Estudio comparativo sobre ansiedad prepandemia y pospandemia en estudiantes de Enfermería de la FESI UNAM

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 11–Noviembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 11: 46.2

Autor principal (primer firmante): Leticia Cuevas Guajardo

Fecha recepción: 31/10/2023

Fecha aceptación: 05/11/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(11): 46.2

https://doi.org/10.58842/WVYN5351

Leticia Cuevas Guajardo, Doctora en Educación, Profesora Titular “C” TC de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

 María de los Ángeles Godínez Rodríguez, Doctora en Ciencias de Enfermería, Profesora Titular “A” TC de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Luisa Bravo Sánchez, Doctora en Ciencias de Enfermería, Profesora Titular “A” TC de la Carrera de Enfermería

de la FESI UNAM.

José Luis Martínez Correa, Cirujano Dentista, Profesor Asociado “C” TC de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Dinora Valadez Díaz, Maestra en Enfermería, Profesora Asignatura “B” de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Jordi Omar Cárdenas Vargas, Lic. en Enfermería, Profesor Asignatura “A” de la Carrera de Enfermería de la FESI UNAM.

Resumen

Introducción: una vez que pasó la etapa más crítica de la pandemia por COVID-19, se pudo regresar a clases presenciales en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (FESI UNAM), sin embargo, el regreso a clases, puso de manifiesto que l@s estudiantes pasaron por un periodo muy difícil para ell@s, pues en los grupos se advertía que a la mayor parte de jóvenes les había afectado mucho el confinamiento.

Por lo que se hizo importante acercarse a la realidad de l@s estudiantes universitari@s, quienes mencionan haber sufrido de ansiedad debido a las clases en línea, fundamentalmente por las intervenciones de Enfermería que debieron aprender de manera presencial; sin embargo, much@s refieren haber sufrido de ansiedad antes de la pandemia.

publica-articulo-revista-ocronos

Por lo que el problema de esta investigación radicó en determinar la ansiedad que presentaban l@s estudiantes antes de la pandemia y su incremento a causa de ésta, así como, la sintomatología que han presentado est@s estudiantes. Por lo anterior, la pregunta de investigación fue:

¿Cuál es el nivel de ansiedad prepandemia y postpandemia que sufre un grupo de estudiantes vespertino de Enfermería en la FESI UNAM?

Objetivo general: medir el nivel de ansiedad manifestada por l@s estudiantes de un grupo vespertino de la FESI UNAM previo a la pandemia y posterior a ésta; y su sintomatología.

Objetivos específicos: a) establecer el nivel de ansiedad en l@s estudiantes previo a la pandemia y su sintomatología. b) Apreciar el nivel de ansiedad en l@s estudiantes a causa de la pandemia y su sintomatología. c) Comparar los niveles de ansiedad previos a la pandemia y posteriores a ésta con su sintomatología. d) Saber si este problema psicofísico continúa presente en l@s estudiantes.

Métodos: es una investigación cuanti-cualitativa, exploratoria, descriptiva, comparativa, interpretativa y transversal. Para la sección cuantitativa de la investigación se empleó el método Ex Post Facto. Para la sección cualitativa se empleó el Método de la Fenomenología interpretativa o hermenéutica de Heidegger.

Resultados: l@s jóvenes tuvieron “preocupación por el futuro… pensar de manera irreal por problemas que no existen”; pensamientos muy comprensibles debido a la zozobra que vivieron, ante una amenaza inminente de ver truncados sus planes futuros.

En cuanto a los sí­ntomas cognitivos o de pensamiento de la ansiedad y los signos motores u observables de la ansiedad que se citan en la introducción de este trabajo, coinciden con la sintomatología referida por l@s estudiantes, hay una joven que requiere de atención debido a que su ansiedad ya se ha vuelto desproporcionada y por lo tanto anormal; y un joven que reconoce seguirla padeciendo, pero por causas diferentes a la pandemia. El resto de los estudiantes manifiestan estar ya en un estado de equilibrio, aunque aún tienen algo de ansiedad.

Discusión Los resultados de esta investigación confirman lo referido en la introducción del trabajo pues para l@s jóvenes universitari@s hay situaciones que pueden tener un impacto negativo en su salud mental; y, por lo tanto, favorecer la aparición de ansiedad que puede ser o no patológica.

