Comunicación en el ámbito sanitario

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 5–Mayo 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº5: 111-1

Autor principal (primer firmante): Mónica Conejo Almendro

Fecha recepción: 21 de mayo, 2022

Fecha aceptación: 26 de mayo, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(5)111-1

Autores:

  1. Mónica Conejo Almendro
  2. José Ignacio del Hoyo Moreno
  3. Irache del Hoyo Conejo

Introducción

El desarrollo de cualquier actividad que conlleve a un trato con diferentes personas hace que se necesite un menor o mayor nivel de formación o cualificación, o bien la presencia de diferentes tipos de conocimientos y habilidades.

La capacidad que tenga cada uno de relacionarse se aprende de manera natural, lo que sí se puede mejorar son ciertas habilidades de comunicación, que si mejoraremos con la práctica de nuestra actividad profesional.

Palabras clave

Comunicación, habilidades, destrezas

Desarrollo

Hoy por hoy se puede hablar que la comunicación se puede aprender, eso sí, todos estos aprendizajes y trabajo de habilidades está estrechamente relacionado con la personalidad y el carácter de cada uno de nosotros. La manera de ser de cada uno es un factor muy dependiente a la hora de encarar la forma a de relacionarse de cada uno; la persona tímida e introvertida va a tener más problemas de comunicación que otra que su condición sea extrovertida y abierta; ésta seguramente será una persona más segura de sí misma.

La comunicación asertiva que se requiere tener entre los profesionales de sanidad y los pacientes pasa por la empatía, la escucha activa, la paciencia, la tolerancia y el respeto, es decir saber decir las cosas, como decirlas y cuando, cada persona requiere de una habilidad diferente para su acción.

También es muy destacable una comunicación efectiva del equipo de salud; cuanto más precisa, completa y comprendida a entender por el usuario, menor será el margen de error y más seguridad creará en el cliente de la salud, por lo tanto debemos saber escuchar y atender al paciente en todo momento desde que entra a nuestro centro de trabajo hasta que lo abandona por su mejoría.

Algunas formas de mejorar la comunicación con los pacientes pueden ser:

  • Prestar más atención
  • Dejar de hacer varias cosas a la vez mientras se habla
  • No usar un lenguaje muy técnico
  • Hablar despacio
  • Preguntar siempre
  • Hacer recomendaciones concretas
  • No solo hablar, escuchar
  • Ser empático

La comunicación se trata por lo tanto de un proceso dinámico donde los roles de emisor y receptor se piden intercambiar, así como el mensaje en si puede ir cambiando en base a las intervenciones que vayan haciendo los interlocutores, o sea una actividad cotidiana donde intervienen tanto el lenguaje oral como el escrito. El entendimiento en la comunicación facilita la coordinación y fluidez en las relaciones humanas, aumenta la productividad y la eficiencia en las tareas: lo que nos lleva a un ambiente de trabajo más agradable.

Conclusión

La comunicación en la sociedad es uno de los aspectos más importantes que desarrollan las personas, nos permiten que personas de diferentes roles intercambien información de un modo sano y positivo.

En el ámbito sanitario, la comunicación entre los profesionales de la salud y los pacientes es considerada una herramienta de primer orden que implica una mejor eficiencia de las intervenciones de los trabajadores. La forma en que los profesionales transmitan el mensaje al receptor puede dificultar o mejorar el proceso, la falta de comunicación efectiva es una de las cosas de las que más se quejan los usuarios de las instituciones sanitarias.

Cuando una persona acude a un centro sanitario y se encuentra delicado de salud, según el estado de la comunicación que perciba así será también su trato y forma de comportarse en ese momento; por lo tanto, cuanta más complicidad se tenga en la comunicación más efectiva será nuestra labor.

Bibliografía

  1. Comunicación enfermo- trabajador, tema oposición Adam
  2. sspa.juntadeandalucia recomendación de calidad
  3. temario csif oposiciones
  4. la comunicación en el ámbito sanitario, fiatcresidencias
Salir de la versión móvil