Calidad de dieta e índice de masa corporal en estudiantes de décimo año de los colegios particulares mixtos de la ciudad de Loja

Diet quality and body mass index in tenth-year students of mixed private schools in the city of Loja

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 6–Junio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº6: 150

Autor principal (primer firmante): Verónica Montoya

Fecha recepción: 1 de Junio, 2021

Fecha aceptación: 26 de Junio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(6): 150

Autores:

Verónica Montoya 1 Ximena Granda 2 Byron Garcés 3

1 Universidad Nacional de Loja. Doctora en Medicina y Cirugía. Magister en Nutrición Infantil. Docente de la Facultad de Salud. Universidad Nacional de Loja. Loja- Ecuador

2 Médico. Hospital Isidro Ayora. Loja – Ecuador

3 Universidad Nacional de Loja. Doctor en Medicina y Cirugía. Magister en Salud Pública. Docente de la Facultad de Salud. Universidad Nacional de Loja. Loja- Ecuador

Resumen

La adolescencia es una etapa compleja en la que acontecen cambios importantes y se adquieren hábitos alimentarios. La calidad de dieta se relaciona directamente con pre obesidad y obesidad, considerándose factores de riesgo de enfermedades no transmisibles crónico-degenerativas que se manifiestan en la edad adulta. Se realizó un estudio cuantitativo, descriptivo, no experimental de corte transversal, cuyo objetivo fue determinar la calidad de dieta y su relación con el Índice de Masa Corporal (IMC) en estudiantes de décimo año de los Colegios Particulares Mixtos de la Ciudad de Loja, así como: analizar la calidad de dieta, establecer el estado nutricional mediante IMC y relacionar la calidad de dieta con el estado nutricional según el género.

Participaron 147 adolescentes que cumplían los criterios de inclusión, se realizó la valoración antropométrica para establecer el índice de masa corporal (IMC) y se aplicó una encuesta para conocer el Índice de Alimentación Saludable. Un 72,1% tiene una dieta que necesita cambios, el 25,2% tiene dieta inadecuada y un 2,7% tiene una dieta saludable. El 63,9% de adolescentes tiene un peso normal, 17,7% peso bajo, 16% pre obesidad, y 2% obesidad. De los adolescentes con normopeso: el 25,9% de hombres y 20,4% de mujeres tienen una dieta que requiere cambios, 12,2% de mujeres y 4,8% de varones lleva una dieta inadecuada y el 0,7% tiene una dieta saludable.

De los adolescentes que tienen bajo peso el 4,8 y 6,8% de mujeres y hombres respectivamente, necesitan cambios en su dieta. Los adolescentes con pre obesidad necesitan cambios en sus dietas en un 5,4% de mujeres y 7,5% de hombres; mientras que los que llevan una dieta inadecuada corresponden al 0,7 y 2,7% de mujeres y hombres. El 0,7% de hombres y mujeres con obesidad necesita cambios en su dieta.

Palabras clave: calidad de dieta, Índice de alimentación saludable, estado nutricional, adolescentes.

Summary

Adolescence is a complex stage in which important changes take place and food habits are acquired. Diet quality is directly related to overweight and obesity, being considered risk factors for chronic non-transmissible degenerative diseases that manifest in adulthood. A quantitative, descriptive, non – experimental cross – sectional study was carried out to determine the quality of the diet and its relationship with the Body Mass Index (BMI) in 10th – grade students of the Mixed Private Schools of the City of Loja, As well as: analyze the quality of diet, establish the nutritional status by means of BMI and relate the quality of diet with the nutritional status according to gender. A total of 147 adolescents met the inclusion criteria, anthropometric assessment was performed to establish the BMI and a survey was conducted to know the Healthy Eating Index. 72.1% have a diet that needs changes, 25.2% have an inadequate diet and 2.7% have an adequate diet. 63.9% of adolescents have a normal weight, 17.7% weight low, 16% pre- obesity, and 2% obesity. Of adolescents with normopeso: 25.9% of men and 20.4% of women have a diet that requires changes, 12.2% of women and 4.8% of men carry an inadequate diet and 0.7% Have a proper diet. Of the adolescents who have low weight

4.8 and 6.8% of women and men respectively, they need changes in their diet. Overweight adolescents need changes in their diets in 5.4% of women and 7.5% of men; While those with an inadequate diet account for 0.7 and 2.7% of women and men. The 0.7% of men and women with obesity needs changes in their diet.