Conclusiones: a) el porcentaje de ansiedad prepandemia en l@s estudiantes fue del 30.44%. b) El porcentaje de ansiedad pandemia-postpandemia en l@s estudiantes fue del 43.47%c) La ansiedad y sintomatología de ésta en el grupo de estudiantes fue mayor durante la pandemia y postpandemia. d) Hasta el momento, el 65.21% de l@s estudiantes siguen con ansiedad. e) Hay 2 casos especiales en los que se requiere de atención y apoyo para l@s jóvenes, una estudiante que continúa con una ansiedad prolongada, y un joven que su ansiedad se debe a otros problemas.

Palabras clave: ansiedad, síntomas, estudiantes de Enfermería.

Introducción

La ansiedad es un trastorno mental prevalente en la actualidad porque engloba una serie de cuadros clínicos que incluyen, como rasgo común, múltiples disfunciones y desajustes a nivel cognitivo, conductual y psicofisiológico (1). Para Lazarus (1976), la ansiedad es un fenómeno que tiene la función de movilizarnos ante situaciones amenazantes y/o preocupantes, de tal forma que haremos lo necesario para evitar el riesgo, neutralizarlo, o bien, afrontarlo adecuadamente.

Desde el punto de vista de Lang (2002), es una respuesta emocional del sujeto al enfrentarse a situaciones que interpreta como peligros o amenazas. Mientras que Kiriacou y Sutcliffe (1987), ansiedad la definen como una respuesta con efectos negativos (como cólera o depresión) acompañada de cambios fisiológicos como descargas hormonales o el incremento de la tasa cardiaca (1).

Ansiedad proviene del latín anxietas, congoja o aflicción que consiste en un estado de malestar psicofísico que se caracteriza por una sensación de inquietud, intranquilidad, inseguridad o desasosiego ante lo que se percibe como una amenaza inminente de causa indefinida con una valoración irreal o distorsionada de la amenaza; cuando es aguda y/o severa, puede paralizar al sujeto, transformándose en pánico.

La ansiedad es anormal si es desproporcionada y prolongada con relación al estímulo desencadenante (1).

Los sí­ntomas cognitivos o de pensamiento de la ansiedad son:

a) preocupación, b) inseguridad, c) miedo o temor, d) aprensión, e) pensamientos negativos de inferioridad o incapacidad, f) sensación de peligro o amenaza, g) dificultad de concentración, h) dificultad para tomar decisiones, i) percepción de desorganización o falta de control en el ambiente (1).

Los signos motores u observables de la ansiedad son: a) hiperactividad, b) paralización motora, con movimientos torpes y desorganizados, c) tartamudeo y otras dificultades de expresión verbal, d) conductas de evitación, e) síntomas cardiovasculares (palpitaciones, pulso rápido, tensión arterial alta, accesos de calor), f) síntomas respiratorios (sensación de sofoco, ahogo, respiración rápida y superficial, opresión torácica), g) síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea, aerofagia, molestias digestivas), h) síntomas genitourinarios (micciones frecuentes, enuresis, eyaculación precoz, frigidez, impotencia), i) síntomas neuromusculares (tensión muscular, temblor, hormigueo, dolor de cabeza tensional, fatiga excesiva), j) síntomas neurovegetativos (sequedad de boca, sudoración excesiva, mareos) (1).

Ahora bien, finalizando el año de 2019, en China apareció una enfermedad causada por un nuevo coronavirus, al cual se le denominó

SARS-CoV-2, el que provoca la enfermedad de COVID-19; este virus es capaz de causar un síndrome respiratorio agudo grave, que en algunas personas ocasionó un desenlace fatal (2). A partir de entonces se le identificó como una emergencia internacional de salud pública, debido al elevado riesgo de propagación a otros países del mundo.

Por lo que, en marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió identificar a la enfermedad COVID-19 como una pandemia (2).

Así es como, para los jóvenes universitarios hay situaciones que pueden tener un impacto negativo en su salud mental; y, por lo tanto, favorecer la aparición de ansiedad que puede ser o no patológica. Arco, López, Heilborn y Fernández (2005; citados por Martínez-Otero, 2014), mencionan que el ingreso a la Universidad puede ocasionar cambios en las actividades cotidianas de l@s estudiantes, como, por ejemplo: aumento de responsabilidades o separación del núcleo familiar, etc.; exigencias de organización y académicas que a veces llevan a l@s jóvenes hacia reacciones adaptativas generadoras de ansiedad, que pueden disminuir su rendimiento (3).

