Causas y prevención del síndrome de burnout

Autoras: Montserrat Morán Fernández, Patricia María Camporro Rodríguez, Marta María González García

Introducción

Aunque el término parezca nuevo, el síndrome de desgaste en el trabajo o estar quemado, ya fue descrito por primera vez por el psiquiatra germano-estadounidense Herbert Freudenberg en 1974.

El síndrome de burnout puede afectar a diferentes grupos de profesionales, aunque hay profesiones a las que les afecta en mayor grado, como ocurre en la sanidad y la enseñanza, principalmente por estar más en contacto con las personas.

Entre los profesionales de la sanidad hay categorías que tienen más predisposición a sufrir el burnout. Los médicos, trabajo social, enfermeros-as, auxiliares de enfermería, celadores y personal administrativo, son los que lo sufren con mayor frecuencia, porque tienen un trato más directo con pacientes y familiares.

Los síntomas no aparecen de repente, sino de una manera lenta y progresiva, sin que apenas se pueda percibir ningún cambio al principio. Lo más habitual es experimentar una pérdida progresiva de energía, hasta llegar a provocar un agotamiento físico y emocional, que da como resultado una falta de motivación para el trabajo, una despersonalización y una deshumanización, lo que provoca síntomas de ansiedad y depresión.

Objetivo

Analizar las causas que provocan el síndrome burnout y como poder prevenirlas.

Resultado

Las principales causas que hacen que los profesionales de la sanidad tengan una mayor predisposición a sufrir el síndrome de burnout son:

  • Estar en contacto con todo tipo de personas, el dolor y la muerte, lo que da lugar a veces a situaciones tensas y/o conflictivas.
  • Ser poco valorados o sufrir las desigualdades entre categorías profesionales.
  • La falta organizativa, la sobrecarga de trabajo y la falta de recursos.
  • La excesiva competitividad entre compañeros por el puesto de trabajo.
  • La falta de apoyo de los compañeros y superiores, así como la excesiva burocratización del trabajo.
  • La edad y la monotonía en el trabajo por realizar las mismas tareas durante mucho tiempo.

Después de ver las diferentes causas que ocasionan este síndrome, deberíamos hacernos esta pregunta.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

¿Qué podemos hacer para prevenir y evitar este síndrome?

En realidad, la respuesta sería muy fácil y sencilla. Se podrían hacer muchas cosas.

Por parte de la empresa: motivar y valorar más a los trabajadores, incentivándolos, creando un buen ambiente de trabajo que fomente el optimismo y las actitudes positivas.

Por parte de los trabajadores: pedir ayuda a la familia y a la empresa mediante el servicio de prevención de riesgos laborales, descansar y dormir las horas reglamentarias, fomentar los hábitospositivos como una buena alimentación, saber desconectar del trabajo y sobre todo, aprender a disfrutar más de la vida y del tiempo libre.

Conclusiones

El burnout no es un problema sin más, es un problema de salud, de calidad de vida laboral y familiar. La Organización Mundial de la Salud, le da por fin el reconocimiento como enfermedad. Las empresas y la sociedad no acaban de reconocer y aceptar las consecuencias que acarrea la falta de medidas para combatir este síndrome.

La prevención sería sin duda la mejor manera de poner freno a los temidos efectos que provoca el estrés en el mundo del trabajo, ya que tiene como consecuencia un gran coste económico para las empresas, debido a la disminución del rendimiento de trabajo de los profesionales y el aumento de las bajas laborales. Como conclusión final, podría decirse que un trabajador feliz, sería más competitivo y productivo, es decir, trabajaría más y mejor.

Bibliografía

Artículo El Mundo. La entrevista final Víctor Vidal.

Buscador de Internet: Google Académico. Síndrome burnout.

publica-articulo-revista-ocronos

Buscador de Internet: SCielo. El síndrome de burnout y los profesionales sanitarios.