Depresión posparto. A propósito de un caso

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 4–Abril 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº4: 53

Autor principal (primer firmante): Pérez Santana, Gabriel Adai

Fecha recepción: 18 de Marzo, 2021

Fecha aceptación: 9 de Abril, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(4): 53

Autores:

Pérez Santana, Gabriel Adai; Pina Fuertes, Nieves; Rodríguez Morillas, Isabel; Suárez Bustelo, Hugo; Portela Lomba, Ana María; Rabadán Pérez, Alba.

Categoría Profesional: Matronas

Resumen

La maternidad se percibe como una etapa positiva pero muchas mujeres experimentan problemas psicológicos durante el embarazo y el posparto. El embarazo y el parto son momentos críticos en la adaptación psicológica de las mujeres, puede ocasionar trastornos del sueño, cansancio, pérdida de la libido y pensamientos ansiosos sobre el bebé.

La depresión posparto es un problema de salud pública con una gran incidencia en el puerperio representando entre un 8-13% del total de las embarazadas. Es importante identificar precozmente los factores de riesgo de la misma por los profesionales que acompañan a la mujer durante todo el proceso del embarazo, para poder prevenir esta situación.

La figura de la matrona es clave en la identificación y posterior derivación de la géstate para una correcta ejecución de las intervenciones a seguir en la depresión posparto.

Palabras Clave: Depresión, posparto, perinatal, diagnóstico, tratamiento.

Introducción

Según la OMS, la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. La prevalencia de depresión se ve aumentada en las mujeres respecto a los hombres, siendo el embarazo y el puerperio donde se objetiva mayor incidencia de la misma.

El puerperio es la etapa que va desde el alumbramiento de la placenta hasta las 6 semanas después del parto, es en este periodo donde se ven acentuadas una serie de alteraciones emocionales debido a los grandes cambios que se producen en la mujer a nivel psicológico, físico y social. Debido a esto se habla de que entre el 8-13% de las embarazadas pueden presentar un síndrome depresivo durante el puerperio, considerándose la depresión posparto un problema de salud pública internacional que conlleva consecuencias adversas en la madre y en el bebé.

La depresión posparto afecta alrededor de un 20-30% de las mujeres en el periodo puerperal. Los síntomas más comunes son la labilidad emocional, la astenia, las alteraciones del sueño y del apetito, la preocupación excesiva por el RN, la tristeza y el sentimiento de culpa.

Los factores de riesgo a tener en cuenta en una gestante son:

  • Antecedentes de depresión previa.
  • Parto instrumental.
  • Multiparidad.
  • Obesidad.
  • Mayor ganancia de peso en el embarazo.
  • Abandono del tratamiento antidepresivo durante la gestación.
  • Ansiedad actual.
  • Embarazo no deseado.
  • Estrés vital: bajo nivel socioeconómico y eventos adversos de vida.
  • Violencia de género e historial de abuso físico y/o sexual.
  • Apoyo social deficiente, comunicación ineficaz e insatisfacción con la pareja.

Uno de los instrumentos más utilizados es la Escala de Edimburgo (Edinburgh Postnatal Depression Scale). Se evalúan 10 ítems dándole a cada respuesta una puntuación del 0 al 3. Se suman todos los puntos siendo una puntuación igual o mayor que 10 un indicador de una alta probabilidad de depresión por lo que habría que derivar a salud mental además de continuar el seguimiento.

Objetivos

  1. Reducir los casos de depresión no diagnosticados.
  2. Identificar la correcta actuación de la matrona ante una sospecha de depresión posparto.
  3. Proporcionar información sobre la depresión posparto como problema de salud pública.
  4. Identificar la importancia de la actuación de la matrona en el proceso de la depresión posparto.

Metodología

Se realizó una búsqueda bibliográfica usando las Bases de Datos más utilizadas en ciencias de la salud (PubMed, Cochrane, UpTodate y Cuiden ). Cogiendo como referencia la información más actualizada sobre la depresión posparto. Además, se consultó libros de medicina así compendios médicos y únicamente se tomaron en cuenta artículos con relevancia médica científica.

Descripción del caso

Acude gestante a primera visita con su matrona de zona en la semana 8 de gestación.

E.L.R , es una secundigesta con un parto anterior de 32 años con estudios universitarios actualmente en paro y con pareja estable también en el paro.

AP: Ansiedad desde la adolescencia en este momento sin tratamiento.

2018 Gestación previa de evolución normal y parto eutócico cefálico con uso de analgesia epidural.

Enero 2020 gestación actual conseguida mediante técnicas de reproducción asistida (FIV), deseada por ella y su pareja.

En la primera visita la matrona percibe gran ansiedad de la señora por el peso que debe ganar durante el embarazo. Deja constancia que tras su anterior parto lo pasó muy mal hasta que pudo recuperar su peso “normal”, la matrona le explica las recomendaciones sobre alimentación en el embarazo y parece entenderlas. Finaliza la consulta con normalidad, deriva en semana 12 de la gestación a la tocóloga de zona según protocolo y cita en semana 16 nuevamente para continuar con el seguimiento.

