El burnout acrecentado por el COVID-19 en el personal no sanitario

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 5 – Septiembre 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº5:625

Autor principal (primer firmante): Susana Fernández Rodríguez

Fecha recepción: 7 de septiembre, 2020

Fecha aceptación: 14 de septiembre, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(5):625

Autora: Susana Fernández Rodríguez

Categoría: Celador y Auxiliar Administrativo

Introducción

El termino Burnout fue acuñado por primera vez en 1974 por Herbert Freudenberger en su libro «Burnout The High Cost Of High Achievement».

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

El Síndrome de Burnout también llamado «síndrome del trabajador quemado» es consecuencia de un estrés laboral crónico y generalmente se caracteriza por un estado de agotamiento físico y mental, falta de motivación absoluta y una actitud cínica o distante frente al trabajo entre otros.

En el Síndrome de Burnout se distinguen varias fases

  1. Fase inicial de entusiasmo
  2. Fase de frustración
  3. Fase de hiperactividad y apatía
  4. Fase de estar quemado

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido el síndrome de Burnout asociado al agotamiento mental, emocional y físico causado por el trabajo como una enfermedad tras varias décadas de estudios y se ha plasmado en la ratificación de la revisión número 11 de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11), y que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2022.

Metodología

El trabajo se ha realizado con varias consultas en guías de prevención de riesgos laborales y en artículos obtenidos a través de buscadores de internet.

Objetivos

Determinar la incidencia del COVID-19 en el Síndrome de Burnout

Resultados

Los factores que desencadenan el Síndrome de Burnout en el personal no sanitario están relacionados con el entorno Laboral y las condiciones de trabajo. Se origina en los profesionales con alto contacto con pacientes, con horarios de trabajo excesivos y en empleados que están expuestos de manera continua a altos niveles de estrés.

Los principales factores que influyen en el desarrollo del Síndrome de Burnout entre el personal no sanitario son:

publica-articulo-revista-ocronos
  • Pacientes difíciles
  • Enfrentamiento diario al sufrimiento o a la muerte de los pacientes
  • Poco tiempo por paciente
  • Carga de trabajo excesivo y la presión por falta de tiempo para organizar las tareas (no salir a la hora y llevarse el trabajo a casa)
  • Cambios en los turnos y en los horarios laborales
  • Falta de control y poca autonomía
  • Dinámica de trabajo disfuncional, contradicciones entre las instrucciones
  • Exceso de burocratización
  • Malas relaciones en el trabajo o los conflictos con los superiores o los compañeros
  • Ausencia de apoyo en su entorno
  • Falte de formación para desempeñar sus tareas y el exceso de responsabilidad
  • Expectativas respecto a la actividad laboral que no se ajusta a la realidad cotidiana
  • Etc…

Los principales síntomas son

  • Sentimiento de agotamiento, fracaso e impotencia
  • Baja autoestima y poca realización personal
  • Estado permanente de nerviosismo
  • Dificultad para concentrarse
  • Comportamientos agresivos
  • Dolor de cabeza, taquicardia, insomnio
  • Bajo rendimiento, absentismo laboral
  • Aburrimiento
  • Impaciencia e irritabilidad
  • Comunicación deficiente

Para prevenir el Síndrome de Burnout en el personal no sanitario se deben tomar las siguientes medidas:

  • Mejorar la colaboración, comunicación y el trabajo en equipo
  • Facilitar a los trabajadores los medios necesarios para desarrollar su trabajo
  • Formación de personal
  • Posibilitar la especialización y la promoción.
  • Promover grupos de apoyo
  • etc.

Conclusiones

En los trabajadores de la salud, el estrés forma parte de la vida cotidiana. Sin embargo, la situación actual con la pandemia del COVID-19 se ha convertido en un contexto ideal para la proliferación del Síndrome de Burnout entre los profesionales sanitarios y no sanitarios, dado que los ha situado en la primera línea de lucha contra la enfermedad.

El elevado estrés, la sobrecarga de trabajo, la falta de medios tanto para tratar a los pacientes como para la protección personal, la preocupación por propagar la infección, los turnos laborales,… han causado un gran aumento del Síndrome de Burnout

Se estima que uno de cada tres profesionales sanitarios y no sanitarios expuestos al COVID-19 ha padecido Síndrome de Burnout y un 62,50% de los profesionales sanitarios y no sanitarios han manifestado alguna consecuencia emocional o trastorno psicológico.

La crisis por el COVID-19 ha llevado a un desgaste profesional y a altos niveles de estrés por la sobrecarga laboral, los factores familiares, sociales y políticos que afectan a los trabajadores.

Bibliografía

  • www .psicologiaymente.com / organizaciones/burnout- sindrome-del-quemado
  • Salud Laboral: Prevención de riesgos Laborales formación continuada Logos