M. Sánchez Ortiz

Fecha recepción: 6 de junio, 2023

Fecha aceptación: 3 de julio, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(7) 26

M. Sánchez Ortiz 1, M. López Pérez 2, L. Chavarrias Izquierdo 1, M. M. González Eizaguirre 1, A. Ramón Martín 1, A. Sangüesa Lacruz 1.

Servicio Geriatría, Hospital San José Teruel. C. Salud Teruel Ensanche.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

España tiene una de las esperanzas de vida más altas de la Unión Europea. Existe un mayor porcentaje de enfermedades crónicas, una difícil accesibilidad a la atención sanitaria, un alto consumo de medicamentos y una menor percepción de buena.

Buena parte de estos fenómenos tienen lugar en entornos residenciales. Se estima que hay más de 360.000 plazas residenciales en España, 4,2 plazas por cada 100 mayores de 65 años, con desigual distribución territorial.

Es por ello que, ante el envejecimiento español con predominio del componente de feminización y ruralización, se están proliferando nuevas soluciones y servicios para atender las necesidades de esta población, desde los cuidados a las necesidades económicas, de salud o habitabilidad.

Ante esta nueva búsqueda de soluciones aparecen nuevos conflictos éticos y de cuidados en las residencias de mayores, en la mayoría de las ocasiones con el principal factor de un ratio personal- residente, inferior al recomendado.

Este estudio, mediante encuesta, tiene como objetivo describir las principales cuestiones clínicas y éticas por parte de los trabajadores en el medio residencial.

Método

Estudio descriptivo, transversal mediante encuesta escrita. El cuestionario se compone de varias secciones: formación en ética, sensibilidad moral en el cuidado, dilemas éticos y resolución de conflictos con un total de 40 preguntas. Las respuestas se obtenían de forma anónima.

Se recogieron también datos genéricos como experiencia laboral, edad, sexo, formación y cargo a desempeñar.

publica-articulo-revista-ocronos

Resultados

Se han incluido un total de 22 encuestados. Son mujeres el 71,43%, la edad media es de 33,64 años. Tenían menos de 3 años de experiencia laboral el 57,14%, un 21,43% entre 3 y 5 años, el 21,43% ha trabajado en el sector sanitario más de 10 años.

Todos afirmaron tener formación en ética y deontología profesional, el 42,86% la ha recibido durante su etapa profesional, el 50% en la etapa formativa y un 7,14% refieren que nunca han recibido formación reglada. Todos coinciden en que les gustaría más formación en este campo.

Respecto a los dilemas éticos en su intervención profesional, únicamente dos profesionales (9,09%) nunca han sentido que estaban ante un dilema ético.

Sensibilidad moral en el cuidado

Todos los participantes consideran fundamental mostrar una actitud de apoyo, establecer una relación de confianza con el paciente/residente y que deben ayudar al paciente a expresar sus inquietudes. Pero el 78,57% refiere tener la habilidad de percibir que le preocupa al paciente, el 21,43% encuentra esta habilidad condicionada a “según que paciente”.

Les preocupa al 78,57% no disponer de tiempo para escuchar, al igual que les molesta oír referirse a los pacientes por su diagnóstico y en el mismo porcentaje no les resulta difícil escuchar los sentimientos de los pacientes, tampoco cuesta identificar las inquietudes de índole religioso, pero en este caso si se ve condicionado a “según paciente” en un 35,71%.

A la pregunta ¿me cuesta aceptar las decisiones de los pacientes? Un 64,29% de entrevistados expreso su negativa y el 35,71% afirma que le cuesta aceptar las decisiones.

Dilemas éticos

Hemos agrupado en bloques los conflictos de cuidados, en este bloque de cuestiones respondían desde total acuerdo ante la identificación del conflicto ético hasta total descuerdo si no lo consideraban un conflicto, entre medias considerable acuerdo o desacuerdo cuando no era en la totalidad de los casos.

  • Nutrición (con fin de alargar la vida): Total acuerdo el 21,43% y considerable acuerdo 78,57%

  • Contenciones físicas: Total acuerdo 28,57%, considerable acuerdo 57,14% y en total desacuerdo el 14,29%.

  • Medicamentos parenterales o subcutáneos: Total desacuerdo 71,43%, considerable desacuerdo 7,14% y considerable acuerdo 21,43%

  • Uso de placebos: Total acuerdo 42,86%, considerable acuerdo 28,57% y total desacuerdo 28,57%.

  • Opiniones respecto al manejo terapéutico en situaciones de últimos días: Total acuerdo 28,57%, considerable acuerdo 50%, total desacuerdo 21,43%.

  • Cuidados al final de la vida: Total desacuerdo 50%, considerable desacuerdo 28,57% y considerable acuerdo 21,43%

Ante la afirmación “creo que hay situaciones de derivaciones innecesarias a algunos pacientes a los Servicios de Urgencias” se encuentran totalmente de acuerdo el 28,57% y considerablemente acuerdo el 57,14%, en contra el 14,29% y nadie está en total desacuerdo.

Sobre la funcionalidad de los pacientes, todos consideran que se podría hacer más por esta. Al igual con el respeto de la autonomía y sobre el respeto a la intimidad.

Un alto porcentaje tiene la impresión de mantener tratamientos sabiendo que no son útiles (total 42,86% y considerable 57,14%).

Todos los participantes están de acuerdo en respetar las voluntades expresadas de los pacientes en situación de final de vida.