Por lo mencionado, es importante acercarse a la realidad de l@s jóvenes universitari@s, especialmente en los tiempos posteriores a la pandemia, en donde much@s estudiantes mencionan haber sufrido de ansiedad debido a las clases en línea, fundamentalmente por las intervenciones de Enfermería que debieron aprender de manera presencial; sin embargo, much@s refieren haber sufrido de ansiedad antes de la pandemia.

Por lo que el problema de esta investigación radicó en determinar la ansiedad que presentaban l@s estudiantes antes de la pandemia y su incremento a causa de ésta, así como, la sintomatología que han presentado est@s estudiantes. Y la pregunta de investigación quedó planteada como sigue: ¿cuál es el nivel de ansiedad prepandemia y postpandemia que sufre un grupo de estudiantes vespertino de Enfermería en la FESI UNAM?

Objetivo general

Medir el nivel de ansiedad manifestada por l@s estudiantes de Enfermería de un grupo vespertino de la FESI UNAM previo a la pandemia y posterior a ésta; y su sintomatología.

Objetivos específicos

a) Establecer el nivel de ansiedad en l@s estudiantes previo a la pandemia y su sintomatología.

b) Apreciar el nivel de ansiedad en l@s estudiantes a causa de la pandemia y su sintomatología.

c) Comparar los niveles de ansiedad previos a la pandemia y posteriores a ésta con su sintomatología.

d) Saber si este problema psicofísico continúa presente en l@s estudiantes.

Métodos

Es una investigación cuanti-cualitativa, exploratoria, descriptiva, comparativa, interpretativa y transversal. Para la sección cuantitativa de la investigación se empleó el método Ex Post Facto. El instrumento de recolección de datos fue un cuestionario que contó con validez de contenido y confiabilidad de test-retest. Se estudió a la totalidad del grupo, que fue de 23 estudiantes.

Para mostrar los resultados del estudio se empleó estadística descriptiva, con frecuencias absolutas, frecuencias relativas, cuadros y una gráfica (4).

Para la sección cualitativa de la investigación, se empleó el Método de la Fenomenología interpretativa o hermenéutica de Heidegger.

El fundador del método fenomenológico fue Husserl y Heidegger fue su discípulo quien, siguiendo la misma línea, fue más allá, intentando reconocer al ser oculto que está en medio de su entorno. Heidegger se esforzó para perfeccionar la comprensión del ser humano y del mundo desde una perspectiva diferente, sin prejuicios y holística.

Esta postura filosófica permite al(a la) investigador(a) un trabajo en la interpretación fiel de las vivencias recolectadas en su estudio. Reconoce el real significado del sufrimiento, de la experiencia vivida en personas enfermas, entre otras; demuestra un interés respetuoso por su existencia y fragilidad (5).

En el quehacer clínico de Enfermería, se ven continuamente este tipo de situaciones, muchas veces desconocidas o bien, temidas, por lo que la fenomenología es un excelente método de investigación para comprender estos fenómenos. Para la sección cualitativa se seleccionó a 17 sujetos de estudio debido a que 6 de l@s estudiantes refirieron no haber padecido ansiedad ni antes, ni después de la pandemia.

La técnica de recolección de datos fue una entrevista semiestructurada que contó con dos preguntas demográficas, dos de experiencia y dos de sentimientos.

El análisis de los datos se hizo de acuerdo al método de la teoría fundamentada. Para guardar la confidencialidad de l@s participantes se les cambiaron los nombres por otros distintos a sus verdaderos nombres.

El estudio se realizó en el primer semestre del año 2023 (6). Para los aspectos éticos de la investigación se les pidió firmaran el Consentimiento Informado y se cumplieron los criterios de credibilidad, transferibilidad y confirmabilidad (4).

Resultados

Cuantitativos

El total de participantes en el estudio fue de 23 estudiantes.

Gráfica 1. Distribución de la ansiedad en el grupo

Ver: Anexos – Estudio comparativo sobre ansiedad prepandemia y postpandemia en estudiantes de Enfermería de la FESI UNAM, al final del artículo

Fuente: instrumentos aplicados al grupo vespertino de estudiantes de Enfermería de FESI UNAM.

