Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Cómo y cuándo usar las mascarillas FFP2

A las puertas de una más que probable cuarta ola de la pandemia de coronavirus, cada vez más personas eligen las mascarillas FFP2 para protegerse y proteger a los demás. En las siguientes líneas veremos en qué contextos se recomienda su uso y cómo saber si están homologadas.

La principal ventaja de estas mascarillas frente a otras como por ejemplo las quirúrgicas es su mayor capacidad de filtración. Además, se adaptan mejor a la cara. 

Las FFP2 están especialmente indicadas para utilizar en interiores. De hecho, el Consejo General de Enfermería insiste en este aspecto. Habla de usarlas en lugares cerrados, poco ventilados y concurridos. En estos casos hemos de usar preferiblemente mascarillas FFP2

. Por ejemplo, el transporte público, los centros sanitarios, las oficinas, los supermercados, etc. 

¿Qué es una mascarilla FFP2?

A grandes rasgos, las mascarillas pueden dividirse en higiénicas, quirúrgicas, Equipo de Protección Individual (EPI) y otras mascarillas comerciales. Las FFP2 se encuadran en el grupo de mascarillas EPI. Estas, según su eficacia de filtración, pueden ser de tres tipos: FFP1, FFP2, y FFP3. Aquellas con filtros contra partículas se dividen en P1, P2 y P3. Las FFP2 son un Equipo de Protección Individual (EPI) que filtra el aire inhalado evitando así la entrada de partículas contaminantes. Se pueden utilizar durante ocho horas como máximo aunque este tiempo puede variar de un fabricante a otro. 

Las mascarillas FFP2 son las más seguras por su alta capacidad filtrante en los dos sentidos. Es decir, ni contagia la persona que la lleva ni tampoco puede contagiarse de otros. Además, al adaptarse mejor a la cara son muy seguras frente a aerosoles, una vía de transmisión que al comienzo de la pandemia no estaba demostrada pero que ahora es evidente.  

Otra razón por la que el uso de estas mascarillas ha crecido es la aparición de nuevas cepas del virus. Variantes como la británica que, al ser más transmisibles, hacen necesario el uso de los EPIS que más protegen como las mascarillas FFP2. La cuestión es que son algo más caras que las quirúrgicas. Hace meses el Gobierno bajó el IVA de estas segundas pero no así el de las mascarillas FFP2, que sigue siendo del 21%. 

Cómo saber si están homologadas

Para tener la certeza de que estamos adquiriendo una mascarilla homologada, tenemos que comprobar que lleva el marcado CE y que hace referencia a la norma UNE EN-149. Esto asegura el cumplimiento de los máximos estándares de calidad. Como protección, las mascarillas FFP2 tienen una eficacia mínima de filtración del 92% y de fuga hacia el exterior de un máximo del 98%.

El marcado CE, seguido de cuatro números, nos asegura que el producto en cuestión cumple con la legislación vigente. Además, el marcaje NR indica que el producto es no reutilizable y el marcaje R que sí lo es. 

En resumen, las mascarillas autofiltrantes que cumplen con la norma armonizada EN 149:2001+A1:2009 pueden ser de tres tipos según la eficacia del filtro:

Salir de la versión móvil