El celador. Su papel fundamental en la guardia y vigilancia de un centro hospitalario. Su aspecto más humano

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 5–Mayo 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº 5: 30

Autor principal (primer firmante): Miriam Chamorro Reinoso

Fecha recepción: 25 de abril, 2022

Fecha aceptación: 5 de mayo, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(5): 30

Autoras:

Miriam Chamorro Reinoso

Beatriz Barrientos Reinoso

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

El objetivo fundamental en las funciones de guardia y vigilancia de un celador o celadora que presta sus servicios en los centros hospitalarios, se centra en asegurar que las normas de convivencia, accesos y cuidados de las instalaciones se cumplen, tanto por parte de los enfermos, como a los visitantes.

Funciones del celador

Entre estas funciones destacaría:

  • Tramitar o conducir sin tardanza los avisos, documentos u objetos que les sean encargados, así como traslado de aparatos o mobiliario que se requiera en diferentes servicios del centro.
  • Servir de ascensoristas
  • Vigilar las entradas de la Institución, no permitiendo la entrada de personal no autorizado.
  • Vigilar el comportamiento de los enfermos y visitantes, evitando que los mismos fumen en zonas no permitidas, coman, etc., en general, controlar cualquier comportamiento no autorizado.
  • El orden y silencio en todas las dependencias.
  • Cuidaran que los enfermos no hagan uso indebido de los enseres y ropas de la Institución, avisando de cualquier desperfecto que detecten, tanto en el edificio como los materiales.
  • Realizarán los servicios de guardia que corresponda, dentro de los turnos que se establezcan.

Discusión

Me gustaría resaltar la importancia de entender a los usuarios haciéndoles ver que nos importa y preocupa su situación y que nuestra misión es ayudarles, mostrando de esa forma nuestro lado más humano y amable, intentando comprender su problemática y siendo correctos, educados y tolerantes.

Los hospitales son estos sitios a donde nadie quiere ir, en los que nadie quiere estar pero que todo el mundo quiere tener cerca. Porque siempre son necesarios y nunca son suficientes. Aunque en ellos, trabajan numerosos profesionales, los usuarios, nos quedamos la mayor parte de las veces con las caras de aquellos que visten bata blanca. Pero en los centros hospitalarios, hay un enmarañado engranaje en el que cada pieza juega una función fundamental en la salud de las personas. Y, sin que nos demos cuenta, pasamos de puntillas por un gremio que resulta un pilar fundamental dentro de la sanidad española, los primeros en recibirnos y los últimos en despedirnos: los celadores. Presentes en todos los hospitales, la labor de un celador es muy diversa, hay celadores en todos los servicios.

Aunque para ser celador solo es necesario un certificado de escolaridad, cada uno se ha ido preocupando para ampliar su formación y mejorar su labor asistencial.

Es cierto que es una profesión a la que puede acceder cualquiera, aunque es necesario saber muchas cosas para desarrollar de forma eficiente este trabajo, destacando que la mayoría de celadores tenemos mucho más que un certificado de escolaridad, tenemos abogados, profesores, diplomados en varios campos, licenciados, etc., pero por distintas causas estamos en un puesto de trabajo que solo tiene como requisito el certificado de escolaridad.

Lo más duro para un celador es siempre intentar que los problemas que vives día a día no te superen, saber crearte una coraza para que te afecten en su justa medida. Vemos desgracias todos los días desde el punto de vista humano, social, intentando hacer nuestro trabajo de la mejor forma posible, pero a la vez no podemos permitirnos llevar el trabajo para casa, aunque a veces resulta muy difícil.

publica-articulo-revista-ocronos

Por poner un ejemplo podemos imaginar lo que pueden vivir los celadores en servicios de pediatría, de pediatría oncológica, o de cuidados paliativos. Son servicios en los que hay que estar muy preparados psicológicamente para hacerles frente.

No basta con pensar que esto no te afecta, porque el corazón lo tenemos todos y escuchas las penas de todo el mundo, aunque a veces no puedas hacer nada por ayudarles, siendo la función final de un celador en ser el punto de apoyo para los pacientes.

El trabajo sale muchas veces gracias a la profesionalidad del personal, tanto sanitario como de servicios generales, porque en el hospital hay muchas tristezas, pero estamos ahí para insuflar ánimos, y para ayudarlos a superar estas circunstancias.

Es necesario subrayar el contacto directo que el celador mantiene con el paciente desde el momento de su ingreso en el centro, somos los que más posibilidades tenemos de hablar con ellos, les trasladamos para la realización de los distintos exámenes médicos, los acompañamos al baño etc., y cuando todo eso está hecho, les leemos las cartas de sus familiares, cogemos su mano y los escuchamos.

Estas circunstancias han sido más visibles en estos últimos años, donde la pandemia ha requerido el aislamiento de los pacientes, separándolos de sus familiares, por lo que la figura del celador se ha convertido en un papel fundamental, no solo en la asistencia, sino también en el trato más estrecho y humano con los enfermos.

Por todo ello, me gustaría resaltar la labor fundamental de los celadores, tanto en las funciones de guardia y vigilancia en un centro hospitalario, como a su vez, velar por una estancia de pacientes y visitantes, lo más segura y agradable posible.

Bibliografía

  1. https://blog.opositatest. com/que-funciones-tiene-un-celador- en-espana-te-las-contamos/
  2. https://www.galiciapress.es/ texto-diario/mostrar/1357419/celadores- somos-muletas- pacientes-hacemos-mejor-sonrisa