Descripción: en la gráfica 1 se muestra que el total de estudiantes fue de 23. La distribución de la ansiedad en el grupo vespertino de estudiantes de Enfermería fue de seis estudiantes que no han sufrido de ansiedad, siete estudiantes que han sufrido de ansiedad antes de la pandemia y posterior a ésta y, 10 estudiantes sufrieron ansiedad pospandemia.

Cuadro 1. Frecuencias absolutas y relativas de ansiedad en el grupo de estudiantes

Ver: Anexos – Estudio comparativo sobre ansiedad prepandemia y postpandemia en estudiantes de Enfermería de la FESI UNAM, al final del artículo

Fuente: instrumentos aplicados al grupo vespertino de estudiantes de Enfermería de FESI UNAM.

Descripción: en el cuadro 1 se muestra el porcentaje de l@s estudiantes que han sufrido ansiedad, de tal forma que el 30.44% han tenido ansiedad prepandemia y postpandemia; el 43.47% han sufrido ansiedad pospandemia; mientras que el 26.09%, no han sufrido de ansiedad. El total fue de 23 estudiantes.

Cuadro 2. SINTOMATOLOGÍA DE LA ANSIEDAD EN L@S ESTUDIANTES

Ver: Anexos – Estudio comparativo sobre ansiedad prepandemia y postpandemia en estudiantes de Enfermería de la FESI UNAM, al final del artículo

Fuente: instrumentos aplicados al grupo vespertino de estudiantes de Enfermería de FESI UNAM.

Descripción: en el cuadro 2 se muestra la sintomatología de la ansiedad en l@s estudiantes, se puede observar que hubo un aumento de sintomatología en más estudiantes y más síntomas a consecuencia de la pandemia. 15 estudiantes aún sufren ansiedad, una de ellas refiere continuar con despersonalización y uno continúa con la ansiedad, pero, reconoce que no es por la pandemia, sino por otros problemas que tiene.

Hallazgos Cualitativos. Categorización

Diagrama 1. Manifestaciones de la ansiedad en el grupo de estudiantes de Enfermería

Ver: Anexos – Estudio comparativo sobre ansiedad prepandemia y postpandemia en estudiantes de Enfermería de la FESI UNAM, al final del artículo

Fuente: entrevistas realizadas al grupo vespertino de estudiantes de Enfermería de FESI UNAM.

Prepandemia

Antes de la pandemia algun@s estudiantes ya presentaban ansiedad, tal es el caso de Ilse quien dice “tanto estrés en la universidad, porque hay muchas cosas que no me gustan de la carrera, he pensado muchas veces en desertar, pero yo creo que mi responsabilidad tanto propia como con mi familia no me permite desertar”.

Igualmente, Marilyn menciona que “me duele decir esto, pero no quiero ejercer, no quiero ser enfermera hospitalaria, a lo mejor ser enfermera de primer nivel me agradaría mucho y sólo por eso sigo aquí, o enfermera industrial o algo que no tenga que ver con el hospital directamente, me genera mucho estrés, me genera mucha ansiedad en el servicio social que es en un hospital, la verdad me causa mucha ansiedad y mucho estrés ¡eh!”

Interpretación: la carrera de Enfermería en much@s estudiantes no ha sido su primera elección para estudiar, en general, una proporción importante de jóvenes que por cuestiones de cupo no lograron un lugar en sus primeras opciones de carrera como en muchos casos se presenta, llegan a Enfermería, pero ell@s quieren estudiar Medicina, cirujano dentista, psicología o biología y por falta de cupo en la universidad, y por ser una carrera afín a la salud, han sido enviad@s a estudiar Enfermería, pero esto les causa estrés e incomodidad, razón por la cual han generado ansiedad prepandemia.

Pandemia – postpandemia

Ilse describe que “me causó mucha ansiedad la pandemia, en el aspecto social porque en la prepa y en toda la vida y hasta hoy, yo me considero una persona muy sociable mucho, mucho, muy sociable, entonces el hecho de que no pudiera hacer esto por la pandemia me causó mucha ansiedad, ¡eh!, pero sí, sí, sí me afectó psicológicamente en el aspecto que me generó ansiedad hasta cierto punto me generó depresión, porque por lo mismo que no podía tomar las clases como normalmente deberían de ser, me, me, me forjó hasta cierto punto un poquito de depresión”.

También Ingrid narra que “en línea es totalmente diferente, las clases se vuelven un poquito más aburridas, sin menos participación, más tediosas porque estás en la comodidad de tu casa. Entonces como que te da un poquito más de flojera tomar esas clases y la verdad a mí me afectó porque me atrasé 1 año y medio por la pandemia”.

