Burnout, una enfermedad silenciosa

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 12–Diciembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 12: 315

Autor principal (primer firmante): Nuria Pérez Sanz

Fecha recepción: 22/11/2023

Fecha aceptación: 19/12/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(12): 315

BURNOUT, A SILENT DISEASE

Autores:

Nuria Pérez Sanz. EIR Familiar y Comunitaria. CS Monzón (Huesca)

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Clara Domínguez Pinilla. EIR Enfermería Pediátrica. HUMS Miguel Servet (Zaragoza)

María Victoria Sanjuán Barcelona. Enfermera Unidad de. Geriatría. Hospital Nuestra Señora de Gracia (Zaragoza)

Marina Guarinos Rubio. Enfermera Unidad de Geriatría. Hospital Nuestra Señora de Gracia (Zaragoza)

Silvia Gracia Martínez. Enfermera Atención Continuada Sector 1 (Zaragoza)

Sara Fleta Gálvez. Enfermera Unidad de Pool. Hospital Nuestra Señora de Gracia (Zaragoza)

Resumen

Se define Síndrome de Burnout como el agotamiento emocional, despersonalización y la realización personal reducida, que puede desarrollarse en personas que trabajan en contacto con otras personas. Uno de los grupos más afectados es la profesión de Enfermería, sobre todo en aquellos que trabajan con pacientes graves o terminales, donde se exigen mayores demandas emocionales.

Las consecuencias del síndrome pueden ser devastadoras, es por ello que la prevención y la dotación de recursos es esencial para disminuir su prevalencia.

publica-articulo-revista-ocronos

Abstract

Burnout Syndrome is defined as emotional exhaustion, depersonalization and reduced personal fulfillment, which can develop in people who work in contact with other people. One of the most affected groups is the nursing profession, especially those who work with seriously ill or terminal patients, where greater emotional demands are required. The consequences of the syndrome can be devastating, which is why prevention and provision of resources is essential to reduce its prevalence.

Palabras clave: agotamiento profesional, estrés psicológico, adaptación psicológica

Key words: professional exhaustion, psychological stress, psychological adaptation

Introducción

Se define síndrome de Burnout o «quemarse por el trabajo» como la respuesta al estrés crónico en el trabajo, con consecuencias negativas a nivel individual y general, y que aparece en profesiones de tipo asistencial, es decir, en personas que trabajan prestando asistencia a otros 1, 2, 3.

El término fue usado por primera vez por la psicóloga Cristina Maslach y sus colaboradores en el año 1976, definiéndolo en un primer momento como “un estrés crónico producido por el contacto con los clientes que lleva a la extenuación y al distanciamiento emocional con los clientes en su trabajo” 2, 3.

En la actualidad, la definición más aceptada a nivel internacional y la más utilizada es la de Christina Maslach y Susan E. Jackson de 1981 que define el Síndrome de Burnout como “un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y realización personal reducida, que puede desarrollarse en personas que desempeñan actividades que tienen como objeto el trabajo con otras personas” 1, 2, 3, 4.

Existen varios síntomas que contribuyen a la aparición del síndrome:

  • Agotamiento o cansancio emocional (respuesta afectiva): es la primera fase del proceso y se caracteriza por la pérdida de atractivo y disgusto causado por las tareas que son propias del trabajo a realizar o como consecuencia del contacto con las personas a las que hay que atender, de manera que la persona pierde el interés y cualquier sentimiento de satisfacción que pueda tener. Es una sensación de desgaste físico y mental, en la que el individuo percibe que carece de energía y que ya ha llegado a su propio límite. Además, puede aparecer agotamiento, fatiga y un sentimiento de indefensión.
  • Despersonalización (respuesta actitudinal): supone el núcleo del síndrome y es consecuencia del fracaso de la fase anterior y del mecanismo de defensa para evitar el aumento de los sentimientos de impotencia, indefensión y desesperanza. Se caracteriza por la falta de sentimientos, falta de interés, disminución de la empatía, depresión, hostilidad, y alteración en las relaciones con los pacientes (trato distante e indiferente). La despersonalización en niveles moderados supone una respuesta adaptativa para los profesionales, pero esta misma respuesta, en grado excesivo, es la que produce sentimientos patológicos hacia los demás.
  • Baja realización personal (respuesta cognitiva): consiste en el sentimiento y la creencia de que el trabajo no vale la pena, que institucionalmente no se pueden cambiar las cosas y que no existen posibilidades de logro y mejoramiento personal. Aparecen una serie de respuestas negativas hacia uno mismo y a su trabajo como depresión, baja autoestima, incremento de la irritabilidad, evitación de las relaciones profesionales, baja productividad, declive en el sentimiento de competencia y éxito, incapacidad para soportar la tensión, fracaso profesional y desmotivación 5, 6, 7.

Para tratar el Burnout se pueden realizar tres tipos de intervenciones:

  • Primarias: tienen como objetivo la reducción de factores de riesgo conocidos entre todos los empleados, con el fin de evitar que se desarrolle el síndrome.
  • Secundarias: su objetivo es evitar que se desarrolle el síndrome en un grupo que tiene un alto riesgo de padecerlo.
  • Terciarias: tienen el fin de evitar consecuencias adversas a los empleados que ya sufren la enfermedad 8.

Estas intervenciones se pueden realizar tanto a nivel individual (mejorando los recursos psicológicos, técnicas de autorregulación de emociones, conductas y valores), interpersonal (formación en counselling como herramienta de comunicación), organizacional (promoción del trabajo en equipo), ambiental (intentar cambiar el contexto laboral y reducir las fuentes de estrés) o la combinación de varios niveles (intervenciones de tipo multicomponente) 8, 9.

