Manejo del dolor postoperatorio

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 10–Octubre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº10: 159

Autor principal (primer firmante): María Jardón Pérez

Fecha recepción: 16 de septiembre, 2023

Fecha aceptación: 12 de octubre, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(10) 159

Autora: María Jardón Pérez

Categoría profesional: Enfermera generalista

Resumen

Se ha incrementado en número importante el número de intervenciones quirúrgicas realizadas a nivel mundial, a esto también se le suma la mayor complejidad de estas, estas son dos razones importantes por las que se debe hacer un estudio detallado del manejo del paciente postoperado.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Generalmente, cuando un paciente es intervenido en un quirófano inmediatamente después suele pasar a una sala de despertar o reanimación. Desde que el paciente es intervenido hasta el momento en el que se le da el alta médica, se considera que el paciente va a pasar por un proceso postquirúrgico.

Esta etapa implica muchos cambios y uno de ellos es que en numerosas ocasiones va a padecer dolor. (1)

El control óptimo del dolor postoperatorio representa un punto importante y fundamental dentro de los cuidados perioperatorios.

Su buen manejo se relaciona directamente con la disminución de las complicaciones postoperatorias y así como del ingreso hospitalario.

Palabras clave: Dolor, postquirúrgico, agudo, Enfermería

Introducción

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor define el dolor como “una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada o similar a la asociada a una lesión tisular real o potencial”.

El dolor es una experiencia subjetiva, multidimensional, y propia de cada paciente, que va a depender de factores como la respuesta biológica, el estado psicológico, el contexto social, entre otros; es decir, se trata de un padecimiento multifactorial.

publica-articulo-revista-ocronos

Interfiere en las actividades de la vida diaria, siendo mayor la afectación en mujeres e incrementándose a medida que lo hace la edad, y en relación con el trabajo realizado. (2)

Para un buen control del dolor existen diferentes maneras de valorar al grado de dolor que está sufriendo el paciente.

Hay numerosas escalas, pero una de las más utilizadas en nuestro país es la Escala Visual Analógica (EVA), se trata de una línea con números del 0 al 10, en la que el 0 es la ausencia de dolor y el 10 es un dolor insoportable, de esta manera el profesional puede medir la intensidad del dolor que refiere el paciente.

Gracias a las escalas se puede hacer un registro del dolor postquirúrgico y de esta manera nos ayuda a valorar si el paciente evoluciona favorablemente o de lo contrario debemos controlar mejor el dolor.

Existen ciertos grupos de pacientes más vulnerables a padecer dolor postoperatorio como por ejemplo los niños en edad pediátrica, los ancianos, mujeres embarazadas, personas con tratamiento crónico o el paciente ambulatorio.

Además, la evidencia de que la prevalencia del dolor crónico postoperatorio está aumentando en la población, junto a la coexistencia de otras enfermedades relacionadas con el envejecimiento de la población, conforma un escenario en el que el manejo del dolor postoperatorio es más difícil y obliga al diseño de estrategias personalizadas y adaptadas a la complejidad de cada paciente. (1)

Objetivos

Conocer el manejo correcto del dolor agudo en el paciente postquirúrgico.

Método

Se trata de una revisión bibliográfica sistemática, en la que se ha realizado una búsqueda en diferentes bases de datos, utilizando las palabras clave como descriptores. Además, se han consultado libros y se han empleado artículos en español.

Resultados

Los fármacos analgésicos más utilizados en el dolor postoperatorio y que mejor resultado dan son los opioides. Se administran sobre todo cuando la intensidad del dolor es muy intensa e incontrolable con analgésicos menores o cuando éstos están contraindicados.

Pero los últimos estudios recomiendan utilizar una terapia multimodal, combinando fármacos y técnicas analgésicas para optimizar la eficacia, disminuyendo así las dosis, los efectos secundarios y las potenciales reacciones adversas de cada uno de ellos.

Por ejemplo, se ha demostrado que la combinación de paracetamol y un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) disminuye de un 30 a un 50 el consumo de opioides. (3) (4)

Conclusiones

Resulta de gran importancia esta temática, ya que se ha visto que el manejo de esta situación va a repercutir en muchos aspectos del paciente.

También queda reflejado que existe una línea evolutiva de cómo ha cambiado el manejo del dolor agudo postoperatorio, es por tanto un tema que está en continuo cambio y por estos es importante continuar formándose.

Bibliografía

  1. Ribera Leclerc, H. J., Montes Pérez, A., Monerris Tabasco, M. M., Herrero, P., del Río Fernández, S., & López Pais, P. (2021). El problema no resuelto del dolor postoperatorio: análisis crítico y propuestas de mejora. Revista de la Sociedad Española del Dolor. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid= S1134-80462021000500232&script=sci_art text&tlng=pt
  2. Piedra, M. J. P. (2023). Manejo del dolor en el postoperatorio. Revista Médica Sinergia. Disponible en: https://revistamedicasinergia.com/index. php/rms/article/view/1101
  3. González de Mejía, N. (2005). Analgesia multimodal postoperatoria. Revista de la Sociedad Española del Dolor. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid= S1134-80462005000200007&script=sci_art text
  4. Muñoz, J. M. (2010). Manual de dolor agudo postoperatorio. Madrid: Ergon. Disponible en: https://ergon.es/wp-content/uploads/2015 /08/151_Manual_dolor_agudo_postoperato rio.pdf