Key words: diet quality, healthy eating index, nutritional status, adolescents

Introducción

La adolescencia es el periodo de transición entre la niñez y la juventud, comprendido entre los 10 a 19 años, clasificándose en dos etapas: la adolescencia temprana de 10 a 14 años y tardía de los 15 a 19 años; durante las cuales acontecen cambios en la maduración sexual, fisiológica, así como a nivel social y psicoemocional, (Unicef, 2011) así mismo, aumenta el ritmo de crecimiento en longitud, específico de cada sexo, tales diferencias influyen en las necesidades nutricionales (energía, macro y micronutrientes) que aumentan considerablemente en esta etapa de la vida. (Marugán de Miguelsanz, Monasterio Corral, & Pavón Belichón, 2010)

La influencia que ejerce la sociedad y medios de comunicación sobre el adolescente, ocasiona la búsqueda ser aceptado por los demás, dándole mucha importancia a la imagen corporal y desencadenando hábitos alimentarios inadecuados,(Serra, 2011) tales como: la desorganización de los horarios y omisión de algunas comidas (desayuno, almuerzo), ingesta fuera del hogar, de comida rápida, golosinas, bebidas energéticas; que conllevan a problemas asociados a la nutrición, tales como: exceso de consumo de energía , de grasa, colesterol e hidratos de carbono, déficit de nutrientes (calcio), dietas restrictivas que desencadenan los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) y adicciones alimentarias (alcohol, cafeína). (Aguirre Calvo, Castillo D, & Le Roy O, 2010) Al mismo tiempo, el sedentarismo junto a los cambios en los hábitos alimenticios, contribuyen a la aparición de problemas nutricionales, entre ellos, pre obesidad y obesidad, (Rodríguez Cabrero et al., 2012) que guardan relación con enfermedades no transmisibles, como: hipertensión arterial, diabetes, resistencia a la insulina, osteoartritis y algunos tipos de cáncer (hígado, vesícula biliar, colon, etc.)(Organización Mundial de la Salud, 2015)

Diversos estudios demuestran que la ingesta energética en los adolescentes es ligeramente inferior a las recomendaciones establecidas. Existe un desequilibrio en el aporte de nutrientes, la energía procedente de los lípidos (36-50%) es muy superior a los valores recomendados, al igual que el aporte de proteínas y hay un mínimo aporte de hidratos de carbono complejos (36,5-43%). Además del bajo consumo de frutas, vegetales, fibra, potasio, persiste el exceso de consumo de azúcares refinados, sal y refrescos. Conjuntamente, se asocia la baja ingesta de Ca, Fe, Zn, Mg, folatos y B6.(Hidalgo & Guemes, 2011)

Dentro de los problemas nutricionales más significativos en la adolescencia, destacan: la pre obesidad, obesidad y los TCA; que según estadísticas mundiales han aumentado progresivamente en la población joven, (García García et al., 2013) en donde la población adolescente de España, presenta un porcentaje transcendental de exceso de peso, atañéndose el 18,3% al pre obesidad y 9.6% a la obesidad;(Encuesta Nacional De Salud de España 2011/ 2012 (ENSE 2011/ 2012), 2012) sin embargo, México muestra estadísticas alarmantes de pre obesidad y obesidad, con un 35,8% de mujeres y 34,1% de varones adolescentes. (Instituto Nacional de Salud Pública, 2012) Así mismo, en Estados Unidos se encuentran datos relevantes de obesidad y pre obesidad en la población joven, con un 20,8% y 17,0% respectivamente, concluyendo que estos problemas nutricionales se relacionan con los hábitos alimenticios adquiridos en edades tempranas. (Escobar, Divisón, & Seguí, 2015)

A pesar de no existir datos mundiales de delgadez, datos recopilados de ENSE 2011/2012, indican que en España la delgadez se encuentra en 13,3% de la población adolescente, difiriendo con estudios llevadas a cabo en Buenos Aires, Argentina, donde el 8,7% y 7,7% de mujeres y hombres respectivamente presentan delgadez, (Rutsztein, Murawski, Elizathe, & Scappatura, 2010) y discrepando aún más con otro estudio realizado en México, en donde un 2,2% de varones y mujeres, presenta delgadez.(Ortiz Trejo, Castro Veloz, Facio Solís, Mollinedo Montano, & Valdez Esparza, 2010)

