Bruxismo. Cómo abordar el rechinar de dientes durante el sueño

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 30

Autor principal (primer firmante): María Jesús Sanz Sánchez

Fecha recepción: 08/01/2024

Fecha aceptación: 05/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 30

Autores:

María Jesús Sanz Sánchez

Daysis Molina Blanco

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Raquel Castillo Alegría

Amparo Bozal Jurado

Aída Escalona Abril

Pablo Herranz Giral

Palabras clave: Bruxismo, Rechinar de dientes, Trastornos del sueño, Manejo del estrés, Salud dental.

Resumen

El bruxismo, comúnmente conocido como rechinar de dientes, es un trastorno del movimiento oromandibular que ocurre principalmente durante el sueño. Este artículo revisa las características, causas, consecuencias y estrategias de manejo del bruxismo.

Se enfoca en las implicaciones para la salud dental y general, así como en las técnicas de intervención, desde las guardas dentales hasta el manejo del estrés.

publica-articulo-revista-ocronos

Abstract

Bruxism, commonly known as teeth grinding, is an oromandibular movement disorder that primarily occurs during sleep. This article reviews the characteristics, causes, consequences, and management strategies of bruxism.

It focuses on implications for dental and general health, as well as intervention techniques, ranging from dental guards to stress management.

Introducción

El bruxismo es un fenómeno común que afecta a un amplio rango de la población. Caracterizado por el rechinar o apretar inconsciente de los dientes durante el sueño, puede conducir a una variedad de problemas dentales y de salud general.

Aunque las causas exactas del bruxismo son multifactoriales y a menudo desconocidas, se asocia comúnmente con factores como el estrés, la ansiedad y ciertos trastornos del sueño.

Etiología del bruxismo

El bruxismo puede clasificarse en dos tipos: bruxismo de vigilia y bruxismo del sueño. El bruxismo de vigilia se caracteriza por el apretamiento de los dientes sin rechinar, a menudo asociado con el estrés. Por otro lado, el bruxismo del sueño involucra el rechinar de dientes y es más difícil de auto diagnosticar debido a su ocurrencia durante el sueño.

Los factores contribuyentes incluyen:

  • Estrés y ansiedad: Son los factores desencadenantes más comunes.
  • Factores fisiológicos: Como la alineación anormal de los dientes o la mandíbula. Trastornos del Sueño: Como la apnea del sueño.
  • Medicamentos y sustancias: Algunos medicamentos psiquiátricos y sustancias como el alcohol y la cafeína pueden aumentar la incidencia del bruxismo.

Consecuencias del bruxismo

El bruxismo prolongado puede llevar a:

  • Desgaste dental: El rechinar constante puede desgastar el esmalte dental y aumentar el riesgo de fracturas dentales y sensibilidad.
  • Trastornos de la ATM (Articulación Temporomandibular): Puede causar dolor y disfunción en la articulación de la mandíbula.
  • Dolor de cabeza y facial: El apretamiento constante puede causar dolor muscular y de cabeza.
  • Trastornos del sueño: El bruxismo puede interrumpir el sueño y afectar la calidad del mismo.

Diagnóstico y evaluación

El diagnóstico del bruxismo a menudo implica:

  • Historial médico y dental: Para identificar los síntomas y posibles factores desencadenantes.
  • Examen dental: Para evaluar el desgaste de los dientes y la salud de la ATM.
  • Polisomnografía: En algunos casos, se puede recomendar una evaluación del sueño para diagnosticar trastornos concurrentes.

Estrategias de manejo y tratamiento

El manejo del bruxismo incluye:

  • Guardas oclusales: Dispositivos personalizados que protegen los dientes del desgaste.
  • Manejo del estrés y la ansiedad: Técnicas de relajación, terapia cognitivo-conductual y actividades como el yoga y la meditación.
  • Modificaciones en la dieta y estilo de vida: Evitar sustancias estimulantes y adoptar una rutina de sueño saludable.
  • Terapia física: Ejercicios y técnicas para reducir la tensión muscular.
  • Intervenciones farmacológicas: En casos severos, se pueden prescribir relajantes musculares o medicamentos para el manejo del dolor.

Conclusión

El bruxismo, comúnmente caracterizado por el rechinar y apretar de los dientes durante el sueño, es más que un simple trastorno dental; es un fenómeno complejo con implicaciones significativas en la salud general y el bienestar de los individuos. Aunque el rechinar de dientes puede parecer un acto menor, sus efectos a largo plazo pueden ser profundos, afectando no solo la integridad dental sino también contribuyendo a trastornos de la articulación temporomandibular, dolores de cabeza crónicos y alteraciones en la calidad del sueño.

El manejo efectivo del bruxismo requiere una aproximación holística que aborde tanto los síntomas físicos como los posibles factores subyacentes psicológicos y de comportamiento. Las guardas oclusales, si bien son fundamentales para proteger los dientes del desgaste, son solo una parte de un plan de tratamiento más amplio.

El manejo del estrés y la ansiedad, a través de técnicas de relajación, terapia cognitivo-conductual y mindfulness, juega un papel crucial en el tratamiento del bruxismo, especialmente en aquellos casos donde el estrés es un factor desencadenante principal.

Además, es importante considerar las modificaciones en el estilo de vida, como la regulación del sueño y la reducción en la ingesta de sustancias estimulantes, para crear un ambiente más propicio para un sueño reparador y libre de bruxismo. La terapia física y los ejercicios específicos también pueden ser herramientas valiosas para aliviar la tensión muscular y mejorar la función mandibular.

La colaboración entre dentistas, médicos y psicólogos es esencial para proporcionar una atención integral a los pacientes con bruxismo.

Esta colaboración multidisciplinaria asegura que todas las facetas del trastorno sean abordadas, desde el desgaste dental hasta los aspectos psicológicos y fisiológicos.

En última instancia, el objetivo del tratamiento del bruxismo no es solo aliviar los síntomas actuales, sino también prevenir futuras complicaciones y mejorar la calidad de vida general del paciente.

Una comprensión profunda del bruxismo y un enfoque proactivo en su manejo pueden hacer una diferencia significativa en la salud y el bienestar a largo plazo de quienes lo padecen. La educación continua, la investigación y el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas serán cruciales para avanzar en nuestra comprensión y tratamiento de este trastorno complejo.

Bibliografía

  1. Lobbezoo F, Ahlberg J, Raphael KG, et al. (2014). *International consensus on the assessment of bruxism: Report of a work in progress*. Journal of Oral Rehabilitation, 41(11), 837-844.
  2. Kato T, Thie NM, Huynh N, et al. (2013). *Topical review: Sleep bruxism and the role of peripheral sensory influences*. Journal of Orofacial Pain, 27(3), 221-234.
  3. Manfredini D, Lobbezoo F. (2010). *Role of psychosocial factors in the etiology of bruxism*. Journal of Orofacial Pain, 24(2), 179-190.
  4. American Sleep Association. (2022). *Bruxism (Teeth Grinding)*. [En línea]. Disponible en: [https://www.sleepassociation.org/sleep- disorders/bruxism-teeth-grinding/](htt ps:// www.sleepassociation.org/sleep-disorders /bruxism-teeth-grinding/).
  5. Shetty S, Pitti V, Satish Babu CL, et al. (2010). *Bruxism: A literature review*. The Journal of Indian Prosthodontic Society, 10(3), 141-148.
  6. Carra MC, Huynh N, Morton P, et al. (2012). *A systematic review of pharmacotherapy for sleep bruxism*. Sleep Medicine Reviews, 16(5), 345-352.