Un celador frente a emergencias básicas en un hospital

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 7–Julio 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº7: 39

Autor principal (primer firmante): Francisco Javier Meana Conde

Fecha recepción: 24 de junio, 2022

Fecha aceptación: 5 de julio, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(7) 39

Autor: Francisco Javier Meana Conde, celador

Introducción

Se debe planificar e integrar en el conjunto de actividades del hospital a través de todos sus niveles jerárquicos.

Debe comenzar por una evaluación inicial de los riesgos presentes en el medio laboral derivando, cuando sea necesario, en la adopción de las medidas adecuadas que eliminen o al menos reduzcan los riesgos detectados.

publica-TFG-libro-ISBN

Es necesario pues, que todas aquellas personas que deban desempeñar funciones preventivas en el hospital conozcan, al menos, los principales riesgos que pueden estar presentes en el medio laboral, así como los sistemas de evaluación y control de los mismos.

Asimismo, para colaborar eficazmente en la protección de la salud de los trabajadores, será necesario, que todos y cada uno de los responsables en el desempeño de acciones preventivas en el hospital, puedan en un momento determinado actuar en caso de emergencia y primeros auxilios.

Emergencias por lesiones

Si te solicitan que prestes primeros auxilios a un compañero/a de trabajo que se ha quemado con un chorro de vapor mientras trabajaba en el hospital y al llegar te encuentras con esa persona que tiene la zona del brazo y hombro muy enrojecida y con zonas de piel quemadas, y se queja de gran dolor, tendrás que tomar decisiones rápidas.

¿Qué hacer?

Primeros auxilios para quemaduras por calor:

  • Presentarse y pedir permiso para ayudar
  • Seguridad del lugar, alejar de la zona de la exposición.
  • Enfriaremos inmediatamente la quemadura con agua fría no helada, mantener el brazo y la mano quemada bajo agua corriente fría durante 15-20 min lo que ayudará a disminuir el dolor.
  • Cubrir con paño estéril o limpio y seco no adhesivo la zona.
  • Es una quemadura de segundo grado llamar para pedir ayuda, alertar al Servicio de Urgencias del propio centro sanitario o llamar al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias – SEPA (112) cuando se trate de quemaduras de 2º y 3º así como de 1º que se acompañen de fiebre o afecten a gran superficie de piel.

¿Qué debemos hacer?

  • Además de lo descrito tendremos cuidado cuando se trate de quemaduras por ácidos o álcalis estos reaccionan más al agua y producen más quemadura.
  • Retirar anillos y pulseras, collares u otros objetos que mantienen el calor.
  • Quemaduras que son producidas por llama en ropa o pelo sofocar con una manta, trapo o sabanas húmedas.
  • Igual haremos en quemaduras por congelación que ocurran cuando se utilizan líquidos y gases a muy baja temperatura como el nitrógeno líquido.

Qué no se deberá hacer:

  • Aplicar ungüentos o remedios caseros, sí crema hidratante sobre quemaduras de 1º.
  • Romper las ampollas.
  • Retirar la ropa adherida a la piel.
  • Correr si la ropa está prendida, pelos con llamas.
  • Demorar el transporte del quemado.

Diferentes tipos de quemaduras dentro de un centro sanitario en el que el personal de mantenimiento puede sufrir

  • Quemaduras superficiales o de primer grado: solo implican la epidermis y se caracterizan por ser dolorosas y de color rojo como, las quemaduras producidas por exposición solar o por escaldadura de agua.
  • Quemaduras de Espesor Parcial (segundo grado): son aquellas que afectan a la epidermis y a diferentes partes de la dermis subyacente. Se pueden clasificar como superficiales o profundas.
  • Las superficiales afectan solo a la dermis papilar, con frecuencia aparecen flictenas o ampollas intactas como resultado del edema subyacente, son dolorosas y de aspecto rosáceo.
  • Las profundas, hay afectación hasta llegar hasta la dermis reticular. con presencia de flictenas o ampollas rotas, el lecho de la quemadura es de aspecto pálido y moteado. existe disminución de la sensibilizad, a menudo requieren de cirugía para minimizar las cicatrices y evitar deformaciones funcionales de áreas de alta funcionalidad como pueden ser las manos
  • Quemaduras de espesor total: estas quemaduras implican la destrucción del espesor total de la piel y hay destrucción de las terminaciones nerviosas, por lo tanto, el paciente no manifiesta dolor, salvo en los tejidos sanos colindantes que si mantienen intactas las terminaciones nerviosas.
  • Quemaduras de 4º: son quemaduras que no solo destruyen todas las capas de la piel, sino también la grasa subyacente, músculos, huesos u órganos internos. producen heridas muy deformantes dejando grandes secuelas.

