Desnutrición a partir del recuento linfocitario en el área de Medicina Interna de un Hospital Pediátrico de Alta Especialidad

desnutricion-recuento-linfocitario-medicina-interna

Resumen

Introducción: Para mayo del 2008 la Federación Latinoamericana de Nutrición Parenteral y Enteral (FELANPE) emitió una declaración respecto a la nutrición distinguiéndola como necesaria para la supervivencia individual y colectiva del ser humano. En el presente trabajo se tiene contemplado realizar una determinación de linfocitos para su posterior conteo como indicador bioquímico de desnutrición para la población infantil admitida en el área de medicina interna con mínimo una semana de estancia permitiendo resaltar la relevancia de dicho marcador y poderse contemplar dentro del plan de cuidado de nutrición con el que cada paciente debe contar durante su estadía tal a como sugieren las asociaciones internacionales de Dietética.

Autores:

M.N.C. Josué Baldemar Pecero Rodríguez Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, División Académica Multidisciplinaria de Jalpa de Méndez, Licenciatura en Enfermería.

M.C.E. Beatriz Adriana Oliva Castañeda.

M.P.H. Adriana Arias Paz.

M.C.E. Miguel Frías Méndez.

Objetivo: Determinar mediante las prueba de conteo total de linfocitos desnutrición en pacientes admitidos en el área de medicina interna con más de 7 días de estadía del Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño.

Material y métodos: Se realizó un estudio Transversal con muestra no aleatorizada en 16 pacientes del área de medicina interna con una estancia mayor a 7 días El análisis de los datos recolectados se realizaría en el paquete estadístico SPSS Versión 22.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Resultados: Se trabajó con 16 pacientes 10 de género masculino (62.5%) y con 6 mujeres que corresponden al (37.5%) SD 0.5 en relación sus edades preponderaron los pacientes entre 1 y 5 años (6 pacientes 37.5%) SD 1.2. En cuanto a los días de estancia el dato más relevante fue de 7 a 10 días con un 75%, el porcentaje de linfocitos predomino en aquellos que era menor a 50% con 81.3%, para el próximo dato analizado nivel de leucocitos impero en aquellos que contaban con más de 15 000 (43.8%) mientras que el dato más relevante fue que el 100% de la muestra indico un número superior a 1500 mm3 en el recuento total descartando riesgo nutricional.

Conclusión: partiendo de la declaraciones FELANPE sobre el derecho a la nutrición la monitorización de riesgo realizada en este estudio mostro datos positivos en los cuales no se encontró riesgo nutricional en la población estudiada con este marcador sin embargo se necesitan más muestras en la población estudiada y con otras delimitantes para establecer una mayor probabilidad de riesgo de prolongación en estancia hospitalaria. Por lo tanto se necesitan más estudios para determinar incidencia hacia todos los departamentos del hospital y velar por cumplir con la valoración oportuna integral y suficiente de cada usuario.

Palabras clave: Desnutrición Hospitalaria, Linfocitos, Leucocitos, (RCT) Recuento Total de Linfocitos.

Tabla de contenido

  1. Introducción.
  2. Objetivo general.
  3. Objetivos específicos.
  4. Antecedentes.
  5. Marco conceptual.
  6. Planteamiento del problema.
  7. Justificación.
  8. Material y métodos.
  9. Consideraciones éticas.
  10. Resultados
  11. Conclusión.
  12. Referencia bibliográfica.

Introducción

Para mayo del 2008 la Federación Latinoamericana de Nutrición Parenteral y Enteral (FELANPE) emitió una declaración respecto a la nutrición distinguiéndola como necesaria para la supervivencia individual y colectiva del ser humano. Razón suficiente para que se considere como un derecho fundamental de todas las personas y pacientes internados en una institución de salud. Teniendo en cuenta que cualquier paciente hospitalizado sin distinguir edad o sexo carece de la posibilidad de estar exento en presentar riesgo nutricional esto último debido a varias circunstancias como su tratamiento manejo o procedimiento medico más la suma del estado de ánimo por mencionar tan solo algunos factores.

