Caries dental. Etiopatogenia, diagnóstico y prevención

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 6–Junio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 6: 1196

Autor principal (primer firmante): Mélani González Rodríguez

Fecha recepción: 31/05/2024

Fecha aceptación: 28/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(6): 1196

Autores:

Mélani González Rodríguez

Categoría profesional:

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Técnico Superior en Higiene Bucodental

Palabras clave:

Caries, Factores de riesgo, clasificación de las caries, prevención, Protocolo Cambra.

Introducción

La caries dental se desarrolla sobre el diente cuando las bacterias que se encuentran en la boca producen ácidos que atacan la superficie del esmalte, esto puede producir un pequeño agujero en el diente, al que se le llama caries.

A partir de la aparición del primer diente, todas las personas de todas las edades, desde los niños hasta las personas mayores, tienen riesgo de padecer caries.

Si la caries dental no se trata, puede causar dolor, una infección e incluso la pérdida del diente.

Según la OMS “La caries dental no tratada es la afección con mayor prevalencia a nivel mundial y se estima que afecta a 2500 millones de personas” (1)

publica-articulo-revista-ocronos

La prevención y el diagnóstico precoz de la misma es de gran importancia para poder disminuir la incidencia de caries, debe ser un trabajo conjunto entre los profesionales de la salud, motivando al paciente en buenos hábitos de vida, alimentación saludable, higiene bucodental y ofreciéndoles pautas sobre un buena educación para la salud.

Según la encuesta de salud Española la tendencia de la caries varía según grupos de edad, en niños hasta 12 años su índice CAOD ha mejorado hasta 0,71 en el año (2015), aunque recalcan que hay que tener cautela, en cuando a grupos de población de 35-44 años se caracteriza con altibajos estableciendo un CAOD de 8,43 en el año (2015) y en grupos de 65 a 74 años el índice aumentó considerablemente el CAOD a un 16,27 en el año (2015). (2)

En este artículo revisaremos los factores causantes de caries y la manera de prevenirla mediante los avances y los protocolos incluidos dentro de las competencias de los profesionales bucodentales y de la salud.

Objetivos

  • Exponer los factores de riesgo de caries en la población.
  • Explicar las clasificaciones de la caries que utilizan los profesionales.
  • Exponer las herramientas de prevención y diagnóstico de la caries.

Métodos

Para la elaboración del presente trabajo, se ha llevado a cabo una investigación y búsqueda de diferentes trabajos científicos vinculados con el tema escogido, Caries dental. Etiopatogenia, diagnóstico y prevención. Se han consultado una serie de artículos de las principales bases de datos, Scielo, Google, seleccionando algunos textos científicos procedentes de publicaciones académicas revisadas, que sirvieron de base al presente trabajo.

Resultados

La caries es una enfermedad bucodental que se caracteriza por la destrucción de los tejidos de las piezas dentales, esto se produce por la desmineralización del esmalte, provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana. Al ingerir alimentos y no realizar una buena higiene, las bacterias se acumulan en la superficie de los diente formando la placa bacteriana que es la que si no retiramos avanzará afectando a los tejidos duros del diente y se producirá la caries.

Tipos de caries

  • Caries de esmalte: Este tipo de caries es reversible, es asintomática y la lesión inicial es una mancha blanca.
  • Caries de dentina: Es una caries de esmalte progresiva que afecta el tejido dentario
    • Aguda: Caries de avance rápido y dolor agudo.
    • Crónica: Caries de avance lento, color café oscuro y no suele producir dolor.
  • Caries de pulpa: Afecta a la pulpa dental y hay una destrucción de la pieza dental importante.
  • Caries proximal: Esta caries se produce en el espacio entre dos dientes, donde existe una mayor facilidad para que se acumule placa y sarro dental.
  • Caries radicular: Es una caries más agresiva siendo más común en adultos mayores de 50 años que además, presenten enfermedad periodontal, con la consiguiente exposición de la raíz.
  • Caries del biberón: La caries del biberón o de la infancia es característica de los bebés que usan biberón. Es causada por biberones con líquidos azucarados, chupetes con azúcar o miel y suele aparecer en los cuatro incisivos superiores.
  • Caries por radiación: Debido a los tratamientos para algunas enfermedades se utilizan la radioterapia la que puede producir caries de proceso rápido, diseminada y en zonas donde no suelen ser habituales, debido a una disminución del flujo salival.