En nuestro país, los datos recopilados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del año 2012 (ENSANUT, 2012), señalan que los porcentajes de pre obesidad y obesidad no difieren con otros países, puesto que un 26% de la población joven los padecen, siendo más frecuente en el sexo femenino con 28,8% a diferencia del sexo masculino con un 23,3%. También es importante destacar que estos problemas nutricionales de obesidad y pre obesidad, predominan en la población económicamente más rica (cuarto y quinto quintil), con 30,9 y 28,3%, correspondientemente, en tanto que, en las clases sociales pobres (primer y segundo quintil) el porcentaje respectivo es de 19,4% y 25,5%. La subregión con mayores índices de pre obesidad y obesidad en los adolescentes, corresponde a Galápagos, con 34.5%, a diferencia de la Costa rural que presenta el menor porcentaje, con 19,4%, concluyendo que la pre obesidad y obesidad son mayores en las zonas urbanas que en las rurales. (Freire et al., 2012)

En la Provincia de Loja, la prevalencia de pre obesidad y obesidad en la población adolescente se estima en 21,4 y 4% respectivamente.(Freire et al., 2012) Por esta razón y en base a toda la información obtenida, nace la inquietud de realizar una investigación que nos permita determinar la Calidad de dieta e índice de masa corporal en estudiantes de décimo año de los Colegios Particulares Mixtos de la Ciudad de Loja periodo septiembre 2015- julio 2016: siendo los objetivos específicos: analizar la calidad de Dieta a través del Índice de Alimentación Saludable, según el género; establecer el Estado Nutricional a través del Índice de Masa Corporal, según el género; y relacionar la calidad de Dieta e Índice de masa corporal, según el género en los estudiantes; ya que su respectivo análisis puede convertirse en el primer paso para diseñar estrategias de prevención.

La investigación llevada a cabo en los colegios Particulares Mixtos de la Ciudad de Loja, cuya muestra estuvo integrada por 147 adolescentes entre 14 y 15 años, muestra que la gran mayoría (72,1%) tiene una dieta que necesita cambios, y tan solo un 2,7% tiene una dieta saludable. Respecto al estado nutricional el 63,9% tiene un peso normal, 17,7% presenta peso bajo, el 16% tiene pre obesidad, y el 2% tiene obesidad.

Al establecer una relación entre los objetivos se determinó que del total de adolescentes con normo peso: el 25,9% de hombres y 20,4% de mujeres tienen una dieta que requiere cambios, y solo el 0,7% tiene una dieta saludable. De los adolescentes que tienen bajo peso el 4,8 y 6,8% de mujeres y hombres respectivamente, necesitan cambios en su dieta. Los adolescentes con pre obesidad necesitan cambios en sus dietas en un 5,4% de mujeres y 7,5% de hombres; mientras que los que llevan una dieta inadecuada corresponden al 0,7 y 2,7% de mujeres y hombres. Así mismo el 0,7% de hombres y mujeres con obesidad tipo II tienen una dieta que necesita cambios y en igual porcentaje, llevan una dieta inadecuada.

Materiales y métodos

El presente trabajo investigativo es un estudio cuantitativo, descriptivo, donde se analizó la calidad de dieta e IMC en los estudiantes de décimo año, de los Colegios Particulares Mixtos de la Ciudad de Loja en el periodo académico 2015-2016, que correspondieron a 11 instituciones educativas: Unidad Educativa Iberoamericano San Agustín, Unidad Educativa Particular Eugenio Espejo, Colegio De Bachillerato Particular Miguel Ángel Suárez, Colegio De Bachillerato San Gerardo, Unidad Educativa Particular Juan Montalvo, Liceo De Loja, Escuela De Educación Básica Amauta, Unidad Educativa (Particular) José Antonio Eguiguren «La Salle», Unidad Educativa Antonio Peña Celi, Unidad Educativa Particular Ateneo, Colegio De Bachillerato Cordillera. Participaron 147 estudiantes, con un número total de 68 mujeres y 79 hombres. Se solicitó el permiso a las respectivas autoridades de las instituciones por parte de la Coordinación de la Carrera.

