Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

El celador adscrito al área quirúrgica hospitalaria

celador-area-quirurgica

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 6–Junio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº6: 93

Autor principal (primer firmante): Enrique Fayos Monzó

Fecha recepción: 23 de Mayo, 2021

Fecha aceptación: 15 de Junio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(6): 93

Autor:

Categoría profesional:

Resumen

El área quirúrgica la podemos definir como una unidad física y funcionalmente diferenciada del resto, ya que su finalidad es ofrecer al enfermo un lugar idóneo para tratarlo quirúrgicamente. Se trata de un conjunto de locales e instalaciones especialmente acondicionadas y equipadas para tratar al enfermo de forma aislada y con las medidas oportunas de asepsia para prevenir infecciones.

El trabajo en equipo es la esencia de los cuidados del paciente en el quirófano. El equipo quirúrgico lo componen:

El celador asignado al área quirúrgica no tiene asignadas funciones sanitarias ya que se encuentra englobado en el grupo de personal estatutario de gestión y servicios. El celador se rige por las funciones que en su mayor parte son de “ayuda” o “auxilio” Al personal sanitario (no derogadas por la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud, según el Estatuto del Personal No Sanitario de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social Orden de 5 de julio de 1971, del Ministerio de Trabajo).

En ningún caso el celador ejercerá funciones sanitarias ni informará sobre los diagnósticos, los pronósticos y los tratamientos de los pacientes, aunque tenga

conocimientos de ellos. Por eso, el celador debe estar atento a las demandas de los pacientes, atenderlos y oír sus peticiones y demandas, bien remitiéndolos a los profesionales facultativos, personal sanitario o unidades donde los puedan atender.

Los centros sanitarios están concebidos como servicios abiertos, especializados (según tipo y nivel de hospital), en la atención de todos los pacientes que requieran o demanden asistencia. Las principales funciones del celador vienen redactadas en la Orden de 5 de julio de 1971, del Ministerio de Trabajo.

Es de vital importancia orientar e informar sobre cuestiones generales (no sanitarias ni administrativas) a los pacientes y usuarios en las funciones de los servicios centrales donde los profesionales celadores puedan maximizar su rendimiento en colaboración y coordinación con el resto del equipo.

Palabras clave

Celador, funciones, asistencia, quirófano, enfermo.

Metodología

Para la realización de este artículo científico nos hemos basado en las funciones específicas del celador de la Orden de 5 de julio de 1971 conforme al Estatuto del Personal no sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social y que no han sido derogadas por la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud en su Disposición Transitoria sexta. Todas ellas basadas en la asistencia de los celadores en el área quirúrgica en los centros sanitarios.

Objetivo

Corresponde a los celadores realizar aquellos servicios de asistencia, orientación y transporte en las áreas quirúrgicas hospitalarias. A tales efectos se atendrán a las instrucciones que reciban del citado personal que tenga atribuida la responsabilidad en la esfera de su competencia del departamento o servicio donde actúe el celador.

Algunas de las funciones pueden ser realizadas por el celador con total independencia, en otros casos debe realizarlas bajo la supervisión del personal sanitario.

Funciones

Las funciones más importantes del celador en la asistencia al personal sanitario, concretamente en el área quirúrgica son (Orden de 5 de julio de 1971, del Ministerio de Trabajo, por la que se aprueba el Estatuto de Personal no Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social):

  1. Dan soporte al resto del equipo quirúrgico y son el nexo de unión con el exterior del área.
  2. Se encargan del traslado de los pacientes desde el lugar de ingreso, hasta el quirófano y viceversa, estando a disposición del equipo quirúrgico. Estos puestos están sujetos a cambios en caso de ausencias del resto de personal.
  3. Desplazan el aparataje voluminoso y pesado al interior del quirófano, y lo devuelven a su lugar de origen.
  4. Pasan al paciente a la mesa quirúrgica junto con la enfermera, ayudando en su posicionamiento o sujeción de miembros. Una vez intervenido lo pasan de nuevo a la cama.
  5. Envío de muestras, recogida de sangre en banco de sangre y aquellas situaciones que necesiten un nexo de unión con el exterior
  6. Ayudan al resto del equipo con el transporte, los materiales pesados, transporte interno de los materiales de almacén.
  7. Colocación del pedido de sueros cuando llega de farmacia.
  8. Ayudará a la auxiliar de Enfermería en el transporte del material a Esterilización.
  9. Mantendrán limpios los transfer utilizados para el traslado de los enfermos y ordenadas las camillas.
  10. Mantendrán ordenados todos los soportes utilizados en las mesas de los quirófanos de las distintas especialidades en los almacenes y estanterías destinadas a tal fin.

Resultados

Es de vital importancia la labor auxiliar del celador con respecto a la ayuda al personal sanitario y al enfermo en las áreas quirúrgicas hospitalarias, así como la correcta comunicación con el resto del equipo quirúrgico para de esta manera formar un grupo de trabajo bien cohesionado. El celador en estas labores debe conocer muy bien cuál es su cometido y cuál es su misión en cada situación en la que se puede encontrar en el día a día en el área quirúrgica de un hospital.

Conclusión

El celador de los centros sanitarios deberá colaborar en las diversas funciones a ellos atribuidas. Estas intervenciones del celador, son de vital importancia para el buen funcionamiento de los equipos multidisciplinares e indispensables para el buen desarrollo de estas unidades hospitalarias y centros sanitarios en su relación con los profesionales sanitarios y pacientes en el área quirúrgica.

El celador deberá ser correcto y respetuoso con los usuarios, pacientes y familiares, así como colaborador con los profesionales sanitarios de estos servicios sanitarios.

Bibliografía

  1. Orden de 5 de julio de 1971, del Ministerio de Trabajo, por la que se aprueba el Estatuto de Personal no Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social (B.O.E. nº 174, de fecha 22 del mismo mes)
  2. Badós López, A. y García Grau, A. (2011)
  3. El apoyo psicológico del celador. Juan Tomás Giménez Casas
  4. Calidad de vida: una revisión teórica del concepto – SciELO –
  5. https:// scielo.conicyt.cl https:// www.ifp.es/blog/ que-es-un-celador- y-que-hace
  6. RD 184/2015, de 13 de marzo, por el que se regula el catálogo homogéneo de equivalencias de las categorías profesionales del personal estatutario de los servicios de salud y el procedimiento de su actualización. Boletín Oficial del Estado, 7 de abril de 2015, núm. 83.
  7. Ley 55/2003 , de 16 de diciembre, Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud
  8. Ley 14/1986 de 25 de abril. General de Sanidad (BOE, num. 102 de 29 de abril de 1986)
  9. Instituto Nacional de la Salud Plan de humanización de la atención sanitaria. Carta de derechos y deberes de los pacientes, 1984.
  10. Alemany C. Escuchar un arte complejo.
  11. Bermejo JC. Habilidades de relación de ayuda. Sal Terrae Santander 1998
  12. Bermejo JC. Qué es humanizar la Salud. Edit .San Pablo 2003
  13. Caballo, VE. Manual de evaluación y tratamiento de las habilidades sociales. Siglo XXI de España Editores. Tres Cantos 2005
  14. Grimaldi Herrera C. La relación ente lenguaje verbal y no verbal
Salir de la versión móvil