Beneficios de un adecuado método canguro o contacto piel con piel (CPP) en el recién nacido: revisión bibliográfica

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 2 – Junio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº2:185

Autor principal (primer firmante): Paula Villar Moreno

Fecha recepción: 1 de junio, 2020

Fecha aceptación: 21 de junio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(2):185

Autora: Paula Villar Moreno 1

Coautoras: Iris Aparicio Miñana 2, Raquel Soria Lara 3, Ana Sánchez Molina 4, Marta Borque Almajano 5

  1. Diplomada en Enfermería, EUE La Paz, Universidad Autónoma de Madrid.
  2. Diplomada en Enfermería, Dr. Sala de Pablo, Universidad de Valladolid.
  3. Diplomada en Enfermería, Dr. Sala de Pablo, Universidad de Valladolid.
  4. Graduada en Enfermería, Universidad de Jaén.
  5. Graduada en Enfermería, Dr. Sala de Pablo, Universidad de Valladolid.

RESUMEN

Conocemos que llevar a cabo una buena práctica de contacto piel con piel repercute de forma beneficiosa en todos los ámbitos de la vida del neonato, especialmente y de forma más relevante en su estado de salud.

publica-TFG-libro-ISBN

Por ello, es de vital importancia mantener informados a los progenitores acerca de sus beneficios y que actúen como portadores de educación para la salud pues de este modo se consigue un aumento de las posibilidades de lactar con éxito, mejora la transición del neonato al mundo exterior y evitaría un aumento en la prevalencia de ciertas enfermedades, además de mejorar la calidad de vida del recién nacido y su madre.

SUMMARY

We know that making a good practice of skin to skin contact has a beneficial effect on all areas of the newborn’s life, especially and more relevant to his health. For this reason, it is vitally important to keep parents informed about their benefits and to act as carriers of health education, because this would increases the chances of breastfeeding successfully, improves the newborn’s transition to the outside world and it would prevent an increase in the prevalence of certain diseases in addition to improving the quality of life of the newborn and its mother.

INTRODUCCIÓN

El contacto piel con piel entre el recién nacido y su madre una vez producido el parto, fue por siglos la costumbre usual en diferentes culturas como forma natural de protección al recién nacido, como primera manifestación de cariño por parte de la madre y como forma de reconocimiento mutuo entre ambos. En la cultura occidental, esta práctica se llevó a cabo hasta que se institucionalizó la atención del parto.

A partir de este momento las madres fueron hospitalizadas para dar a luz con mayores garantías de éxito. Tanto fue así que se redujeron significativamente las tasas de morbimortalidad materna e infantil, y como consecuencia mejoró la esperanza y calidad de vida de la población. Sin embargo, cuando se logró controlar el problema, se reevaluaron las experiencias ancestrales relacionadas con el nacimiento de un niño. Comenzó a tomarse conciencia de la importancia de volver a implantar ciertas prácticas más naturales, sin descuidar el control de posibles riesgos que pudieran causar complicaciones tanto en las madres como en sus hijos (1).

Esta técnica comenzó a utilizarse en los recién nacidos a término sanos, y pronto se extendió su aplicación, instaurándose también en casos de niños pretérmino, más popularmente conocido con el nombre de método canguro. Este surge en 1978, en Colombia como una estrategia de intervención para el cuidado de los niños pretérmino frente a la falta de incubadoras y escasos recursos económicos de los servicios de neonatología (2). Por consenso internacional es aceptado el uso indistinto del término método canguro o contacto piel con piel, con la salvedad de que el primero se emplea como uno de los cuidados imprescindibles para aquellos recién nacidos pretérmino (< 37 semanas de gestación) que generalmente suelen ser niños de bajo peso al nacer (< 2000 gr) (1).

Es así como renace la utilización del contacto precoz piel con piel de la madre con su hijo durante las primeras horas post parto o post cesárea. Se trata de un método que proporciona seguridad y una serie de beneficios tanto para la madre como para el recién nacido (pretérmino o a término), tales como los que se enuncian a continuación (1) (2):

  • Mejora pronóstico y resultados de niños prematuros y/o bajo peso al nacer
  • Aumenta posibilidades de éxito en el afianzamiento de la lactancia materna y en la ganancia de peso
  • Estimula una relación temprana y estrecha entre el binomio madre-hijo para desarrollar un adecuado vínculo emocional
  • Aumenta la satisfacción materna
  • Humaniza el cuidado de estos recién nacidos
  • Minimiza el número de infecciones nosocomiales y el tiempo de hospitalización
  • Mejora regulación de la temperatura
  • Favorece la transición al mundo exterior para los recién nacidos y su desarrollo neurológico
  • Disminuye costos

Actualmente el contacto piel con piel se define como la técnica que consiste en poner al recién nacido en contacto con el pecho y abdomen desnudo de su madre inmediatamente después del parto, incluso antes de cortar el cordón umbilical, manteniendo esa posición el mayor tiempo posible, durante la primera hora de vida ya que coincide con el “estado de alerta tranquila” o “de reconocimiento sensible” del niño. Durante este periodo los recién nacidos sanos utilizan una serie de conductas innatas específicas de la especie humana, presentando una mayor respuesta a las señales olfativas en las primeras horas, lo que les permite localizar el pezón (3). Con el empleo de esta técnica se intenta que el niño experimente su primera vivencia de lactancia en el pecho de su madre, aunque no es imprescindible que mame, basta con que su lengua tome contacto con el pezón de su madre (1).