Se aplicó el cuestionario del Índice de Alimentación Saludable (IAS). El IAS se construye a partir de 10 variables, 5 de ellas representan el consumo de los principales grupos de alimentos (cereales, verduras, frutas, lácteos y cárnicos) y otras 4 variables se basan en el consumo total de grasa, el consumo de grasa saturada, la ingesta de colesterol total y la ingesta de sodio, relacionándose con los objetivos nutricionales. La variable restante se basa en la variedad de la dieta de una persona. Cada uno de los 10 componentes tiene un rango de puntuación de 1 a 10, por tanto, el Índice de Alimentación Saludable (IAS) oscila entre 0- 100 puntos. La suma de la puntuación de los ítems permite clasificar la dieta de los individuos en 3 categorías: «saludable» si la puntuación es superior a 80, «necesita cambios» si la puntuación fluctúa entre inferior o igual a 80 y superior a 50 e «inadecuada» si es inferior o igual a 50. (Norte Navarro & Ortiz Moncada, 2011)

Se procedió a la medición antropométrica (peso y talla) cuyos resultados se anotaron en la hoja de registro. Posteriormente se realizó el cálculo del Índice de masa corporal aplicando la fórmula IMC=peso (kg)/talla (m)2. La clasificación del índice de masa corporal (IMC) se realizó de acuerdo a la OMS. (Tabla 1)

Tabla 1

Estado Nutricional

Fuente: (Organización Mundial de la Salud, n.d.)

Los resultados se plasmaron en tablas de frecuencia y porcentaje y representados en gráficos. Se realizó la interpretación y análisis de los datos, utilizando materiales tecnológicos tales como Microsoft Word y Excel.

Resultados

De acuerdo a los resultados obtenidos en el estudio realizado se demostró que, el 40,8% de hombres y 31,3 % de mujeres tienen una dieta que necesita cambios, seguido de un 14,3% de mujeres y 10,9% de varones que lleva una dieta inadecuada, mientras que un porcentaje mínimo de 2 y 0,7% de hombres y mujeres respetivamente tienen una calidad de dieta saludable.

De acuerdo a la variable del estado nutricional, se puede constatar que predomina el normo peso con un 32,7 y 31,3% en mujeres y hombres correspondientemente, seguido de bajo peso 11,6% y pre obesidad 10,2% en hombres, a continuación, se presenta una cifra igual 6,1% de bajo peso y pre obesidad en mujeres y cifras inferiores (0,7%) de obesidad tipo 1 en mujeres y tipo 2 en mujeres y en hombres.

Al establecer la relación de la calidad de dieta con el estado nutricional, se determinó que, de los adolescentes con peso normal, 25,9% de hombres y 20,4% de mujeres necesita cambios de su dieta, y solo el 0,7% de hombres tiene una dieta saludable. El 7,5% de hombres y 5,4% de las mujeres con pre obesidad tiene una dieta que necesita cambios, y el 2,7% (hombres) y 0,7% (mujeres) y tienen una dieta inadecuada. El 6,8% y 4,8% de hombres y mujeres con bajo peso respectivamente, necesita cambios en su dieta, el 3,4% de hombres y 0,7% de mujeres lleva una dieta inadecuada y el 1,4% de hombres y 0,7% de mujeres tienen una dieta saludable. De los adolescentes con obesidad, el 0,7% de hombres con igual porcentaje de mujeres necesitan cambios en su dieta, mientras que el 0,7% de mujeres presentan una dieta inadecuada.

Discusión

La población adolescente actualmente presenta considerables prevalencias de pre obesidad y obesidad, sobre todo en la clase social alta, (Freire et al., 2014) los mismos que son factores de riesgo de enfermedades no transmisibles crónico-degenerativas que se manifiestan en la edad adulta, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras, producto de diversos factores entre ellos los hábitos alimenticios, que son corregibles en edades tempranas. (Organización Mundial de la Salud, 2015)

La presente investigación contó con un total de 147 adolescentes de los colegios particulares mixtos de Loja, con edades comprendidas entre 14 y 15 años, el 2,7% tiene una calidad de dieta saludable, el 72,1% tiene una dieta que necesita cambios y el 25,2% tiene una dieta inadecuada. La valoración antropométrica permitió establecer que el 17,7% presenta un peso bajo, el 63,9% tiene normo peso, el 16,3% tiene pre obesidad y el 2% tiene obesidad.

