Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Beneficios de la vitamina C

beneficios-vitamina-c

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 1–Enero 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº 1: 69-2

Autor principal (primer firmante): Cleofé Garvi Tortajada

Fecha recepción: 27 de diciembre, 2021

Fecha aceptación: 8 de enero, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(1): 69-2

Autores:

Cleofé Garvi Tortajada, Rubén Laiglesia Sancho

Introducción

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble, por lo que es capaz de disolverse en agua. Por ello, las cantidades que se exceden de las necesarias salen del organismo a través de la orina. Aunque el cuerpo acumule una pequeña cantidad de esta vitamina, debemos aportarla regularmente a través de la dieta para evitar un déficit en el organismo. Mientras que la mayoría de animales son capaces de sintetizar la vitamina C, los humanos no tenemos esa capacidad.

La vitamina C se destruye en parte por efecto del calor (mediante cocción) y por un almacenamiento prolongado. Por ello, tomar vegetales crudos en las comidas cada día es de gran importancia. Es, además, muy sensible a la luz y al oxígeno del aire. En consecuencia, un vaso de zumo de naranja natural pierde su contenido en vitamina C a los 15-20 minutos de haberlo preparado.

Actúa como un antioxidante protegiendo a las células contra los daños provocados por los radicales libres, los cuales son compuestos que se forman cuando el cuerpo convierte los alimentos que presentes en el ambiente por el humo del cigarrillo, la contaminación del aire y la radiación solar. Además, el cuerpo necesita vitamina C para producir colágeno, necesario para la cicatrización de las heridas. También ayuda en la mejora de la absorción del hierro de origen vegetal.

Palabras clave: vitamina C; beneficios; ácido ascórbico

Objetivo

Conocer los beneficios que aporta la vitamina C a nuestro organismo.

Discusión / resultados

Prevención y tratamiento del cáncer

Algunos estudios indican que niveles muy elevados de vitamina C en sangre podrían ayudar a reducir los tumores. En teoría, actuaría neutralizando productos químicos mutagénicos tanto endógenos como exógenos, evitando así el desarrollo de neoplasias. En algunos tipos de

cáncer, como en los pacientes con cáncer de vejiga asociada al bacilo Calmette-Guérin, sí se ha demostrado un efecto beneficioso. En cambio, hay estudios que no muestran datos concluyentes de sus efectos beneficiosos preventivos o terapéuticos.

Enfermedades vasculares

Existen estudios que demuestran el efecto de la vitamina C en diferentes niveles: impidiendo la oxidación de LDL, evitando así la progresión de enfermedades como la ateroesclerosis, contrarrestando la oxidación de mecanismos de vasodilatación como el óxido nítrico de las células endoteliales y reduciendo la actividad plaquetaria para, de esta forma, evitar la formación de trombos. Aunque otros estudios llegan a las conclusiones de que la ingesta de vitamina C presenta un beneficio cardiovascular tan sólo en fumadores varones y que los antioxidantes no aportan beneficio en la prevención primaria y secundaria de la enfermedad cardiovascular.

Cataratas y degeneración macular

A medida que cumplimos años, los niveles de vitamina C en el cristalino disminuyen. Su papel antioxidante puede prevenir la aparición de cataratas. Pero, una vez más, surgen estudios contradictorios.

La vitamina C, junto con otros nutrientes, podrían retrasar la progresión de la degeneración macular relacionada con la edad.

Resfriado común

Se ha demostrado que tomar suplementos de vitamina C no previene los refriados, pero sí podría ayudar a sufrir resfriados de duración ligeramente menor o síntomas algo más leves.

Presión arterial alta

Está demostrado que una alimentación rica en antioxidantes (entre los que se encuentra la vitamina C) corren un menor riesgo de sufrir presión sanguínea alta que aquellas con dietas más pobres.

Artritis

La vitamina C es esencial para la producción de colágeno, que forma parte del cartílago normal. La osteoartritis destruye el cartílago. Los radicales libres pueden participar en la destrucción del cartílago y los antioxidantes pueden limitar estos efectos perjudiciales. Una

dieta rica en vitamina C puede disminuir la probabilidad de sufrir osteoartritis o artritis reumatoide.

Conclusión

La vitamina C aporta números beneficios al organismo. Llevar una dieta saludable y rica en vitaminas antioxidantes, como la vitamina C, mejorará la salud presente y futura.

Bibliografía

  1. https://ods.od.nih.gov/ pdf/factsheets/VitaminC- DatosEnEspanol.pdf
  2. https://www.nutri-facts.org/ content/dam/nutrifacts/pdf/ nutrients-pdf- es/Vitamina_C.pdf
  3. Castillo-Velarde ER. Vitamina C en la salud y en la enfermedad. Rev. Fac. Med. Hum.2019; 19 (4): 95-100.
  4. Ganem Prats I; Aguilar Peláez MM; Dorsant Rodríguez, L; Viel Reyes H. Aspectos esenciales sobre la vitamina C. Revista Información Científica. 2012; 73 (1).
  5. Vilaplana M. Antioxidantes presentes en los alimentos. Offarm. 2007; 26 (10): 79-86.
  6. https://medlineplus.gov/ spanish/ency/article/002404.htm
Salir de la versión móvil