Trabajadores de servicios de salud cuidadores 24 horas. Desgaste físico y emocional. Ayuda al cuidador

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 9–Septiembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº9: 147

Autor principal (primer firmante): María Delfina Lanza García

Fecha recepción: 31 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 17 septiembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(9) 147

Autoras:

  1. María Delfina Lanza García (TCAE y Celadora).
  2. María Jesús González Santiago (Celadora).
  3. Rosa María Unibaso Pérez (Aux. Administrativa y Celadora).

Introducción

Muchos trabajadores del sector sanitario son cuidadores a tiempo completo. Además de desarrollar sus funciones como personal laboral conviven con algún familiar en situación de dependencia física, psíquica o ambas. Esto implica una carga extra física y emocional que la mayor parte de las veces pasa desapercibida acumulándose cansancio, aislamiento social y agotamiento por una situación que, a veces, se vuelve incontrolable. Todo ello hace que los cuidadores resulten vulnerables a múltiples enfermedades físicas y psicológicas.

En el ámbito sanitario, ofrecer una buena asistencia a los enfermos es el primer objetivo a cumplir: estar atentos a sus necesidades, practicar la empatía, tener voluntad de ayuda y aliviar o resolver aquellos casos que sea posible.

publica-TFG-libro-ISBN

El esfuerzo que supone esta acción se puede ver mermado por la falta de descanso prolongada cuando los citados trabajadores sufren en sus hogares situaciones similares; aun teniendo en quién delegar algunos cuidados, siguen siendo responsables directos de abordar las necesidades o complicaciones que puedan surgir, entrando en un bucle que parece no tener fin, no hay desconexión entre su ámbito laboral y familiar, quedando su vida personal prácticamente anulada.

Los trabajadores son absorbidos por unas responsabilidades que se acaban convirtiendo en muchos casos en obligaciones. Viven para dar servicio a los demás sin darse cuenta de que el tiempo pasa también para ellos.

Objetivos

  • Dar visibilidad a las situaciones de dependencia.
  • Necesidad de desarrollar planes efectivos de ayuda a los cuidadores.

Metodología

Para la elaboración del presente trabajo se parte del conocimiento personal, de la búsqueda de artículos y lectura de libros relacionados con el sector.

Resultados

Para que el cuidador esté debidamente protegido ante la sobrecarga física y emocional el primer paso es dar visibilidad a estas situaciones de dependencia e informar a las familias de los tipos de ayuda existentes y proceso para acceder a ellas.

Agilizar los trámites respecto a la valoración del grado de minusvalía según los criterios de la Ley 39/2006 de 14 de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

Desarrollar programas de apoyo psicológico acordes a las necesidades de la etapa por la que el cuidador está pasando, ya que a medida que evoluciona la dependencia aumenta la responsabilidad autoimpuesta por los cuidadores, lo que conlleva a dedicar más tiempo, disminuye el descanso y aumenta el estrés, entrando así en una espiral que solo termina con la liberación dolorosa que supone el final de la vida o la institucionalización de la persona dependiente.

Esta situación tan difícil para las personas que cuidan y además tienen una vida laboral activa, hace que tengan que replantearse su rutina diaria, no va a ser tarea fácil dependiendo de los años que hayan dedicado a los citados cuidados, ya que pueden haber cambiado mucho las cosas en el entorno familiar y social.

Conclusión

Los Servicios Sociales y la Atención Primaria son partes fundamentales para desarrollar los programas de formación y apoyo a las familias con personas dependientes.

La información ha de ser clara, concisa, suficiente y útil. Se puede llevar a cabo mediante la divulgación en páginas web de organismos oficiales.

Atendiendo a la parte física sería importante el entrenamiento a través de talleres de movilización de enfermos, con ellos se evitarían lesiones tanto en los cuidadores como en la persona dependiente (úlceras por presión o fricción, desgarros en la piel…)

Desde el punto de vista emocional se podrían llevar a cabo talleres de autoayuda, para mejorar la autoestima y proteger/recuperar la salud mental de los cuidadores.

Los talleres de técnicas de relajación podrían ser especialmente útiles cuando se trata de prestar cuidados a personas con discapacidad psíquica. El cuidado de estos dependientes en algunos casos puede resultar agotador.

Bibliografía

  1. Fundación Asturiana de atención y protección a personas con discapacidades y/o dependencia (FASAD)
  2. Centro Español de Documentación e Investigación sobre Discapacidad (DEDID).
  3. Ley 39/2006 de 14 de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.
  4. El estrés en cuidadores de mayores dependientes: cuidarse para cuidar. Autores: María Crespo López, Javier López Martínez. Ediciones Pirámide (12 febrero 2007).
  5. Cuidar al que cuida. Autor: Margarita Rojas. Editorial Debolsillo (1 marzo 2007).
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.