Dentro de los componentes a valorar en el estado nutricio del paciente hospitalizado se encuentran los parámetros bioquímicos. En el presente trabajo se tiene contemplado realizar una determinación de linfocitos para su posterior conteo como indicador bioquímico de desnutrición para la población infantil admitida en el área de medicina interna con mínimo una semana de estancia permitiendo resaltar la relevancia de dicho marcador y poderse contemplar dentro del plan de cuidado de nutrición con el que cada paciente debe contar durante su estadía tal a como sugieren las asociaciones internacionales de Dietética.

  1. Objetivo General

Determinar mediante las prueba de conteo total de linfocitos desnutrición en pacientes admitidos en el área de medicina interna con más de 7 días de estadía del Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño.

publica-articulo-revista-ocronos
  1. Objetivos específicos

Recolectar datos del expediente clínico del piso de medicina interna.

Descartar a pacientes que no cuenten con la estadía mínima ni datos biometría hemática.

Interpretar los datos necesarios para poder realizar la detección de riesgo nutricio por el dato bioquímico y la estadía.

  1. Antecedentes

Como primer dato se encuentra un estudio cuyo objetivo fue el establecer el estado nutricional de pacientes mayores, valorar la utilidad de los distintos parámetros antropométricos y bioquímicos como marcadores de desnutrición y determinar qué variables estudiadas tienen mayor correlación con la malnutrición. De sus resultados se destaca que los pacientes con anemia (63,3%) presentan un RTL (recuento total de linfocitos) menor (p < 0,01) y una estancia hospitalaria mayor que los pacientes sin anemia. Concluyendo que la prevalencia de malnutrición global es elevada (51% moderada-severa). El estado nutricional empeora con la edad. La estancia hospitalaria se incrementa progresivamente con la edad, con el deterioro del estado nutricional y con la complejidad de las curas. Mías, C., Jürschik, P., Massoni, T., Sadurní, M., Aguilà, J. J., Solá, R., Nuin, C., & Torres, J. (2003).1

Por otro lado este autor menciona que la desnutrición afecta entre el 30 y el 50% de los pacientes hospitalizados. La identificación de los pacientes con desnutrición o en riesgo de desnutrición es de suma importancia para prescribir un apoyo nutricional oportuno. Este artículo realiza una revisión crítica de los parámetros antropométricos, bioquímicos y funcionales utilizados para la evaluación nutricional. También se discuten los índices pronósticos y otros parámetros utilizados para la evaluación del riesgo nutricional.

Se proponen algunas herramientas para el diagnóstico de desnutrición hospitalaria y enfatizando en el tema de linfocitos señala que la disminución en el recuento total de linfocitos (<1.500), el índice de CD3/CD4 (<50) y la ausencia en la respuesta de inmunidad celular retardada, se han relacionado con la malnutrición. En el paciente crítico, tanto los recuentos linfocitarios como los test de función inmunitaria pueden estar alterados por un gran número de situaciones clínicas o por la administración de medicamentos. Estos parámetros pueden tener valor en el seguimiento evolutivo de enfermos críticos que muestran déficit en la inmunidad al ingreso. Montejo González, Juan Carlos, Culebras-Fernández, Jesús M, & García de Lorenzo y Mateos, Abelardo. (2006).2

  1. Marco conceptual

Estado nutricional:

Los autores definen estado nutricio de forma sintetizada y general como un resultado entre la ingesta y el gasto energético de individuo.

Mala nutrición: Se va definir como la condición resultante de un desequilibro en ingesta de alimentos y el modo en como los mismo son aprovechados de forma inadecuada.

Al definir la mala nutrición se debe considerar un concepto que integre tanto deficiencias como excesos y para ello asignarle una clasificación delimitando su origen es por un consumo mayor al gasto como por ejemplo en la obesidad o viceversa por un consumo menor al gasto.

En consenso por la ADA (Asociación Americana de Dietética) la definen como cualquier desorden o alteración en el estado de nutrición, incluyendo las alteraciones resultantes de una deficiencia en la ingestión de nutrimentos o bien las alteraciones en el metabolismo de los mismos o sobre el proceso de la nutrición es decir al deficiencia o exceso de uno o más nutrimentos.

Indicadores bioquímicos:

Según el autor estos últimos permiten detectar deficiencias nutricias subclínicas como lo es el ser de utilidad para confirmar el diagnóstico nutricio así como para validar indicadores dietéticos o determinar si el paciente informa de un consumo mayor o menor al real, de misma forma permite estimar la disponibilidad de algún sustrato y si es susceptible a cubrir con las necesidades fisiológicas y también supervisar la terapia nutricia.

