Diabetes gestacional: la importancia del test de O’Sullivan y SOG

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 12–Diciembre 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº12:178

Autor principal (primer firmante): Natalia Perches Barrena

Fecha recepción: 20 de Noviembre, 2021

Fecha aceptación: 16 de Diciembre, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(12)178

Autores:

Natalia Perches Barrena 1, Félix Santacruz Unquiles 2, Ana Pascual Macaya 3, Miriam Infante Garza 4, Raquel Redondo Hernández 5, Isabel Oto Gracia 6

  1. Enfermera del Servicio de Cuidados Intensivos en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza (Aragón), España.
  2. Enfermero del Servicio de Neumología en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza (Aragón), España.
  3. Enfermera del Servicio de Neumología en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza (Aragón), España.
  4. Enfermera del Bloque Quirúrgico en el Hospital Miguel Servet. Zaragoza (Aragón), España.
  5. Enfermera del Servicio de Urgencias y Emergencias en el Hospital Royo Villanova. Zaragoza (Aragón), España.
  6. Enfermera del Servicio de Medicina Interna en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza (Aragón), España.

Resumen

La Diabetes es una enfermedad crónica no transmisible que causa alta mortalidad a nivel mundial.

publica-TFG-libro-ISBN

Esta patología se clasifica en Diabetes Mellitus tipo 1 (insulinodependiente), Diabetes Mellitus tipo 2 (resistencia a la insulina y otros factores agregados) y diabetes gestacional (intolerancia a carbohidratos diagnosticada por primera vez durante el embarazo).

La diabetes gestacional puede causar daños muy graves a la madre y al feto por lo que es importante detectar la diabetes durante el embarazo para reducir la morbilidad y mortalidad. Un método diagnóstico con gran validez es el cribado de tolerancia a la glucosa (test de O ‘Sullivan y test de sobrecarga oral de glucosa (SOG)).

Palabras clave

Diabetes. Diabetes gestacional. Factores de riesgo. Consecuencias DG, Test de O ‘Sullivan. SOG.

Introducción

El embarazo es un proceso donde la mujer en edad fértil presenta variaciones fisiológicas, psicológicas y físicas que afectan a su estado de salud, pero sin presentar incidentes. Necesita de vigilancia médica y apoyo tanto físico como emocional.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que se caracteriza fundamentalmente por la presencia de elevadas concentraciones de glucosa en sangre (hiperglucemia). Esto se produce cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza de forma eficaz la insulina que produce y esto conlleva a que no exista captación de glucosa por parte de los tejidos, que la utilizan como combustible.

Las personas diabéticas tienen una mayor mortalidad frente a los que no presentan dicha patología y sus complicaciones, sobre todo las enfermedades cardiovasculares, son su principal causa de mortalidad.

Dentro de la diabetes mellitus existen diferentes tipos de diabetes, la Diabetes tipo I, principalmente insulinodependiente, en la que las células beta del páncreas (productoras de insulina) son atacadas y destruidas. Se trata de una enfermedad autoinmune y al carecer de insulina, no se puede realizar correctamente el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas y proteínas; la diabetes tipo 2, la cual se caracteriza por una hiperglucemia debida a una baja secreción o acción de la insulina; y, la diabetes gestacional, en la que existe una elevación de las concentraciones de glucosa en la sangre por intolerancia a los carbohidratos y que se diagnostica o comienza por primera vez durante el embarazo (alrededor de la semana 20 de gestación).

La disminución de la sensibilidad a la insulina en la mujer durante el embarazo (resistencia a la insulina), y la respuesta inadecuada a la secreción de esta hormona son los mecanismos fisiopatológicos que ocasionan la diabetes gestacional.

Además de la glucosa, la cual es la principal fuente de energía en los tejidos, la síntesis de proteínas es fundamental para el crecimiento fetal. Este estado anabólico hace que la opción de utilizar aminoácidos como fuentes de energía no exista.

Debido a la disminución de la utilización de glucosa, por el aumento de la resistencia a la insulina, se da lugar la oxidación de los lípidos, y esto hace que aumente la concentración de ácidos grasos libres y cuerpos cetónicos.

Los ácidos grasos libres se relacionan con una aceleración en el crecimiento fetal, provocando una mayor acumulación de tejido adiposo. En las mujeres con diabetes gestacional, la capacidad de la insulina para disminuir la concentración de ácidos grasos libres es menor que en las mujeres con tolerancia normal a la glucosa. El desarrollo intelectual de los recién nacidos se puede ver afectado por el aumento de la concentración de cuerpos cetónicos durante el embarazo.

