Disfagia

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 9–Septiembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº9: 141

Autor principal (primer firmante): Laura Oana Panainte

Fecha recepción: 21 de julio, 2022

Fecha aceptación: 16 septiembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(9) 141

Autoras:

  1. Laura Oana Panainte
  2. Andrea Zabau Redol
  3. Inmaculada del Pozo Peña
  4. Eva María Gonzalez Mico
  5. Surelys Rodríguez Zamora
  6. Mireya Fernández Masso

Introducción

Se llama Disfagia a la dificultad para poder deglutir alimentos o líquidos. Nuestro cuerpo necesita más tiempo para poder tragar los alimentos que ingerimos con mayor esfuerzo para mover los alimentos o líquidos de la boca al estómago. La disfagia puede ser angustiosa. En muchos casos, tragar es imposible.

La disfagia es un síntoma en personas mayores que afecta del 10% al 33% de los adultos mayores. Muchas personas mayores que tienen la disfagia, no la tienen diagnosticada y se adaptan a ella a través de cambiar su forma de vida.

publica-TFG-libro-ISBN

Por esto, es difícil poder calcular con exactitud la preponderancia de la disfagia. La mayor incidencia se a detectado en los hospitales y en las residencias.

La disfagia sucede con mayor continuidad en personas mayores que padecen enfermedades neurológicas como demencias, Alzheimer, Parkinson, pero en accidentes cerebrovasculares [ACV], el porcentaje es 37%- 78%.

Los pacientes con disfagia tienen mayor riesgo de contraer otras enfermedades graves, que pueden afectar su vida como la neumonía y desnutrición.

También suelen sufrir una gran pérdida de la calidad de vida, sobre todo: social y psicológica, que incluye miedo y ansiedad, tanto en el paciente como en los cuidadores.

También hay mayor intranquilidad por posibles sofocaciones y extenuación del cuidador, lo que influye en los cuidados de las necesidades de una enfermedad que se desconoce.

Clasificación

La disfagia se puede clasificar en:

  • Oral
  • Faríngea
  • Esofágica

El proceso oral está formado por el acto voluntario de masticación. La persona forma y mueve el bolo alimenticio desde la boca hasta la faringe. La disfagia oral aparece cuando se producen dificultades en el transcurso de formación y deglutir del bolo, en la zona de la faringe.

La fase faríngea de la deglución es un acto totalmente involuntario, que comprende el reflejo de tragar de los alimentos. Los pacientes pueden percibir disfagia en el momento que se produce una interrupción del reflejo.

Las fuentes comunes de disfagia orofaríngea en personas mayores son: Alzheimer, enfermedad de Parkinson, demencia y ACV.

La disfagia esofágica aparece cuando existe una enfermedad a lo largo del trayecto esofágico como peristaltismo, lesión tisular, etc. Las causas comunes de la disfagia esofágica son causas infecciosas.

Síntomas

  • Dolor al deglutir
  • Imposibilidad de tragar.
  • La percepción de que la comida se atranca en la garganta o el pecho, o detrás del esternón.
  • Babeo.
  • Ronquera.
  • El retroceso de la comida (regurgitación)
  • Acritud estomacal habitual
  • Alimentos o ácido estomacal que regresa a la garganta.

Tratamiento

El tratamiento será diferente en función de las causas, las circunstancias de la persona y su progreso.

Como objetivo principal tenemos que alcanzar que la persona mayor pueda alimentarse e hidratarse de forma eficaz y segura.

Todo esto implica:

  • Conservar unas alturas adecuados de nutrición e hidratación.
  • Minimizar todo lo que se pueda el peligro de ahogamiento y aspiración de alimentos y líquidos hacia el aparato respiratorio.

Rehabilitación

Siempre que sea posible se debe intentar rehabilitar al paciente para que pueda, en más o menos medida, conservar un consumo oral adecuado.

En este sentido la rehabilitación es una parte principal en el tratamiento del paciente con disfagia.

A parte de las planificaciones posturales,  es importante que se haga siempre por personal cualificado, adoptando estrategias de provocación.

Igualmente están indicadas las estimulaciones neuromusculares, que tienen como motivo mejorar la deglución, las técnicas de facilitar que incluyen básicamente la electroestimulación de la musculatura.

Conclusiones

La disfagia orofaríngea es un síntoma muy dominante en a la población mayor.

La disfagia tiene como complicaciones fundamentales, la desnutrición, la deshidratación y la neumonía por aspiración.

Es un síntoma que se puede prevenir, diagnosticar, tratar y rehabilitar.

Para ello es imprescindible que estos enfermos sean atendidos por un equipo con muchas disciplinas.

Bibliografía

  1. https://www.mayorclinic.org/es-es/ diseases-conditions/dysphagia/symptoms -causes/syc-20372028
  2. https://www.redaccionmedica.com/ recursos-salud/diccionario-enfermedades/ disfagia
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.