Pruebas de laboratorio:

Según el autor menciona que las pruebas de laboratorio se solicitan para diagnosticar enfermedades, respaldar los diagnósticos nutricionales, controlar la eficacia de la medicación y evaluar las intervenciones del proceso de asistencia nutricional (PAN).

Las enfermedades o las lesiones agudas, como un deterioro rápido del estado nutricional, pueden inducir cambios llamativos de los resultados de las pruebas de laboratorio.

No obstante, las enfermedades crónicas que aparecen de forma gradual con el paso del tiempo también repercuten en los hallazgos, por lo que estos tienen utilidad en su prevención.

Los resultados de las pruebas de laboratorio aportan datos objetivos útiles en el PAN. Asimismo, dado que los valores numéricos no conllevan juicios personales en sí mismos, a menudo pueden transmitirse al paciente sin culpabilidad implícita ni percibida.

Antes del solicitar las pruebas de laboratorio también es necesario tomar en cuenta su disponibilidad y costo se encuentra que los indicadores bioquímicos suelen dividirse en dos por un lado derivan las pruebas funcionales y pro otro las estáticas.

Donde con las pruebas estáticas es posible detectar problemas del estado de nutrición; además de detectores, las funcionales pueden ser también indicadores de la gravedad de los problemas. Enfatizando que la importancia de estas últimas es la funcionalidad fisiológica más relevante que en las primeras.

Pruebas de la función inmunológica:

Un dato que permite reflejar el estado de nutrición respecto de las proteínas es la función inmunológica. Y en el caso de la desnutrición energético proteica se ha observado cambios reversibles de la función inmune en respuesta al tratamiento nutricio, denotando que si bien el estado nutrición no es el único factor que puede incidir en ella puesto que enfermedades, el cáncer, la inflamación, infección, estrés, quimioterapia entre otros factores pueden disminuir dicha función.

Habitualmente se empleara el recuento total de linfocitos en sangre por su uso práctico se menciona que la cuenta de linfocitos T constituirán entre el 20 y el 40% del total de leucocitos (células blancas ) en sangre, donde dicha cifra oscilante (1.2-1.5 x 10 9 /L) reflejaría una desnutrición energético-proteica leve, seguido de entre (0.9-1.5 x 10 9 /L) señalaría una desnutrición energético-proteica moderada, sin embargo que una disminución mayor a (<0.9-1.5 x 10 9 /L) es indicio de una desnutrición energético-proteica grave. El método de conteo total de linfocitos se determina a través de la siguiente ecuación: (Cuenta Total de Linfocitos) CTL= Linfocitos (%) x leucocitos/100.

La cuenta de linfocitos T y la proliferación de linfocitos representan de 75 a 80% de los linfocitos circulantes .Así mismo tanto la proporción como el conteo total se verán reducidos en caso de desnutrición grave.

La prueba permite a su vez estimar la capacidad funcional de los linfocitos ante los estímulos de antígeno pero es una prueba sensible al estado de nutrición e identifica cambios en respuesta inmune desde estadios de desnutrición tempranos. 3

Linfocitos y desnutrición hospitalaria:

Un estudio realizado por (Moriana ,2013) relaciono la valoración global subjetiva con parámetros bioquímicos como los linfocitos y concluyo que la prevalencia de desnutrición hospitalaria es muy alta, tanto en servicios médicos como quirúrgicos y, sin embargo, es incorrectamente tratada. Y sugiere que la VSG es una herramienta eficaz para el hallazgo de malnutrición hospitalaria por su alto grado de correlación con parámetros bioquímicos y antropométricos. 4

Otro ensayo realizado por Suarez G, 2011 en pacientes oncológicas indico que la desnutrición de acuerdo al ingreso es un factor pronóstico adverso en la supervivencia global en los pacientes pediátricos con cáncer. El efecto de la desnutrición en la supervivencia del paciente oncológico pediátrico aún es controversial. 5

El siguiente autor tuvo como objetivo estudiar la validez de su propuesta de herramienta de valoración para la detección precoz de la desnutrición estudiando la asociación y el grado de acuerdo del diagnóstico obtenido por éste con dos métodos de valoración del estado nutricional de uso común en la práctica habitual, como son la evaluación subjetiva global y la valoración del estado nutricional completa, definida en el protocolo de nutrición. Entre los elementos que contemplo fueron los linfocitos totales/ml con puntos de corte de > 1.600 1.200-1.599 800-1.200 < 800 Puntuación 0 1 2 3 respectivamente acentuando el riesgo de desnutrición. 6

