El biofilm de las heridas crónicas y los medios disponibles para su tratamiento

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 7–Julio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº7:133

Autor principal (primer firmante): Patricia Osorio San Millán

Fecha recepción: 11 de Julio, 2021

Fecha aceptación: 22 de Julio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(7):133

Autora:

Patricia Osorio San Millán.

Categoría profesional:

Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería.

Palabras clave:

Apósito, Biofilm, herida crónica, desbridamiento.

Introducción

Las heridas crónicas generalmente, presentan la misma sintomatología que otras infecciones crónicas asociadas a los biofilm que son resistentes a los antimicrobianos gracias a su estructura y naturaleza polimicrobiana.

Las heridas crónicas son inherentes a personas con un sistema inmunitario deprimido o con problemas circulatorios, dando lugar a múltiples complicaciones y al proceso de cronificación de la herida.

El biofilm es la agrupación de un tipo o más de microorganismos, por lo general hongos o bacterias, que están envueltos en una estructura polimérica creando una barrera que protege a los microorganismos de las amenazas externas, es decir, es una membrana formada por exopolisacáridos, emitida por el propio cuerpo, y agua.

Entre el 60 y el 100% de las heridas crónicas tienen biofilm, que entre otras cosas estimula una respuesta inflamatoria crónica en el huésped.

Factores como la isquemia, necrosis, malnutrición y determinadas enfermedades aumentan el riesgo de cronicidad de las heridas y la formación de biofilm. Para hacer frente al biofilm y erradicarlo se combina el desbridamiento periódico con el uso de agentes antimicrobianos tópicos y las curaciones frecuentes.

Método

Para la investigación realizada se ha efectuado una búsqueda en bases de datos como PubMed, Scielo, Medline, entre otras. Además, se han consultado diversos libros, artículos científicos y revistas para complementar el estudio teórico.

Objetivo

Dar a conocer el proceso de formación del biofilm y su curación.

Describir brevemente el proceso para erradicar el biofilm y los diferentes agentes o técnicas usadas para ello.

Resultado

Los biofilm son poblaciones microbianas complejas que secretan una sustancia polimérica extracelular que los adhiere al lecho de la herida y los protege del sistema inmunitario del huésped y de antisépticos y antibióticos. Esta matriz polimérica está constituida por proteínas, polisacáridos y DNA extracelular. Constituyen un estado inflamatorio crónico que impide la cicatrización.

Su formación se produce cuando las bacterias planctónicas se adhieren reversiblemente a la superficie de la herida generando microcolonias, una vez adheridas estas bacterias segregan una sustancia polimérica extracelular que rodea la colonia en crecimiento y actúa como barrera contra la respuesta inmune del huésped.

Posteriormente el biofilm alcanza un tamaño mayor, lo que provoca que determinadas zonas de la biopelícula se desprendan, difundan y colonicen otras localizaciones buscando nutrientes, debido a que su crecimiento limita los nutrientes del lecho de la herida, formándose así nuevos biofilms. Esta biopelícula que siembra la superficie del lecho de la herida se forma en horas, alcanzando la madurez en un periodo comprendido entre las 48 y 72 horas aproximadamente ya que varía en función del tipo hongo o bacteria en cuestión.

Cuando las defensas del huésped se activan para erradicar el biofilm se produce una destrucción del tejido y un aumento de la permeabilidad capilar que proporciona a su vez nutrición a la biopelícula.

El biofilm impide el normal crecimiento, granulación y epitelización del tejido además de actuar como barrera física en el proceso de cicatrización e implica el 80% de las infecciones bacterianas en humanos.

Para erradicar el biofilm es imprescindible romper la capa de limo presente en la lesión y poder exponer los gérmenes a la acción de los antimicrobianos tópicos.

Este biofilm se detecta cuando:

  • No funcionan los antibióticos.
  • La infección dura más de 30 días.
  • Se forma una especie de gelatina en la superficie que se elimina con facilidad pero que vuelve a crecer rápidamente.
  • Hay tejido de granulación friable.

Para detectar la existencia de biofilm es necesario tomar muestras de tejido/exudado a través de:

  • Biopsia tisular.
  • Aspiración percutánea.
  • Frotis de la lesión mediante torunda.

Los tres principales obstáculos para la cicatrización de la herida son el exudado, la infección y el biofilm que se combinan para incrementar la cronicidad de una herida y se deben por lo tanto abordar con tratamientos innovadores que controlen la carga microbiana y aseguren un ambiente de cura húmeda para la cicatrización de la herida como pueden ser los apósitos.

