Climaterio: cuidados enfermeros

Resumen

Objetivo: Conocer los cuidados enfermeros que se pueden brindar a la mujer durante el climaterio.

Método: Se realizó una revisión bibliográfica, consultando diferentes bases de datos en castellano y/o inglés: Medline, IBECS, Dialnet, LILACS y PubMed.

Autores

María del Rocío Rubio Gómez. Graduada en Enfermería.

Alexa Rojas Álvarez. Graduada en Enfermería.

Resultados

Evaluación de cinco artículos. Diferentes estudios revelan que desde el ámbito enfermero se pueden enseñar diversas medidas para llevar a cabo los cuidados de las mujeres en el periodo del climaterio. Entre estas medidas se pueden destacar la dieta equilibrada, la práctica de actividad física, el fortalecimiento del suelo pélvico o la importancia de tomar el sol para aumentar los niveles de vitamina D y prevenir la debilidad ósea.

Palabras clave: climaterio, menopausia, mujer, Enfermería, cuidados.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

El climaterio es definido por el Ministerio de Salud como una fase biológica de la vida que comprende la transición entre el periodo reproductivo y el no reproductivo de la mujer.

Desde la antigüedad tanto el climaterio como la menopausia han sido motivo de alusiones en citas literarias, culturales, históricas y en libros sagrados. En relación a este último, ya en el Génesis se relaciona la menopausia con la pérdida de la impureza mensual. En cuanto a los papiros egipcios se han encontrado referencias que aluden a la mujer blanca (menopáusicas) y a la mujer roja (las que menstruaban). Existen falsos mitos donde la condición menopáusica de la mujer se ha convertido en un tema tabú en diversas ocasiones, llegando a ver muchas de estas mujeres la menopausia como el principio del fin.

El climaterio se puede diferenciar en varias etapas, siendo la menopausia la fase central y más conocida. Son las siguientes:

  • Premenopausia, es la etapa que comprende desde los síntomas iniciales climatéricos hasta la fase de la menopausia.
  • Menopausia, según la Organización Mundial de la Salud, se trata del cese permanente de la menstruación determinándolo retrospectivamente, es decir, después de 12 meses consecutivos de amenorrea, sin causas patológicas. La edad se sitúa entre los 45 y los 65 años.
  • Postmenopausia, este periodo se encuentra comprendido entre los 5 y los 10 años siguientes a la fase anterior.

El climaterio, al abarcar las citadas fases, se trata de una situación donde la mujer pasa muchos años de su vida, siendo una etapa que puede abarcar 30 años. En este periodo se producen diversos cambios tanto físicos, psicológicos, como sociales. También pueden sumarse el cambio en la vida familiar y el entorno (jubilación o que la pareja vuelve a estar sola ya que los hijos se han independizado). Por ello se debe tener en cuenta a la mujer holísticamente ya que puede ser una etapa difícil para muchas.

Cabe citar, que existen factores que pueden adelantar la menopausia. Éstos pueden ser modificables o no, entre ellos se encuentran: la genética, la raza (en mediterráneas y nórdicas aparece la menopausia con menor edad), el tabaquismo (adelanta igualmente la menopausia) y otros como la obesidad o el uso de anticonceptivos hormonales pueden influir en la aparición de ella más presurosamente.

En cuanto a los síntomas físicos se encuentran los sofocos y las alteraciones menstruales, entre otros. Además cabe citar que estados de ansiedad, depresión e irritabilidad pueden afectar al bienestar psicológico.

A largo plazo pueden desarrollarse problemas cardiovasculares u osteoporosis, suponiendo un riesgo para la salud añadido a la mujer. También se puede ver afectada la sexualidad debido a una disminución del deseo o a cambios fisiológicos como la sequedad vaginal y la dispareunia. Este último tema podría superarse mediante una buena educación y orientación sexual, donde los profesionales sanitarios pueden informar y recomendar ciertas medidas.

publica-articulo-revista-ocronos

En conclusión, el climaterio  sólo se trata de una etapa más en el ciclo de la mujer y no se debe considerar como un periodo patológico. Hay que tener en cuenta la elevada esperanza de vida que posee la mujer hoy en día, esto significa vivir el climaterio en todas sus fases y pudiendo conllevar a desarrollar patologías a largo plazo como la osteoporosis, por ello se debe evaluar la importancia que tiene tanto una educación sanitaria como la promoción en la salud por parte del personal enfermero hacia esta población.

