El código de conducta en el ámbito sanitario

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 5–Mayo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 5: 224

Autor principal (primer firmante): Ana Cristina Guillén Poyato

Fecha recepción: 07/04/2024

Fecha aceptación: 03/05/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(5): 224

Autores:

Ana Cristina Guillén Poyato. Administrativa

Isabel Cortés Moros. Celadora

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Alberto Alonso Moreno. Celador

Mónica Mora Simbal. Celadora

Daniel Calvo Cozcolluela. Celador.

Mª Victoria Martínez Sánchez. Administrativa. Hospital Univ. Miguel Servet. Zaragoza

Resumen

En el Estatuto Básico del empleado Público se determinan las normas aplicables al personal de las Administraciones Públicas, desarrollando los fundamentos básicos de los empleados públicos, tal como servicio a los ciudadanos, sometimiento pleno a la ley y al derecho, objetividad, profesionalidad e imparcialidad, responsabilidad en la gestión.

Los empleados públicos deberán desempeñar con diligencia las tareas asignadas y actuar con arreglo a los siguientes principios, de transparencia, eficacia, honradez y respeto a la igualdad entre mujeres y hombres, que inspiran el Código de Conducta de los empleados públicos, divulgado como medida para prevenir el fraude, como herramienta básica para potenciar y fomentar y transmitir las pautas y valores de conducta.

Palabras clave:

publica-articulo-revista-ocronos

Principios, conducta, obligación, valores.

Objetivos

Diferenciar entre los códigos de conducta y los principios éticos, estos segundos van dirigidos a la actuación del empleado y sus valores, desde un punto de vista interno, como individuo, a diferencia de los códigos de conducta orientados al exterior, hacia su entorno, superiores, compañeros y subordinados, obligado por ello a manifestar una conducta honesta y de respeto hacia los usuarios de las Administraciones.

El código deontológico médico obliga a todos los profesionales de la Medicina a los deberes que impone este código, a cumplir sus normas de cuidado de la salud de la comunidad, lealtad al paciente, secreto profesional, relaciones de los médicos entre sí, relaciones con otras profesiones sanitarias, con otras instituciones (1).

Los empleados públicos desempeñarán con diligencia los deberes asignados por los intereses generales sujetos a la Constitución y resto del ordenamiento jurídico, se crea la herramienta del código de conducta para ayudar a la gestión íntegra y que se materialice en el bienestar de los usuarios, desarrollado en el Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre art. 54:

Principios de conducta (2)

  1. Tratarán con atención y respeto a la ciudadanía, a sus superiores y al resto de empleados públicos.
  2. El desempeño de las tareas correspondientes a su puesto de trabajo se realizará de forma diligente y cumpliendo la jornada y el horario establecidos.
  3. Obedecerán las instrucciones y órdenes profesionales de los superiores, salvo que constituyan una infracción manifiesta del ordenamiento jurídico, en cuyo caso las pondrán inmediatamente en conocimiento de los órganos de inspección procedentes.
  4. Informarán a la ciudadanía sobre aquellas materias o asuntos que tengan derecho a conocer, y facilitarán el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones.
  5. Administrarán los recursos y bienes públicos con austeridad, y no utilizarán los mismos en provecho propio o de personas allegadas. Tendrán, asimismo, el deber de velar por su conservación.
  6. Se rechazará cualquier regalo, favor o servicio en condiciones ventajosas que vaya más allá de los usos habituales, sociales y de cortesía, sin perjuicio de lo establecido en el Código Penal.
  7. Garantizarán la constancia y permanencia de los documentos para su transmisión y entrega a sus posteriores responsables.
  8. Mantendrán actualizada su formación y cualificación.
  9. Observarán las normas sobre seguridad y salud laboral.
  10. Pondrán en conocimiento de sus superiores o de los órganos competentes las propuestas que consideren adecuadas para mejorar el desarrollo de las funciones de la unidad en la que estén destinados.
  11. Garantizarán la atención a la ciudadanía en la lengua que lo solicite siempre que sea oficial en el territorio

Conclusiones

El funcionario actuará en el desempeño de sus funciones buscando únicamente el interés público, actuando con honradez e integridad, descartando todo beneficio, ventaja o interés personal, tomará sus decisiones apoyándose en elementos objetivos.

Los directivos en especial promoverán un diálogo social que sirva de referente a sus subordinados, ejerciendo un liderazgo que promuevan el diálogo social (3), sirviendo de referentes al personal sin dañar la imagen de la institución sanitaria en este caso.

La excelencia es la meta de todo empleado público, desempeñando y adaptando sus tareas a los cambios que se produzcan a nivel tecnológico, estructural, de innovación, desarrollando el trabajo en equipo, actuando con transparencia y de manera diligente y comprometida.

El incumplimiento de los principios establecidos en el código de conducta conlleva la aplicación del régimen disciplinario de los empleados públicos.

Bibliografía

  1. CÓDIGO DEONTOLÓGICO MÉDICO; [consultado el 26 de marzo de 2024]. Disponible en: https://udomfyc.salud.aragon.es/atta chments/category/79/CODIGO%20DEONTOLOG ICO.PDF
  2. BOE.es – Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado [Internet]. BOE-A-2015-11719 Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.; [consultado el 26 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.boe.es/eli/es/rdlg/2015/ 10/30/5
  3. La Administración al Día – Edición de 27/3/2024 [Internet]. Códigos éticos y de conducta pública; [consultado el 30 de marzo de 2024]. Disponible en: https://laadministracionaldia.inap.e s/noticia.asp?id=1513152