Cuidados de Enfermería en el tratamiento del linfedema tras mastectomía

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 130

Autor principal (primer firmante): Silvia Gil Sebastián

Fecha recepción: 15 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 12 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 130

Autores

  1. Silvia Gil Sebastián. Diplomado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. María Pilar Romeo Tenorio. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Sonia Sánchez Aragó. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  4. Laura Lasheras Abadias. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  5. Victoria Clavero Ruiz. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  6. Pablo Luis Rodríguez Cavero. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza

Resumen

Llamamos linfedema al edema generado por una acumulación de linfa. Es una patología que consiste en la inflamación de la piel y del tejido subcutáneo al obstruirse los vasos y los ganglios linfáticos. Una buena prevención en pacientes que han recibido una cirugía de mama es muy importante para evitar riesgos y consecuencias graves. Es de vital importancia la labor de los profesionales de Enfermería en el tratamiento del linfedema.

Palabras clave

Linfedema, Prevención, Mastectomía, Cuidados de Enfermería, Radioterapia, Vasos linfáticos.

publica-TFG-libro-ISBN

Introducción

Llamamos linfedema al edema generado por una acumulación de linfa. Es una patología que consiste en la inflamación de la piel y del tejido subcutáneo al obstruirse los vasos y los ganglios linfáticos. Ocurre con mayor frecuencia en las extremidades aunque también en otras partes del cuerpo. En mujeres con cáncer de mama, e intervenidas quirúrgicamente, aparece como secuela tras la cirugía axilar, ya que altera la red de los vasos linfáticos y hace difícil el drenaje de la linfa.

Objetivo

En el presente artículo vamos a tratar la patología del Linfedema en mujeres mastectomizadas y hablaremos de los cuidados de Enfermería tanto en la Prevención de dicha patología como en el tratamiento una vez instaurada la Enfermedad.

Uno de los objetivos principales es dar a conocer a los Profesionales de Enfermería la importancia de la Prevención del Linfedema en mujeres que han sido intervenidas de Mastectomía unilateral o bilateral. Otro factor de riesgo es el tratamiento con Radioterapia.

Metodología

La información del presente artículo ha sido obtenida de las siguientes fuentes:

Google académico, Base de Datos «Enfispo», PubMed, Dialnet Enfermería, Cochrane Library.

Resultados

El Linfedema se caracteriza, principalmente, por 4 componentes: edema, exceso de proteínas, inflamación crónica y fibrosis.

Ésta patología es altamente frecuente en mujeres que han recibido cirugía de mama. Como media, suele empezar de 6 a 8 semanas después de la cirugía debido a una interrupción del flujo linfático axilar al realizarse la exéresis de los ganglios axilares o por el tratamiento con Radioterapia. También puede empezar muy lentamente, incluso pasados los años, después de que el tratamiento para el cáncer haya terminado. Es frecuente que los síntomas no aparezcan durante los primeros 18-24 meses tras el tratamiento. Consideramos el Linfedema como una enfermedad crónica.

Tipos de linfedema

A la hora de hablar del Linfedema, distinguiremos varios tipos:

Linfedema Primario

  1. Aplasia (15% de los vasos linfáticos)
  2. Hipoplasia (70% de los vasos linfáticos)
  3. Hiperplasia (15%)

Linfedema Secundario

Producido por la obstrucción o por la destrucción de los vasos linfáticos normales.

Fases del linfedema

En cuanto a las Fases del Linfedema, vamos a destacar las siguientes:

Fase 1

Edema con Fóvea: Mejora e incluso desaparece al elevar el miembro afectado y durante el reposo, en las primeras 24-48 horas,

Fase 2

No hay Fóvea con la presión digital. Se presenta Edema con Fibrosis moderada. Se caracterizada porque al elevar el miembro afectado no mejora.

Fase 3

Fibrosis subcutánea severa. Elefantiasis linfostática del miembro afectado.

Tratamiento y control del Linfedema por parte de los Profesionales de Enfermería

  1. Utilización de mallas de compresión.
    El personal de Enfermería recomendará éstas prendas de compresión graduadas. Son la base de la terapia del Linfedema, proporcionando presiones de 20 a 60 mm Hg y protegen de otras agresiones externas como quemaduras, heridas y picaduras de insectos.
  2. Bombas neumáticas de compresión
  3. Fisioterapia y terapias físicas.
    Drenaje linfático manual, vendaje multicapas, presoterapia secuencial intermitente, contención externa con mangas, Ejercicios linfo-kinéticos activos asistidos, cuidado de la piel (desinfectantes, antimitóticos, hidratantes), Terapia farmacológica.
  4. Ayuda psicológica.
    Es importante, por parte del Personal de Enfermería, trabajar en la Ansiedad que genera la propia enfermedad, así como la alteración de la estructura corporal y las limitaciones físicas y sociales.
  5. Control del dolor.
    El dolor se trata con analgésicos narcóticos, no narcóticos y analgésicos adyuvantes (antidepresivos tricíclicos, corticoesteroides, anticonvulsivantes o anestésicos locales).
  6. Benzopironas.
    Son sustancias vegetales que contribuyen a deshacer la Linfa.
  7. Cirugía.
    Hoy en día existen diferentes técnicas desde la Microcirugía hasta técnicas más complejas como la creación de colgajos.

Cuidados específicos de Enfermería

En cuanto a la Prevención existen diferentes cuidados tales como evitar sacar sangre, poner inyecciones, tomar la Tensión Arterial con Esfigmomanómetro en lado afectado. Se darán las siguientes recomendaciones a los pacientes:

  • Evitar compresión en mangas, puños y tirantes del sujetador.
  • Evitar el uso de anillos, pulseras y otras joyas que puedan oprimir la extremidad afecta.
  • Evitar el levantamiento de pesos.
  • Utilizar dedal para coser.
  • Usar guantes protectores para la realización de actividades que comporten un riesgo.
  • Utilizar cremas con filtro solar en la extremidad, así como cremas hidratantes para evitar la sequedad de la piel.
  • No dormir sobre el lado afectado.
  • Evitar saunas, quemaduras, hielo, etc.
  • Dormir con una almohada elevando el brazo el mayor tiempo posible.
  • Utilizar repelentes de insectos.
  • Emplear rasuradora eléctrica.
  • No jugar a Golf ni a Tenis. Se recomienda practicar deportes tales como natación.

Conclusiones

Es de vital importancia la labor de los Profesionales de Enfermería en el tratamiento del Linfedema. Una buena Prevención en pacientes que han recibido una cirugía de mama es muy importante para evitar riesgos y consecuencias graves. Por ello, conocer las medidas higiénico-dietéticas, así como los Protocolos y consideraciones contempladas en cada Unidad, facilitará la buena praxis por parte de los Profesionales de Enfermería ante ésta patología.

Bibliografía

  1. Wild CP, Weiderpass E, Stewart BW, editores. World Cancer Report: Cancer Research for Cancer Prevention [Internet]. Lyon, France: International Agency for Research on Cancer; 2020.
  2. Hinkle JL y Cheever KH. Brunner y Suddarth. Enfermería medicoquirúrgica, 14.ª edición. Barcelona: Wolters Kluwer; 2019.
  3. Migallón Aliaga, Laura. «Cuidados de Enfermería en la prevención del linfedema en mujeres con cáncer de mama tras mastectomía. Una revisión integradora.» 2020.
  4. Gómez Sánchez, Sonia. «Medidas de prevención en el linfedema secundario a cáncer de mama: revisión bibliográfica.» Enfermería Docente. 2022: 59-67