Mauren dice que “esta ansiedad que yo ya sentía al estar aquí en casa y al no poder salir, al estar encerrada, los problemas se quedaron aquí en casa, creo que sí repercutió mucho en mi salud mental al día de hoy sinceramente el acordarme de esa temporada es agridulce porque obvio fue mucho tiempo, fueron dos años”.

Interpretación: para l@s jóvenes, el hecho de no poder socializar en la Facultad con sus compañer@s fue de un gran impacto la limitación que ocasionó la pandemia, por tener que recibir las clases en línea y el hecho de no interaccionar con sus compañer@s y docentes. Las clases se volvieron tediosas y no se lograba captar la atención de l@s estudiantes pues en el caso de Ingrid le afectó tanto que se atrasó un año y medio; y como lo dice Mauren, es que fue mucho tiempo; 2 años.

Además de lo aburrido que resultó para l@s estudiantes tomar clases en línea, otro factor de mucho peso ocasionaba su ansiedad tal como Octavio lo menciona “preocupación por el futuro” hacia dónde iban las cosas, eso provocó en l@s aprendices pensar como el mismo Octavio lo relata “pensar de manera irreal por problemas que no existen y los hago reales”; aunque esos pensamientos eran y son producto de su preocupación, es comprensible la zozobra por su futuro.

Pero entonces est@s jóvenes debieron de buscar las estrategias para enfrentar esa ansiedad que se presentó en ell@s, es así como Omar relata que tenía “pensamientos acelerados, principalmente relacionados con cuestiones académicas y de relación social…” sin embargo, dice “he optado por centrar el pensamiento en cuestiones prioritarias y ocuparme en ello”, logrando de esta manera tener en control su inquietud.

Un problema muy importante que se presentó, fue que much@s estudiantes pensaron en desertar de la carrera como Alma lo comenta “el adaptarme a espacios cerrados, interacción con compañeros y trabajo en equipo, me han provocado desertar en semestres anteriores, y me he vuelto muy solitaria porque generé ansiedad social en un grado leve. El entrar al salón, estar mucho tiempo entre compañeros o participar, me genera sudoración, palpitaciones, nerviosismos que se manifiestan cuando muevo mucho las manos o pies, o tengo que empezar a apretar o a rayar algo como forma de control para mantenerme en clase”.

La ansiedad que ocasionó en Alma la pandemia, rebasa los límites de lo no patológico a una patología que debe ser atendida, ya que de no atenderla puede progresar a un grado que no se pueda controlar, por lo que se le sugerirá que acuda a recibir apoyo psicológico.

Así también lo reconoce Marisol, quien comenta que “pues durante el confinamiento yo sentí pues mucha depresión al estar siempre en casa estar encerrada, mucha ansiedad por la incertidumbre de que no sabíamos ¿qué podía pasar? o ¿qué era lo que seguía? pues fue bastante complicada, sinceramente creo que en ese sentido me tardé en buscar ayuda, hubo mucho tiempo en donde justamente aquí en casa no podía resolver nada precisamente la ayuda que ofrecían era en línea, los psicólogos con los que yo busqué información las consultas eran en línea, entonces yo sentía que de todos modos no me iba a ayudar porque era regresar a lo mismo, a las pantallas y el Zoom, y yo no le encontraba sentido a que la ayuda fuera de esta forma y no presencial”.

Lo anterior sugiere que, en ambas jóvenes, lo conveniente es que reciban apoyo psicológico presencial.

Discusión

En la introducción de este trabajo se señala que ansiedad proviene del latín anxietas, que significa congoja o aflicción que consiste en un estado de malestar psicofísico que se caracteriza por una sensación de inquietud, intranquilidad, inseguridad o desasosiego; esto coincide con lo encontrado en esta investigación pues Octavio lo menciona “preocupación por el futuro… pensar de manera irreal por problemas que no existen y los hago reales”; pensamientos muy comprensibles debido a la zozobra que vivieron ante una amenaza inminente de ver truncados sus planes futuros.

En cuanto a los sí­ntomas cognitivos o de pensamiento de la ansiedad y los signos motores u observables de la ansiedad que se citan en la introducción de este trabajo, coinciden con la sintomatología referida por l@s estudiantes, hay una joven que requiere de atención debido a que su ansiedad ya se ha vuelto desproporcionada y por lo tanto anormal; y un joven que reconoce seguirla padeciendo, pero por causas diferentes a la pandemia. El resto de los estudiantes manifiestan estar ya en un estado de equilibrio.

