Cómo combatir el ojo seco: La importancia de mantenerlo hidratado

Cómo combatir el ojo seco: La importancia de mantenerlo hidratado

Llamamos ojo seco a un síndrome que se produce cuando los ojos no fabrican la suficiente cantidad o calidad de lágrimas para mantenerse hidratados. Este trastorno puede afectar a cualquier edad y sexo, pero se da más en personas con hipermetropía, mujeres menopáusicas y en habitantes de ciudades con altos niveles de contaminación o que se encuentran a mayor altitud. Otros factores de riesgo son cambios hormonales ya sea por el embarazo o por medicación, enfermedades sistémicas o intervenciones quirúrgicas oftalmológicas.

Algunos de los síntomas del ojo seco son escozor, picor, lagrimeo paradójico, irritación, ojos enrojecidos, visión borrosa, sensibilidad a la luz, fatiga ocular, ardor, mucosidad en los ojos, etc. Si quieres saber más sobre cómo tratar este trastorno crónico es primordial que acudas a un profesional de la oftalmología, pero además, sigue leyendo porque vamos a darte algunos consejos para mantener tu salud ocular.

Cómo tratar el ojo seco

Si sufres de ojo seco y quieres librarte de sus molestias, sobre todo ahora en invierno y en primavera, cuando se es más proclive a sufrir alergias, estas son algunas de las recomendaciones que puedes seguir.

Lubricantes oculares: este tipo de tratamiento puede adquirirse sin receta en cualquier farmacia. Se trata de lágrimas artificiales compatibles con las lentes de contacto y que ofrecen un alivio duradero de la sequedad ocular. Puedes usarlas tantas veces como necesites y notarás como calma la irritación.

Movimientos de aire: factores como el viento, conducir con la ventanilla abierta, los secadores, ventiladores y cualquier otro aparato que mueva el aire puede ser perjudicial para nuestros ojos y favorecer la sequedad al contribuir a la evaporación de la lágrima. Para evitarlo, cuando estés en la calle no te olvides de usar gafas de sol para protegerte.

combatir-ojo-seco-hidratacion

Humidificadores: si el ambiente en el hogar o lugar de trabajo es muy seco puede empeorar el trastorno ocular, por eso es conveniente usar humidificadores que contrarresten el uso de calefacción y aire acondicionado.

Descanso de la vista: cuando notas irritación en los ojos debidos a la sequedad ocular debes tratar de hacer pausas y parpadear más a menudo. Es importante disminuir las horas que estás frente a pantallas como el televisor o el ordenador.

Evitar el tabaco: unos de los agentes externos que más pueden perjudicar la salud en general y de los ojos en particular es el humo del tabaco, por lo que es recomendable disminuir el número de cigarrillos que se fuma o dejarlo completamente.

publica-TFG-libro-ISBN

Dieta adecuada: la alimentación también repercute en los síntomas del ojo seco, por eso es importante incluir en la dieta alimentos ricos en ácido graso omega-3 como los frutos secos, el pescado azul (salmón, sardinas, anchoas) y las semillas de lino. En el caso de que no te guste puedes tomar suplementos ricos en Omega-3, siempre bajo prescripción médica.

Higiene ocular: otra forma de minimizar este trastorno es mantener una adecuada limpieza de los párpados y de las glándulas lagrimales con un jabón específico, además, se recomienda usar compresas calientes sobre los ojos.

close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.