Otro autor denota que las determinaciones inmunológicas son importantes para evaluar la integridad de los mecanismos de defensa celular y humoral del paciente y la dinámica de la respuesta ante las agresiones del medio exterior (infecciones, cicatrizaciones de las heridas, etc.) Entre las alteraciones que produce la desnutrición energético-nutrimental en el sistema inmunológico se encuentra la disminución del conteo total de linfocitos, que es un método de laboratorio fácil de realizar. 7

[nextpage]

Por otra parte se marcó un estudio cuyo objetivo de este estudio fue conocer la prevalencia e incidencia de desnutrición en nuestro ámbito, así como cuantificar los gastos que ocasiona. Pacientes y método: Se diseñó un estudio de cohortes para evaluar el estado nutricional de los pacientes ingresados en un hospital de tercer nivel. A todos ellos, seleccionados al azar, se les aplicó un protocolo de evaluación nutricional para determinar el peso, la talla, el perímetro braquial, los pliegues cutáneos, además de las concentraciones séricas de albúmina, transferrina, pre albúmina, linfocitos y leucocitos. Concluyendo que La desnutrición es un fenómeno frecuente en el medio hospitalario, tiene efectos adversos en los índices de morbimortalidad y produce un incremento de los costes de manera significativa. 8

El siguiente estudio tuvo como propósito Determinar la frecuencia de dehiscencia de la anastomosis colónica en la rata, en un modelo experimental. Donde utilizaron 38 ratas Wistar, de aproximadamente un año de edad. Se dividieron en dos grupos: Grupo A (desnutridas) y grupo B (nutridas). Al grupo A se le proporcionó una dieta hipocalórica (18kcal/día), por una semana, para provocarle una pérdida del 20% de su peso. Al grupo B se le dio una dieta de 72 kcal/día durante el mismo lapso. A ambos grupos se les cuantificó: peso, albúmina y linfocitos totales. Concluyendo que el estado nutricional afecta la cicatrización colónica, ocasiona inmunodepresión, lo que favorece la formación de abscesos. 9

Otro ensayo más busco la relación entre desnutrición, detectada por un método de cribaje, y mortalidad, estancia o reingresos. Asimismo analizar la relación entre desnutrición y prescripción de soporte nutricional.

Comparar distintos métodos de cribaje nutricional al ingreso sobre una muestra aleatoria de pacientes hospitalizados. Validación del método INFORNUT para cribaje nutricional. En la fase experimental se realizó un estudio de cohorte transversal con una muestra aleatoria de 255 pacientes en Mayo del 2004. Se realiza estudio antropométrico, Valoración Subjetiva Global (VSG), Mini-Nutritional Assessment (MNA) y Nutritional Risk Screening (NRS), método de Gassull.

Las condiciones de filtro aplicadas por INFORNUT son: albúmina < 3.5 g/dL y/o proteínas totales < 5 g/dL y/o prealbúmina< 18 mg/dL con o sin linfocitos totales < 1.600 cel/ml y/o colesterol total <180 mg/dL. Para la comparación entre métodos se construye un Gold Standard basado en las recomendaciones de SENPE sobre datos antropométricos y analíticos concluyeron que la prevalencia de desnutrición en nuestro estudio (60%) es similar a la hallada por otros autores. La desnutrición lleva consigo un aumento de mortalidad, estancia y reingreso. No existen herramientas que se hayan demostrado capaces detectar desnutrición precoz el medio hospitalario que no tengan grandes limitaciones de aplicabilidad. 10

De igual manera se evidencia estudios que emplean esta prueba en población geriátrica con estudia que tienen por objeto en Determinar la prevalencia de desnutrición y depresión en adultos mayores, así como evaluar su asociación. Los parámetros bioquímicos medidos fueron: albúmina sérica, cuenta de linfocitos totales y colesterol total. Los valores se determinaron mediante una muestra en suero, utilizando el equipo Advia 1200 (Siemens Healthcare Diagnostics, Deerfield, IL USA). Con base en la cuenta de linfocitos los pacientes se clasificaron en 4 categorías: a) normal > 1.500 mm3, b) desnutrición leve 1.200-1.500 mm3, c) desnutrición moderada 8001.199 mm3 y d) desnutrición severa < 800 mm3, concluyendo que la depresión y el sexo masculino están fuertemente asociados con el riesgo de desnutrición en los adultos mayores. 11