Existen factores de riesgo para desarrollar una diabetes gestacional, entre los que se encuentran la edad materna avanzada, sobrepeso u obesidad (siendo éste el único factor modificable), mujeres con multiparidad, gestación que involucre dos o más fetos, historial médico familiar o personal de Diabetes Mellitus Gestacional o Diabetes Mellitus tipo 2, el grupo étnico, enfermedades cardiovasculares, historial de muerte fetal no explicada y macrosomía fetal.

Consecuencias de la diabetes gestacional

Existen daños a corto y largo plazo para la madre. Los polihidramnios (acumulación excesiva de líquido amniótico), la hipertensión arterial gestacional, la preclamsia (presión arterial alta) y la cesárea pueden aparecer a corto plazo y, a largo plazo se podría desarrollar una diabetes tipo 2 (con un 60% de posibilidades).

Respecto a los daños que en el feto se pudieran presentar, se incluyen la macrosomía fetal (peso >4kg), organomegalia, hipoglucemia neonatal, hipocalcemia, hiperbilirrubinemia, policitemia, distrés respiratorio, trauma obstétrico (fractura de clavícula, lesión de plexo braquial, luxación de hombro), obesidad, ictericia al nacer y patologías en el metabolismo. También pueden presentar niveles bajos de glucosa, ya que se han desarrollado en una dependencia a la hiperglucemia materna y esta situación puede desencadenar una lesión cerebral en el feto si no se tratase adecuadamente.

En resumen y tras lo citado anteriormente, la diabetes gestacional puede causar daños muy graves a la madre y al feto por lo que es importante detectar la diabetes durante el embarazo para reducir la morbilidad y mortalidad. Un método diagnóstico con gran validez es el cribado de tolerancia a la glucosa (test de tolerancia oral a la glucosa o test de O ‘Sullivan).

Test de O`Sullivan y sobrecarga oral de glucosa en gestantes

Es un criterio diagnóstico empleado para determinar la hiperglucemia en embarazadas. Se basa en reconocer la capacidad que tiene la embarazada en metabolizar los carbohidratos, teniendo en cuenta si presenta factores de riesgo personales, familiares y variaciones hormonales.

Durante la gestación, el cribado de diabetes gestacional se realizará mediante la determinación de glucemia plasmática 1 hora después de una sobrecarga oral de glucosa con 50 gramos de glucosa (Test de O ‘Sullivan) en cualquier momento de día, independientemente de la ingesta previa de alimentos. Se realizará a todas las gestantes en la semana 24-28 de gestación y en el primer trimestre a las pacientes de alto riesgo (citados anteriormente).

Una glucemia mayor o igual de 140 mg/dl se considerará cribado positivo. Si es negativo y la mujer es de alto riesgo, se repetirá a las 32-36 semanas.

A las pacientes con cribado positivo se les realizará una sobrecarga oral de glucosa (SOG) de 100 gramos. Los tres días anteriores a la realización de la prueba se le recomendará a la embarazada la ingesta de una dieta que no sea restrictiva en carbohidratos o por lo menos con un aporte diario de carbohidratos superior a 150 gramos. Se deberá de presentar en ayunas de 8-12 horas. La prueba de iniciará con una extracción sanguínea basal, tras la cual se administrarán 100 gramos de glucosa (en una disolución de 300 cc), que debe ser tomada en el plazo de 5-10 minutos. Se tomarán muestras de sangre venosa tras 60, 120 y 180 minutos. Durante el tiempo de la prueba se le deberá indicar a la embarazada no fumar ni realizar ejercicio físico. Debe estar es reposo ya que estos factores alterarían la prueba.

Se considerará diabetes gestacional el hallazgo de dos o más puntos iguales o superiores a los siguientes:

  • Nivel de glucosa basal superior a 105 mg/dl
  • Nivel de glucosa en 60 min superior a 190 mg/dl
  • Nivel de glucosa en 120 min superior a 165 mg/dl
  • Nivel de glucosa en 180 min superior a 145 mg/dl

Si solamente un valor estuviese alterado, se diagnosticaría como intolerancia a la glucosa y se repetirá la sobrecarga oral de glucosa (SOG) en un plazo de 3 semanas.

Conclusiones

Es importante el conocimiento de los factores de riesgo como la obesidad, sobrepeso, alto consumo de carbohidratos, reducida actividad física y los antecedentes médicos, familiares y personales para realizar la detección y diagnóstico de diabetes gestacional y poder de esta manera comenzar el tratamiento y seguimiento multidisciplinario de la mujer embarazada, con el fin de disminuir la morbimortalidad materna y perinatal.