Para eliminar el biofilm se reducirá la carga microbiana del mismo a través del desbridamiento mecánico de la herida para eliminar el tejido necrosado y contaminado. Seguidamente se evitará que este se reconstruya utilizando apósitos para tapar la herida protegiéndola de una sobreinfección, se emplearán productos antibacterianos en las curas como la plata, pomadas antibióticas y soluciones antimicrobianas de amplio espectro. Además, se utilizarán antibióticos en el caso de que haya infección.

En el proceso de limpieza se dan las siguientes fases:

  • Limpieza de la herida y piel para eliminar el tejido desvitalizado, elementos residuales el biofilm. Se recomienda la limpieza con suero salino cuando no hay infección.
  • Desbridamiento, eliminando el tejido necrótico, el esfacelo, elementos residuales y el biofilm en cada cambio de apósito.
  • Acondicionamiento de los bordes de la herida, retirando los bordes necróticos, las costras y sobresalientes que puedan contener biofilm para favorecer el avance epitelial y la contracción de la herida.
  • Aplicación de apósitos para retrasar la formación del biofilm, estos contienen agentes antimicrobianos y antibiofilm. Estos apósitos controlan la humedad del lecho de la herida además protegen de factores externos que puedan retrasar la curación de la misma.

Para garantizar la efectividad de los cuidados el lecho de la herida tiene que presentar una serie de características como:

  • La ausencia de tejido necrótico.
  • Baja carga bacteriana.
  • Inflamación mínima.

Técnicas y agentes utilizados para el tratamiento del biofilm:

  • Desbridamiento: consiste en la eliminación de tejidos necróticos, exudados, colecciones serosas o purulentas y/o cuerpos extraños asociados con el objetivo de promover la curación de heridas.

Tipos:

  • Quirúrgico- se realiza con cureta o bisturí.
  • Mecánico- se utiliza gasa seca o almohadilla de macrofilamento húmeda.
  • Biológico- esta técnica se realiza a través de terapia larval.
  • Enzimático- se combinan enzimas.

Químico- a través de compuestos tensoactivos.

  • Antibióticos tópicos y sistémicos: se deben usar en caso de infección y su administración se decide mediante el diagnóstico molecular.

Los antibióticos sistémicos son eficaces para el tratamiento y prevención del biofilm en un 25-30% de lso casos y escasamente efectivo a largo plazo.

Los antibióticos tópicos se recomiendan aplicar después del desbridamiento, solo cuando la herida está infectada y no como profiláctico común.

  • Agentes antisépticos: se emplean tras el desbridamiento para tratar el biofilm bacteriano presente en la herida. Unos pueden provocar la muerte de las células bacterianas y otros pueden inducir citotoxicidad en el huésped y dañar anticuerpos y citoquinas.

Tipos:

Plata- administrada a través de apósitos o hidrogeles. La unión de sus iones a los péptidos que componen las paredes celulares de las bacterias provoca la muerte de estas incluso en bajas concentraciones. Su aplicación no debe superar los 14 días.

Yodo- influye en el proceso inflamatorio provoca la desnaturalización de proteínas y enzimas de la célula bacteriana. No se aconseja su uso a largo plazo porque produce citotoxicidad en el huésped sobre todo en heridas crónicas.

Polihexametileno de biguanida (PHMB)- puede causar la pérdida irreversible de la continuidad de la membrana citoplasmática de las bacterias. Su aplicación en hidrogel aumenta la aparición de tejido de granulación con la consiguiente disminución de la colonización bacteriana.

Clorhexidina- se emplea en el cuidado de las heridas con el fin de irrigar y limpiar el tejido contaminado. Su eficacia depende de la concentración empleada.

Ácido acético- también llamado vinagre, previene la absorción de los sustratos fundamentales para las bacterias mediante transporte activo.

Peróxido de hidrógeno- también llamado agua oxigenada es un agente antiséptico y desinfectante. Su mecanismo de acción se centra en la formación de radicales libres que provocan la fractura irreversible de las moléculas de ADN. Es más efectivo cuando se combina con otros antisépticos también.

Aceites esenciales- los terpenos como el carvacol, el geraniol y el timol son los principios activos de estos. Presentan una amplia actividad antimicrobiana y son eficaces para eliminar el biofilm.

  • Agentes antibiofilm: se ha demostrado que son muy positivos para el proceso de curación de las heridas crónicas con biofilm, interrumpen la comunicación entre los microorganismos del biofilm, alteran el metabolismo bacteriano o destruyen la matriz que protege el biofilm lo cual facilita la efectividad de los tratamientos biocidas.