En el área de medicina interna también existen datos que demuestran la detección de desnutrición con este parámetro este autor quiso determinar que la prevalencia de desnutrición de los pacientes a su ingreso en un servicio de medicina interna de un hospital de primer nivel, así como examinar las características del paciente con desnutrición Para definir el grado de desnutrición se utilizó como herramienta el CONUT (control nutricional) que valora los parámetros de albúmina, colesterol y linfocitos totales. se estudiaron 197 pacientes acordando que el estudio refleja una elevada prevalencia de desnutrición.

Las determinaciones bioquímicas del método CONUT determinan una mejor detección de la desnutrición que el índice de masa corporal (IMC). A la hora de definir un plan de actuación es importante coordinar un buen seguimiento. 12 Contrastado con lo expuesto por el siguiente autor que al emplear la prueba de linfocitos como elemento de la herramienta Control Nutricional (CONUT), que establece una puntuación basada en la determinación de albúmina, colesterol total y linfocitos para determinar la prevalencia de desnutrición en pacientes con edad igual o superior a 65 años al ingreso hospitalario y los factores asociados a su presencia. El CONUT es una herramienta de cribado nutricional de gran utilidad por la rapidez y validez de sus resultados, y permite detectar pacientes con riesgo o alerta nutricional, sin suponer un incremento de costes. 13

Otro estudio más que relaciona los noveles de linfocitos y otras pruebas bioquímicas con deterioro nutricional en geriátricos con el propósito de determinar los niveles de albúmina y linfocitos en relación con el estado nutricional en los adultos mayores que acuden al Hospital Kokichi Otani, en la parroquia de Vilcabamba de la ciudad de Loja, para lo cual se cuantificó la albúmina y los linfocitos; se conoció el estado nutricional; y se relacionó los resultados de los parámetros antes mencionados. La muestra quedó conformada por 50 adultos mayores de 65 años y más que cumplieron con los criterios de inclusión y firmaron el consentimiento informado. Se utilizó el método colorimétrico enzimático para la albúmina, el número de linfocitos se obtuvo mediante impedancia eléctrica y los médicos del hospital aplicaron a los pacientes la escala de valoración nutricional. De donde 26% presentan hipoalbuminemia, 20% linfocitopenia; 34% riesgo de desnutrición presente. Los pacientes con riesgo de desnutrición presentaron niveles disminuidos de albúmina en un 26% y de linfocitos en un 20%. Implementar en el equipo de salud estos parámetros sanguíneos y métodos, a fin de utilizarlos como diagnóstico presuntivo de desnutrición en el adulto mayor. 14

A su vez en estudio con el objetivo de nuestro estudio fue establecer la relación de la cuantificación de linfocitos en la citometría hemática pre quirúrgica como factor asociado al retardo en la cicatrización en cirugía de cadera y de esta forma detectar a los pacientes en riesgo de desarrollar complicaciones. Donde se halló una fuerte relación entre el retardo en la cicatrización en los pacientes con linfocitos menores a 1,500 células por mm. 15

16 Mientras que el siguiente autor sugiere que la comunicación, señalización celular, metabolismo, crecimiento, inmunidad; necesita ser considerada en la desnutrición infantil.

No existe preparado nutricional/remedio que cure al niño, por tanto es necesario un conjunto de acciones logren este éxito terapéutico. El trabajo se realizó para determinar el efecto de un esquema de monitoreo y tratamiento nutricional. Las estrategias, desarrolladas para mejorar el entorno que vive una célula, son esenciales para armonía de funcionamiento celular y recuperación completa del niño. 17

Otros estudios emplearon pruebas diagnósticas de desnutrición:, recuento de linfocitos con la Valoración Global Subjetiva como Gold Estándar mediante el cálculo de Sensibilidad – Especificidad en pacientes adultos ingresados al Hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en la ciudad de Cuenca. Se realizó las encuestas: Valoración Global Subjetiva, Mini Nutricional Assesment. Los valores de laboratorio, diagnóstico se tomaron de la historia clínica de 138 pacientes hospitalizados. Se encontró linfopenia en el 32,4%. Por lo tanto consensuo que se recomienda la utilización de pruebas diagnósticas sensibles y específicas para tomar las medidas respectivas en la intervención y evitar complicaciones hacia la enfermedad base. 18.