Te encuentras en tu lugar de trabajo y te alertan, un compañero celador ha caído por las escaleras cuando transportaba historia clínica en mano y tubos de ensayo y está boca arriba rodeado de otros compañeros que estaban con él en ese preciso momento y está inconsciente. Llegas al lugar con el botiquín de primeros auxilios, pero es un traumatismo debido al golpe que se ha llevado al caer.

¿Cómo actuar ante un traumatismo con primeros auxilios?

  • Comprobar la Seguridad del lugar.
  • Alertar a los SEPA (112) Podemos sospechar de lesión de cabeza o columna.
  • Iniciar algunos pasos de RCP al estar inconsciente.
  • Abrir la vía aérea mediante tracción mandibular, ver si respira, se debe de mantener la cabeza y cuello alineados y evitar que se mueva.
  • No mover a la víctima, solo hacerlo si comienza a vomitar, si ello ocurre, colocarla de costado manteniendo la cabeza y cuello alineados limpiaremos la boca, para rotar el cuerpo necesita de la ayuda de otro compañero.
  • Si no respira iniciar RCP.
  • Son signos de posible lesión en cabeza y columna: caída de desde altura, fuerte golpe en cabeza o tórax, inconsciente, deporte de alto riesgo o colisión.
  • Ante traumatismos craneales o de columna acompañados de síntomas (mareo importante, dolor de cuello o espalda, hormigueo o dificultad de movimiento de extremidades), dejar en reposo, manteniendo cuello y columna como una “línea rígida”, no movilizando la misma.

¿Qué hacer?

  • Seguridad.
  • Buscar posibles heridas abiertas y taparlas con apósito limpio.
  • Buscar signos de shock y prestar primeros auxilios.
  • Colocar sobre zona lesionada una bolsa con hielo envuelta en una toalla.
  • Inmovilizar si es posible respetando la posición que tiene.

¿Qué no debemos hacer?

  • Movilizar para explorar.
  • Dejar la parte afectada en posición de declive.
  • Mover a la persona afectada.
  • Movilizar fracturas o luxaciones.
  • Enderezar el brazo o pierna si está doblado.
  • No dar nada para comer.

Traumatismos: son lesiones que se producen en el organismo, estas pueden ser

  1. Contusión: es todo golpe sobre una superficie corporal que no va a producir una herida abierta.
  2. Esguince: se produce cuando hay una distensión de los ligamentos, si la distensión es muy elevada se produce la rotura de estos.
  3. Luxación: se produce una salida del hueso de su lugar habitual.
  4. Fractura: rotura de un hueso, se llaman cerradas cuando la piel está intacta y son abiertas cuando un trozo de hueso queda expuesto al exterior a través de la piel rota, estas son más graves.

Emergencias ambientales

Si estás junto a un compañero celador movilizando a un paciente a la entrada de la zona Urgencias en un día caluroso y húmedo, de pronto tu compañero comienza a encontrarse mal, se sienta y comienza a tocarse el estómago y también observas que tiene la cara roja y sudorosa y la boca seca y al preguntarle que le sucede, te responde que tiene calambres musculares, mareos, dolor de cabeza y nauseas deberás de hacer lo siguiente:

  • Llevar a la víctima a una zona fresca o de sombra.
  • Aflojar la ropa apretada.
  • Mojar a su compañero con agua fría y abanicarlo.
  • Ofrecerle bebidas de rehidratación, “bebidas de deportistas” o leche desnatada que se encuentran en la cafetería del hospital.
  • Si no hay, ofrezca agua fresca que contengan electrolitos.
  • El agua limpia es otra alternativa.
  • Si ve que ha sudado mucho y tiene sed, está mareado se le dará carbohidratos.
  • Vigile que no ha sufrido un golpe de calor.
  • Si al atenderlo pierde el conocimiento llama rápidamente al Serviciode Urgencias del propio centro sanitario o llamar a SEPA (112).