En España, se realizó un estudio para determinar la calidad de dieta según el Índice de Alimentación Saludable (IAS), evidenciándose en la población joven (16 a 24 años) que un 6.2% presenta una alimentación saludable, el 78.2% necesita cambios y 15,6% practica una alimentación poco saludable (Norte Navarro & Ortiz Moncada, 2011), resultados similares a los encontrados en el presente estudio; ya que el 2,7% de los adolescentes tiene alimentación saludable, 72,1% necesita cambios y 25,2% tiene dieta inadecuada.

Otro estudio realizado en la ciudad de Leganés (España), en donde se analizó el estado nutricional y la calidad de la dieta de 1057 adolescentes de 14 y 15 años, indica que un 74,7% tenían peso normal, 16,3% tenían pre obesidad y 9,0% tenía obesidad, del mismo modo, en mi trabajo investigativo se constató que la mayor parte de adolescentes tienen normo peso (63,9%) seguido de 16,3% con pre obesidad y un mínimo porcentaje presenta obesidad; la calidad de dieta en Leganés, se determinó mediante el índice KIDMED, concluyendo que el 5,4% tiene una dieta de muy baja calidad, 51,8% debe mejorar su dieta y 42,8% tiene dieta óptima; lo cual difiere con nuestro estudio, si bien se aplicó el Índice de Alimentación Saludable, determinando que la mayoría necesita cambios en la dieta, el 25,2% tiene dieta inadecuada y solo el 2,7% presenta dieta saludable. (Rodríguez Cabrero et al., 2012), estas diferencias significativas probablemente se deben al patrón de dieta presente en las localizaciones mediterráneas.

En Morelos, México, se realizó una investigación para conocer el Índice de Alimentación Saludable (IAS) en 514 mujeres adolescentes; la edad promedio del grupo fue de 13,8 años. Se observa que predomina el peso normal. La prevalencia de pre obesidad y obesidad fue de 14 y 6% respectivamente, mientras que el peso bajo se presentaba en 3%. Al comparar con los resultados obtenidos del estudio realizado en Loja, se encuentra diferencias, puesto que predomina el normo peso, seguido de pre obesidad y bajo peso con 6,1% en ambos grupos y obesidad tipo I y II de 0,7% para cada uno. Respecto a la calidad de dieta, solo 1,2% tiene alimentación de buena calidad, 24,0% tiene dieta poco saludable y 74,8% debe mejorar su alimentación. (González Rosendo, Puga Díaz, & Quintero Gutiérrez, 2012) se obtienen resultados similares, en nuestro estudio predominando bajos porcentajes de dieta saludable en mujeres, evidenciándose nuevamente la mayor necesidad de mejorar la calidad de alimentación.

En Chile, se realizó una investigación con 263 escolares con edad promedio de 13,4 ± 0,7 años. Se determinó el estado nutricional de dicha población obteniendo 1,9% de personas con bajo peso, 67,3% con peso normal, 20,9 con pre obesidad y 9,9% de obesidad. (Pinheiro & Atalah, 2005) Llama la atención que en Loja exista mayor porcentaje de adolescentes con bajo peso, sin embargo, el porcentaje de obesidad y pre obesidad es menor, y el normopeso se mantiene en cifras equivalentes.

Del mismo modo se determinó la calidad de dieta aplicando el Índice de Alimentación Saludable (IAS) encontrando que 1,5% tiene dieta saludable, 69,4% necesita cambios en la dieta y 29,1% tiene una dieta inadecuada. Al analizar los puntajes del IAS de acuerdo al índice de masa corporal (IMC), se observa que la mayor parte de individuos con pre obesidad y obesidad, 64,2% y 59,4 respectivamente, necesita realizar cambios en su alimentación y más del 30% presentan una alimentación poco saludable. (Pinheiro & Atalah, 2005).