E.L.R continuó todo el seguimiento del embarazo con normalidad, completando todas sus visitas. Acudió con su pareja a todas las clases de preparación a la maternidad y paternidad impartidas por su matrona. La preocupación inicial sobre el peso no se trató con mayor importancia ya que la señora no parecía preocupada por ello (ganancia total durante la gestación de 15Kg). La matrona insistió y reforzó a la mujer en una buena alimentación y la importancia de ella.

En la 40 semana de gestación ingresa en el hospital en trabajo de parto, hace uso de la analgesia epidural. Tras 8 horas en paritorio tiene lugar el parto mediante fórceps por RCTG desacelerativo. Nace RN varón de 3450gr con APGAR 6-8-9. El RN se alimenta de lactancia materna exclusiva.

E.L.R acude sola con su RN a la primera visita con la matrona en CS tras una semana del parto, en ella se profundiza sobre el inicio, transcurso y finalización del parto, además de la evolución de la primera semana de vida del RN. Se observa en la mujer un estado de tristeza que llama la atención, desde el inicio de la consulta expresa su preocupación a no poder afrontar esta crianza sola ya que su pareja ha conseguido recientemente trabajo y dada su situación económica no pueden rechazarlo. Además, expresa llorando que no tiene apoyo familiar y que le cuesta mucho poder cuidar de su primera hija y del nuevo RN.

Debido a esa marcada tristeza la matrona decide pasarle la escala de Edimburgo obteniendo una puntuación de 12. La matrona le explica el resultado a la mujer del test y se le propone la derivación a la Unidad de Salud Mental. Se cita para ese mismo día y se le explica que al día siguiente tendrá una cita telefónica de seguimiento con la matrona.

En la llamada la señora explica que acudió al especialista y se le ha diagnosticado de depresión posparto, no ha iniciado el tratamiento porque tiene miedo que afecte a la lactancia materna. La matrona le explica que la medicación no tiene interferencia con la lactancia materna y le explica la importancia de tratar la depresión posparto, la señora parece entenderlo. Además, la matrona le propone un seguimiento en días alternos mediante cita telefónica, dejándole constancia de que en la figura de la matrona puede encontrar un apoyo y haciéndole sentir que no está sola en este proceso. Además, se le anima a acudir al grupo de crianza y al grupo de lactancia del centro de salud para proporcionar relaciones con familias que están atravesando una situación similar.

El seguimiento finaliza con buen manejo del tratamiento de la depresión por parte de la mujer mediante el trabajo multidisciplinar de matrona y la Unidad de Salud Mental.

Conclusiones

La depresión posparto representa un problema de salud que muchas veces no se diagnostica por no dar importancia a los síntomas. En ella es vital una detección precoz para una buena y eficaz intervención. Sería una buena opción utilizar la escala de Edimburgo de manera rutinaria en la primera visita posparto en todas las puérperas.

Se debería formar a todas las matronas de atención primaria para poder detectar durante las visitas de seguimiento del embarazo los factores de riesgo de la depresión posparto y de este modo poder hacer un seguimiento más estrecho a las mujeres con más predisposición a padecerla.

Este caso clínico es un buen ejemplo de cómo un seguimiento adecuado y coordinado entre los diferentes profesionales pueden conseguir una correcta resolución del problema. Dando una gran calidad asistencial a las mujeres que pasan por la consulta de la matrona.

Bibliografía

  1. Grigoradis S, VonderPorten EH, Mamisashvili L, et al. The impact of maternal depression during pregnancy on perinatal outcomes: a sistematyc review and meta-analysis. L Clin Psychiatry 2013.
  2. Pearlstein T. Depression during pregnancy. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol 2015.
  3. National Institute for Health and Care Excellence (NICE). Antenatal and postnatal mental health: clinical management and service guidance. NICE clinical guideline 192. December 2014.
  4. Urdaneta MJ, Rivera SA, García J, Guerra VM, Baabel ZN, Contreras BA. Prevalencia de depresión posparto en primigestas y multíparas valoradas por la escala de Edimburgo.
  5. Nanda Internacional. Diagnósticos Enfermeros: Definiciones y Clasificación 2015-2017. 10a ed. Madrid: S.A. Elsevier España, 2015
  6. Barrera AZ, Nichols AD. Depression help-seeking attitudes and behaviors among an internet-based sample of spanish speaking perinatal women.
  7. Méndez AJ. Depresión postparto y ejercicio. Perinatología y reproducción humana.
  8. Morrhead S, Johnson M, Mass ML, Swanson E. Clasificación de resultados de Enfermería (NOC). 5a ed. Madrid: S.A. Elsevier España, 2013.
  9. Dennis CL, Hodnett E. Intervenciones psicosociales y psicológicas para el tratamiento de la depresión postparto (Revisión Cochrane traducida).
Salir de la versión móvil