Basándose en la localización y el grado de afectación, podemos clasificar las cavidades dentales producidas por la caries de la siguiente manera (3)

Clasificación de G. V. Black (1908)

Se dividen en dos grupos:

Grupo 1
  • Clase I: caries en fosas y fisuras de molares y premolares.
Grupo 2
  • Clase II: caries en superficies proximales (mesial y distal) de molares y premolares.
  • Clase III: caries en superficies (mesial y distal) de dientes anteriores.
  • Clase IV: caries en superficies (mesial y distal) de los dientes anteriores con compromiso del ángulo incisal.
  • Clase V: caries en el tercio cervical de las superficies vestibulares y palatinas.
  • Clase VI: HOWARD Y SIMON propusieron la incorporación de una clase adicional a la clasificación de Black. Incluyendo las lesiones en: bordes incisales de dientes anteriores, cúspides de premolares y molares y aéreas de fácil limpieza.

Clasificación de MOUNT Y HUME (1997)

Describieron las tres zonas más susceptibles a la acumulación de placa y formación de la caries.

  • Zona 1: Lesión en los surcos, fosas oclusales, vestibulares y linguales de todos los dientes y en los defectos estructurales de  las superficies lisas.
  • Zona 2: lesión localizada en áreas proximales de todos los dientes.
  • Zona 3: Lesión localizada en la superficie cervical coronal o radicular de todos los dientes.

La caries es una enfermedad común que afecta a todos los grupos de edades y por eso debemos ser rápidos a la hora de diagnosticarla y prevenirla, para eso necesitamos información sobre el estado de salud bucodental y las necesidades de tratamiento de la población, vigilando los cambios en los niveles de morbilidad o las tendencias de ésta. Para este fin utilizamos los indicadores epidemiológicos o índices con los que se puede evaluar la idoneidad y efectividad de los servicios haciendo modificaciones en los servicios bucodentales y programas de formación. Algunos de estos índices se utilizan para medir la frecuencia de caries (Índices CPO-D / ceo-d), higiene bucal (Löe y Silness/ O’Leary), gingivitis (Índice Gingival de Silness y Löe; Índice de Hemorragia) porcentaje de salud (Índice del Diente Sano – Experiencia de caries) entre otros. (4)

Con la ayuda de toda la información recogida en los índices podemos adelantarlos para contribuyendo a una prevención más precisa y seguir bajando los porcentajes de incidencia de la enfermedad de la caries y muchas otras enfermedades de la cavidad oral.

Se han desarrollado protocolos de prevención en los que se evalúan los riesgos a los que los pacientes están expuestos, según su estilo de vida, edad e higiene.

El protocolo CAMBRA es uno de los más importantes. (5)

CAMBRA es un acrónimo de Caries Management by Risk Assessment y significa manejo de caries por evaluación del riesgo. Identifica la causa de la enfermedad a través de la evaluación de los «factores de riesgo» para cada paciente en particular como pueden ser; bajo nivel socioeconómico, los problemas de desarrollo, la presencia de caries, manchas blancas, y las restauraciones colocadas en los últimos 3 años.

La evaluación del riesgo de caries se ha utilizado para determinar el nivel de riesgo de los pacientes como riesgo bajo, moderado, alto o extremo para desarrollar un plan de tratamiento preventivo y terapéutico adecuado, separando a los pacientes en grupos por edades de 0 a 5 y pacientes de 6 años hasta adultos.

Conclusiones

Es clave el trabajo en equipo de todos los profesionales de la salud, utilizando los medios que tenemos a nuestra disposición, educando en hábitos saludables e informando en el autocuidado y el ejemplo que podemos dar a nuestra familia.

Debemos inculcar a los hijos la importancia del cepillado dos veces al día y el uso de hilo dental para eliminar la placa y prevenir la caries dental.

Acudir al dentista regularmente toda la familia y mostrar entusiasmo por mantener la salud dental.

Promover una dieta equilibrada rica en frutas, verduras y productos lácteos para fortalecer los dientes y las encías.

Intentar no consumir bebidas azucaradas, chicles y hábitos como el chupeteo del dedo para prevenir problemas dentales.

Elogiar los esfuerzos de los niños en el cuidado de su salud dental para fomentar la motivación y el compromiso.

La educación es la base para llegar a mantenernos en índices de caries aceptables y así llegar a edades más avanzadas con una calidad de vida buena en relación con la salud bucodental.

Bibliografía

  1. La OMS. https://www.who.int/es/news/item/18-11-2 022-who-highlights-oral-health-neglect -affecting-nearly-half-of-the-world-s- population.
  2. Encuesta-de-Salud-Oral-en- España-2020.PDF (sespo.es)
  3. Nomenclatura_e_Instrumental. PDF (www.ucv.ve)  Autores Prof. María de los Ángeles Gil. Prof. Geovana González Preparadora Diana Loor
  4. PDF (rdu.unc.edu.ar).
  5. Recomendaciones según el nivel de riesgohttps://www.sdpt.net/ICDAS/ICCMS/c ambra.htm