La estancia hospitalaria prolongada se asocia al desarrollo de las ulceras por presión derivados de agentes causales como al desnutrición tal como lo indica en el siguiente estudio con propósito de identificar la incidencia de ulceras por presión y los factores demográficos, clínicos, bioquímicos entre ellos los linfocitos y nutricionales asociados a pacientes internados en UCI de un hospital universitario, se evaluó el recuento total de linfocitos(RTL) teniendo en cuenta como parámetro nutricional los puntos de corte descritos por Blackburn y Thornton. 19

Al postoperatorio y su relación con el estado nutricio se estudió una asociación tal como lo indica el presente dato donde se pretendiendo describir la relación entre el estado nutricional postquirúrgico del paciente oncológico al ingreso en una Unidad de Cuidados Críticos (UCI) y eventos no deseados El puntaje CONUT se calculó de los indicadores bioquímicos del estado nutricional medidos en 131 pacientes donde el Conteo Total de Linfocitos (CTL) ‹ 1,200 células.mL-1 El 66.4% de los pacientes estudiados tenían puntajes CONUT ‹ 5. El puntaje CONUT se asoció con la estadía hospitalaria. Acordando que el puntaje CONUT puede señalar a aquellos con estadías prolongadas en la UCI. 20

  1. Planteamiento del problema

Con base a la situación observada en estudios sobre la desnutrición de pacientes durante su estancia hospitalaria .El presente trabajo tiene como objetivo el determinar mediante las prueba de conteo total de linfocitos desnutrición en pacientes admitidos en el área de medicina interna con más de 7 días de estadía del Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño.

La ELAN (Encuesta Latinoamericana de Nutrición) reporta el panorama con una situación preocupante donde señalaron que en las últimas tres décadas se reportan cifras desde 18 a 80% de desnutrición en los enfermos asociado a una relación viciosa donde mientras más grande será es el periodo de estancia hospitalaria, más grande será el riesgo de empeorar la desnutrición viéndose afectado el paciente. Entre los efectos adversos de la desnutrición se enfatiza la inmunosupresión donde la prueba de la función inmune derivada del conteo linfocitario se promueve en su uso práctico clínico como una herramienta para detectar nutrición. Dónde se cuestiona la siguiente postura ¿Es el conteo linfocitario una herramienta básica para la detección de desnutrición en pacientes hospitalizados?

  1. Justificación

El trabajo presentado es este estudio en materia de desnutrición hospitalaria está promoviendo el uso de herramientas rápidas y sencillas como el recuento total de linfocitos que ayuden a corregir este fenómeno prevenible.

El empleo de esta herramienta de detección precoz disminuirá los costes de hospitalización al referir pacientes con prioridad de atención aquello pacientes que así lo requiera.

Las consecuencias para el hospital el hospital del Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño Dr. Rodolfo Nieto Padrón sea punta de lanza en la prevención de iatrogenias secundarias a la falta de conocimientos en nutrición por parte del equipo de salud a cargo de los pacientes que ingresan y permanecen por periodos prolongados.

De ahí la importancia de sensibilizar a la comunidad médica y de otras disciplinas sobre el empleo de herramientas básicas de detección de riesgo nutricio para beneficio de usuarios y los casos nuevos reportados sobre desnutrición en la estancia sean menores.

  1. Material y métodos

Tipo de diseño: Transversal con muestra no aleatorizada. El análisis de los datos recolectados se realizaría en el paquete estadístico SPSS VERSION 22 Criterios de inclusión y exclusión: solo se trabajara con pacientes del área de medicina interna y que cuenten con mínimo 7 días de estancia.

Universo: Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño

Tiempo: del 8 al 15 de abril del 2017.

Espacio: Departamento de medicina interna.

  1. Consideraciones éticas

Los datos del presente estudio son con fines únicos de investigación por lo cual quedan protegidos de forma confidencial. Por lo que con la autorización previa de la institución se solicita acceso a los expedientes de aquellos que permitirán desarrollar el estudio.

