Importancia de la dieta en el paciente diabético

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 3–Marzo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 3: 802

Autor principal (primer firmante): Andrea Malo Montañes

Fecha recepción: 27/02/2024

Fecha aceptación: 25/03/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(3): 802

Autores:

  1. Andrea Malo Montañés
  2. María Pilar Abancés Lázaro
  3. Cristina Caballero Serrano
  4. María Cristina Abian Nuño
  5. María Olga Celma Linares
  6. María Herranz Marco

Palabras clave: Dieta, diabetes, glucosa en sangre, hábito alimenticio, control de glucemia.

Descripción del paciente diabético

La Diabetes es una enfermedad crónica. El cuerpo no puede regular la cantidad de los azucares en sangre.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

El páncreas produce una hormona que es la insulina encargada de controlar y regular el azúcar en sangre. El origen de la diabetes puede ser multifactorial como puede ser escasa producción del organismo de insulina, insulina resistente o por ambos casos.

En la comprensión de la diabetes es importante conocer que sucede cuando se absorbe y metaboliza un alimento:

  • La glucosa (Azúcar en sangre) entra en el torrente sanguíneo, el cuerpo la utiliza como fuente de energía.
  • El páncreas es el órgano del cuerpo encargado de la producción de insulina. La función de la insulina es transportar la glucosa en sangre hasta la grasa, musculo y otras células donde se puede acumular o convertirse en fuente energética para el cuerpo humano.

Las personas afectadas por diabetes tienen niveles altos de azúcar en sangre como consecuencia de que su organismo es incapaz de transportar el azúcar desde la sangre hasta los musculo, células de grasa para quemarla o reservarla y utilizarla como fuente de energía, el hígado produce excesiva insulina y la deposita en la sangre, los agentes causantes pueden ser:

  • Déficit de insulina segregada por el páncreas.
  • Respuesta anormal de las células hacia la insulina
  • ambos motivos en conjunto

La diabetes es diferenciable según causa y según afectación en la persona que la sufre siendo los estadios más comunes:

  • Diabetes tipo 1: Es poco frecuente, la sintomatología puede aparecer a cualquier edad siendo la diabetes más frecuente detectada en edad infantil o personas jóvenes. En este tipo de Diabetes el organismo no produce insulina o si lo hace es de forma insuficiente. Las células pancreáticas encargadas de producir la insulina debido a un agente inmune están dañadas y dejan de segregarla, motivo por el que la persona afectada por este tipo de diabetes precisa inyecciones diarias de insulina en la pauta que se indique dependiendo de los niveles de glucosa que salgan en el Glucómetro.
  • Diabetes tipo 2: Es más frecuente, es común que aparezca en la edad adulta. Este tipo de diabetes es consecuencia de que el cuerpo es resistente a la insulina y no usa la insulina de forma correcta para que el organismo funcione correctamente.
  • Diabetes gestacional se presenta en el sexo femenino durante el embarazo despareciendo cuando la mujer ya no está embarazada.

Hay predisposición genética si hay antecedentes familiares en el padecimiento de esta enfermedad.

Los síntomas que la afectación por diabetes puede producir en la persona afectada son varios entre los más importantes podemos destacar:

  • Cansancio
  • Sed extrema (Polidipsia)
  • Visibilidad borrosa
  • Micciones frecuentes (Poliuria)
  • Pérdida gradual de peso

Cuando la diabetes lleva años de evolución los síntomas pueden ser más severos condicionando el modo de vida en el paciente de manera notable pudiendo aparecer:

publica-articulo-revista-ocronos
  • Problemas en la vista (Degeneración macular, aparición de cataratas)
  • Heridas de difícil cicatrización, pudiendo llegar a la amputación de miembros inferiores.
  • Dolor producido por el daño ocurrido en los nervios como causa de la diabetes.
  • Insuficiencia renal.
  • El sistema inmunitario puede debilitarse y como consecuencia las infecciones pueden ser frecuentes.
  • Alta posibilidad de sufrir un infarto de miocardio o un accidente cerebro vascular (ACV)

Alimentación recomendable para el paciente diabético

No existe una dieta exacta para el tratamiento de la diabetes, pero si existe una serie de alimentos recomendables que consiste en comer alimentos saludables, consumir frutas y vegetales, arroz integral, trigo integral, las proteínas recomendables (carnes magras, pollo, pavo, pescado, huevos, frutos secos), consumir productos lácteos bajos en grasa o desnatados.

Hay alimentos que se deben de reducir el consumo o eliminar de la dieta, son los alimentos azucarados:

  • Bebidas azucaradas con alto contenido en carbohidratos,
  • Dulces, helados, frutas en lata, zumos envasados.
  • Arroz blanco, panes y pasta elaborados con harina de trigo blanca
  • Alimentos ricos en sal
  • Alimentos que contengan almidón (Ejemplo: Patatas, guisantes)
  • Alimentos fritos y con grasas saturadas
  • Alcohol

Conclusión

El manejo de la Diabetes puede ser una enfermedad llevadera por el paciente afectado siguiendo unas pautas de alimentación correcta y siguiendo un estado de vida saludable (pasear, realizar ejercicio ayudara a quemar el exceso de glucosa en sangre), tomar la dosis correcta de insulina y tomar muestra de la glucosa en sangre mediante un glucómetro ayuda a saber los niveles en caso de ser elevados puede ser utilizado como alerta y poder modificar la conducta alimentaria y el estilo de vida para no agravar los síntomas que se pudieran originar por la enfermedad.

Bibliografía

  1. Dieta para diabéticos. Diabetes Mellitus [Internet]. 2003 [citado 25 de febrero de 2024]; Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/diabetic diet.html
  2. Diabetes [Internet]. Medlineplus.gov. [citado 25 de febrero de 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/art icle/001214.htm