Canalización ecoguiada de accesos vasculares periféricos

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 369

Autor principal (primer firmante): Jorge Muñoz Moreno

Fecha recepción: 10/06/2024

Fecha aceptación: 07/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 369

Autores:

  1. Jorge Muñoz Moreno, enfermero.
  2. Paloma Latorre Orte, enfermera.
  3. Judith Barranco Zarza, enfermera.
  4. Lucas García Hernández, enfermero.
  5. Álvaro Romero Riosalido, enfermero.
  6. Georgina Cano Herrero, enfermera.

Resumen

Introducción disponer de un acceso vascular es relevante en la mayoría de atenciones sanitarias en urgencias y emergencias. Las alternativas son una vía venosa periférica, una vía venosa central o una vía intraósea. La vía venosa periférica es la más habitual, pero puede ser difícil técnicamente por diversas causas.

Objetivo el objetivo principal es determinar qué técnica de canalización ecoguiada resulta más eficiente.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Metodología se ha realizado una revisión sistemática de la literatura científica durante el primer semestre de 2024.

Resultados la cateterización ecoguiada parece reportar mayor eficacia en la obtención de un acceso vascular difícil frente a la técnica tradicional, disminuye las complicaciones, es una aplicación eficiente en cuanto a tiempo y recursos, además de generar mayor satisfacción en los pacientes.

Conclusiones: la técnica de canalización ecoguiada recomendada generalmente, es el abordaje transversal fuera de plano. Se coloca el transductor de manera perpendicular al eje mayor del paciente, recreando los vasos como formas circulares; permite una visión amplia de la zona para evitar lesionar estructuras adyacentes y, además, es más fácil, aunque requiere manipular la sonda para seguir la punta de la aguja durante su introducción en el tejido.

Palabras clave: nursing (Enfermería), ultrasound (ultrasonido), peripheral catheter (catéter periférico), vascular access device, ultrasound-guided.

Introducción

Accesos vasculares periféricos

Obtener un acceso vascular es una técnica muy relevante en urgencias y emergencias. Principalmente sirve para la administración de medicación (entiéndase incluido la sueroterapia y hemoterapia) y la obtención de muestras sanguíneas. 1

En hospitalización su uso está ampliamente extendido. En España un 75.31% de los pacientes ingresados portan un catéter vascular periférico (CVP) y un 10,95% un catéter vascular central (CVC). 2

Básicamente se puede conseguir acceso al torrente sanguíneo mediante una vía venosa periférica, una vía venosa central o una vía intraósea. Los catéteres centrales suponen un coste mayor, su establecimiento es más complejo que la alternativa periférica y pueden acarrear complicaciones como la punción arterial, neumotórax, trombosis venosas profundas o infecciones. La vía intraósea tiene una duración limitada. 3

publica-articulo-revista-ocronos

La canalización de una vía venosa periférica (NIC 2300: Inserción dispositivo intravenoso) puede ser difícil por varias causas como la obesidad, bajo peso, enfermedades crónicas, abuso de drogas intravenosas, condiciones locales adversas, pacientes oncológicos, edema e hipovolemia. Especialmente en estas situaciones, el uso del ecógrafo resulta útil para realizar exitosamente la técnica, frente al método tradicional basado en la palpación y observación. 4

Principios ecográficos

El ecógrafo está formado por tres elementos: transductor, procesador y monitor. El transductor o sonda está formado por cristales que vibran en respuesta a señales eléctricas, produciendo ondas sonoras. Cuando se pone la sonda sobre la piel, las ondas sonoras atraviesan los tejidos, y estos, reflejan algunas en forma de ecos, que recibe la sonda, para ser traducidos en señales eléctricas que un convertidor transforma en información binaria y la memoria gráfica la convierte en imágenes en una escala de grises a tiempo real.