  1. Resultados

Se trabajó con 16 pacientes 10 de género masculino (62-5%) mientras que con 6 mujeres que corresponden al (37.5%) DE 0.5 en relación sus edades, 4 pacientes (25%) eran menores de 6 meses, por otra parte 4 pacientes más (25%) rondaban entre los 6 meses y un año, 2 pacientes más (22.5%) rondaban entre 1 y 5 años y 6 pacientes más (37.5%) DE 1.2. En cuanto a los días de estancia el dato más relevante fue de 7 a 10 días con un 75%, el porcentaje de linfocitos predominó en aquellos que era menor a 50% con 81.3%, del nivel de leucocitos predomino en aquellos que contaban con más de 15 000 (43.8%)mientras que el dato más relevante fue que el 100% de la muestra (16 personas ) indico un número superior a 1500 mm3 en el recuento total descartando riesgo nutricional.

Discusión

Desde el punto de vista de la FELANPE de la alimentación como un derecho a todo usuario o derechohabiente internado se apoya velar por una valoración oportuna. El método de valoración del estado de nutrición para ser una herramienta rápida que permite evaluar la función nutricional e inmune para el paciente tal como indican los estudios empleados. Los cuales aportan información contemplada en el puntaje CONUT que se distingue como una herramienta informática para el cribado y seguimiento del riesgo nutricional, surge en la década de los 80 del siglo pasado donde en los elementos bioquímicos se identifica la albúmina, el colesterol total y los linfocitos totales como los datos más expresivos de carencia nutricional, de entre los determinados al ingreso y en sucesivos controles, descartando los demás por su menor expresividad o dificultad para su valoración. Todos son expresivos de riesgo para el paciente dado que su plasma no nutría adecuadamente a la célula.

Con base a lo anterior la monitorización de riesgo realizada en este estudio mostro datos positivos en los cuales no se encontró riesgo nutricional en la población estudiada con este marcador sin embargo se necesitan más muestras en la población estudiada y con otras delimitantes para establecer una mayor probabilidad de riesgo de prolongación en estancia hospitalaria. Por lo tanto se necesitan más estudios para determinar incidencia hacia todos los departamentos del hospital y velar por cumplir con la valoración oportuna integral y suficiente de cada usuario.

  1. Conclusión

Partiendo de la declaraciones FELANPE sobre el derecho a la nutrición la monitorización de riesgo realizada en este estudio mostro datos positivos en los cuales no se encontró riesgo nutricional en la población estudiada con este marcador sin embargo se necesitan más muestras en la población estudiada y con otras delimitantes para establecer una mayor probabilidad de riesgo de prolongación en estancia hospitalaria. Por lo tanto se necesitan más estudios para determinar incidencia hacia todos los departamentos del hospital y velar por cumplir con la valoración oportuna integral y suficiente de cada usuario

  1. Referencia Bibliográfica

1.- Mías C., Jürschik P., Massoni T., Sadurní M., Aguilà J. J., Solá R. et al . Evaluación del estado nutricional de los pacientes mayores atendidos en una unidad de hospitalización a domicilio. Nutr. Hosp. [Internet]. 2003 Feb [citado 2017 Mayo 30] ; 18( 1 ): 6-14.

2.- Montejo González Juan Carlos, Culebras-Fernández Jesús M, García de Lorenzo y Mateos Abelardo. Recomendaciones para la valoración nutricional del paciente crítico. Rev. méd. Chile [Internet]. 2006 Ago [citado 2017 Mayo 30]; 134( 8 ): 1049-1056. Disponible en:

http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872006000800016&lng=es.

3.- Suverza, Araceli; Haua, K. El. ABCD de la evaluación del estado de nutrición. México DF: Editorial McGraw-Hill, 2010, p. 15-70.

4.- Miriam Moriana, Miguel Civera, Ana Artero, Jose T. Real, Juan Caro, Juan F. Ascaso, José F. Martinez-Valls, Validez de la valoración subjetiva global como método de despistaje de desnutrición hospitalaria. Prevalencia de desnutrición en un hospital terciario, Endocrinología y Nutrición, Volume 61, Issue 4, 2014, Pages 184-189,ISSN15750922,http://dx.doi.org/10.1016/j.endonu.2013.10.006

5.- Cano, Gabriel, et al. Desnutrición como factor pronóstico en la supervivencia del paciente pediátrico con cancer en una institución colombiana. Revista Colombiana de Cancerología, 2011, vol. 15, no 4, p. 190-201.