Signos de emergencia relacionados con el calor

  • Calambres musculares.
  • Mareos.
  • Dolor de cabeza.
  • Sudoración, nauseas.
  • Debilidad.
  • Confusión.
  • Convulsiones.

Es una emergencia de riesgo vital. Así mismo si uno de tus compañeros ha estado cargando un camión con sacos de ropa pesados de las plantas de hospitalización en un día cálido y húmedo y observan que este trabajador está confuso y agitado, tiene la cara roja y caliente, pero seca y su respiración es rápida y superficial.

¿Cómo debemos de auxiliar a este compañero?

  • Retire al trabajador de la fuente de calor. Si no puede ingerir líquidos pida ayuda, hay riesgo de muerte.
  • Debe de comenzar con el enfriamiento pasivo.
  • Debe de sumergir todo el cuerpo hasta el cuello en agua fría a 26º, hasta que la temperatura central baje por debajo de 39º y si no hay posibilidad deberá de enfriarlo con paños fríos o bolsas en axilas, cuello, planta de los pies o enfriar con evaporación con ventilador y agua.
  • Llamar al 112 ya que es una urgencia que precisa de ingreso hospitalario para reponer líquidos y minerales intravenosos lo antes posible.
  • Reconozca los signos síntomas de un golpe de calor: «enfoque, enfriar y correr»
  • Temperatura elevada.
  • Confusión.
  • Agitación.
  • Desorientación.
  • Coma.
  • Técnica inmersión en agua fría.

¿Qué no debemos de hacer?

  • Realizar actividad en las horas de máximo calor.
  • Hacer actividades intensas o deporte con el torso desnudo.

Otro compañero de trabajo es picado por una abeja y la zona de la picadura comienza a hincharse de manera rápida. Le pregunto a mi compañero si es alérgico a las picaduras de abeja y el responde que hace años tuvo una reacción grave y que lleva una jeringa precargada de adrenalina en el coche.

¿Cómo actuar?

  • Seguridad del lugar: asegúrese que está lejos del panal de abejas.
  • Llame al 112 si es alérgico o si presentara signos graves como dificultad para respirar, cara o lengua hinchadas.
  • Cuando la picadura es oral chupar un cubito de hielo mientras se traslada y atiende.
  • Vaya a buscar la jeringa precargada de adrenalina al coche y ayude a administrársela.
  • Si a los 5 minutos no ha hecho efecto puede administrar otra dosis.
  • Si pierde el conocimiento inicie protocolo RCP, si deja de respirar inicie las maniobras de RCP.

 Si no hay signos de gravedad

  • Observe durante 30 min la aparición de dificultad respiratoria o cara, lengua hinchadas o alteraciones de la conciencia.
  • Lavar con agua fría a chorro para arrastrar los restos.
  • Extraiga el aguijón con el saco de veneno raspando con una tarjeta, aplique después hielo envuelto en una toalla sobre la zona puede también aplicar paños empapados con vinagre o solución diluida con amoniaco, y también puede aplicar pomada antihistamínica.

¿Qué no debemos de hacer?

  • Pasar por zonas donde existan panales o avisperos, por zonas de contenedores de basura.
  • Usar perfumes fuertes en salidas al aire libre.
  • Dejar sola a una persona alérgica tras una picadura.
  • En caso de reacción no dar nada por boca.

Teléfono de Emergencias 112

  • Se recibe llamada de un compañero de trabajo del centro asistencial, se atiende y se establece prioridad.
  • Se envía el recurso más adecuado.
  • Preguntas:
    • ¿Qué ha ocurrido? Informar del suceso y del número de víctimas y edad.
    • ¿Dónde ha ocurrido? Precisar la dirección y teléfono de contacto.
    • ¿Existe peligro en el entorno?
  • Estado del paciente: consciente, orientado, si respira, y antecedentes médicos conocidos.

Bibliografía

  1. Técnicas de movilización de pacientes (s.f.).
  2. Ley 31/1995, de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales.
  3. Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, que aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.
  4. Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de reforma del marco normativo de la prevención de riesgos laborales.
  5. Real Decreto 604/2006, de 19 de mayo, por el que se modifican el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, y el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.
  6. Real Decreto 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorso lumbares, para los trabajadores.
  7. Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la seguridad y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo.
  8. Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación.
  9. Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia.