Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Consejos para conseguir una buena higiene dental

Consejos para conseguir una buena higiene dental

Todo el mundo quiere tener una gran sonrisa, por eso es importante una buena higiene dental. Pero una buena higiene dental ofrece mucho más, puesto que no cuidarla puede provocar una amplia variedad de problemas dentales y de salud en general en el futuro, como enfermedad de las encías, infección, pérdida de masa ósea, enfermedad cardíaca o derrames cerebrales, entre otras.

 Los chequeos y limpiezas regulares pueden prevenir estos problemas y brindar una buena higiene dental. De hecho, es conveniente ir al dentista al menos una vez al año, donde un técnico en higiene bucodental hará pruebas para determinar que todo está bien. Profesionales titulados, por ejemplo, con el Grado Superior Higiene Bucodental, siguiendo las instrucciones del dentista, pueden hacer mucho por una buena salud dental. 

Los mejores consejos para una buena higiene dental

Para mantener una buena higiene dental y reducir las intervenciones del dentista, sigue los siguientes consejos: 

Cepilla bien tus dientes

Uno de los pasos más fáciles de hacer para ayudar a tener una buena higiene dental es cepillarse bien los dientes. La cuestión es que esto no es tan sencillo. Es necesario tener un buen cepillo de dientes y cepillarse los dientes tanto por delante como por detrás, así como trabajar la limpieza de las encías. Si tienes dudas, no dudes en preguntarle al dentista. 

Usa hilo dental

Ni el mejor cepillo de diente alcanza a limpiarlo todo. De ahí la importancia del hilo dental, con el que podrás eliminar absolutamente todo lo que se acumule entre tus dientes. Es laborioso, e incluso puede resultar difícil y desagradable, pero es muy necesario. 

Usa un enjuague bucal adecuado 

El enjuague bucal no es particularmente necesario y no todos los enjuagues bucales son útiles. Los enjuagues bucales que contienen dióxido de cloro son muy útiles porque ayudan a matar y mantener las bacterias en la boca. También pueden ayudar a mantener los dientes fuertes. Pero no olvides que el enjuague bucal es un complemento al cepillado y al hilo dental, no un sustitutivo. 

Limpia tu lengua

Limpia la superficie de tu lengua a diario. Esto ayudará a eliminar muchas bacterias que   pueden contribuir al mal aliento (halitosis) y afectar negativamente a tu salud dental.

Mantén limpio tu cepillo de dientes

Para mantener tu cepillo de dientes limpio, simplemente enjuágalo y déjalo secar al aire después del cepillado. Evita cubrirlo mientras esté húmedo y, por supuesto, compartirlo, ya que esto genera y propaga bacterias. Y no olvides sustituirlo cada 3 meses y siempre que lo veas que no está en buenas condiciones. 

Limita los refrescos, el café y el alcohol

Aunque estas bebidas contienen un alto nivel de fósforo, que es un mineral necesario para una boca sana, demasiado fósforo puede reducir el nivel de calcio del cuerpo. Esto causa problemas de higiene dental como caries y enfermedades de las encías. Además, las bebidas que contienen aditivos  pueden hacer que los dientes blancos nacarados parezcan opacos y descoloridos.  

Evita el tabaco

El tabaco es malo para tu salud en general, y también influye en tu salud bucodental. No fumar te ayudará a prevenir el cáncer oral y muchas complicaciones periodontales derivadas del daño que hace el tabaco en los dientes y en la boca.

Imagen https://www.pikist.com/free-photo-sqpap

Salir de la versión móvil