Cada píxel tiene un brillo y tono de gris determinado por la amplitud del eco que representa. A través de los líquidos pasan muy bien los haces de ultrasonidos y apenas son reflejados, generándose imágenes anecoicas o hipoecoicas; sucede todo lo contrario con el aire, al reflejar con mayor intensidad los ultrasonidos, apareciendo representaciones gráficas hiperecoicas. 5

Entre los parámetros modificables del ecógrafo, son relevantes para el tema abordado: la ganancia (gain: brillo), la profundidad (depth: penetración), la congelación (freeze) y la medición (measurement). El tipo de sonda que se elige para este procedimiento es la lineal de alta frecuencia, específica para visualizar estructuras superficiales. La marca que alberga uno de sus extremos laterales, es un indicador que sirve de referencia para correlacionar la posición del transductor con la imagen que se genera en la pantalla. 6

El modo de imagen seleccionado será el modo B que recrea imágenes bidimensionales en tiempo real; puede aportar información adicional el modo Doppler, que capta flujos, de manera que permite distinguir un vaso de otra estructura. 7

Anatomía de la extremidad superior

El acceso vascular periférico de referencia se focaliza en las extremidades superiores, ya que en miembros inferiores el riesgo de complicaciones es mayor, entre ellas, infección y trombosis. 8

El sistema vascular incluye venas, arterias y capilares. Conocer su anatomía es prioritario para el abordaje – ecográfico – de los accesos vasculares: localización de las venas, características y relación con otras estructuras anexas, fundamentalmente nervios y arterias, pero también músculos y estructuras óseas.

Las venas pueden ser superficiales o profundas. La vena braquial es una vena profunda que deriva de la vena axilar, y se divide en el antebrazo en vena radial y cubital. Las venas superficiales son la cefálica, basílica, cubital media y dorsal. Se debe tener en cuenta a la hora de elegir el acceso vascular que la vena braquial y basílica forman junto a la arteria braquial y el nervio mediano el complejo braquial, en la mitad distal del húmero, así que el riesgo de dañar estas estructuras adyacentes es mayor en esta localización. 9

Objetivos

El objetivo principal del estudio es determinar qué técnica de canalización ecoguiada resulta más eficiente.

Son objetivos secundarios: aumentar la seguridad del paciente en su relación con los servicios sanitarios, comprender los principios físicos de la ecografía y exponer el papel de la ecografía clínica en el campo de conocimientos de Enfermería.

Método

Se ha realizado una revisión sistemática de literatura científica en el primer semestre de 2024. Las palabras clave empleadas son estas: nursing (Enfermería), ultrasound (ultrasonido), peripheral catheter (catéter periférico), vascular access device, ultrasound-guided.

Una fuente es un video, referenciada como complemento a la base teórica del artículo, para que pueda ser consultada por los lectores con fines didácticos.

Resultados

La técnica de cateterización ecoguiada parece reportar mayor eficacia en la obtención de un acceso vascular difícil frente a la técnica tradicional, disminuye la aparición de complicaciones, es una aplicación eficiente en cuanto a tiempo y recursos, además de generar mayor satisfacción en los pacientes. 10,11

Descifrando las imágenes

Debemos diferenciar con claridad las principales estructuras anatómicas. Así, en el plano transversal las venas son ovaladas, irregulares, fácilmente compresibles y delgadas en su pared vascular. Las arterias son circulares, menos compresibles y gruesas en su pared. Ambas estructuras vasculares pueden ser pulsátiles, aunque al colocar el compresor se reduce drásticamente el flujo venoso.

El Doppler puede ayudarnos, pero cabe señalar que el color representa únicamente la direccionalidad del flujo: azul si se aleja del transductor y rojo si se acerca a la sonda. Los nervios se visualizan como áreas hipoecoicas redondas envueltas por un tejido conectivo hiperecoico, asimilándose a un panal de abejas. Los huesos se ven hiperecoicos. Los músculos a su vez, ecoicos. 8

Técnicas de canalización ecoguiada

Existen fundamentalmente dos alternativas. En el abordaje transversal fuera de plano, el transductor se coloca de manera perpendicular al eje mayor del paciente, recreando los vasos como formas circulares; permite una visión amplia de la zona para evitar lesionar estructuras adyacentes y, además, es más fácil, aunque requiere manipular la sonda para seguir la punta de la aguja durante su introducción en el tejido.

En el abordaje longitudinal en plano, se obtiene una imagen longitudinal del vaso; la aguja es introducida en plano y se visualiza la punta continuamente, aunque esto requiere mayor destreza. 12

Conclusiones

Se describirá, como referencia de aplicación práctica del contenido teórico analizado, la técnica fuera de plano, al ser, por consenso, la más recomendada para la consecución del acceso vascular periférico.

