Diagnóstico de patologías en el feto mediante técnicas de resonancia magnética

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 1–Enero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 1: 240

Autor principal (primer firmante): Yolanda Sánchez Cacicedo

Fecha recepción: 14/12/2023

Fecha aceptación: 11/01/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(1): 240

Autores:

Yolanda Sánchez Cacicedo – Técnico en Imagen para el Diagnóstico- Servicio Aragonés de Salud

Sara Lafuente López, – Técnico en Imagen para el Diagnóstico- Servicio Aragonés de Salud

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Ainara Pueyo López, – Técnico en Imagen para el Diagnóstico- Servicio Aragonés de Salud

Lucía Cárdenas Martínez – Técnico en Imagen para el Diagnóstico- Servicio Aragonés de Salud

Elena Rubio Rubio, – Técnico en Imagen para el Diagnóstico- Servicio Aragonés de Salud

Juan Carlos Giménez Cabeza – Técnico en Imagen para el Diagnóstico- Servicio Aragonés de Salud

Resumen

Mediante los exámenes prenatales se estudia el desarrollo del feto, y se identifican y caracterizan anomalías que podrían tener negativas consecuencias, tanto en su evolución intrauterina como después del nacimiento. De esta manera se ofrece una orientación sobre el pronóstico y la viabilidad del feto, ofreciendo posibles tratamientos para antes o después del nacimiento.

Aunque el estudio más habitual para examinar a la gestante, sigue siendo la prueba de ultrasonidos o ecografía, esta presenta algunas complicaciones sobre todo relacionadas con las características físicas de la paciente (obesidad) así como la posición del feto. Por ello surge la RM como una alternativa que constituye una herramienta más, en la detección de anomalías en el feto.

No obstante, la realización de una RM fetal tiene que estar motivada por hallazgos ecográficos ambiguos, que no permiten llegar a ninguna conclusión o bien existen sospechas de anomalías en una ecografía normal.

publica-articulo-revista-ocronos

Introducción

La RM fetal tiene la ventaja de ser un examen seguro tanto para el feto como para la madre, pues a diferencia de otros estudios, no se utilizan radiaciones ionizantes. Además, no se ve influido ni por las características de la gestante por ejemplo, una paciente obesa, ni por la posición del feto.

Aun teniendo en cuenta estas indiscutibles ventajas, la RM fetal no se utiliza como primera prueba de elección para llevar a cabo un cribado anatómico fetal, siendo la ecografía el estudio elegido como primera opción por su adaptabilidad, comodidad para la gestante, y su relación coste/ beneficio

Palabras clave: RM fetal, Ecografía, ultrasonidos, radiaciones ionizantes

Método

Antes de realizar el estudio, la paciente debe firmar un consentimiento y entender en que consiste. Se resolverán todas las dudas que puedan surgir en un ambiente de confianza y seguridad, de esta manera se obtiene una mejor calidad en la exploración. La duración del examen suele ser de unos 30 min aprox.

El campo magnético para realizar una RM fetal sería de 1.5 T, no se recomiendan campos superiores dado que a día de hoy se ignora que repercusiones podría tener en el feto.

El estudio se hace sin sedación y con la paciente en decúbito supino o en decúbito lateral, a ser posible con ayuno de unas 4 horas aproximadamente, evitando así artefacto por el peristaltismo intestinal de la gestante. Se recomiendan antenas con gran resolución espacial (phased array multicanal)

Las secuencias ultrarrápidas permiten la obtención de imágenes en tiempos muy cortos que apenas se ven afectados por los movimientos del feto.

Serían las siguientes:

  • (TSE – SS) fast o turbo spin echo shot muy potenciadas en T2, con un marcado contraste entre tejidos, buena resolución espacial y una correcta señal/ruido.
  • Secuencias balanceadas (BSSFP, balanced steady state free precession), al ser secuencias con baja sensibilidad al movimiento son muy adecuadas para ver el desplazamiento del líquido hiperintenso.
  • También se pueden emplear secuencias con saturación de grasa (eco de gradiente), dependiendo del examen, pero considerando que estas secuencias sí son sensibles al movimiento deberán de hacerse en apnea.
  • Dado que el estudio del cráneo del feto es el que con más frecuencia se realiza, se utilizan secuencias potenciadas en T2 TSE-SS

Conclusiones

La realización de resonancias magnéticas fetales requiere no solo de habilidades técnicas avanzadas, sino también de una experiencia sólida y un conocimiento detallado de las posibles patologías que puedan afectar al feto.

Los estudios del feto mediante RM brindan imágenes de alta calidad, que además no se ven condicionadas por las particularidades físicas de la paciente, ni por la postura del feto.

Frente a otros estudios como los ecográficos, proporcionan ventajas significativas en la visualización del cerebro, que no se ve restringida por el cráneo osificado, lo que posibilita la obtención de detalles precisos del desarrollo cerebral.

Bibliografía

  1. Manual de RM para Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear. (SERAM). Módulo de Resonancia Magnética. Javier Azpeitia Armán. Jordi Puig Domingo. Rafaela Soler Fernández
  2. Colegio Interamericano de Radiología: Utilidad de la resonancia magnética fetal como método de diagnóstico corporal prenatal y revisión de nuestra experiencia: Serie de casos. Sandra Monroy Rojas. Humberto Díaz Silva. Fernando Meléndez. Saray Serrano. Eduardo de Núbila. https://www.webcir.org/revista virtual/ artículos/2017/3_agosto/col/fetal_esp.pd f
  3. Elsevier: Anales de Pediatría continuada. Resonancia magnética fetal cerebral. Manuel Recio, Vicente Martínez. https://www.elesevier.es>es-revista-pedi atría-continuada.sl-aritculo-resonanci a-magnética-fetal- cerebral-S169628181070007X