Detección precoz del cáncer colorrectal

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 8–Agosto 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº8: 235

Autor principal (primer firmante): Oana Florentina Peltea

Fecha recepción: 1 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 28 de agosto, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(8) 235

Autores

  1. Oana Florentina Peltea Graduada en Enfermería
  2. María Iulia Catalina Graduada en Enfermería
  3. Jorge Martin Remón Graduado en Enfermería
  4. Clara Martin Remón Graduada en Enfermería
  5. Marta Martínez Sanz Graduada en Enfermería
  6. María Corral Lisbona Graduada en Enfermería

Resumen

Cáncer es un término genérico utilizado para designar un grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo. Se caracteriza por la rápida multiplicación de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, dando lugar a metástasis 1.

El cáncer es la principal causa de muerte en el mundo, habiendo ocasionado en 2020 casi 10 millones de defunciones. Los tipos de cáncer más comunes son los de mama, pulmón, colon y recto y próstata.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

La mortalidad por cáncer se puede reducir si se detecta y se trata a tiempo, por ello es fundamental la detección precoz mediante la prevención primaria. Una vez diagnosticado, se llevará a cabo la prevención secundaria y terciaria.

Palabras clave: cáncer, colon, recto, prevención.

Introducción

El cáncer colorrectal es el que se origina en el colon o el recto debido a que las células de esa zona se multiplican sin control.

A nivel mundial, el cáncer colorrectal es el tercer tipo más frecuente de cáncer que se diagnostica. Se estima que 1,880,725 personas en todo el mundo fueron diagnosticadas con cáncer colorrectal en 2020. Esto hace que sea la segunda causa de muerte por cáncer 3.

Entre los factores del riesgo para el desarrollo de este tipo de cáncer cabe destacar 2:

  • Enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.
  • Antecedentes familiares de cáncer o pólipos colorrectales.
  • Síndromes de origen genético como poliposis adenomatosa familiar (FAP) o cáncer colorrectal hereditario no poliposo (síndrome de Lynch).
  • Factores relacionados con el estilo de vida como el sedentarismo, consumo de alcohol y tabaco y alimentación pobre en frutas y verduras.

Los síntomas más comunes son 3:

  • Cambio en hábitos fecales con diarrea, estreñimiento o sensación de que el intestino no se vacía por completo.
  • Sangre en la materia fecal.
  • Dolores, molestias o cólicos abdominales que no desaparecen.
  • Pérdida de peso inexplicable.

Tipos de prevención

Existen tres tipos de prevención, en función de la fase clínica en la que se encuentre cada paciente.

publica-articulo-revista-ocronos

Prevención primaria

Tiene como objetivo evitar la aparición del cáncer colorrectal mediante la modificación de hábitos alimentarios y el seguimiento de estilos de vida saludables.

Se recomienda:

Moderar el consumo de carne roja y carne procesada y evitar cocinarla en exceso. Realizar una dieta baja en grasas y rica en fibra, fruta, verdura, productos lácteos. Ingesta adecuada de Calcio, vitamina D y ácido fólico.

Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

Realizar ejercicio físico dentro de sus posibilidades y evitar el sedentarismo.

Prevención secundaria

Se realiza por medio de programas de “screening”, es decir, detección precoz.

En función del riesgo de cada persona de padecer un cáncer colorrectal, las estrategias de cribado pueden variar:

Población de riesgo medio: Incluye hombres y mujeres de 50-69 años a los cuales se les hace sangre oculta en heces (SOH) cada 2 años. Cuando se detecta la presencia de sangre, debe realizarse una colonoscopia.

Presencia de cáncer colorrectal en la familia: En este caso la prueba de cribado apropiada es la colonoscopia. La edad de inicio y el intervalo entre pruebas depende del grado de parentesco, número de familiares afectados y la edad cuando se diagnosticó.

Prevención terciaria

Es llevada a cabo sobre personas que ya han padecido pólipos o cáncer colorrectal. Tiene como objetivo evitar las complicaciones y cronificación de la enfermedad, así como mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En todos ellos se debe realizar un seguimiento mediante colonoscopia para detectar precozmente la reaparición del cáncer o nuevos pólipos.

Conclusión

El cáncer colorrectal es uno de los tumores malignos que mayor número de defunciones causa a nivel mundial. Por ello es fundamental realizar una buena educación sanitaria a los pacientes con el objetivo de evitar la exposición a los factores de riesgo y realizar una detección precoz de este tipo de cáncer.

Bibliografía

  1. Cáncer. [Internet]. [citado 7 julio 2022]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-
  2. Factores de riesgo del cáncer colorrectal. [Internet]. [citado 7 julio 2022]. Disponible en: https://www.cdc.gov/spanish/
  3. Cáncer colorrectal: Estadísticas. [Internet]. [citado 7 julio 2022]; Disponible en: https://www.cancer.net/es