En Loja, el 12,9% de la población con pre obesidad (5,4% de las mujeres y 7,5% de hombres) tiene una dieta que necesita cambios, y el 3,4% (0,7% de mujeres y 2,7% hombres) tienen una dieta inadecuada. La discrepancia en cuanto al análisis de la calidad de dieta e IMC probablemente se debe a la menor cantidad de pre obesidad y obesidad encontrado en Loja, sin embargo, todos los adolescentes con pre obesidad y obesidad presentan dietas que necesitan cambios o inadecuadas.

Conclusiones

  • Se evidenció el predominio de una calidad de dieta que necesita cambios en el género masculino, seguido de dietas inadecuadas o poco saludables y mínima presencia de dietas Saludables en el género femenino.
  • Respecto al estado nutricional, se estableció que la mayoría de los adolescentes tienen un peso dentro del rango normal similar en hombres y mujeres, seguido del bajo peso y pre obesidad que son mayores en hombres, además, si bien es un porcentaje mínimo, se constató la presencia de obesidad tipo I y II en mujeres y hombres, respectivamente.
  • Al analizar la relación de la calidad de dieta con el estado nutricional y el género de los adolescentes, encontramos que en los adolescentes con pre obesidad y obesidad predominan patrones de dieta inadecuados o que requieren cambios, tanto en hombres y mujeres mientras que una dieta saludable está prácticamente ausente en todos los grupos de adolescentes.

