Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

¿Congestión nasal?: Síntomas, causas y tratamientos

La congestión nasal es una enfermedad que afecta diariamente a miles de personas. Se produce debido a que los tejidos se hinchan, produciendo, a su vez, una inflamación en los vasos sanguíneos de las vías respiratorias. El síntoma principal de la congestión nasal es la dificultad al respirar ya que se reduce el flujo de aire en la cavidad nasal. Las alergias, resfriados, sinusitis o gripes siempre presentan congestión nasal como sintomatología principal en cualquier paciente. 

¿Qué causa la congestión nasal?

La congestión nasal es causada por infecciones y reacciones alérgicas. Estas vienen acompañadas de irritaciones e inflamaciones de los tejidos respiratorios. Entre los más destacados se encuentran: 

Resfriado: conocido por ser el motivo más habitual de la congestión nasal. Se trata de una infección vírica, fácil de contagiar y que se manifiesta durante todo el año, especialmente en los meses de invierno. 

Sinusitis: se trata de una infección causada por gripe o resfriado. La sinusitis provoca una inflamación de la mucosa causando infección en los senos paranasales. 

Gripe: en cualquier paciente con gripe, la congestión nasal se presenta como uno de los síntomas principales. También puede ir acompañado de otros como: dolor de cabeza, fiebre, cansancio o dolor muscular. 

Rinitis alérgica: otra causa de congestión nasal causada por una reacción a partículas que se encuentran en el medioambiente. Las alergias más comunes son: alergia al polen, alergia al polvo, alergia al pelo de animal entre otras. Esto provoca un incremento de la mucosa nasal acompañado de estornudos, picor e incluso pérdida del olfato.

¿Cómo tratar la congestión nasal? 

Para tratar la congestión nasal hay diversos tratamientos que se pueden llevar a cabo. Se puede poner fin a esta patología siguiendo una serie de cuidados generales y diarios: 

–       Lavados con suero fisiológico: es una práctica que se lleva a cabo para eliminar la mucosidad en exceso que tapona la nariz. Así, se ayuda a disminuir la congestión nasal en ambos orificios nasales e impulsa a que el moco se diluya. Los lavados con suero fisiológico se pueden aplicar siempre que se necesiten porque son un descongestivo natural.

–      Spray nasal

: el spray nasal es uno de los medicamentos líquidos más recetados por profesionales sanitarios. El descongestivo nasal natural es el más recomendable porque permite hidratar las vías respiratorias y humidificarlas con sustancias naturales como la equinácea o el propóleo. Suele ser una prescripción médica habitual para gripes, resfriados, rinitis alérgicas entre otras patologías. 

–       Tiras nasales: son bandas pequeñas que se adhieren en la zona exterior de la nariz. El objetivo principal es mantener abiertas las fosas nasales permitiendo que se pueda respirar mejor. Las tiras nasales se usan para resfriados o gripes en los que la congestión es muy elevada. 

–       Antihistamínicos nasales orales: otro tratamiento para aliviar alergias y rinitis alérgicas. Principalmente alivia el picor, actúa como desinflamatorio y disminuye el goteo nasal. 

¿Cómo prevenir la congestión nasal?

La congestión nasal se puede evitar siguiendo una serie de recomendaciones, tales como:

– Ingerir al menos dos litros de líquido al día. Para ello es importante beber agua, infusiones y comer frutas. 
– Evitar fumar y beber alcohol. 
– Contar con un humidificador en casa para ayudar a que la mucosidad no se concentre. 
– Usar sueros fisiológicos. 

Si necesitas ampliar tus conocimientos sobre esta afección te recomendamos el blog Microbiota y Bienestar, en él podrás encontrar más información a cerca de la congestión nasal y sus diferentes tratamientos. 
Se trata de un blog especializado en consejos y cuidados para la salud que cuenta con artículos redactados por profesionales del sector sanitario tales como médicos, farmacéuticos… algo que le da notoriedad dentro del sector.

Actualmente la congestión nasal se ha convertido en una patología muy recurrente a tratar, pero con una gran cantidad de tratamientos. En el mercado cada vez hay más oportunidades de adquirir descongestionantes naturales que, junto con una rutina específica de cuidados, ayuda a que la congestión nasal sea fácil de tratar.

Salir de la versión móvil