Lo primero es explorar de la zona de estudio para identificar un acceso venoso óptimo. Las características ideales que buscamos en el acceso venoso a canalizar son calibre mayor de 4 mm, profundidad menor de 1,5 cm, bajo riesgo de punción arterial y nerviosa, reducción de las complicaciones mecánicas, escasas probabilidades de infección o trombosis. El catéter ideal no debe tener un grosos superior a un tercio de la luz del vaso. 8

Una vez localizada la vena, se debe situar en el centro de la pantalla. Al puncionar la piel, con el catéter formando un ángulo de 45o, desplazaremos la sonda hacia el lugar de inserción para recepcionar en la imagen la punta del catéter, que aparecerá como un destello brillante hiperecoico.

Una vez localizada, iremos desplazando minuciosamente la sonda hacia el objetivo de canalización, manteniendo la imagen adelantada respecto a la punta, repitiendo la entrada y salida de la aguja en plano hasta que se aloje en el centro de la luz del vaso; en este momento, mediante la técnica de catéter sobre aguja.

Aquí, puede ser útil, con la finalidad de comprobar el correcto alojamiento del catéter, rotar el transductor para obtener una imagen longitudinal del vaso. 1,13

Bibliografía

  1. Samur protección civil. Canalización de vías venosas periféricas guiada por ecografía. Madrid. 2017. consultado en 2024. disponible en: https://www.madrid.es/ficheros/SAMUR/dat a/604_02b.htm
  2. Sociedad española de medicina preventiva, salud pública e higiene. Epine. Madrid. 2019. Consultado En 2024. Disponible en: https://epine.es/
  3. Salleras-Duran L, Fuentes-Pumarola C. cateterización periférica ecoguiada frente a la técnica tradicional. Ec [internet]. 2016. Consultado en 2024. 26 (5): 298-306
  4. Solaz Martínez V. Ecografía y la canalización de la vía venosa periférica revisión bibliográfica.
  5. FNN [Internet]. 2020. Consultado en 2024. Disponible en: https://cursosfnn.com/blogcursosfnn/cate gory/revistas/revista-asdec-no-17/
  6. Díaz-Rodríguez AN, Garrido-Chamorroa RP, Castellano-Alarcón J. Metodología y técnicas. Ecografía: principios físicos, ecógrafos y lenguaje ecográfico. Elsevier [Internet]. 2007. Consultado en 2024. 33 (7): 362-365. DOI: 10.1016/S1138-3593(07)73916-3
  7. García de Casasola G, Torres Macho J. Manual de ecografía clínica. SEMI [Internet]. Consultado en 2024. Disponible en: https://booksmedicos.org
  8. Lamperti M. et al. International evidence-based recommendations on ultrasound-guided vascular access. Intensive Care Med. [Internet]. 2012. 38 (7): 1105-17. Consultado en 2024. Disponible en: https://PubMed.ncbi.nlm.nih.gov/22614241 /
  9. Catalán I, Joven L, Hurtado V, Macos L, Duarte MB, Delgado S. Monográfico: canalización de catéter vascular central de acceso periférico ecoguiado. RSI [Internet]. 2021. Consultado en 2024. Disponible en: https://revistasanitariadeinvestigacion. com/
  10. Micheau A. Atlas anatómico de las extremidades superiores. 2012. Consultado en 2024. Disponible en: https://www.imaios.com/es/e-anatomy/
  11. Lam perti M, Bodenham AR, Pittiruti M. et al. International evidence-based recommendations on ultrasound-guided vascular access. ICM [Internet]. 2012. 38:1105–1117. Disponible en: https://doi.org/10.1007/s00134-012-2597- x
  12. Van Loon FHJ, Buise MP, Claassen JJF, Dierick ATM, Bouwman ARA. Comparison of ultrasound guidance with palpation and direct visualisation for peripheral vein cannulation in adult patients: a systematic review and meta-analysis. Br J Anaesth. [Internet]. 2018. 121 (2): 358-366. Consultado en 2024. Disponible en: https://PubMed.ncbi.nlm.nih.gov/30032874 /
  13. Escobar LG. Implantación de la técnica eco-guiada en la inserción periférica de vías centrales en la unidad de cuidados intensivos del hospital general de La Palma. Universidad de La Laguna. [Internet]. 2020. Consultado en 2024. Disponible en: https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/19 897
  14. SonoSite. Inserción de catéter ecoguiado en vena periférica. 2014. Consultado en 2024. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=MkRwpvPf x-I