Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

El celador en la Unidad Hospitalaria de Psiquiatría

celador-psiquiatria

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 5–Mayo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº5: 222

Autor principal (primer firmante): Mónica Presno Rodríguez

Fecha recepción: 3 de Mayo, 2021

Fecha aceptación: 27 de Mayo, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(5): 222

Autores

Mónica Presno Rodríguez, Oliver García Iglesias, María Lourdes Presno Rodríguez, José Luis Presno Rodríguez, Iyán Presno Granda, María José Menéndez García

Introducción

El trato correcto a los pacientes deberá ser realizado por todos los integrantes del servicio hospitalario. El celador se encargará de atender y mover a los pacientes siempre en colaboración con otros miembros del entorno sanitario como el profesional médico o de Enfermería.

El trabajo del celador está en contacto directo con el paciente, en la unidad psiquiátrica. Los pacientes con problemas de conducta son los que necesitan de severa atención y vigilancia extrema. Necesitan grandes dosis de paciencia, responsabilidad y comprensión por parte del todo el equipo sanitario.

El celador en la tarea de conseguir un ambiente propicio durante el día y sobre todo durante la noche, con el objetivo de asegurar el necesario descanso.

Objetivos

Analizar las intervenciones del celador en el área siquiátrica Comprender que no todos los pacientes tienen las mismas necesidades. Labores del celador en la unidad de psiquiatría.

Metodología

Para la elaboración del presente trabajo se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sobre literatura científica. Se ha realizado una búsqueda en libros y tenéis ha consultado en artículos en las principales bases de datos: PubMed, Medline, Scielo y Google académico; también hemos seleccionado artículos procedentes de publicaciones académicas revisadas.

Resultados

La ley 1986 del 25 de abril General de Sanidad supuso la constatación del enfermo mental como un paciente que gozaba de los mismos derechos a la atención sanitaria que cualquier otro paciente.

En la unidad psiquiátrica se atienden a pacientes con problemas psicológicos no todos son iguales cada uno de ellos necesitan atenciones personalizadas según su patología.

Es muy importante a la hora de interactuar con ellos seleccionar el lugar adecuado, amplios, luminosos y sin prisas.

El personal sanitario tiene que hablarles en un lenguaje que ellos puedan comprender y a su vez que sea tranquilizador y desde luego desde el respeto. Evitando siempre el tono autoritario que pudiera bloquearles.

La empatía es la capacidad que tiene una persona para ponerse en el lugar de otra. Ser empático con estos pacientes y también con sus familias olvidando prejuicios.

Según la Organización Mundial de la Salud la enfermedad o trastorno mental es un desorden de tipo

afectivo cognitivo o de comportamiento en los que están dañadas la emoción, la motivación, la conducta, la percepción del lenguaje, etc. Estos pacientes presentan dificultades para adaptarse al ambiente social y cultural.

No todas las enfermedades mentales son iguales, tienen diferentes niveles de gravedad algunas son permanentes y otras transitorias.

En 1986 la Ley General de Sanidad integró la figura del celador en la Unidad de Salud Mental, aunque hoy en día siguen sin especificarse las funciones del personal no sanitario en el ámbito psiquiátrico.

Quedando las funciones establecidas según las normas, protocolos y funcionamientos de régimen interno de cada institución.

Funciones

Conclusión

Hemos visto como la figura del celador psiquiátrico se dibuja como un profesional que comparte las funciones generales de cualquier otro celador, pero que además se encarga de otras específicas de un valor fundamental.

El ambiente es una

variable importantísima en el buen curso de toda enfermedad mental, y dado que el celador psiquiátrico no deja de ser parte importante de ese ambiente, es crucial que sepa trabajar a favor del mismo.

El celador aporta confianza, seguridad y marca los hábitos y pautas.

Bibliografía

  1. Estatuto marco del personal no sanitario al servicio de las instituciones sanitarias de la Seguridad Social 1971
  2. Ley de General de Sanidad 1986
Salir de la versión móvil