Bibliografía

  1. ADIEX. (2013). Conceptos generales de nutrición clínica.
  2. Aguirre Calvo, M. L., Castillo D, C., & Le Roy O, C. (2010). Desafíos emergentes en la nutrición del adolescente. Revista Chilena de Pediatria, 81(6), 488–497. http://doi.org/10.4067/ S0370-4106201 0000600002
  3. Ajuntament de Valencia. (2008). Guía de Nutrición y Alimentación Saludable en el Adolescente. Sección de Programas de Salud, 2–46.
  4. American Heart Association. (2014). Dietary Recommendations for Healthy Children.  Retrieved    from http://www.heart.org/HEARTORG /HealthyLiving/HealthyKids/Howto MakeaH ealthyHome/ Dietary-Recommendations -for-Healthy- Children_UCM_303886_Article.jsp #.V5PiSOjhDIV
  5. Azcona, C. (2013). Manual de Nutrición y Dietética.
  6. Basulto, J., Manera, M., Baladia, E., Miserachs, M., & Pérez, R. (2013). Definición y características de una alimentación saludable. Grupo de Revisión, Estudio Y Posicionamiento de La Asociación Española de Dietistas- Nutricionistas. Retrieved from https://www.researchgate. net/profile/Rodrigo _Martinez- Rodriguez/publication/ 235929336_ Postura_del_GREP- AEDN_ Definicion_y_caracteristicas _de_una_alimentacion _saludable/ links/02bf e5145d20f1 57ee000000.pdf
  7. Castro, M. (2008). Carbohidratos y fibra. GUIAS ALIMENTARIAS PARA LA EDUCACIÓN NUTRICIONAL EN COSTA RICA.
  8. Chaparro, C., & Lutter, C. (2010). Peso inferior al normal, talla baja y sobrepeso en adolescentes y mujeres jóvenes en América Latina y el Caribe. Organización Panamericana de La Salud. Retrieved from file:///D:/Downloads/Adolescent Anthropometric_Spa.pdf
  9. Cuadrado, F., Galarza, S., & Villota, I. (2008). Serie Guías Alimentarias para los adolescentes de la Sierra. Sociedad Ecuatoriana de Ciencias de La Alimentación Y Nutrición- SECIAN, 3–5. Retrieved from http://secian.com/guias/3guia.pdf
  10. Encuesta Nacional De Salud de España 2011/ 2012 (ENSE 2011/ 2012) (2012). Retrieved from http:// static.correofarmaceutico.com/ docs/2013/03/14/ ense.pdf
  11. Escobar, C., Divisón, J. A., & Seguí, M. (2015). Incidencia de obesidad infantil en Estados Unidos. Elsevier España, 40(4), 220–221. http://doi.org/10.1016/j.recesp.2013.09.031.2.
  12. Food and Agriculture Organization of United Nations. (n.d.). Alimentación saludable, 2.
  13. Food and Agriculture Organization of United Nations. (2014). Necesidades Nutricionales. Retrieved from http://www.fao.org/docrep/ 014/am401s/am401s03.pdf
  14. Freire, W., Ramírez, M. J., Belmont, P., Mendieta, M. J., Silva Jaramillo, K., Romero, N., … Monge, R. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (2012).
  15. García Continente, X., Allué, N., Pérez Giménez, A., Ariza, C., Sánchez Martínez, F., López, M. J., & Nebot, M. (2015). Hábitos alimentarios, conductas sedentarias y sobrepeso y obesidad en adolescentes de Barcelona. Anales de Pediatría, 83(1), 3–10. http://doi.org/10.1016/j.anpedi.2014.07.006
  16. García García, E., Vázquez López, M. ángeles, Galera Martínez, R., Alias, I., Martín González, M., Bonillo Perales, A., … Torrico, S. (2013). Prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes de 2 a 16 años. Endocrinología y Nutrición, 60(3), 121–126. http://doi.org/10.1016/j.endonu.2012.09.014
  17. Gil, Á., de Victoria, E. M., & Olza, J. (2015). Indicadores de evaluación de la calidad de la dieta. Nutricion Hospitalaria, 31, 128–144. http://doi.org/10.3305/nh.2015.31.sup3.8761
  18. González, C., Olivares, S., & Zacarías, I. (2014). Guía de alimentación del adolescente 11-18 años.
  19. Guilland, J.-C. (2013). Vitaminas en la práctica médica cotidiana. EMC – Tratado de Medicina, 17(2), 1–10. http://doi.org/10.1016/S1636- 5410(13)64522-5
  20. Herrera, A., & Criales, J. (2013). Relevancia del desayuno en la niñez.
    Pediatría, 46(2), 71–76. http://doi.org/10.1016/S0 120-4912(15)30089-6
  21. Hidalgo, M. I., & Guemes, M. (2011). Nutrición del preescolar, escolar y adolescente y adolescente. Pediatria Integral, 15(5), 351–368.
  22. Instituto LALA. (2014). La importancia del consumo de lácteos y sus derivados. Boletín de Nutrición y Salud. Retrieved from https://www.suat.com.uy/ consejo- medico/229-la-importancia-del- consumo-de-frutas-y-vegetales/imprimir/
  23. Instituto Nacional de Salud Pública. (2012). Encuesta Nacional de salud 2012.
  24. López de Romaña, D., Castillo D, C., & Diazgranados, D. (2010). El Zinc En La Salud Humana – Ii. Revista Chilena de Nutrición, 37(2), 240–247. http://doi.org/10.4067/S07 17-7518201000 0200014
  25. Madruga Acerete, D., & Pedrón Giner, C. (2009). Alimentación del adolescente.
    Protocolos Diagnósticos Y Terapéuticos En Pediatría, 303–310.
  26. Márquez, M. V., & Rodríguez, M. A. (2013). Transición nutricional, omisión del desayuno y obesidad infantil : una actualidad y un desafío. Opción Médica, 36–39.