En un 78,57% de los participantes sienten que no hacen realmente lo importante por la alta carga laboral. Un 50% afirma que dejan actividades pendientes para otros días por la sobrecarga de trabajo.

Resolución de conflictos éticos

Los encuestados consideran que la experiencia clínica, el conocimiento científico y los valores personales son los aspectos que más les influye a la hora de tomar decisiones en situaciones de carácter ético (escala del 1 al 10)

  • El código deontológico: Media 6,78; Mediana 7; Moda 8

  • Los valores personales: Media 8,21; Mediana 8,5; Moda 9

  • Experiencia clínica: Media 8,28; Mediana 8; Moda 7

  • Conocimiento científico: Media 8,42; Mediana 9; Moda 9

Perciben que en más de un tercio de los casos no se comparten aspectos éticos de la práctica profesional y entorno al 25% detectan baja su capacidad para defender un criterio ético en una situación emergente.

Un 35,71% de personas percibió una situación de conflicto hace menos de una semana, entre una semana y un mes el mismo porcentaje. Hace un mes el 21,43% y más de un mes 7,14%.

El origen de dicha situación era la comunicación con la familia (64,29%) y el final de la vida (35,71%). El agente principal implicado era la familia en 64,29%, el personal sanitario en el 28,57%

Discusión

Conforme avanza el tiempo, la siguiente certeza es más percibida por los médicos y trabajadores sociales españoles: a pesar de la considerable proporción de personas mayores que preferirían vivir y recibir cuidados en casa el mayor tiempo posible, las circunstancias a veces les obligan a trasladarse a una residencia de ancianos.

Este hecho nos insta a incidir en la idea de mejorar las condiciones de atención y salud, además de crear y validar herramientas que protejan el principio de autonomía en las residencias de mayores.

Los problemas éticos detectados hacen referencia, fundamentalmente, al conflicto entre la seguridad de las personas usuarias (no maleficencia) y el respeto a su autonomía, que en algunos casos puede estar disminuida. Estos problemas aumentan ante el abordaje de personas con diferentes niveles de autonomía y riesgos.

Los problemas de gestión de recursos son vividos como generadores de problemas éticos en la asistencia al igual que la carga laboral.

Hay claras actitudes de intentar apoyar, establecer relaciones de confianza, ayudar a expresar sus inquietudes, sentimientos y de respeto a la expresión religiosa. Al igual que en un porcentaje alto no hay dificultad a la hora de aceptar las decisiones del paciente y todos coinciden en respetar las voluntades expresadas en situación de final de vida.

El perfil de trabajadores en el centro residencial son mujeres con menos de 3 años de experiencia laboral, menos de un tercio tiene una experiencia superior a 10 años. En clara relación con el problema de encontrar personal dispuesta a trabajar en el medio residencial o con personas institucionalizadas.

Factores como peores condiciones económicas y laborales en gran parte de los casos, la falta de obtención de puntos para bolsas de trabajo de centros dependientes del Ministerio de Sanidad u otros factores personales puede estar en relación con el perfil actual de trabajadores.

A todos los participantes les gustaría seguir recibiendo formación en ética y deontología. Entorno al 80% de entrevistados afirman haber presenciado situaciones que les generaban dilemas éticos.

La probable sobrecarga actual de trabajo y cuidados en las residencias de mayores, en donde generalmente hay poco personal para el volumen de residentes, puede suponer la principal barrera de mejora en la resolución de conflictos.

También, la falta de formación en cuidados paliativos e incluso la falta de formación conceptual puede originar dificultades.

Conclusiones

  • Situaciones relacionadas con la nutrición, uso de ciertos medicamentos, las derivaciones en casos innecesarios a Unidades Hospitalarias y las contenciones físicas son causas frecuentes de conflictos éticos

  • El origen de los conflictos éticos y clínicos según los encuestados era la comunicación con la familia y el final de la vida. Identificando como gente principal implicado a la familia y el médico tratante.

Bibliografía

  1. Alberto Cabañas Cob, Borja Apellaniz Aparicio, Gloria Santa Palao, Carmen Pardo Chacón, Paloma Larena Grijalba, Paloma Fabado Martínez. Atención sociosanitaria en una residencia urbana sanitarizada y el papel de Atención Primaria. Estudio cualitativo con residentes, familiares y profesionales, Atención Primaria, Volume 55, Issue 2, 2023. https://doi.org/10.1016/j.aprim.2022.102 529
  2. Guardia Mancilla, P., Montoya-Juarez, R., Marti-García, C., Herrero Hahn, R., García Caro, M.P., & Cruz Quintana, F. (2018). Percepciones de los profesionales sobre la atención prestada, obstáculos y dilemas éticos relacionados con el final de la vida en hospitales, centros de Atención Primaria y residencias de ancianos. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 41(1), 35-46. https://dx.doi.org/10.23938/assn.0170
  3. Ka lseth J, Theisen OM. Trends in place of death: The role of demographic and epidemiological shifts in endof-life care policy. Palliat Med. 2017; 31:964–74. DOI: 10.1177/0269216317691259
  4. Loh AZH, Tan JSY, Jinxuan T, Lyn TY, Krishna LKR, Goh CR. Place of Care at End of Life: What Factors Are Associated With Patients’ and Their Family Members’ Preferences? Am J Hosp Palliat Care. 2016; 33:669–77. DOI: 10.1177/1049909115583045