Como método de diagnóstico, el Test de O ‘Sullivan tiene una sensibilidad de 68% y una especificidad de 95%; valor predictivo positivo de 93% y negativo de 75%.

La prevalencia de Diabetes Mellitus Gestacional está aumentando en todo el mundo, con aproximadamente el 14% de los embarazos afectados.

La vigilancia prenatal, el cambio del estilo de vida y el manejo nutricional en embarazadas con obesidad, ayudan a reducir las cifras de casos de diabetes y las consecuencias derivadas de ésta durante la gestación, llegando a conseguir que los niveles de glucosa en la sangre y el índice de masa corporal disminuyan y que la tensión arterial esté controlada.

Bibliografía

  1. Perichart Perera O., Alonso de la Vega P., Ortega González C., Fisiopatología y atención nutricia de pacientes con diabetes gestacional, Ginecol Obstet Mex 2006 ;74: 218 – 23
  2. Domínguez Vigo P, Álvarez, Silvares E, Alves Pérez MT, Domínguez Sánchez J, González González A. Incidencia y factores clínicos de riesgo de diabetes mellitus en mujeres con diabetes gestacional previa. Ginecol Obstet Mex. 2016 Apr; 84(4): 228 – 42
  3. Campo MN, Posada G. Factores de riesgo para Diabetes Gestacional en población obstétrica. CES Med. 2008; 22 (1): 59 – 69
  4. Macías Villa, Luis Guillermo H., Moguel Hernández A., Iglesias Leboreiro J., Bernárdez Zapata I, Braverman Bronstein A. Edad Materna Avanzada Como Factor de Riesgo Perinatal y Del Recién Nacido. Acta Médica Grupo Ángeles 2018; 16(2):125 – 32
  5. Font-López, Cecilia K., del Rocío Marcial-Santiago A., Becerril-Cabrera JI. Validez de La Glucemia En Ayuno Como Prueba Diagnóstica Para Diabetes Gestacional Durante El Primer Trimestre Del Embarazo TT – Validity of Blood Glucose Fasting Test as Diagnostic for Gestational Diabetes during the First Trimester of Pregnancy. Ginecología y Obstetricia de México. 2018; 86(4): 233–38
  6. García-García C. Diabetes mellitus gestacional. Med Int Mex. 2008;24(2):148 – 56
  7. Hernández-Valencia M, Zarate A. Conceptos recientes en la etiopatogenia de la diabetes gestacional. Ginecol Obstet Mex. 2005; 73: 371 – 77
  8. Sandoval-Rodríguez T, Oliva-Figueroa B. Diabetes gestacional. Diagnóstico en etapas tempranas del embarazo. Ginecol Obstet Mex. 2006; 74: 199 – 204
  9. Hernández Valencia M, Zarate A. El riesgo de diabetes gestacional se establece desde la vida fetal y posnatal. Ginecol Obstet Mex. 2003; 71: 60 – 5
  10. Forsbach-Sánchez G, Vásquez-Lara J, Hernández Herrera R, Tamez-Pérez HE. Morbilidad neonatal asociada a diabetes gestacional. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2008; 46(2): 141-44.
  11. Osorno Covarrubias L, Rupay Aguirre GE, Rodríguez-Chapuz J, Lavadores May AI, Dávila-Velázquez J, Echeverria-Eguiluz M. Factores maternos relacionados con prematuridad. Ginecol Obstet Mex. 2008; 76(9): 526 – 36
  12. Belmar C, Salinas P, Becker J, Abarzúa F, Olmos P, González P et al. Incidencia de diabetes gestacional según distintos métodos diagnósticos y sus implicancias clínicas. Rev Chil Obstet Gineocol. 2004;69(1): 2 – 7
  13. Duarte-Gardea M, Muñoz G, Rodríguez-Saldaña J, Escorza-Domínguez AB. Prevalencia, detección y tratamiento de la diabetes gestacional. Rev Fac Salud Pub Nutr [Internet]. 2004; 5(1)
  14. Ramírez-Torres MA. Diabetes mellitus gestacional. Experiencia en una Institución de tercer nivel de atención. Ginecol Obstet Mex. 2005; 73: 484 – 91
  15. Hernández-Valencia M. Aspectos básicos en el control de la diabetes gestacional. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2005; 43(5): 419 – 23
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.