6.- Ulíbarri Pérez, JI de, et al. Nuevo procedimiento para la detección precoz y control de la desnutrición hospitalaria. Nutr Hosp, 2002, vol. 17, no 4, p. 179-88.

7.- Socarrás Suárez, María Matilde, et al. Algunas causas que llevan a la desnutrición en los pacientes hospitalizados. Revista Cubana de Medicina, 2004, vol. 43, no 2-3, p. 0-0.

8.-Lobo Támer, G., Orduña Espinosa, R., Mellado Pastor, C., Aguayo de Hoyos, E., López, R., & Pérez de la Cruz, A. 2004. Desnutrición en pacientes hospitalizados: prevalencia e impacto económico. Medicina Clínica, 123(6), 201-206.

9.- Jiménez, G. L. D., Athié, A. J., García, J. M. M., Lailson, E. C., & Reyes, E. P. 2001. Efecto de la desnutrición en la anastomosis colónica de la rata. Cirujano General, 23(2-2001), 81-86.

10.- Villalobos Gámez, Juan Luis, et al. Proceso INFORNUT®: validación de la fase de filtro-FILNUT-y comparación con otros métodos de detección precoz de desnutrición hospitalaria. Nutrición Hospitalaria, 2006, vol. 21, no 4, p. 491-504.

11.- Pérez Cruz, Elizabeth; Lizárraga Sánchez, Diana Cecilia; Martínez Esteves, María del Rosario. Asociación entre desnutrición y depresión en el adulto mayor. Nutrición Hospitalaria, 2014, vol. 29, no 4, p. 901-906.

12- Enfermera, Expósito; ORTIZ, Luisa. Prevalencia de desnutrición al ingreso en el servicio de medicina interna. Metas enferm, 2013, p. 50-55.

13.- Rentero Redondo, Lorena, et al. Desnutrición en el paciente anciano al ingreso hospitalario, un viejo problema sin solucionar. Nutrición Hospitalaria, 2015, vol. 32, no 5.

14.-Palomino, Piedra; Estefanía, Carolina. Albúmina y linfocitos en relación con el estado nutricional en los adultos mayores que acuden al Hospital Kokichi Otani de Vilcabamba. 2015. Tesis de Licenciatura.

15.- Pacheco-Haro, Luis Joel; Chávez-Cadena, M. A. Linfocitos prequirúrgicos como factor asociado a retardo en la cicatrización en cirugía de cadera. Acta Ortopédica Mexicana, 2012, vol. 26, no 4, p. 224-227.

16.- Segura, Jesús Mateo; Román, Dionisia Casquet; Jerónimo, Raquel Arquero. Paciente con estenosis esofágica y desnutrición secundaria a reflujo gastroesofágico. Salud, alimentación y sexualidad en el envejecimiento Volumen I, p. 437.

17.- Sevilla Paz Soldán, Ricardo; Zalles Cuet, Lourdes; Sevilla Encina, Gerard. Efecto de un esquema de monitoreo y tratamiento nutricional en niños desnutridos graves, aproximación a una óptima señalización celular. Gaceta Médica Boliviana, 2012, vol. 35, no 2, p. 62-66.

18.- Quiroga TorreS, Tannia Elizabeth. Valoración de pruebas diagnósticas de desnutrición en pacientes adultos hospitalizados en el IESS Cuenca, 2011. 2012. Tesis de Maestría. Escuela Superior Politécnica de Chimborazo.

19.- Costa, A. C. O., Porto Sabino Pinho, C., Almeida dos Santos, A. D., Santos do Nascimento, A. C., Oliveira Costa, A. C., Pinho, S., & Porto, C. 2015. Úlcera por presión: incidencia y factores demográficos, clínicos y nutricionales asociados en pacientes de una unidad de cuidados intensivos. Nutrición hospitalaria, 32(5).

20.- Gutiérrez Noyola, A., Martos Benítez, F. D., Víctores, A. E., San Juan, Y. P., García, A. S., Rodríguez, L. A, & Fernández, R. B. 2015. Estado nutricional posquirúrgico del paciente oncológico al ingreso en una unidad de Cuidados Críticos. Revista Cubana de Alimentación y Nutrición, 25(1), 60