El celador y recepción de pacientes en el servicio de urgencias

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 292

Autor principal (primer firmante): Tatiana Fernández Belmonte

Fecha recepción: 27 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 26 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 292

Tatiana Fernández Belmonte, Ricardo Bulm García, Abdelkarim Ahmed Mohamed, Jafida Bagdad Mohamed, Juan Antonio Girón Pedrajas, Ana Cadenas López

Introducción

El personal no sanitario, como los celadores, son profesionales que no ejercen funciones de diagnóstico ni tratamiento, pero son los primeros profesionales en recibir al paciente en el área de urgencias, facilitando por tanto el trabajo de los profesionales sanitarios. El uso de un sistema de clasificación en los servicios de urgencias conocido como RAC (Recepción, Acogida y Clasificación) es fundamental para asegurar la calidad en los cuidados en estos servicios, ya que se consigue priorizar y dar atención primero al paciente que más lo necesita.

Todo paciente que requiera de atención en el Servicio de Urgencias Generales deberá proporcionar sus datos de afiliación, bien personalmente, o bien su acompañante en Admisión de Urgencias,

publica-TFG-libro-ISBN

Unidad asistencial dirigida por un médico (coordinador médico de urgencias), cuyo fin es brindar atención médica a pacientes con problemas de diversas etiologías y gravedad, que configuran un curso agudo que requiere intervención inmediata.

El Departamento de Emergencias es parte del hospital y centro de salud y está ubicado junto a la puerta de entrada, conectado al hospital por una entrada independiente y fácilmente separado del resto del hospital, para facilitar el acceso de los pacientes. Se requiere atención inmediata. Las personas acuden a los departamentos de emergencia por emergencias médicas por una variedad de razones, por lo que debemos distinguir entre lo que es urgente y lo que no es urgente.

Objetivos

Aprender cómo coordinar las funciones del celador y el resto del personal para que la recepción del paciente en urgencias se realice de manera rápida y eficaz.

Metodología

Para la elaboración del presente capítulo, se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sistemática, sobre la literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y también se han consultado artículos en las principales bases de datos: PubMed, y Scielo, así como en revistas médicas y en Google Académico.

Resultados

La recepción la realiza el celador. Es el profesional que primero ve al paciente recibiéndolo en la puerta de urgencias el cual, en función de las necesidades, decidirá y dispondrá del medio necesario para el traslado del paciente (silla, camilla o sus propios medios) y del cual también será responsable, así como de dar la información inicial al paciente con un trato correcto y personalizado, orientando sobre cualquier área de atención. Si el estado del paciente lo permite, se le acompañara al área de admisión donde se recogerán los datos necesarios para abrir la hoja de asistencia.

Si no pudiera, se acompañará al paciente al área de clasificación, siendo el acompañante quien facilitará los datos a admisión. Si no hubiera acompañantes el personal de admisión recogerá los datos donde se encuentre el paciente o de la documentación que lleve. El celador debe evitar que el personal que ha traído un paciente con bajo nivel de conciencia abandone el hospital sin trasmitir toda la información.

El siguiente paso es acompañarlo a la zona de triaje, que se define como el proceso mediante el cual un paciente es valorado a su llegada al centro hospitalario para determinar la urgencia del problema y asignar el recurso apropiado para el cuidado del problema identificado. El celador también acompañará o informará de donde se ubica la sala de espera para los familiares, que deberán permanecer ahí hasta que el personal sanitario les requiera, velando por el cumplimiento de las normas de permanencia y acceso de acompañantes.

Las personas acuden a los departamentos de emergencia para recibir atención médica inmediata, por lo que es importante distinguir entre emergencias y no emergencias.

Emergencia: Es una situación crítica donde la vida del paciente está en peligro y se requiere una intervención urgente.

Los servicios de emergencia deben estar dotados de los medios técnicos y humanos necesarios para brindar el mejor nivel de atención. En este servicio encontramos que diferentes tipos de trabajadores realizan funciones diferentes y coordinadas en la cadena de atención.

El celador es un miembro de esta cadena, y además de las diversas funciones que normalmente se le asignan, tiene un conjunto muy específico de funciones asignadas a la sala de emergencias.

Discusión-Conclusión

No hemos de olvidar que una de las funciones del Celador es la vigilancia (si buscamos su definición en el Diccionario de la RAE expresa que es la persona destinada por la autoridad para ejercer la vigilancia) tanto de las entrada de la Institución, como del acceso y estancias de los familiares y visitas de los enfermos, así como del comportamiento de los enfermos y visitantes dentro de la Institución.

Bibliografía

  1. http://www.celadoresonline.com
  2. Se han utilizado palabras clave en los distintos buscadores Google, PubMed, y Scielo: sistemas de recepción, celador en urgencias.