Cromogranina

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 194

Autor principal (primer firmante): María Delia De Madariaga Aranda

Fecha recepción: 26 de diciembre, 2022          

Fecha aceptación: 22 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 194

Autores:

  1. María Delia De Madariaga Aranda
  2. Rebeca García-Moreno Marco
  3. Raquel Jiménez Pérez
  4. María Pilar Forcen García
  5. Ángela Alcalde Gracia
  6. María Cruz Martínez Estevez

Palabras clave

Cromogranina, detección cromogranina A

Introducción

Las cromograninas son proteínas globulares que forman parte de la familia secretograninas. La CROMOGRANINA A fisiológicamente es una proteína secretada por glándulas neuroendocrinas que se encuentran en el intestino, la vejiga y los órganos genitales. Esta proteína ayuda a regular los niveles de calcio en la sangre, estimulando la liberación de calcio desde el hueso y la absorción intestinal. También ayuda a la regulación de los niveles de hormonas, como la prolactina, la hormona del crecimiento y la hormona luteinizante. Esta proteína también se ha relacionado con el desarrollo normal de los órganos sexuales, la fertilidad y el metabolismo de las grasas en el organismo

publica-TFG-libro-ISBN

Contenido

Se encuentran en la mayoría de células neuroendocrinas, como las células del sistema endocrino, en los órganos reproductivos y en el cerebro, siendo estas proteínas segregadas en la sangre y en la orina.

El análisis de Cromogranina A es una prueba útil para ayudar a diagnosticar algunos tipos de cáncer, especialmente el cáncer de la glándula suprarrenal y el cáncer de páncreas. Esta prueba mide los niveles de una proteína llamada cromogranina A (CgA) en la sangre. Los niveles de CgA aumentan cuando hay células cancerosas en el cuerpo.

Esta prueba se utiliza para ayudar a los médicos a diagnosticar el cáncer, determinar si un tumor se está propagando y controlar cómo está respondiendo el tratamiento. El análisis de CgA también puede ser útil para ayudar a los médicos a detectar tumores que no sean cancerosos, pero que puedan causar problemas similares a los causados por el cáncer.

Diagnostico

El procedimiento para la detección de las cromograninas se realiza mediante un análisis de sangre. De los numerosos inmuno-ensayos realizados para contabilizar los niveles de cromogranina, las técnica ELISA e IRMA son las que han ofrecido una mayor especificidad y sensibilidad se obtiene.

En primer lugar se recoge una muestra de sangre para su análisis, de esa muestra o espécimen primario se realiza una centrifugación obteniendo una alícuota. Esta alícuota se deriva al departamento del laboratorio encargado del análisis de las proteínas siendo allí donde se realizará ma determinación a través de la muestra. Para ello se ha colocado la muestra en el tubo de ensayo o probeta y se somete a una prueba con un reactivo químico para detectar la presencia de cromograninas, esta prueba se conoce como la prueba de la cromogranina A.

Tratamiento

Esta determinación se realiza para la detección de enfermedad inflamatoria intestinal, renal crónica, artritis reumatoide etc. Las cromograninas también se utilizan para ayudar a diagnosticar algunas enfermedades neuroendocrinas, como el cáncer de tiroides, el cáncer de páncreas.

Estas enfermedades a veces se diagnostican con una prueba de la cromogranina, que ayuda a detectar la presencia de ciertos marcadores tumorales en la sangre que indican la presencia de la enfermedad.

La temperatura de la muestra para el análisis de la cromogranina debe mantenerse almacenada en el rango de -20 °C.

Además, el material de la muestra debe procesarse dentro de un plazo de 24 horas después de recogida para obtener resultados precisos o proceder a su congelación para poder realizar el análisis pasado este periodo de tiempo pudiendo obtener resultados fiables.

Conclusión

En el diagnóstico a partir de los resultados de una prueba de cromogranina se tienen que tener un cuenta múltiples factores ya que puede ser complicado y pueden variar dependiendo de la edad, el sexo y la presencia de ciertas enfermedades, el resultado emitido en la prueba se miden en nanogramos por mililitro (ng/mL).

Los valores normales de la cromogranina A para los adultos generalmente están entre 0-20 ng/mL, manteniéndose así en un rango en el que la condición no indica condición cancerosa y siendo los valores superiores a 200ng/mL indicativos de la presencia de un tumor y por tanto indicadores significativos de la presencia de enfermedad en el paciente.

Bibliografía

  1. Pruebas de marcadores tumorales. (2016, July 14). Living with NETS. https://www.vivircontne.es/ acerca-de-los-tne/diagnostico-de-los-tne/pruebas-de-marcadores-tumorales/
  2. Villabona, C. (2008). Cromogranina A: un panorama general y perspectivas futuras. Endocrinología y nutrición: órgano de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, 55(Supl.7), 9–20. https://medes.com/publication/46263