Palabras claves: Climaterio, menopausia, mujer, enfermería, cuidados.

Objetivo

Conocer los cuidados enfermeros que se pueden brindar a la mujer durante el climaterio.

Metodología

La búsqueda bibliográfica se realizó entre abril y mayo de 2018. Se sugirió una búsqueda para seleccionar el mayor volumen de evidencias recientes (menor de tres años) sobre los cuidados enfermeros que se pueden otorgar a las mujeres que se encuentren en la etapa del climaterio. Las estrategias de búsqueda han sido distintas según la fuente consultada, empleando las palabras claves anteriormente citadas. Esta búsqueda de literatura científica se desarrolló a partir de las siguientes bases de datos: Medline, IBECS, LILACS y PubMed.

Se excluyen todos aquellos artículos cuyo idioma no sea el castellano y/o el inglés, y los que abarcan una antigüedad mayor al año 2015. Estando la muestra finalmente compuesta por cinco artículos.

Resultados

Cuidados enfermeros en la etapa del climaterio

Como se ha citado anteriormente, el climaterio corresponde a un ciclo largo en la vida de la mujer. Este rango de tiempo tan amplio se debe tener en cuenta desde el ámbito sanitario para atender a la mujer, valorar los signos y síntomas que pueda presentar debido a dicha etapa y saber ofrecer unas recomendaciones óptimas en todo el periodo que abarca y no sólo centrándose en la menopausia. Con estas pautas se pretende que enfermería enseñe distintos hábitos higiénico- dietéticos para que las mujeres climatéricas disfruten de una calidad de vida en todos sus aspectos. A continuación se van a describir diferentes medidas recomendables en el climaterio que desde la atención primaria se pueden llevar a cabo por los profesionales de enfermería.

  • Dieta equilibrada

En el climaterio existe una tendencia al aumento de peso, es importante llevar una dieta donde se limite el consumo de grasas, exista pescado azul y blanco por su aporte de ácidos grasos esenciales omega 3, sustituir las grasas de origen animal como galletas o embutidos por alimentos ricos en grasas insaturadas de origen vegetal (aceite de oliva), aumentar el consumo de vegetales y frutas que poseen abundantes vitaminas y fibra y moderar el consumo de huevos, patatas, azúcar y legumbres. También se debe tener una buena hidratación, litro y medio diario, y mantener un IMC (Índice de Masa Corporal) que no supere el 25.

  • Actividad física diaria

El ejercicio físico mejora los índices de colesterol, controla la hipertensión y también optimiza el estado de ánimo y la calidad del sueño. Por todo ello, la práctica de actividad física correlaciona positivamente con el bienestar en general. Además, estudios confirman que realizar ejercicio aeróbico posee una relación negativa con la pérdida de aspectos cognitivos o sufrir Alzheimer.

Desde la Sociedad Europea de Cardiología recomiendan andar entre 30- 45 minutos diarios cinco días semanales.

En conclusión, para mantener un IMC adecuado y prevenir la obesidad en las mujeres que se encuentran en cualquier etapa del climaterio, es vital además de una dieta equilibrada el fomento de la actividad física.

  • Tomar el sol

Investigaciones confirman la importancia de mantener unas cifras estables y óptimas de vitamina D en la mujer menopáusica. Dicha vitamina es vital para la absorción del calcio, lo que repercutirá directamente en el fortalecimiento del hueso. Por esta razón, desde el ámbito enfermero se debe informar del efecto beneficioso que posee tomar el sol durante unos 15 minutos en estas mujeres, pues poseen una síntesis inferior de precursores en la piel de la vitamina D.

