Biopsia renal percutánea en adultos. Revisión monográfica

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 4–Abril 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 4: 879

Autor principal (primer firmante): Zoila Stany Albines Fiestas

Fecha recepción: 01/04/2024

Fecha aceptación: 28/04/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(4): 879

https://doi.org/10.58842/OZBX7703

Autor:

Zoila Stany Albines Fiestas.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Categoría profesional:

F.E.A Nefrología. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.

Resumen

La realización de la biopsia renal es fundamental para el conocimiento de la patología renal, desempeñando un papel crucial en el diagnóstico de certeza, evaluación y tratamiento en estas entidades. Se abordará en esta revisión la biopsia renal, destacando su técnica, indicaciones, contraindicaciones y complicaciones en adultos.

Palabra clave: “biopsia renal”, “patología renal”.

Definición

La biopsia renal es un procedimiento invasivo mediante el cual se extrae uno o varios cilindros renales mediante punción para su evaluación al microscopio. Es el Gold Standard para el diagnóstico de la patología renal 1.

Técnica

Para realizar el procedimiento, habitualmente el paciente deberá colocarse en decúbito prono sobre una almohada doblada a la altura del epigastrio y ambos hipocondrios.

La biopsia renal percutánea requiere la localización del riñón generalmente mediante ecografía. Frecuentemente, se realiza sobre el riñón izquierdo para evitar el riesgo de punción hepática accidental. Deberá realizarse preferentemente sobre uno de los polos (preferible el inferior) para minimizar el riesgo hemorrágico por punción de un vaso principal.

publica-articulo-revista-ocronos

Además, se utiliza habitualmente anestesia local e incluso bajo guía ecográfica, se puede utilizar una aguja espinal para localizar la cápsula del polo inferior y administrar anestesia por el trayecto de la aguja de la biopsia.

Después de realizar una pequeña incisión en la piel para facilitar el paso, la ecografía en tiempo real se utiliza para guiar la aguja de la biopsia directamente hacia el polo inferior 2.

Usualmente, se extraen dos cilindros, aunque si son pequeños, se requerirá un cilindro más 3. Es fundamental, el transporte posterior rápido al laboratorio de anatomía patológica en suero salino, donde las muestras serán preservadas para microscopía óptica, inmunofluorescencia y microscopía electrónica.

Indicaciones

Dentro de las indicaciones para la realización de la biopsia renal se incluyen:

  • Síndrome nefrótico del adulto.
  • Síndrome nefrítico agudo.
  • Fracaso renal agudo sin clara causa etiológica 4 y presencia de alteraciones urinarias (hematuria o proteinuria) acompañantes.
  • Proteinuria aislada significativa (habitualmente mayor de 1 gramo en 24 horas) no nefrótica.
  • Microhematuria aislada, solamente ante estudio de donante vivo y necesidad de consejo genético.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Lupus eritematoso sistémico con actividad a nivel renal.
  • Diabetes en casos de evolución atípica.
  • En el trasplante renal 5 ante sospecha de rechazo agudo o crónico, nefrotoxicidad aguda o crónica, recidiva de una nefropatía primaria entre otros.

Contraindicaciones

Dentro de las contraindicaciones relativas 1 para su realización, se identifican:

  • Riñones hiperecogénicos de pequeño tamaño.
  • Riñón nativo único.
  • Presencia de quistes bilaterales múltiples.
  • Hidronefrosis.
  • Infección renal o perirrenal activa.
  • Infección cutánea en el lugar de realización de la biopsia.
  • Obesidad mórbida.

Dentro de las contraindicaciones absolutas 1, se identifican:

  • Trastorno de coagulación no corregible.
  • Hipertensión arterial grave no controlada.
  • Ausencia de colaboración por parte del paciente.

Complicaciones

Las posibles complicaciones globalmente oscilan entre 6-8%. No obstante, es una técnica segura dado que la mortalidad oscila entre 0,1 y 0,02%6.

Dentro de las complicaciones tras la realización de la biopsia renal, se incluyen:

  • Hemorragia.
  • Microhematuria.
  • Hematuria macroscópica hasta en un 12%. Suele ser autolimitada y cede con reposo en pocas horas.
  • Dolor lumbar.
  • Fístula arteriovenosa.
  • Hipertensión (riñón de Page).
  • Infección.
  • Punción de otros órganos.

Para evitar las complicaciones, es necesario que el paciente guarde reposo y se hidrate adecuadamente, vigilar las constantes vitales y valorar la zona de punción junto con la coloración de la orina.

El paciente deberá permanecer al menos 24 horas en el hospital, tras lo cual puede ser dado de alta si no han aparecido complicaciones 6.

Conclusiones

La biopsia renal es esencial en el estudio de diversas patologías renales; no obstante, es crucial establecer criterios bien definidos sobre cuándo se debe realizar para garantizar su efectividad diagnóstica, determinar el pronóstico y guiar adecuadamente el tratamiento.

Asimismo, su realización ecodirigida puede presentar riesgos, pero con una preparación adecuada, se pueden reducir al mínimo las complicaciones. De igual forma, la colaboración entre clínicos y patólogos es indispensable, con la finalidad de garantizar una realización adecuada del procedimiento.

Bibliografía

  1. Arias M, Martín-Malo A, Ortiz Arduan A, Praga Terente M, et col. Hernando Nefrología Clínica. 5ª Edición. 2023: p. 255-58.
  2. Korbet SM. Biopsia renal percutánea. Semin Nephrol 2002; 22:254.
  3. Andrulli S, Rossini M, Gigliotti G, et al. Los riesgos asociados con las biopsias percutáneas de riñón nativo: un estudio prospectivo. Trasplante de Nephrol Dial 2023; 38:655.
  4. López-Gómez JM, Rivera F. Renal biopsy findings in Acute Renal Failure in the Cohort of Patients in the Spanish Registry of Glomerulonephritis. Clin J Am Soc Nephrol 2008; 3: 674-81.
  5. Serón D, Anaya F, Marcén R, García del Moral R, Vázquez- Martul E, Alarcón A, et al. Recomendaciones para la indicación, obtención, procesamiento y evaluación de biopsias en el trasplante renal. Nefrología 2008;4: 385-96.
  6. Bakdash K, Schramm KM, Annam A, Brown M, Kondo K, Lindquist JD: Complications of Percutaneous Renal Biopsy. Semin Intervent Radiol 2019, 36(2):97-103.