Los resultados de esta investigación confirman lo referido en la introducción del trabajo pues para l@s jóvenes universitari@s hay situaciones que pueden tener un impacto negativo en su salud mental; y, por lo tanto, favorecer la aparición de ansiedad que puede ser o no patológica. Arco, López, Heilborn y Fernández (2005; citados por Martínez-Otero, 2014), mencionan que el ingreso a la Universidad puede ocasionar cambios en las actividades cotidianas de l@s estudiantes, como, por ejemplo: aumento de responsabilidades o separación del núcleo familiar, etc.; exigencias de organización y académicas que a veces llevan a l@s jóvenes hacia reacciones adaptativas generadoras de ansiedad, que pueden disminuir su rendimiento (3), tal y como lo dicen Marilyn e Ilse. Ilse dice “tanto estrés en la universidad, porque hay muchas cosas que no me gustan de la carrera, he pensado muchas veces en desertar, pero yo creo que mi responsabilidad tanto propia como con mi familia no me permite desertar”.

Mientras que Marilyn menciona que “me duele decir esto, pero no quiero ejercer, no quiero ser enfermera hospitalaria, a lo mejor ser enfermera de primer nivel me agradaría mucho y sólo por eso sigo aquí, o enfermera industrial o algo que no tenga que ver con el hospital directamente, me genera mucho estrés, me genera mucha ansiedad en el servicio social que es en un hospital, la verdad me causa mucha ansiedad y mucho estrés ¡eh!”; dichas aportaciones no son derivadas de la pandemia, son pensamientos que ellas ya tenían al iniciar la carrera y luego de conocerla al cursarla. Por lo que, la ansiedad en l@s jóvenes no sólo la generó la pandemia, aunque sí la incrementó.

Conclusiones

a) El porcentaje de ansiedad prepandemia en l@s estudiantes fue del 30.44%.

b) El porcentaje de ansiedad pandemia-postpandemia en l@s estudiantes fue del 43.47%.

c) La ansiedad y sintomatología de ésta en el grupo de estudiantes fue mayor durante la pandemia y postpandemia.

d) Hasta el momento el 65.21% de l@s estudiantes siguen con ansiedad.

e) Hay 2 casos especiales en los que se requiere de atención y apoyo para l@s jóvenes, una estudiante que continúa con una ansiedad prolongada y un joven que su ansiedad se debe a otros problemas. Por lo que, la ansiedad en l@s jóvenes no sólo la generó la pandemia, aunque sí la incrementó.

Anexos – Estudio comparativo sobre ansiedad prepandemia y postpandemia en estudiantes de Enfermería de la FESI UNAM.pdf

Bibliografía

  1. Virues Elizondo RA. Ansiedad estudio. Revista PsicologiaCientifica.com, 7(8), 25 de mayo: 2005. Consultado el 10 de octubre de 2023. Disponible en: https://psicolcient.me/jecd9
  2. Hernández Rodríguez J. Impacto de la COVID-19 sobre la salud mental de las personas. Medicentro Electrónica, 24(3). Santa Clara jul.-set: 2020. Consultado el 10 de octubre de 2023. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=s ci_arttext&pid=S1029-30432020000300578
  3. Martínez-Otero Pérez, V. Ansiedad en estudiantes universitarios: estudio de una muestra de alumnos de la Facultad de Educación, en ENSAYOS, Revista de la Facultad de Educación de Albacete, 29(2), 2014. Consultado el 10 de octubre de 2023. Disponible en: http://www.revista.uclm.es/index.php/ens ayos
  4. Hernández, R.; Fernández, C. y Baptista, P. Metodología de la investigación. 5ª ed. Perú: McGrawHill, 2010.
  5. Soto Núñez, C.A.; Vargas Celis, I.E. La Fenomenología de Husserl y Heidegger. Cultura de los Cuidados [en línea] 21(48), 2017. Disponible en: http://dx.doi.org/10.14198/cuid.2017.48. 05
  6. Rodríguez Gómez, G.; Gil Flores, J. y García Jiménez, E. Metodología de la investigación cualitativa. 2ª ed. Málaga: Ediciones Aljibe. 1999.