Complicaciones del embarazo. Hipertensión gestacional y preeclampsia

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 11–Noviembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 11: 203

Autor principal (primer firmante): Yessica Escalante Padilla

Fecha recepción: 23/10/2023

Fecha aceptación: 19/11/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(11): 203



Autores:

Yessica Escalante Padilla

Oscar Gutiérrez Arques

María Isabel Donoso Navarro

Emilia Burbulea Gurgu

Javier Moya Mateo

Mercedes Briz Frac

Palabras Clave: Embarazo, hipertensión gestacional, preeclampsia, complicaciones del embarazo, salud materna.

Resumen

La hipertensión gestacional y la preeclampsia son complicaciones del embarazo que pueden tener graves consecuencias tanto para la madre como para el feto. En este artículo, exploraremos en detalle estas condiciones médicas, incluyendo sus síntomas, factores de riesgo, diagnóstico y tratamiento. También destacaremos la importancia de la atención prenatal regular y la monitorización adecuada para prevenir y abordar estas complicaciones, garantizando así la salud y el bienestar de las mujeres embarazadas y sus bebés.

Abstract

Gestational hypertension and preeclampsia are pregnancy complications that can have serious consequences for both the mother and the fetus. In this article, we will explore these medical conditions in detail, including their symptoms, risk factors, diagnosis, and treatment. We will also emphasize the importance of regular prenatal care and proper monitoring to prevent and address these complications, thus ensuring the health and well-being of pregnant women and their babies.

Introducción

El embarazo es un período de cambios profundos en el cuerpo de una mujer, y aunque la mayoría de los embarazos transcurren sin complicaciones, algunas mujeres pueden experimentar problemas de salud durante este tiempo. La hipertensión gestacional y la preeclampsia son dos complicaciones graves que pueden surgir durante el embarazo y que requieren una atención médica cuidadosa.

En este artículo, examinaremos en detalle la hipertensión gestacional y la preeclampsia, incluyendo sus síntomas, factores de riesgo, diagnóstico y opciones de tratamiento. Es importante comprender estas condiciones, ya que pueden tener efectos graves en la salud de la madre y del bebé.

Hipertensión gestacional. Síntomas

La hipertensión gestacional, también conocida como presión arterial alta del embarazo, generalmente se desarrolla después de la semana 20 del embarazo. Los síntomas pueden incluir: Presión arterial elevada: Se define como una lectura de presión arterial sistólica mayor a 140 mm Hg o una presión arterial diastólica mayor a 90 mm Hg en dos mediciones separadas con al menos cuatro horas de diferencia.

Proteína en la orina: A veces, la hipertensión gestacional se asocia con la presencia de proteína en la orina, que puede indicar una disfunción renal.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la hipertensión gestacional incluyen:

  • Edad materna avanzada.
  • Obesidad antes del embarazo.
  • Embarazos múltiples (gemelos, trillizos, etc.).
  • Antecedentes familiares de hipertensión.
  • Diabetes previa al embarazo.

Diagnóstico

El diagnóstico de la hipertensión gestacional se basa en la medición regular de la presión arterial y la detección de proteína en la orina durante las visitas prenatales. Las mujeres con presión arterial alta pueden necesitar monitoreo más frecuente y pruebas adicionales.

Tratamiento

El tratamiento de la hipertensión gestacional puede incluir:

  • Control de la presión arterial: Esto puede implicar cambios en la dieta, actividad física y, en algunos casos, medicamentos recetados.
  • Monitoreo fetal: Se realiza un seguimiento cercano del bienestar del feto para detectar cualquier signo de estrés.

Preeclampsia. Síntomas

La preeclampsia es una complicación más grave que puede desarrollarse en mujeres con hipertensión gestacional o por sí sola. Sus síntomas pueden incluir:

  • Presión arterial alta persistente: Junto con la presencia de proteína en la orina.
  • Dolor de cabeza severo: A menudo en la parte frontal.
  • Inflamación: Hinchazón en las manos y el rostro, especialmente alrededor de los ojos.
  • Problemas de visión: Visión borrosa, luces intermitentes o puntos ciegos.
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen: Debido a problemas hepáticos.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la preeclampsia incluyen:

  • Primer embarazo.
  • Historia previa de preeclampsia.
  • Antecedentes familiares de preeclampsia.
  • Embarazo múltiple.
  • Edad materna avanzada o adolescente.

Diagnóstico

La preeclampsia se diagnostica mediante la medición regular de la presión arterial, el análisis de orina para detectar proteína y la evaluación de los síntomas mencionados anteriormente.

Además, se pueden realizar pruebas de laboratorio para evaluar la función hepática y plaquetaria. Tratamiento

El tratamiento de la preeclampsia depende de la gravedad de la afección y de la edad gestacional en la que se encuentre la madre. Las opciones pueden incluir:

  • Hospitalización: Para un monitoreo más cercano y atención médica.
  • Medicamentos: Para controlar la presión arterial y prevenir complicaciones.
  • Parto anticipado: Si la preeclampsia es grave o el feto corre peligro.

Prevención y Atención Prenatal

La prevención y el diagnóstico temprano son esenciales para abordar tanto la hipertensión gestacional como la preeclampsia. Aquí hay algunas pautas importantes:

  • Atención prenatal regular: Las visitas prenatales programadas son fundamentales para monitorear la presión arterial y detectar signos tempranos de complicaciones.
  • Dieta equilibrada: Mantener una dieta saludable y baja en sal puede ayudar a controlar la presión arterial.
  • Control de factores de riesgo: Las mujeres con factores de riesgo conocidos deben ser monitoreadas de cerca durante el embarazo.
  • Descanso adecuado: El reposo y la reducción del estrés pueden ser beneficiosos para las mujeres con hipertensión gestacional o preeclampsia.

Conclusión

La hipertensión gestacional y la preeclampsia son complicaciones del embarazo que pueden poner en peligro la salud de la madre y el feto si no se detectan y tratan adecuadamente. Es esencial que las mujeres embarazadas reciban atención prenatal regular y sigan las recomendaciones de su equipo médico para prevenir y abordar estas condiciones. El diagnóstico temprano y la atención adecuada pueden marcar la diferencia en el resultado del embarazo y garantizar la salud y el bienestar de la madre y el bebé.

Bibliografía

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. Gestational Hypertension and Preeclampsia. ACOG, 2020.
  2. National Institute of Child Health and Human Development. Preeclampsia and Eclampsia. NIH, 2021.
  3. World Health Organization. WHO recommendations for prevention and treatment of pre- eclampsia and eclampsia. WHO, 2011.
  4. American Heart Association. Pregnancy-Induced Hypertension. AHA, 2021.
  5. Roberts JM, August PA, Bakris G, et al. Hypertension in Pregnancy: Report of the American College of Obstetricians and Gynecologists’ Task Force on Hypertension in Pregnancy. Obstet Gynecol. 2013;122(5):1122-1131.
  6. National Institute of Child Health and Human Development. Managing Hypertension in Pregnancy. NIH, 2013.

 

Salir de la versión móvil