  • Sexualidad satisfactoria

La sexualidad debe ser vista como un motivo de comunicación, crecimiento espiritual y de expresión de su afectividad. Las mujeres en periodo climatérico pueden y deben disfrutar de la sexualidad. Aunque a veces puedan aparecer ciertos inconvenientes que ocasionen relaciones sexuales dolorosas, se debe informar de ciertas medidas para paliar dicha circunstancia, como por ejemplo el uso de lubricantes vaginales que evitarán la sequedad e irritación de esa zona.

También es fundamental informar sobre los mejores métodos anticonceptivos que se adapten a la pareja, pues aunque la fertilidad va en descenso con la edad, existe riesgo de gestación. Algunos estudios confirman al preservativo, métodos quirúrgicos, la píldora y el DIU entre los más usados. La decisión de uno u otro se hará mediante una valoración individual donde se determine el riesgo/ beneficio (tensión arterial, cánceres dependientes de hormonas etc.).

  • Evaluación riesgo de osteoporosis

Es importante informar que a los 65 años o en edades inferiores si existe algún factor de riesgo como familiar de primer grado con osteoporosis, obesidad, IMC (Índice de Masa Corporal) inferior a 20, tratamientos con corticoides…las mujeres deben realizarse una densitometría. Ésta consiste en una prueba indolora con la que evaluar la densidad mineral que posee el hueso.

  • Optimismo y vitalidad

Es fundamental incidir en la importancia de vivir esta etapa con positividad, recordando que es un periodo nuevo en el que se consigue la madurez personal. Para paliar los problemas del sueño y poder estar el resto de día con una buena vitalidad se debe recomendar acostarse siempre a la misma hora, no cenar comidas copiosas, realizar ejercicio durante el día y no beber abundantes líquidos antes de acostarse.

  • Fortalecer el suelo pélvico

Es importante informar que el suelo pélvico debe mantenerse con fuerza y tonificado para evitar prolapsos, problemas sexuales e incontinencia urinaria.

La mejor prevención para no desarrollar un suelo pélvico debilitado son los ejercicios de Kegel, éstos deben realizarse tres veces al día y en cualquier momento, desde tumbados hasta viendo la televisión o caminando. Desde el ámbito de enfermería se posee un papel importante respecto a la educación para la salud, donde la promoción es clave para incentivar a llevar a cabo dichos ejercicios desde edades tempranas.

  • Evaluación riesgo cardiovascular

La principal causa de muerte en la menopausia es debida a la enfermedad cardiovascular, para disminuir el riesgo es recomendable eliminar hábitos nocivos como el tabaco, la ingesta de alcohol o el café.

  • Evaluación riesgo cáncer de mama

La incidencia a desarrollar un cáncer de mama aumenta tras la menopausia.

Es importante que las mujeres sean controladas mediante programas de cribado con los cuales se ha reducido la mortalidad gracias a un diagnóstico precoz. Este cribado consiste en una mamografía cada dos años a las mujeres que se encuentran entre la franja de edad 50- 74, si poseen alto riesgo se realizará cada año y a edades más tempranas.

Por último, es fundamental educar para que la propia mujer realice la autoexploración mamaria, vigilando aspecto, tamaño y forma de las mamas. Con ello desde enfermería se pretende usar dicha medida como estrategia de prevención.

Referencias

  • Cabanillas Chávez, M. T. (2016). Vivencias de las enfermeras en climaterio: Bases para el cuidado en la condición femenina a la luz de Joan Scott. lima, 2014.
  • Martínez, S. S., Gea, F. M., Rivas, A. J., Antequera, E. B., & Hernández, P. N. (2017). (2017). Prevención de la menopausia en la mujer. Paper presented at theSalud y Cuidados Durante El Desarrollo, 239-246.
  • Pérez San Emeterio, A. (2015). Cuidados integrales a la mujer en edad climatérica.
  • Rodríguez, R. A., Fernández, L. M., Durán, M. P., & Álvarez, C. S. (2015). Calidad de vida de las mujeres durante el climaterio en el área sanitaria de Vigo.Metas De Enfermería, 18(6), 10.
  • Rojas San Pedro, S. (2015). Programa de capacitación a enfermería comunitaria en» educación para la salud grupal en menopausia».