Cáncer de colon y recto

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 370

Autor principal (primer firmante): Elena Mora Caballero

Fecha recepción: 10/06/2024

Fecha aceptación: 07/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 370

Autores:

Elena Mora Caballero

José Carlos González Gago

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Carolina Gracia Serrano

Ignacio Coscullano Sagaste

María Elisa Regla Gálvez

Enric Rondoni Planells

Palabras clave: Cáncer colorrectal, detección temprana, factores de riesgo, tratamiento, prevención.

Resumen

El cáncer de colon y recto, conocido colectivamente como cáncer colorrectal, es una de las principales causas de muerte por cáncer a nivel mundial. Este artículo revisa la epidemiología, factores de riesgo, métodos de detección y opciones de tratamiento del cáncer colorrectal.

Se subraya la importancia de la detección temprana y las estrategias de prevención para reducir la incidencia y mortalidad asociadas con esta enfermedad.

publica-articulo-revista-ocronos

Introducción

El cáncer colorrectal es una enfermedad que afecta al colon y al recto, y es una de las principales causas de muerte por cáncer en el mundo. La incidencia del cáncer colorrectal ha aumentado en muchos países, en parte debido a cambios en la dieta y el estilo de vida.

Sin embargo, con la detección temprana y el tratamiento adecuado, las tasas de supervivencia han mejorado significativamente.

Epidemiología

El cáncer colorrectal es el tercer tipo de cáncer más comúnmente diagnosticado en hombres y el segundo en mujeres a nivel mundial. La incidencia varía significativamente entre regiones, siendo más alta en países desarrollados.

Esto puede atribuirse a factores dietéticos, niveles de actividad física, y la prevalencia de la obesidad y el tabaquismo.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para el cáncer colorrectal incluyen tanto factores modificables como no modificables. Entre los factores no modificables se encuentran la edad avanzada, antecedentes familiares de cáncer colorrectal, y ciertas condiciones hereditarias como el síndrome de Lynch y la poliposis adenomatosa familiar.

Los factores modificables incluyen:

  1. Dieta: Una dieta alta en carnes rojas y procesadas y baja en fibra se asocia con un mayor riesgo.
  2. Actividad física: La falta de ejercicio diario puede aumentar el riesgo.
  3. Obesidad: La obesidad está relacionada con un mayor riesgo de cáncer colorrectal.
  4. Tabaco y alcohol: El consumo de tabaco y alcohol en exceso también incrementa el riesgo.

Detección temprana

La detección temprana del cáncer colorrectal es crucial para mejorar las tasas de supervivencia.

Las pruebas de detección incluyen:

  1. Colonoscopia: Es la prueba más efectiva para detectar pólipos y cáncer en etapas tempranas.
  2. Sigmoidoscopia flexible: Parecida a la colonoscopia, pero solo examina la parte inferior del colon.
  3. Pruebas de sangre oculta en heces: Detectan sangre en las heces, lo cual puede ser un signo de cáncer.
  4. Pruebas de ADN en heces: Buscan cambios genéticos asociados con el cáncer colorrectal.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer colorrectal depende de la etapa del cáncer, la localización del tumor, y la salud general del paciente.

Las opciones de tratamiento incluyen:

  1. Cirugía: La cirugía es el tratamiento principal para la mayoría de los cánceres colorrectales. Dependiendo de la etapa y localización del tumor, puede ser una resección local o una colectomía.
  2. Quimioterapia: Utilizada para destruir células cancerosas, especialmente en etapas avanzadas o cuando el cáncer se ha diseminado.
  3. Radioterapia: Frecuentemente utilizada para el cáncer de recto, ya sea antes o después de la cirugía.
  4. Terapias dirigidas: Estas terapias atacan específicamente ciertos aspectos de las células cancerosas y se utilizan en casos de cáncer avanzado.

Prevención

La prevención del cáncer colorrectal implica tanto la modificación de factores de riesgo como la implementación de estrategias de detección temprana.

Las recomendaciones incluyen:

  1. Dieta saludable: Una dieta rica en frutas, verduras, y granos integrales y baja en carnes rojas y procesadas.
  2. Ejercicio regular: Mantener un nivel adecuado de actividad física.
  3. Control de peso: Mantener un peso saludable.
  4. Evitar tabaco y alcohol: Reducir el consumo de tabaco y limitar el alcohol.
  5. Detección regular: Someterse a pruebas de detección periódicas, especialmente después de los 50 años o antes si hay factores de riesgo adicionales.

Conclusión

El cáncer colorrectal es una enfermedad prevenible y tratable si se detecta a tiempo. Los avances en la detección y el tratamiento han mejorado significativamente las tasas de supervivencia. Es fundamental promover hábitos de vida saludables y programas de detección para reducir la carga de esta enfermedad.

La educación y concienciación sobre los factores de riesgo y la importancia de la detección temprana son claves para combatir el cáncer colorrectal.

Referencias

  1. World Health Organization (WHO). Colorectal cancer. [Internet]. 2023 [cited 2024 Jun 5].  Available from: https://www.who.int/news-room/fact-sheet s/detail/colorrectal-cancer.
  2. American Cancer Society. Colorectal Cancer Facts & Figures 2023-2024. Atlanta: American Cancer Society; 2023.
  3. National Cancer Institute. Colorectal Cancer Treatment (PDQ®)–Patient Version. [Internet]. 2023 [cited 2024 Jun 5]. Available from: https://www.cancer.gov/types/colorrectal /patient/colorrectal-treatment-pdq.
  4. Siegel RL, Miller KD, Fuchs HE, Jemal A. Cancer statistics, 2023. CA Cancer J Clin. 2023;73(1):17-48.
  5. Ferlay J, Colombet M, Soerjomataram I, Mathers C, Parkin DM, Piñeros M, Znaor A, Bray F. Estimating the global cancer incidence and mortality in 2018: GLOBOCAN sources and methods. Int J Cancer. 2019;144(8):1941-1953.
  6. Arnold M, Sierra MS, Laversanne M, Soerjomataram I, Jemal A, Bray F. Global patterns and trends in colorrectal cancer incidence and mortality. Gut. 2017;66(4):683-691.