El procedimiento para llevar a cabo un adecuado contacto piel con piel está basado en recomendaciones de expertos a partir de circunstancias en las que se produjeron eventos adversos. No obstante actualmente no existen estudios que analicen la efectividad de las siguientes medidas recomendadas (4).

  • Formación prenatal a los padres: qué es el contacto piel con piel y cuándo se realiza, importancia y riesgos, posición segura.
  • Colocar al recién nacido desnudo, en decúbito prono encima de la madre sobre el abdomen o entre los pechos, en posición segura.
  • Secar suavemente el dorso del recién nacido sobre la madre, con toalla o paño precalentado, sin tocar la cara ni los puños (están impregnados de líquido amniótico y su olor estimula el chupeteo).
  • Secar cuidadosamente la cabeza y cubrirla con un gorro.
  • Realizar pinzamiento tardío del cordón (a los 2 minutos del alumbramiento o cuando deje de latir).
  • Ambiente silencioso, luz tenue, temperatura adecuada (22 – 24 º C), puertas cerradas y el mínimo número de personal sanitario necesario.
  • Valorar si la madre cumple criterios para realizar contacto piel con piel: no malformaciones fetales congénitas, edad gestacional ≥ 37 semanas, registro cardiotocográfico con patrón de FCF tranquilizador, parto eutócico y madre sin enfermedad infecto-contagiosa activa.
  • Vigilancia estrecha del personal (no intrusiva, comprobando cada 15 minutos), evitar las interrupciones, ayudar a la madre a reconocer cuando el recién nacido está en disposición de mamar.
  • Mantener durante las 2 primeras horas  tras  el  nacimiento y  como mínimo durante  los primeros 60-70 min. No obstante, si el agarre se produce, es muy importante mantener el contacto continuado hasta que finalice la primera toma (2 – 2,5 horas).
  • Trascurridas las primeras 2 horas de vida: administrar la profilaxis de la enfermedad hemorrágica al recién nacido, explorar y tomar medidas antropométricas (peso, talla y perímetro cefálico), vestir al recién nacido y envolverlo en manta, paño o muletón y ponerlo al lado de la madre.

Riesgos del contacto piel con piel para el recién nacido (4):

  • Colapso postneonatal, episodios aparentemente letales y de muerte súbita.

OBJETIVOS

General: Identificar los beneficios del contacto piel con piel en el recién nacido (prematuro o a término).

Específicos:

  • Recomendaciones para desarrollar un adecuado procedimiento contacto piel con piel.
  • Riesgos del contacto piel con piel para el recién nacido

METODOLOGÍA

Se ha realizado una búsqueda en bases de datos nacionales e internacionales, durante el mes de abril de 2020. Las bases de datos utilizadas fueron las siguientes: Cuiden, Cochrane Library, Medline y Google Académico.

Palabras clave: beneficios, método canguro, contacto piel con piel, recién nacido.

Keywords: benefits, kangaroo care, skin to skin contact, newborn.

RESULTADOS

Tras la revisión bibliográfica podemos determinar que existe un consenso entre los autores que determinan que para obtener beneficios de un adecuado método canguro o contacto piel con piel es importante informar a los padres acerca del procedimiento y recomendaciones a tener en cuenta durante el desarrollo del método, así como de los riesgos que conlleva para el recién nacido.

CONCLUSIONES

Concluimos que la implantación de un correcto método canguro o contacto piel con piel resulta clave para conseguir que el recién nacido se desarrolle tanto física, psicológica y emocionalmente para el resto de su vida. Es necesario hacer hincapié en la importancia de que los progenitores sean conocedores de la influencia que tiene el contacto piel con piel sobre la salud de su hijo ya que implica una mejora en cuanto a la disminución de la prevalencia en la aparición de determinadas enfermedades.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Lucchini Raies C, Márquez Doren F, Uribe Torres C. Efectos del contacto piel con piel del recién nacido con su madre. Index de Enfermería. 2012; 21 (4). Disponible en: http://scielo.isciii.es /scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S1132-12962012 000300007
  2. Lizarazo-Medina JP, Ospina-Díaz JM, Ariza-Riaño NE. Programa de madre canguro: una alternativa sencilla y costo eficaz para la protección de los recién nacidos prematuros o con bajo peso al nacer. Rev. Salud Pública. 2012; 14 sup (2): 35 – 36. Disponible en: http://www.scielo.org.co /pdf/rsap/v14s2/ v14s2a04.pdf
  3. Rengel Díaz C, Labajos Manzanares MT. Efecto del contacto piel con piel con padres de recién nacidos por cesárea sobre la lactancia materna y nuevos roles de paternidad. Enfermería docente. 2011; 94: 8 – 15. Disponible en: http://www.index-f.com/ edocente/94pdf/94-008.pdf
  4. De la Torre Palomo MT. Protocolo contacto piel con piel seguro tras nacimiento en el Área Sanitaria Norte de Málaga. Biblioteca Lascasas. 2019; 15: 11 – 22. Disponible en: http://ciberindex.com /index.php/lc/ article /view/e12472
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.