El celador en el quirófano

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 12–Diciembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 12: 212

Autor principal (primer firmante): Javier Medina Díaz

Fecha recepción: 24/09/2023

Fecha aceptación: 14/12/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(12): 212

Autor: Javier Medina Díaz

Introducción

El quirófano es una dependencia del hospital en la cual los celadores tienen una serie de funciones propias. Se define quirófano al área del hospital donde se realizan operaciones quirúrgicas. Las partes que componen el bloque quirúrgico son las siguientes:

  • Vestuarios de personal
  • Pasillos
  • Zonas de almacenaje
  • Antequirófano
  • Salas de estar
  • Despachos
  • Cuartos de limpieza
  • Lavabos quirúrgicos
  • Quirófano

La posición quirúrgica debe proporcionar una exposición y sobre todo un acceso óptimo a la zona que se pretende intervenir, sin poner en peligro ni la función de los órganos ni la seguridad del paciente.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Objetivos

El objetivo principal de este artículo es destacar la importancia que tiene la labor del celador dentro del ámbito quirúrgico.

Metodología

Se ha realizado una revisión bibliográfica del tema a tratar.

Resultados

Todas las posiciones quirúrgicas pueden ser potencialmente peligrosas debido a los efectos que puedan causar sobre la respiración, la circulación, los nervios periféricos y la piel.

Tanto la colocación del paciente como los cambios posturales que se hayan de realizar durante la operación, ayudan a prevenir dichos riesgos.

Las posiciones más usadas en las intervenciones quirúrgicas son las siguientes:

Posición decúbito supino

El paciente estará acostado sobre su espalda con los brazos extendidos sobre los apoyabrazos en un ángulo no superior a 90 grados con respecto al cuerpo y con las piernas rectas. Se suele utilizar para cirugía general, traumatología de tobillo o rodilla, cirugía cardiaca, otorrino y maxilofacial.

Posición decúbito prono

El paciente yace sobre el abdomen con la cara girada a uh lado para facilitar la respiración, los brazos han de estar a los lados con las palmas pronadas. Se utiliza fundamentalmente para las operaciones de espalda, espina dorsal y área rectal.

publica-articulo-revista-ocronos

Posición de Fowler

El paciente se coloca en la posición decúbito supino sobre la mesa, con una elevación de 45 grados del tronco. Si el paciente no tiene movilidad se coloca una almohada debajo de cada brazo y otra almohada bajo las rodillas. Esta posición se utiliza para intervenciones que tengan lugar en la cabeza, ya que al estar esta más alta que el corazón disminuye la hemorragia y el éxtasis venoso.

Posición de Trendelenburg

El paciente se apoya sobre la espalda y gracias a la angulación de la mesa se consigue que su cabeza quede más baja que el tronco y los pies. Se sujeta al paciente con apoyos colocados en los hombros. Esta posición se suele utilizar para operaciones del abdomen inferior y pelvis.

Posición Antitrendelenburg o Trendelenburg invertido

El paciente se colocará decúbito supino sobre la mesa y esta se elevará para que la cabeza quede más alta que los pies, para evitar que el paciente se deslice hacia abajo se colocará un soporte en los pies de la mesa donde el paciente apoyará los pies. Se utiliza esta posición para operaciones del cuello, de la cara y del cráneo.

Posición fetal o de punción lumbar

El paciente se colocará en una posición lateral con las piernas flexionadas sobre el pecho. Se utiliza tanto para punciones lumbares y para anestesias raquídeas.

Posición lateral

El paciente una vez anestesiad será colocado del lado conveniente. Para ello una persona se ha de situar del lado de la cabeza sujetándola y vigilando el tubo endotraqueal. Otra persona le sujetará las piernas y una tercera colocará un brazo por debajo de los hombros del paciente y el otro por encima del pecho sujetándolo por debajo de la axila más alejada.

De forma coordinada levantarán y girarán el cuerpo a la vez dejándole de lado sobre la mesa y teniendo cuidado que tanto su hombro como su brazo inferior no queden aplastados debajo del cuerpo. Se utiliza para cirugía renal.

Posición ginecológica o litotomía

Es una variación de la posición supina. Se tumbará al paciente boca arriba y las piernas se le colocarán en unas perneras para mantenerlas elevadas. Se utiliza en ginecología, urología y cirugía general.

Conclusiones

Para llevar a cabo todas estas posturas además de los cambios posturales que requiera cada operación es fundamental la labor del celador.

Bibliografía

  1. Normas de actuación del celador en los quirófanos. Editorial MAD.
  2. Descripción de puesto de trabajo del celador de quirófano. HUCA 2019.
  3. El celador en quirófano. Formación continuada Logoss.