Objetivos

Objetivo general: Realizar una búsqueda bibliográfica en las principales bases de datos y revistas científicas acerca del Burnout.

Objetivo específico: Conocer sus características, prevalencia y modo de intervención, para reconocer los síntomas y poder prevenirlos de forma precoz.

Metodología

Se realizó una búsqueda bibliográfica sobre el tema, con filtros de palabras calve y de idioma, en las principales bases de datos como Scielo, MEDLINE, PubMed, Cuiden Plus o Dialnet entre otras.

Resultados

El perfil de riesgo para sufrir Burnout sería el de un médico joven, soltero, que se siente inadecuadamente entrenado tanto en comunicación como en el manejo de habilidades interpersonales y que percibe altos niveles de estrés en el trabajo. Además, se han asociado mayores niveles del síndrome en la profesión de Enfermería, sobre todo en aquellos que trabajan con pacientes graves o terminales, puesto que son los que exigen mayores demandas emocionales 2, 10.

Por otro lado, existen unos factores que protegen del burnout, como por ejemplo una mayor satisfacción en el desempeño del trabajo, formación específica en el tema, trabajo en equipo, el tipo de personalidad y sus estrategias de afrontamiento o redes de apoyo social entre otros 4, 10.

Si hablamos de prevalencia del síndrome, la información disponible es fragmentada, pues no hay aún ningún estudio epidemiológico que muestre el porcentaje de población real que lo padece, aunque sí existen investigaciones que han realizado esfuerzos para determinar la prevalencia en determinados campos.

Según estudios realizados en el personal de Centros de Salud de Santa Cruz de Tenerife, Madrid, Murcia y Badajoz, en Atención Primaria uno de cada tres médicos y enfermeros sufre burnout. Si nos centramos en el personal médico, la prevalencia del síndrome de burnout oscila entre el 25 y casi el 70%.

En cuanto a la profesión de Enfermería se ha medido el burnout en hospitales de Madrid, Barcelona, Murcia o Badajoz. En un centro hospitalario de Madrid se detectó que el 11,7% de los enfermeros tenían puntuaciones altas en agotamiento emocional, el 9,2% en despersonalización y el 16,9% en la falta de realización personal 2.

Datos recientes indican que entre una tercera y una cuarta parte de los sanitarios que forman parte de los equipos hospitalarios presentan alguno de los tres indicadores de Burnout, y en el caso del personal de Enfermería, el cansancio emocional puede estar presente en la mitad de los trabajadores 6.

Conclusión

Las consecuencias del Síndrome de Burnout pueden ser devastadoras para las personas si se cronifican, pero si se tratan a tiempo pueden ser reversibles. Por ello es muy importante dotar a los profesionales sanitarios de estrategias de afrontamiento ante situaciones estresantes y para eso las organizaciones deben realizar actuaciones que prevengan el síndrome de burnout entre sus trabajadores, como por ejemplo realizar una buena gestión de recursos humanos, crear un ambiente de trabajo positivo con descansos adecuados y proporcionar cargas adecuadas de trabajo o una buena adaptación al nuevo puesto. Todas estas actuaciones ayudaran a reducir el absentismo laboral, las bajas laborales y la aparición de los posibles síntomas del burnout. 3.

Bibliografía

  1. León Román AC. Cuidarse para no morir cuidando. Rev Cubana Enferm. 2007;23(1)
  2. Mirás Carballal S. Evaluación del síndrome de Burnout en un centro de salud. Rev Enferm CyL. 2014;6(2):65-73
  3. Torres Moreno-Cid M, Sánchez Castro S, Salamanca Castro AB. Enfermera con Síndrome de Burnout. Rev Enfermería Docente. 2015;(104):39-43
  4. Gómez Cantorna C, Puga Martínez A, Mayán Santos JM, Gandoy Crego M. Niveles de estrés en el personal de Enfermería de unidades de cuidados paliativos. Gerokomos. 2012;23(2):59-62
  5. Solano Ruiz MC, Hernández Vidal P, Vizcaya Moreno ME, Reig Ferrer A. Síndrome de Burnout en profesionales de Enfermería de cuidados críticos. Enferm Intensiva. 2002;13(1):9-16
  6. Plaza García E, García Gabaldón L, Chenovart Prats RM. Afrontamiento de la muerte en un paciente pediátrico oncológico desde el punto de vista de la Enfermería. Rev Enferm Integr. 2013;(101):30–2
  7. Albaladejo R, Villanueva R, Ortega P, Astasio P, Calle ME, Domínguez V. Síndrome de Burnout en el personal de Enfermería de un hospital de Madrid. Rev Esp Salud Pública. 2004;78(4):505–16
  8. Ahola K, Toppinen-Tanner S, Seppänen J. Interventions to alleviate burnout symptoms and to support return to work among employees with burnout: Systematic review and meta-analysis. Burn Res. 2017;4:1–11
  9. Vázquez-Ortiz J, Vázquez-Ramos MJ, Álvarez-Serrano M, Reyes-Alcaide M, Martínez-Domingo R, Nadal-Delgado M et al. Intervención psicoterapéutica grupal intensiva realizada en un entorno natural para el tratamiento del burnout en un equipo de enfermería oncológica. Psicooncologia. 2012;9(1):161-82
  10. Moreno-Jiménez B, Garrosa Hernández E, Rodríguez Carvajal R, Morante Benadero ME. El desgaste profesional o Burnout en los profesionales de oncología. Boletín Psicol. 2003;79:7-20