Tipos:

  1. Lactoferrina- presenta actividad bactericida incrementando la permeabilidad de la membrana celular produciendo la muerte bacteriana y actividad bacteriostática secuestrando el hierro que es una importante fuente nutritiva para las bacterias que conforman el biofilm.
  2. Galio-interrumpe los procesos metabólicos bacterianos dependientes del hierro interfiriendo en el desarrollo de la unión entre microorganismos bacterianos.
  3. EDTA- denominado ácido etilenodiaminotetracético, capaz de desestabilizar la pared bacteriana mediante el secuestro de iones de calcio, magnesio, zinc y hierro. Su principal mecanismo de acción es su capacidad para disminuir las concentraciones de cationes haciendo que las bacterias sean más susceptibles al ataque de otros antimicrobianos.
  4. Dispersin B- destruye la estructura del biofilm y hace más susceptible a los microorganismos bacterianos a diversos agentes antimicrobianos.
  5. Xiilitol- inhibe la formación de glicocálices, reduciendo la recolonización bacteriana e impide la transferencia de bacterias.
  6. Miel- su mecanismo de acción es su potencial osmótico y sus propiedades fitoquímicas, mediante las cuales modula la actividad monocítica de las células produciendo una acción bactericida.
  7. Bacteriófagos- se inoculan virus que infectan y destruyen determinadas bacterias mediante la duplicación de virus y la infección de las bacterias que forman el biofilm provocando la muerte de la misma.
  8. Inhibidores de la detección del quórum- evitan la comunicación inter/intra especies de las bacterias del biofilm.
  • Otros tratamientos para erradicar el biofilm:

Terapia con oxígeno hiperbárico (TOH)- resulta letal para las bacterias anaeróbicas que colonizan las zonas más profundas del lecho de la herida. Provoca retraso en el crecimiento de microorganismos bacterianos cuando se aplican presiones superiores a 1.3 atmósferas.

Terapia de presión negativa- facilita la eliminación del exudado de la herida, manteniendo un nivel de humedad adecuado en el lecho de la herida. Este tipo de terapia reduce la inflamación, disminuye la cantidad de microorganismos y estimula el flujo sanguíneo.

Terapia fotodinámica- basada en la aplicación de una sustancia fotosensible que es captada por células bacterianas, después se irradia la zona desencadenando unas reacciones fotodinámicas que se caracterizan por la liberación de radicales libres de oxígeno que causan la oxidación de los componentes que forman la pared celular de las bacterias.

Conclusión

Existe un porcentaje elevado de heridas crónicas que presentan biofilm en su lecho favoreciendo la perduración de la fase inflamatoria y prolongando el proceso de curación de la lesión para lo que se deberá estar atento a todos los signos que hacen aparecer la biopelícula en el lecho de la herida para proceder a su eliminación y así proceder a curar la herida definitivamente.

El objetivo en la curación de las heridas crónicas es la necesidad de que el lecho alcance la cicatrización, evitando así que se forme el biofilm que actúa como barrera mediante la combinación de diferentes métodos y agentes para prevenir la formación y erradicación si ya está formado.

El personal de Enfermería encargado de las curas deberá saber detectar la aparición de la biopelícula y tomar las medidas correspondientes para su erradicación y evitar su dispersión.

En este proceso es importante la intervención multidisciplinar dado que las curas tendrán que ser apoyadas por el equipo médico que es responsable de las pautas de la antibioterapia y participará en la valoración y eliminación del biofilm.

Con todo ello podemos decir que en la curación de las heridas crónicas no hay un único procedimiento o producto que permita erradicar el biofilm, por lo que saco en conclusión que la solución definitiva sería el cuidado del lecho de la herida basado en la combinación de estrategias antibiofilm que permitan a las heridas crónicas abandonar la fase inflamatoria y avanzar hacia la curación además del trabajo y dedicación de los profesionales sanitarios en el tratamiento de estas.

Bibliografía

  1. http://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci _arttext&pid=S1137-662 72005000300002
  2. https://gneaupp.info/ wp-content/uploads/2017/10/ management-of-biofilms-wuwhs- en-castellano.pdf
  3. http://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci_arttext &pid=S1134-928X2017000200098
  4. http://www.ulcerasmadrid. es/_movil/files/9515/0824/1855/ Colonizacin_crtica._La_gran_invisible.pdf
  5. https://gneaupp.info/ wp-content/uploads/2018/11/ GNEAUPP.DT03.Tratamiento.pdf
  6. https://www.salusplay.com/ apuntes/heridas-cronicas-y-ulceras -por-presion/tema-7-tratamiento -de-las-ulceras-por- presion/resumen
Salir de la versión móvil