  27. Marugán de Miguelsanz, J. M., Monasterio Corral, L., & Pavón Belichón, M. P. (2010). Alimentación en el adolescente. Protocolos Diagnóstico-Terapéuticos de Gastroenterología, Hepatología Y Nutrición Pediátrica SEGHNP-AEP, 307–312.   Retrieved from https://www.aeped.es/ sites/ default/files/documentos/ alimentacion_ adolescente.p df
  28. Ministerio de Salud Pública. (2014). ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN BÁSICA PARA ADMINISTRADORES DE BARES ESCOLARES.
  29. Muñoz Cano, J. M., Córdova Hernández, J. A., & Del Valle Leveaga, D. (2015). El índice de alimentación saludable de estudiantes de nuevo ingreso a una universidad de México. Nutricion Hospitalaria, 31(4), 1582–1588. http://doi.org/10.3305/nh.2015.31.4.8401
  30. Norte Navarro, A. I., & Ortiz Moncada, R. (2011). Calidad de la dieta española según el índice de alimentación saludable. Nutrición Hospitalaria, 26(2), 330– 336. http://doi.org/10.3305/nh.2011.26.2.4630
  31. Organización Mundial de la Salud. (n.d.). Body-Mass-Index-BMI.
  32. Organización Mundial de la Salud. (2015a). Alimentación Sana. Retrieved from http://www.who.int/ mediacentre/factsheets/ fs394/es/
  33. Organización Mundial de la Salud. (2015b). Obesidad y Sobrepeso. Retrieved from http://www.who.int/ mediacentre/factsheets/ fs311/es/
  34. Organización Mundial de la Salud, & Food and Agriculture Organization of United Nations. (2005). Un marco para la promoción de frutas y verduras a nivel nacional. Oms, 28. Retrieved from http://www.who.int/ dietphysicalactivity/ reportSP final.pdf?ua=1
  35. Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud. (n.d.). jóvenes en América Latina y El Caribe : Un motivo de preocupación.
  36. Ortiz Trejo, M. P., Castro Veloz, D., Facio Solís, A., Mollinedo Montano, F. E., & Valdez Esparza, G. (2010). Insatisfacción con la imagen corporal asociada al Índice de Masa Corporal en adolescentes Disatisfaction with de body shape associated to the Body Mass Index in adolescents Introducción. Revista Cubana de Enfermerìa, 26(3), 144–154.
  37. Pérez, L., López, A., Ruíz, M., Reyes, B., & Hernández, M. (2013). Intervenciones de Enfermería para la prevención de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes en el primer nivel de atención. Guía de Práctica Clínica. Retrieved from http://www.cenetec. salud.gob.mx/ descargas/gpc/Catalogo Maestro/IMSS-690- INTER_ENFERMERÍA_ SOBREPESO_Y_ OBESIDAD/ IMSS-690-13-GER- INTERV_ENFERMERxA _SOBREPESO_Y_ OBSESIDAD.pdf
  38. Portela, M. L. de. (n.d.). Vitaminas y Minerales en Nutricion, 147.
  39. Rodríguez Cabrero, M., García Aparicio, A., Salinero Martín, J. J., Pérez González, B., Sánchez Fernández, J. J., Gracia, R.,… Ibáñez Moreno, R. (2012). Calidad de la dieta y su relación con el IMC y el sexo en adolescentes. Nutrición Clínica Y Dietética Hospitalaria, 32(2), 21–27. Retrieved from http://dialnet.unirioja.es/servlet/ articulo?codigo=4185624&info =resumen&idio ma=SPA
  40. Ros, L., & Ros, I. (2010). Cobre y cinc en pediatría. Anales de Pediatría Continuada, 8(4), 191–195. http://doi.org/10.1016/S1696-2818(10)70034-2
  41. Rutsztein, G., Murawski, B., Elizathe, L., & Scappatura, L. (2010). Trastornos alimentarios: Detección en adolescentes mujeres y varones de Buenos Aires. Un estudio de doble fase. Revista Mexicana de Trastornos Alimentarios/Mexican Journal of Eating Disorders, 1(1), 48–61. Retrieved from http://dialnet.unirioja.es/ descarga/articulo/3652249.pdf\n http://dialnet.unirioja.es /servlet/extart? codigo=3652249
  42. Salazar Mora, Z. (2008). Adolescencia e imagen corporal en la época de la delgadez. Reflexiones, 87(2), 67–80.
  43. Serra, J. D. (2011). Nutricion En La Infancia Y Adolescencia. Manual Práctico de Nutrición y Salud, 207-221. Retrieved from http://www.kelloggs.es/content/ dam/newton/media/manual_ de_nutricion_new/ Manual_Nutricion_Kelloggs _Capitulo_13.pdf
  44. Técnicas de Medicion para la toma de peso y estatura. (2011) (Vol. 1).
  45. Unicef. (2011). La Adolescencia. Una época de oportunidades. Madrid, Editorial: Estado Mundial de la Infancia (Vol. vol.1). Retrieved from http://www.unicef.org/honduras/ Estado_mundial_infancia_2011.pdf
  46. UNICEF. (2015). UNICEF hace un llamado a los gobiernos, sector empresarial y sociedad civil a trabajar juntos para mejorar las prácticas publicitarias dirigidas a la niñez y a la adolescencia. Retrieved from http://www.unicef.org/ lac/media_30193.htm
  47. Zomeño Fajardo, D., & Palma Linares, I. (2013). Manual Nutrición Kellogs. Anexo 1. Journal of Chemical Information and Modeling, 53(9), 1689–1699. http://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
Salir de la versión móvil